Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

El padre del soldado fallecido en un campo de tiro de Alicante denuncia que el ejército le mintió sobre la causa de la muerte

Miércoles.23 de octubre de 2019 642 visitas - 1 comentario(s)
El relato que las autoridades militares transmitieron a la familia, al parecer, está plagado de falsedades. #TITRE

Le dijeron que la bala venía de un rebote procedente de un pelotón que hacía prácticas de tiro y que le entró por la axila (única zona del cuerpo sin protección). Pero la investigación afirma que la bala no venía rebotada, que le entró por el pecho y que procedía del arma del sargento encargado del ejercicio.

El artículo del medio Última Hora, de donde tomamos la noticia (por cierto, lleno de erratas) también afirma que: "La investigación sigue su curso y fruto de la misma se conoce que el capitán responsable del ejercicio, según la testifical de alguno de los soldados, pidió a los legionarios que mintieran a la Guardia Civil. Querían ocultar el verdadero lugar donde había fallecido el joven mallorquín y modificar la escena del crimen unos metros."

Escalofriante. Nota de Tortuga


Ver también:

Muere un legionario en unas maniobras con fuego real en Alicante

Muerte de un joven dos veces caballero


El padre del legionario fallecido: «Tengo el tiempo y dinero suficiente para saber la verdad sobre la muerte de mi hijo»

J. Bastida

«Tengo todo el tiempo y el dinero suficiente para llegar hasta el final y conocer toda la verdad sobre la muerte de mi hijo». Así de claro y rotundo se muestra Juanjo Jiménez, padre del militar mallorquín fallecido durante un ejercicio de tiro en Alicante.

«Alejandro adoraba la Legión Española, pero me lo han matado en un campo de tiro. Quiero que quede muy claro que estoy totalmente convencido de que la muerte de mi hijo fue un accidente, pero no engañaron, a su madre y a mí», recuerda muy emocionado Juanjo.

Nuestro protagonista aun recuerda aquel 25 de marzo de 2019 cuando estaba incorporándose como piloto de helicóptero al servicio de Salvamento Marítimo en el Estrecho. «Recibí una llamada del teniente coronel del Tercio Juan de Austria que me informaba que mi hijo había tenido un accidente grave y que estaba muy mal. Unas horas más tarde, cuando estaba de camino para Alicante me informaron que había fallecido. Cuando llegué al tanatorio, todos los mandos me dijeron que se trataba de un terrible accidente. Un proyectil rebotado le había entrado justo por la axila en uno de los únicos puntos donde el chaleco carece de protección. Sinceramente, me lo creí todo», prosigue el padre.

Una vez que se levanta el secreto del sumario judicial salen a la luz los informes, investigaciones policiales, testificales y los diferentes autos. Hasta tres peritos distintos del instituto armado confirmana que el proyectil que mató a Alejandro Jiménez Cruz, el joven legionario mallorquín, había salido del arma del sargento del ejercicio de tiro. Hasta ese instante, la versión oficial del Ejército era que la bala era un rebote procedente del pelotón que estaba haciendo un ejercicico de fuego real del otro lado del merlón (montañita del terreno).

La autopsia resulta determinante. El proyectil no estaba deformado y tampoco había entrado por la axila, sino por el pecho derecho.

«La Ministra de Defensa, Margarita Robles, me llamó para darme el pésame. Y en todo momento mantuvo la versión de que mi hijo había muerto como conseguencia de una bala rebotada. Ella sabe que me mintió y aun estoy esperando que me llame para disculparse. Me gustaría dejar muy claro que la Legión es una fuerza militar de élite de 99 años de hisotoria y más de 10.000 caídos por España. No quiero bajo ningún concepto cargar contra el Ejército ni ensuciar su nombre, pero los culpables de la muerte de mi hijo deben pagar por ello», concluye Juanjo Jiménez.

La investigación sigue su curso y fruto de la misma se conoce que el capitán responsable del ejercicio, según la testifical de alguno de los soldados, pidió a los legionarios que mintieran a la Guardia Civil. Querían ocultar el verdadero lugar donde había fallecido el joven mallorquín y modificar la escena del crimen unos metros.

Fuente: https://www.ultimahora.es/sucesos/u...

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.
  • Viendo detenidamente la película” El caso de Almería” cuando se juzgaba al capitán sobre aquel brutal asesinato, este se presentó en el juzgado uniformado y con todas sus condecoraciones y al comenzar el juicio el abogado que llevaba la causa le pidió al juez la suspensión del juicio, “aquí se juzga a un miembro de la guardia civil y no a todo el cuerpo, por lo tanto pido que el acusado se presente aquí vestido de paisano y no de militar”.

    Yo también hice el servicio militar en ese cuerpo, en El Aiun –Shara- allá por 1974-76 y puedo hablar con conocimiento de causa, hay algunos suboficiales y oficiales que ¡ojito!, actúan con mucha chulería y arrogancia, yo escapé con vida por los pelos, así que vaya toda mi solidaridad con los padres de ese muchacho.

    Aquí en este país LOS ÚNICOS que no mueren de REVOTE son los políticos y los militares corruptos.

    Pdta: No se puede ser religioso, militar o de cualquier otra profesión de manera fanática, yo amo a mi tierra pero en ella hay gentes que dicen ser PATRIOTAS que son profundamente dañinos y criminales.

    Responde este comentario