Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Vuestra normativa sobre mascotas

Lunes.12 de agosto de 2019 403 visitas Sin comentarios
Consejos para habitantes de ecoaldeas #TITRE

Una vez que os trasladéis a vuestra propiedad vuestra comunidad definitivamente necesitará una normativa sobre mascotas, ya que las mascotas, especialmente los perros, crean algunos de los conflictos más espinosos a los que se enfrentan las comunidades.

A principios de los 80, por ejemplo, un grupo de gente que vivía en la ciudad se mudó al Medio Oeste rural de EEUU para empezar su nueva comunidad espiritual. No tenían ningún acuerdo (creyendo que la gente espiritual como ellos no los necesitaba) y también olvidaron que los perros que ya no estaban encerrados en patios se convertían de forma natural en la pesadilla de las comunidades: una jauría cazadora. Sus perros recién liberados siguieron entusiasmados sus instintos y mataron una gran cantidad de pequeños mamíferos, incluyendo gatitos y gatos que pertenecían a otros miembros. La comunidad estalló en un conflicto desgarrador. Algunos miembros estaban furiosos por la pérdida de sus mascotas y temían que los perros mataran a otros gatos o incluso atacaran a sus hijos. Los propietarios de perros estaban furiosos y a la defensiva, ya que su propio y amado perro de la familia no podía ser culpable; habían sido los perros de “otros” miembros. Se puso tan fea la cosa que algunos padres amenazaron con pegarles un tiro a los perros a la vista. Aturdida por el tumulto la comunidad decidió finalmente que después de todo quizá necesitaba reglas y acordó que encerraría a todos los perros.

Jaurías de perros, perros ladrando, cacas de perro, perros pulgosos, perros que cavan en los huertos y perros que asustan a los animales salvajes del lugar son algunos de los temas que surgen sobre el mejor amigo del hombre en la comunidad. Los gatos también pueden ser un problema en la comunidad, ya que algunos expertos estiman que un solo gato mata a alrededor de 100 pájaros y otros pequeños animales a lo largo de un año. Y aun así a veces las comunidades quieren perros para que impidan que el venado se coma los huertos o gatos para que eliminen a los roedores que se meten en la provisiones. Así, aunque Fido y Fluffy podrían ser realmente bienvenidos, hay que controlarlos. Algunas comunidades tienen acuerdos de que los perros y los gatos deben llevar cascabeles en el collar para avisar a los otros animales de su aproximación o que los perros deben mantenerse vallados y atados.

Diana Leafe Christian
Crear una vida juntos, Cauac Editorial Nativa, Murcia 2003.