Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

El centro de fabricación de armas nucleares, químicas y biológicas La Marañosa (Madrid) se prepara para coordinar la I+D española

Jueves.20 de enero de 2011 1729 visitas - 2 comentario(s)
“El objetivo de este ambicioso proyecto es convertirse en un centro de referencia nacional e internacional en el ámbito de la Investigación, el Desarrollo y la innovación (I+D+i) en los campos de la Defensa y la Seguridad con perspectiva militar y civil.” #TITRE

Para que tengamos un poco más claro qué es lo que se subvenciona exactamente con los cuantiosos fondos públicos destinados a I+D. También viene bien recordar aquellas declaraciones de Aznar: "en Iraq hay armas de destrucción masiva, créanme"... Nota de Tortuga.


Según su director, general Orts

El Instituto Tecnológico La Marañosa será inaugurado antes de finalizar 2011

(Infodefensa.com) Madrid – El Instituto Tecnológico La Marañosa (ITM), que concentra cinco centros de investigación y desarrollo en los terrenos próximos a San Martín de la Vega será inaugurado antes de finalizar 2011, según estima su director, el general de Brigada, José Luis Orts.

El ITM unifica el Laboratorio Químico Central de Armamento, la Fábrica Nacional de la Marañosa, el Polígono de Experiencias de Carabanchel, el Centro de Investigación y Desarrollo de la Armada y el Taller de Precisión y Centro Electro Técnico de Artillería. Además, dependerán del ITM el centro de Ensayos de Torregorda en San Fernando (Cádiz) y el de Ensayos y Análisis Radioeléctricos de Iriepal (Guadalajara).
Este centro fue formalmente creado en 2006 y fijó 2011 como año en el que finalizaría su total implementación. Sin embargo, la ausencia a finales de este año de dos de los cinco organismos madrileños en el macro campus científico “impide fijar una fecha para su inauguración oficial, aunque ésta deberá tener lugar antes de que finalice 2011”, señala el general Orts en una entrevista en Revista Española de Defensa.

El siguiente paso para el ITM sería convertirse en organismo público autónomo, al modo del INTA o el Centro de Experiencias Hidrodinámicas de El Pardo, un hito que el general Orts estima que podría producirse entre 2014 y 2015.

Según publica la citada revista, el Polígono de Experiencias de Carabanchel está ya plenamente operativo desde febrero de 2010 en San Martín de la Vega y los centros pendientes de traslado por el acondicionamiento de los edificios que albergarán sus equipos y sistemas son el Centro de Investigación y Desarrollo de la Armada y el Taller de Precisión y Centro Electrotécnico de Artillería. En total, serán 128 laboratorios en los que trabajarán algo más de 800 militares y civiles. El 60% de esta plantilla tendrán una elevada especialización científica.

El Instituto Tecnológico La Marañosa depende desde el noviembre de 2010 y tras la reorganización del Ministerio de Defensa directamente de la Dirección General de Armamento y Material. Anteriormente, se enmarcaba en la extinta Subdirección General de Tecnología y Centros, hoy de Tecnología e Innovación.

El objetivo de este ambicioso proyecto es convertirse en un“centro de referencia nacional e internacional en el ámbito de la Investigación, el Desarrollo y la innovación (I+D+i) en los campos de la Defensa y la Seguridad con perspectiva militar y civil. Para ello, era necesario aglutinar los recursos humanos y materiales, así como eliminar duplicidades en las actividades de estos organismos.

Los once edificios del campus son “las púas de un peine tecnológico”, según explica Orts a la Revista Española de Defensa, en algunos de ellos las obras de acondicionamiento están retrasando, aunque sin alterar demasiado los plazos previstos, la instalación de los equipos y sistemas de las áreas de Optrónica y Acústica; Metrología y Factores Humanos y Plataformas. Las que ya se encuentran operativas son las de Defensa Nuclear, Biológica y Química y Materiales; Tecnologías de la Información, las Comunicaciones, de Mando y Control y Simulación; Armamento y Electrónica.

Áreas del ITM

En el área de defensa NBQ, el Laboratorio de Verificación de Armas Químicas es uno de los 16 designados por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas. “Las últimas pruebas de evaluación para mantener esta capacitación, lo que denominamos examen de suficiencia, tuvieron lugar entre los pasados meses de octubre y noviembre”, señala el teniente coronel Nicolás Broujos, jefe del área de Defensa NBQ y Materiales.

“Tenemos gente muy cualificada en el ámbito de los Artefactos Explosivos Improvisados (IED)”, destaca el teniente coronel Broujos. Para evaluar su poder de acción sobre cualquier tipo de vehículo sobre todo blindados, el centro dispone de una plaza balística similar en tamaño a una de toros totalmente sensorizada y provista de cámaras de video, explica a la revista del Ministerio.

“Realizamos un análisis forense a partir del cono de la explosión”, añade. La colaboración en este campo con el centro de referencia contra Artefactos Explosivos Improvisados de Hoyos de Manzanares es total. “Nosotros somos la parte tecnológica y ellos la operativa”.
El personal destinado en el Laboratorio de Biología Molecular del área NBQ también está capacitado para realizar análisis forenses.
“Elaboramos diagnósticos sobre los efectos de aquellos agentes patógenos que puedan constituir una amenaza biológica”, indica el teniente coronel Juan Carlos Cabria, máximo responsable en este ámbito. Una de la aspiraciones del centro es construir un laboratorio de nivel III contiguo al actual donde poder prevenir y combatir agentes vivos capaces de infectar de manera masiva a la población.

El área de Tecnologías de la Información, las Comunicaciones y Mando y Control dedicada una de sus numerosas púas a la simulación, “uno de los aasapectos más importantes para las FAS”, destaca el jefe del área TICs, teniente coronel Francisco Gómez “porque facilita el adiestramiento de los sistemas de armas”.

En esta unidad se está probando el funcionamiento en tiempo real de tres simuladores conectados en red sin que se produzcan problemas de acompasamiento durante el intercambio de información entre ellos. Se trata de los simuladores Virtual Battel Space (VBS) versión 2 de Combate Próximo, enfocado a la instrucción de unidades ligeras en todo tipo de ambientes, especialmente en combate en zonas urbanas. También sirve como complemento al adiestramiento en el planeamiento y la conducción de operaciones militares en este tipo de enfrentamientos.

“También estamos evaluando el intercambio de información entre simuladores de helicópteros y de misiles antiaéreos portátiles y preparamos, en colaboración con la Armada y el Estado Mayor Conjunto, simulaciones de respuestas óptimas ante ataques de piratas a buques en aguas de Somalia”, señala Gómez.

“En la Marañosa trabajamos con calibres de hasta 40 milímetros. De los superiores se ocupa el Centro de Ensayos de Torregorda”, señala el coronel Antonio Díez, jefe de este área. Para realizar las evaluaciones correspondientes en este ámbito se utilizan dos galerías de tiro de un kilómetro y doscientos metros de longitud, respectivamente. También está prevista la construcción de una de 100 metros para llevar a cabo pruebas de protección balística con chalecos antifragmentación y cascos. Contará con una sala cerrada y atemperada y otra construida a cielo abierto.

Hasta el próximo mes de febrero se realizará en esta galería la evaluación técnica del nuevo modelo de pistola que será adquirida por el Ejército. “Más de 200.000 disparos para elegir entre tres marcas distintas: Sig Sauer, Beretta y H&K”, señala el capitán Fernando Rojas, destinado en la unidad de Experiencia.

El principal cliente del ITM son las Fuerzas Armadas, aunque también profesionales las pymes del sector y los provenientes de universidades, fundaciones u organizaciones internacionales. Desde el centro se está pensando en prestar apoyo a sus proyectos o realizar determinadas labores bajo precio público o a partir de un presupuesto.