Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Que los barcos militares no contaminen el nombre de nuestros ríos

Lunes.11 de febrero de 2019 268 visitas - 1 comentario(s)
A propósito de la visita de cuatro buques de la armada al puerto de Santa Pola. #TITRE

Julio Kamina
Tortuga

Otra vez buques de guerra en nuestras costas. En esta ocasión en un puerto del que se ha hablado mucho y bien últimamente, el de Santa Pola.

Santa Pola se ha mencionado en todos los medios por ser el puerto de origen del pesquero "Nuestra Madre Loreto", cuyos tripulantes mostraron su gran humanidad al rescatar a náufragos a la deriva en lugar de mirar a otro lado y seguir faenando.

A este puerto llegan los buques de guerra, quizá queriendo revestirse del aura humanitaria creada por los héroes pescadores de almas.

Quizá también en este afán de asociar buenas acciones e intenciones a las herramientas militares creadas para la guerra, se ha bautizado a estas armas flotantes con el nombre de ríos de la península.

Los ríos son metáforas del transcurso de la vida, dadores de vida y alimento, amigos imprescindibles para el desarrollo de la vida animal, humana o vegetal, creadores de belleza y paisajes sublimes. No debieran asociarse los ríos a instrumentos de destrucción como estos buques de guerra.

Otros nombres les vendrían mejor a estas barcazas de guerra.

Proponemos, por ejemplo, buque Juan Díaz de Garayo, o buque Manuel Blanco Romasanta; nombres de famosos asesinos sacamantecas de la España negra. ¿Para qué andarse con eufemismos. Buque Puerto Hurraco, o buque Artapalo... No sé, nombres más acordes con la naturaleza de las naves, pero ¿Río Segura? Bastante mierda se ha volcado sobre su cauce y caudal en los últimos años como para merecer ensuciar también su nombre.

Volviendo al puerto, estos barcos podrán ser visitados por la población civil. Es como si pudiéramos visitar la cocina del "Arropiero" y ver sus ollas, o el autobús en el desierto de la Familia Mansón, o el botiquín del doctor Mengele.

Todos estos matarifes citados se quedan en nada en comparación con los logros homicidas de cualquier ejército, incluido el que nosotros pagamos, y del que encontraremos sus artes de guerra flotando en el puerto de Santa Pola.


Ver también:

La Armada atraca en Santa Pola. La fuerza naval realiza una jornada de puertas abiertas en el puerto para mostrar los compartimentos de cuatro cazaminas

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.