Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Encapuchados liberan las gallinas «encarceladas» de los ’okupas’ de Errekaleor

Miércoles.28 de agosto de 2019 1658 visitas - 8 comentario(s)
«La libertad no es negociable», justifica el Frente de Liberación Animal. #TITRE

La acción «supone una infracción en la seguridad del barrio» para los ’okupas’.

El Correo

Un colectivo denominado Frente de Liberación Animal (FLA) ’liberó’ el pasado domingo las 40 gallinas que poseían los ’okupas’ del barrio de Errekaleor, de titularidad municipal, en Vitoria. Esta agrupación ha reivindicado la actuación porque con el gallinero «el barrio da legitimidad a la explotación animal» y es una «expresión del privilegio humano».

Al parecer, encapuchados acudieron de madrugada al gallinero del barrio y se les llevaron. «No puede existir votación, asamblea, contrato ni consenso que legitime la situación de explotación y encarcelamiento que están sufriendo estas gallinas. Ante este tipo de decisiones nuestra opinión es muy clara: la libertad no es negociable», explican en una nota. Aún así, el FLA se declara afín a Errekaleor. «Una acción directa en nuestras propias barricadas», lo denominaron.

Vista del barrio

Desde el barrio okupado señalaron que «ha habido una infracción en la seguridad del barrio» y que «se ha pasado por encima» de lo acordado en el proceso de debate del gallinero. «Se ha difundido información sobre el funcionamiento interno. Esta irresponsabilidad entre militantes solo le favorece al Estado», recriminaron a los animalistas. Estos últimos, por el contrario, finalizan su acción con una promesa: «Contra todo tipo de opresión. Hasta que la última jaula quede vacía».

Fuente: https://www.elcorreo.com/alava/arab...

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.
  • "Desde el barrio okupado señalaron que «se ha pasado por encima» de lo acordado en el proceso de debate del gallinero."

    A lo que los animalistas responden:

    «No puede existir votación, asamblea, contrato ni consenso que legitime la situación de explotación y encarcelamiento que están sufriendo estas gallinas. Ante este tipo de decisiones nuestra opinión es muy clara: la libertad no es negociable»

    O sea, que su manera establecer principios morales sobre las cosas está más allá de todo diálogo y de todo respeto a personas que puedan pensar diferente. Incluso llegando a atentar sobre la propiedad y fuente de alimentación de gente que precisamente no nada en la abundancia. En mi opinión son unos puros fascistas.

    Responde este comentario

    • Y añado:

      Podría yo decir que "nada puede estar por encima de la decisión libre y consensuada de una asamblea de seres humanos. La democracia no es negociable" Y en consecuencia nada moral me impediría reventar a hostias a los robagallinas si los pillo.

      repondre message

      • Vamos que, si hay que elegir, tiene preferencia la "democracia" sobre la libertad. Entonces, si se decide -"democráticamente", que las mujeres -o las personas zurdas, o quienes tienen entre 19 y 23,7 años, o nacieron en sábado, o su pariente masculino de mayor edad es calvo o rubio natural...- sean quienes se ocupen en exclusiva de, por ejemplo, la cocina o la limpieza... ¿estaría justificado "reventar a hostias" a quienes no acaten semejante discriminación?
        Mightp and superior... los individuos animales también son individuos, con derecho (moral, no legal) a su libertad

        repondre message

        • Amigo comentarista, soy el de arriba. Como veo que no captas el modo irónico te lo explico. Obviamente tan importante es la libertad como la democracia, que es su forma de ejercerla colectivamente. Con mi ejemplo trataba de explicar lo ilegítimo que resulta imponer por las bravas y con violencia el propio criterio moral a los demás, especialmente cuando se trata de temas controvertidos. Que si nos ponemos así de unilaterales cada cual puede hacer todas las burradas que quiera en nombre del principio que él, personalmente, encuentra mejor y superior. Tal como han hecho los que se han limpiado el culo con lo decidido en asamblea y han decidido que tenían derecho a dejar a la gente de la okupa sin sus gallinas.

          repondre message

        • Puntualizar que, en mi opinión, y en la de mucha gente que se dedica a este tipo de temas, los animales no son sujeto de derechos. Los derechos solo los tienen los seres conscientes de sí mismos y racionales, capaces de ética, como los humanos que, a su vez, también son objeto de obligaciones. Un animal, aunque pueda sufrir estando enjaulado, no es capaz de racionalizar ni experimentar el concepto "libertad".
          Eso no quiere decir que los animales, como las plantas y como el propio medio ambiente, no posean su dignidad, deban ser respetados y defendidos de agresiones y sea moralmente censurable cualquier tipo de maltrato que sufran. En todo caso el tema es complejo.

          repondre message

  • Vivo lejos de Vitoria-Gasteiz y miro con gran satisfacción la experiencia de Errekaleor bizirik, la gran ocupación autogestionaria, donde la asamblea es la voz del barrio.

    El gallinero es un elemento más de la autogestión, como lo son la panadería, la imprenta, la biblioteca... El veganismo es una opción libre que, como tal, no debe imponerse a quienes no les satisfaga, siempre que se sea respetuoso con la naturaleza.

    Para la gente no-vegana un gallinero es una fuente de alimentación que no tiene por que producir martirio. Si la asamblea ha decidido conservar dicho gallinero, la libertad individual, que hay que respetar y fomentar, no es un imperativo de ninguna acción en contra de la asamblea, bien entendido que dicha institución es la voz de todas.

    No me parece que los activistas del FLA hayan actuado de forma fascista, pero si qué se han impuesto a un grupo más numeroso: la libertad de unos pocos se ha impuesto a la libertad de una mayoría. Sin embargo tampoco creo que haya que "reventar a hostias" a nadie, sino llevar la acción a la asamblea y discutirla allí. Bueno, no soy nadie para decir lo que el barrio debe hacer, pero lo de las "hostias" no lo he visto bien.

    Responde este comentario

  • Bueno..., parto de que esta acción me genera bastante rechazo. Es una simple cuestión de valores: soy partidario de la organización de la sociedad en asambleas y no soy animalista.

    Ahora bien, ¿qué valor es superior: la democracia o la justicia? No creo en valores absolutos, estos entran en contradicción y debemos valorar cada caso. Y muchas veces acabaremos actuando sin tener argumentos definidos, por intuición más bien.

    Para juzgar esta acción deberíamos saber si esos animalistas forman parte del proyecto, hasta qué punto eran necesarias esas gallinas para la gente, cómo fue el proceso que se siguió para tomar esa decisión, si hay alguna declaración de las aspiraciones animalistas del barrio...

    En cualquier caso, lo que sí que tengo claro es que hacer una acción de este tipo tiene implicaciones graves. Si un proyecto en el que participo o al que, al menos, considero hermano hace algo que me parece inasumible por mi conciencia hasta el punto de que debo actuar contra él, deberé asumir que ese grupo no será tan afín o que yo no soy parte de él.

    En fin..., que si más que asambleario soy animalista, antimilitarista, feminista o ecologista, deberé asegurarme de que, antes que asamblearios, los proyectos en los que participe sean abiertamente animalistas, antimilitaristas, feministas o ecologistas.

    Responde este comentario