Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Nuevas medidas del gobierno municipal de Pamplona: Vuelve la Avenida del Ejército, una gran foto de Felipe VI y se disminuye la educación en euskera

Viernes.23 de agosto de 2019 469 visitas Sin comentarios
Caspa y tic autoritario para la capital navarra. #TITRE

Menos euskera y más Felipe VI: la derecha impone su rumbo en Pamplona

El nuevo Gobierno municipal que dirige Enrique Maya (Navarra Suma) ha revisado varias medidas adoptadas por el anterior Ejecutivo. Entre otras cosas, ha anulado las oposiciones para dos plazas en el área de Igualdad.

DANILO ALBIN @danialri

El verano no siempre es sinónimo de inactividad. El nuevo alcalde de Pamplona y veterano dirigente de la conservadora UPN, Enrique Maya –quien ya había estado al mando de esta ciudad entre 2011 y 2015-, ha aprovechado las semanas estivales para dibujar cuáles serán sus prioridades a lo largo de los próximos cuatro años. La igualdad, el euskera o el tamaño del retrato de Felipe VI han estado entre los primeros asuntos que han llegado a su despacho.

Todo empezó el pasado 15 de junio, cuando Maya, en representación de Navarra Suma (coalición formada por UPN, PP y Ciudadanos), consiguió arrebatarle la alcaldía a Joseba Asiron, el profesor de ikastola que durante los últimos cuatro años había ejercido como alcalde de EH Bildu con el respaldo de Geroa Bai, Aranzadi (una plataforma cercana en sus orígenes a Podemos) e Izquierda-Ezkerra. Gracias a esos apoyos, Asiron logró sustituir a Maya en la alcaldía.

Las cosas son ahora diferentes. Navarra Suma tiene 13 concejales frente a los siete de EH Bildu, cinco del PSN y dos de Geroa Bai. Si estos últimos tres partidos hubiesen conseguido aliarse en el pleno de investidura del pasado 15 de junio, Maya no habría llegado a la alcaldía. Sin embargo, el PSN –cuya candidata a la alcaldía, Maite Esporrin, proclamó “agur Asiron” tras conocer los resultados electorales- se mantuvo fiel a su decisión de no pactar con EH Bildu, lo que facilitó en el regreso de la derecha al ayuntamiento.

Rey y ejército

Nada más acceder al cargo, el nuevo alcalde no ha tardado en revertir distintas medidas que había adoptado el anterior Ejecutivo. Una de las primeras ha tenido que ver con las dimensiones del rostro de Felipe VI: el alcalde conservador ha quitado el pequeño cuadro del monarca que había sido colocado por el anterior equipo de gobierno en el salón de plenos. Aquel asunto no estuvo exento de polémica: el ayuntamiento encabezado por EH Bildu había sido obligado por los tribunales a colocar la imagen del rey en un lugar visible.

Durante la pasada legislatura, el cuadro del monarca tenía unas dimensiones de 34 por 22 centímetros. Ahora, por decisión de Maya, el salón de plenos cuenta en su lugar con un retrato del rey de proporciones considerablemente mayores.

Además de reponer el retrato grande del rey, el alcalde conservador también ha dejado a Catalina de Foix, reina de Navarra, sin la avenida que le había dedicado el anterior gobierno. La arteria ha recuperado el nombre de Avenida del Ejército, tal como se llamaba anteriormente.

Oposiciones revocadas

Del mismo modo, el gobierno municipal ha anulado las oposiciones para acceder a dos plazas de técnicos en igualdad, alegando que en este nuevo periodo se reordenarán y redistribuirán las “funciones de los distintos servicios y personas de cada nueva área administrativa” para buscar así una racionalización de los recursos municipales. Por esas mismas razones también se revocó la convocatoria de oposición para dos plazas de técnicos de Juventud.

Bildu dice que Maya "ha dejado ver rápidamente sus obsesiones"

El grupo municipal de EH Bildu criticó esas medidas adoptadas por el nuevo alcalde, al tiempo que anunció que emprendería acciones legales contra la decisión de la Junta de Gobierno local. A juicio de la coalición abertzale, Maya “ha dejado ver rápidamente sus obsesiones que, en contra de la dirección en que camina la sociedad de Pamplona, no son otras que la igualdad y el euskera”.

Asimismo, el alcalde también ha quitado relevancia a las áreas municipales de Igualdad y Participación Ciudadana, que en este nuevo período pierden el peso de concejalías y pasan a formar parte de otras estructuras.

“Intencionalidad política”

Mientras tanto, el área de Política Lingüística ha desaparecido directamente del organigrama municipal de Navarra Suma. En la pasada campaña, Maya había dejado claro que apostaría por “una política lingüística que responda a la realidad de la ciudad y no por una que pretenda cambiarla con evidente intencionalidad política”.

En ese sentido, el alcalde ha anunciado en los últimos días que buscará revertir los cambios realizados durante la pasada legislatura en el modelo lingüístico de la Red de Escuelas Infantiles. Fuentes de EH Bildu recordaron a Público que entonces “se adecuó la oferta a la demanda, pasando de 2 escuelas de 17 que integraban la red en modelo de euskera, a 4 de 17”. Al actual alcalde le parece algo “excesivo”. “Me parece que hay mucha oferta en euskera en relación a la demanda real”, afirmó.

Freno al “Pamplona Central”

La revisión de medidas adoptadas por el anterior ayuntamiento afectará también al ámbito urbanístico. El ayuntamiento ha decidido retrasar el inicio de los trabajos de “amabilización” en el entorno del Parlamento y calle Taconera, donde estaba previsto la creación de carriles bici y la incorporación de nuevos pasos de peatones, entre otros puntos. Fuentes próximas al anterior Ejecutivo local no dudan en compararlo con Madrid Central, “aunque a otra escala”.

Tras reunirse a principios de julio con representantes de las asociaciones de comerciantes, el Gobierno municipal señaló en una nota que retrasaba las obras “para revisar el proyecto y estudiar mejoras”.

Público

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.