Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Shepherd 1000, el ‘halcón robótico’ de la UPM y EXPAL que ya vuela en América Latina

Viernes.27 de abril de 2012 1059 visitas Sin comentarios
El desarrollo de la tecnología militar y policial da auténticos escalofríos. #TITRE

UNVEX’12

(Infodefensa.com) C. E. Lozano. Madrid.- Un UAV Shepherd 1000 de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y EXPAL desplegó sus alas en la exposición de la Cumbre Española de Sistemas No Tripulados para mostrar a los visitantes cómo funciona un UAV ‘made in Spain’ que ya trabaja en Perú, Brasil y Colombia a la espera de conseguir los permisos necesarios para hacerlo en el resto del mundo.

Ideado para la observación en ambientes hostiles para el ser humano por Ecotactical Technologies –compañía nacida en el seno de la UPM–, este ‘halcón robot’ se utiliza para evitar el impacto de las aves con los aviones en entornos portuarios.

“Ofrecemos un complemento a la cetrería. El Sheperd 1000 es un avión camuflado con forma de ave y cámaras que localiza un punto y reduce la certidumbre de ese punto GPS para dar una coordenada muy precisa”, explicó Samuel Marcos Andrada, director de marketin de Ecotactical Technologies.

Para ello dispone de unas alas con unas alas de 165 centímetros de envergadura que se despliegan a los lados de un cuerpo que un animal sintético que lleva una cámara incorporada en la cabeza para ganar distancia.

“En un aeropuerto el entorno a controlar es de tres o cuatro kilómetros. En cuestión de segundos los UAV pueden desplazarse de punta a punta, cosa que no ocurre con la cetrería. Con dos o tres unidades se podría controlar el Aeropuerto de Barajas”, destacó Andrada como una de las principales ventajas del sistema.

Según el experto, la eficacia del sistema radica en que actúa directamente sobre la memoria genética de las aves: “Conseguimos mimetizar muy bien el vuelo de un azor o de un águila de forma que, con la simple presencia de una rapaz robot sobre el entorno, las otras aves huyen”.

Plenamente operativo y con un hermano pequeño para la cobertura de ciudades llamado Shepherd City, el Shephard 1000 queda integrado en el programa Techfire FIRE Support Information System de EXPAL.

No obstante, como todo, el proyecto aún puede mejorar en materia de rugerización de plataforma e integración de sistemas ya operativos. “Tenemos en previsión reducir dimensiones, queremos simplificar el sistema para que pueda ser operado y transportado de una manera más fácil. Todo lo que podamos ir reduciendo de peso y metiendo nueva tecnología de materiales”, puntualizó Andrade.


Otras aplicaciones

La observación en aeropuertos para evitar posibles colisiones ave-aeronave es tan solo una de las aplicaciones para las que está indicado el uso de este halcón electrónico. Y es que, a nivel civil, este UAV puede vigilar puertos, parques eólicos, granjas marinas, vertederos y extensiones agrícolas varias.

En el campo militar su diseño está concebido para dar servicio de observación a los clientes de EXPAL de forma que no tengan que poner en peligro la vida de observadores humanos. “Nos amoldamos a las necesidades que tienen los clientes sin interrumpir su modelo de negocio”, asegura Andrade.