Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Un bombardeo estadounidense deja 25 muertos y 30 heridos entre aldeanos afganos que recogían piñones

Domingo.22 de septiembre de 2019 118 visitas Sin comentarios
Sigue el "mantenimiento de la paz" estadounidense en la región. #TITRE

Redacción

Las autoridades locales de Wazir-Tangi en la provincia de Nangarhar, un área controlada por la insurgencia, denunciaron que un bombardeo de EE.UU. ha causado este jueves al menos 25 muertos y más de 30 heridos entre los civiles.

Los aldeanos acampaban para la recogida de piñones, de la cual estas semanas es temporada alta. Estos hechos no ha sidos confirmado por Estados Unidos ni el Gobierno afgano.

El portavoz del gobernador regional, Attaullah Khogyanai explicó a EFE: "Hasta ahora han llevado nueve cadáveres y cuatro heridos al hospital provincial, todos son civiles", en una región "remota y montañosa" sin apenas comunicaciones.

Un miembro de la Asamblea provincial, Zabihullah Zmarai, confirmó a Efe el incidente e insistió en que todas las víctimas eran "pobres granjeros y aldeanos que se encontraban en las montañas para la recolecta de piñones negros".

Zona controlada por talibanes y el Estado Islámico

En Nangarhar hay amplios territorios controlados tanto por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) y los talibanes.

Wazir-Tangi, el área del atentado es la zona más insegura de la provincia, donde tanto los talibanes como el EI tienen combatientes desplegados en las montañas y donde las fuerzas de seguridad afganas y estadounidenses no han logrado asegurar su posición.

Violencia desatada en los últimos días

La violencia continúa en Afganistán a niveles muy altos, tras el fracaso de las conversaciones de Trump con los talibanes y en el compás de espera de las elecciones generales del país que se celebrarán el próximo 28 de septiembre. A estos comicios se oponen los talibanes, que intentan boicotearlos con ataques.

Este jueves además al menos 15 personas murieron y otras 70 resultaron heridas, la mayoría personal sanitario y pacientes, en un ataque suicida con un camión cargado de explosivos en un hospital en el sur de Afganistán.

El coronel Sonny Leggett, portavoz de las tropas de EEUU en Afganistán expresó dudas sobre el atentado de hoy contra los civiles: "Estamos trabajando con los funcionarios locales para determinar los hechos y asegurarnos de que no se trata de una estratagema para desviar la atención de los civiles asesinados por los talibanes hoy en un hospital de Zabul".

La Misión de la ONU en Afganistán (UNAMA) denunció el pasado julio que respecto al 2018 en la primera mitad del año se ha duplicado el número de muertos civiles en bombardeos aéreos de las tropas internacionales y afganas: un total de 363 fallecidos, 89 de ellos menores.

La Vanguardia.

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.