Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

El objetor electoral, Adrián Vainillo, sentenciado a seis meses de trabajos comunitarios en un cuartel militar

Miércoles.28 de diciembre de 2016 336 visitas - 3 comentario(s)
Inesperada revisión de la sentencia. #TITRE

Cigala News.

El objetor de conciencia electoral, e integrante del Grup Antimilitarista Tortuga, Adrián Vainillo, ha sido condenado por la sala tercera de la Audiencia Provincial de Alicante al cumplimiento de una pena de trabajos comunitarios de seis meses de duración. En un fallo inédito, el tribunal especifica que dicha pena habrá de ser cumplida integramente en el interior de una instalación militar, concretamente el acuartelamiento Alférez Rojas Navarrete de Alicante, más conocido como “el cuartel de Rabasa”. Se indica asímismo en el fallo de la sentencia que Vainillo deberá prestar servicio en tareas de limpieza y mantenimiento de la instalación, como pinche de cocina, así como en imaginarias nocturnas en garita, estando disponible durante el tiempo de duración de la condena las 24 horas del día, con excepción de los tiempos necesarios para asueto y descanso, no pudiendo salir al exterior del recinto militar sin la expresa autorización de la autoridad militar competente y el consentimiento del juzgado de vigilancia penitenciaria correspondiente.

La sala tercera de la Audiencia Provincial de Alicante ha revisado de oficio la sentencia que en su día impuso el juzgado de lo penal número 2 de Elche, encontrando innumerables irregularidades en el juicio y en la redacción de la sentencia por parte del juez sustituto Francisco Leguilla, a cargo del juzgado en la fecha de la vista oral, a quien se ha abierto expediente ante el consejo general del poder judicial por negligencia y destención de funciones. El magistrado Leguilla sólo había condenado a Vainillo a cederle, personalmente y sin coste, su abono de socio del Elche Club de Fútbol, en los partidos de la vigente temporada de liga Elche-Alcorcón, Elche-Reus y un tercero de copa a decidir conjuntamente. Cabe decir que Vainillo sopesaba recurrir esta sentencia al considerarla excesivamente punitiva.

El escrito sentenciador de la Audiencia Provincial recalca la obligación consitucional de todos los españoles a defender la patria. Y que como, por dejación de los sucesivos gobiernos, ya no existe el servicio militar, la pena de trabajos comunitarios en instalación militar es la más óptima -”por su indiscutible función pedagógica”, se lee en la sentencia- para castigar, al tiempo que educar, a ciudadanos con evidente españoleidad desviada que ni siquiera sienten la debida sumisión y respeto hacia el sistema de representación política “que todos nos hemos dado”.

A hora de cierre de la edición de Tortuga, Cigala News trataba infructuosamente de contactar con Adrián Vainillo al conocerse el rumor de que éste, para retrasar o impedir la aplicación de la condena, estaría gestionando una beca erasmus de intercambio, concretamente con la universidad de Buyumbura, en Burundi.


Ver más inocentadas en Tortuga