Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

El régimen decreta el estado de emergencia en Santiago de Chile

Domingo.20 de octubre de 2019 216 visitas Sin comentarios
El balance de la represión a las protestas de este viernes es de al menos 308 detenidos y 167 heridos, 5 de ellos de gravedad. #TITRE

Actualidad RT / La Haine

El presidente del régimen chileno, Sebastián Piñera, ha decretado el estado de emergencia ante el caos que se registra en Santiago por las protestas populares y la violenta represión policial.

Esta semana, jóvenes estudiantes empezaron a impulsar la "evasión masiva" y hace cuatro días que —en diferentes partes de la capital chilena— miles de jóvenes se saltan los vallados y pasan al metro sin pagar en señal de protesta.

La respuesta oficial fue aumentar la cantidad de policía en las estaciones y criminalizar la protesta, así como detener y golpear a los estudiantes.

Según cifras oficiales, el balance de la represión a las protestas en la capital chilena de este viernes es de al menos 308 detenidos y 167 heridos —5 de ellos de gravedad—.

Choques y represión policial

Los carabineros estuvieron involucrados en hechos de violencia al interior de los vagones del Metro de Santiago, en donde golpearon a muchos jóvenes estudiantes, según consta en varios videos compartidos especialmente en redes sociales.

En la estación de metro Puente Alto, los uniformados dispararon con fuego real para dispersar a los cientos de manifestantes que se encontraban en el lugar.

Además, en medio de una nueva jornada de protestas, un grupo de manifestantes prendió fuego a un bus este viernes cerca de la Plaza Baquedano de la capital, en respuesta a la violenta represión en esa zona. El hecho se suma a lo que en instancias gubernamentales y en los medios burgueses ha sido calificado como "desmanes", que en realidad es la reacción de un pueblo cansado de las medidas de este régimen que empobrece a los pobres y favorece a los ricos..

Asimismo, el edificio de la compañía eléctrica de capitales italianos ENE, ubicado en el centro de la capital chilena, ardió en llamas.

"Una tarifa justa es un derecho"

Desde el sindicato del metro apoyaron a los estudiantes. "Los más pobres terminan pagando gran parte de su ingreso en este servicio cuando, en realidad, nosotros entendemos que un transporte de calidad con una tarifa justa es un derecho", dijo Eric Campos, presidente del Sindicato Metro. "Compartimos la demanda de los estudiantes respecto de la rebaja de la tarifa, y tampoco estamos a favor de medidas (represivas) que pongan a riesgo a trabajadores o usuarios", explicó.

Campos consideró: "Todo indica que las movilizaciones van a continuar, tenemos 15 trabajadores heridos. Sin embargo, la respuesta del Gobierno hoy en día ha sido criminalizar a los jóvenes y aumentar la cantidad de Carabineros. Las respuestas deberían venir desde las políticas públicas", en referencia a que el régimen está disminuyendo el gasto social y aumentando las tarifas de servicios públicos para compensar las rebajas de impuestos a los empresarios.

Fuerte represión policial contra manifestantes

Durante la "evasión masiva", como llaman a la protesta social que han puesto en marcha incontables jóvenes para saltarse los vallados y pasar al Metro sin pagar, la Policía ha recurrido a fuego real, gases lacrimógenos y balas de goma en contra de los manifestantes.

Según consta en videos difundidos en las redes sociales, los carabineros han protagonizado hechos de violencia incluso al interior de los vagones del subterráneo de Santiago, en donde golpearon a decenas de estudiantes.

En las inmediaciones de la estación Agrícola, los habitantes protestaron haciendo sonar cacerolas, mientras algunos automovilistas se sumaron con el claxon de sus vehículos.

El aumento de pasaje se mantendrá

La ministra de Transporte, Gloria Hutt, descartó reconsiderar las tarifas de transporte y afirmó que "la decisión ya está establecida". Por su parte, la administración del Metro capitalino anunció que no prestará servicio en ninguna de sus líneas este sábado y domingo, y que se evaluarán las condiciones para decidir si se retoma la actividad el día lunes.

Había algo que llamaba la atención: "Se ocultó mucho el alza de los transportes públicos en los medios, no aparecía en los horarios en que la gente se busca informar. Quizá porque en Chile hay una tradición de estallidos sociales a partir de alzas en los servicios. Con esta medida, se logró saltar un cerco mediático y se hizo notar que se impuso un suba en una cuestión vital como es la tarifa de transporte", dijo a RT Miguel Urrutia, profesor de Sociología de la Universidad de Chile.

Los estudiantes corren, saltan, cantan en contra del aumento y reivindican luchar. Pero la respuesta oficial es dura. El presidente Sebastián Piñera se refirió al tema este viernes e incluso dijo que analizan aplicar la ’ley de seguridad del Estado’, una norma que da facultades extraordinarias al Ejecutivo. Lo que habitualmente se conoce como Ley Antiterrorista.

Al profesor Urrutia no le llama la atención la reacción del gobierno pero considera que no hay que naturalizarlo: "Es la criminalización de las manifestaciones de descontento, inmediatamente son puestos a la par de actos delictuales, son señalados como violencia extrema. Hay una falta clara de ponderación de las autoridades. Tenemos un gobierno que tiene un componente pinochetista muy fuerte en su interior", consideró.

Los cálculos

El Transantiago es el sistema de Transporte público de Santiago de Chile, que empezó a funcionar en 2007 y es de propiedad mixta. "El metro es propiedad del Estado y el bus, privada. Pero la tarifa es integrada. Es decir: al pagar un dólar veinte centavos se puede subir al metro y a los buses pero de eso al Estado solo llegan 50 centavos", explicó Urrutia.

Varias fuentes coinciden en que desde que empezó a correr el nuevo sistema, el precio subió 22 veces. Pero, ¿cuánto representa eso en el salario de los chilenos y las chilenas?

"Es el modelo de desarrollo impulsado por los ’Chicago boys’ que, entre otras cosas, les otorgó a los técnicos ’sabios’ venidos de universidades norteamericanas las llaves de las políticas". Cristian Pérez, académico de la Universidad Diego Portales

"El pasaje subió a 820 pesos, más de un dólar. Es un impacto muy grande, sobre todo para los que cobran el salario mínimo [unos 300.000 pesos chilenos, equivalente a unos 400 dólares], que son muchos. Esta es una ciudad muy cara, en la que pagas mucho por energía, por agua caliente, por todo", explicó Cristian Pérez, académico de la Universidad Diego Portales.

Se calcula que respecto el salario mínimo el transporte significa el 20 % y tomando como ejemplo a un pensionado, el gasto de transporte llega a ocupar el 30 % de sus ingresos.

La Haine.

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.