Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

“Blanco bueno busca negro pobre”: Una crítica demoledora a las ONG

Domingo.24 de febrero de 2013 7074 visitas - 6 comentario(s)
Sin Dinero. #TITRE

Ha caído en mis manos un material que está haciendo replantearme la (hasta cierto punto) idílica visión que tenía de las ONG y los organismos de cooperación al desarrollo: “Blanco bueno busca negro pobre”, del antropólogo Gustau Nerín. Dicho autor, gran conocedor del continente africano, realiza una crítica demoledora (no deja títere con cabeza) a estos organismos cuyo reconocimiento social está muy por encima del de partidos políticos y sindicatos, por ejemplo. Ni siquiera los cooperantes y voluntarios se salvan de la cruda desmitificación practicada por Gustau, aunque de entrada aclara que su intención no es criticar a esta gente, ya que “entre ellos hay personas competentes y generosas, así como incompetentes y malévolas, como en cualquier profesión”.

Algunas tesis perturbadoras que podremos encontrar en el libro:

- La cooperación al desarrollo en África ha sido y es la historia de un fracaso. El número de proyectos abandonados es elevadísimo: ordenadores muertos de risa por falta de electricidad, vacunas que se estropean por no haber sistemas de refrigeración, guarderías en ruinas sin niños…

- Lo que realmente importa es la cooperación, no el desarrollo. Hacer algo, lo que sea, por encima de consideraciones de viabilidad o rentabilidad social.

- Las ONG ocultan a sus donantes la información referente al desarrollo de los proyectos financiados con su dinero. El donante está interesado en saber que se ha iniciado la construcción de una fuente en un poblado selvático, pero no quiere saber si esa fuente se ha secado por falta de mantenimiento.

- Las ONG compiten salvajemente entre ellas por la captación de fondos. Por ello, utilizan una publicidad impactante, emocional (recurriendo incluso a “pornografía” humanitaria). Se muestran imágenes de pobreza y devastación… transmitiendo además la idea de que los africanos son irresponsables e incapaces de gestionar sus propios problemas.

- La publicidad de las ONG oculta cualquier referencia a que el Norte explota al Sur, enfocándose en la distorsionada idea de que el Norte ayuda al Sur y los segundos se muestran súper agradecidos y contentos por tales ayudas.

- “En Occidente la cooperación genera mucha autocomplacencia, tanto por parte de aquellos que colaboran con sus donativos a la ayuda internacional como de aquellos que se limitan a verlo en los anuncios. Se sienten orgullosos de la tarea de las ONG y por lo general no están nada avergonzados de la política exterior de sus países de origen.”

- Y mucho más… para saber más del asunto os remito al libro o a los links que aparecen más adelante.

Creo que no es bueno mantener en el imaginario colectivo una imagen tan edulcorada de la cooperación internacional y de las ONG, por eso nos viene tan bien el trabajo del señor Nerín. Aunque tampoco hay que dejarse llevar en exceso por sus arremetidas y pasar del blanco al negro (¿o debo decir del negro al blanco?) por unos cuantos textos críticos. ¿O quizás existen motivos fundados para posicionarnos en el extremo más negativo?…

Si queréis tener una visión general de la crítica contenida en “Blanco bueno busca negro pobre”, recomiendo que leáis (gratuitamente, of course) la introducción y el capítulo primero, por cortesía de la editorial: Introducción y capítulo primero de “Blanco bueno busca negro pobre”. Y si os da pereza leeros el texto anterior, echad por lo menos un ojo a este artículo que habla sobre el libro: Una crítica a los actores de la cooperación: Blanco bueno busca negro pobre.

http://www.sindinero.org/blog/archi...

  • “Blanco bueno busca negro pobre”: Una crítica demoledora a las ONG

    25 de febrero de 2013 22:00, por Carrer Palestina

    De lo mejor que hemos leído es estos días.

    La mejor cooperación es hacer des-cooperación al subdesarrollo. Y formar a los pueblos para que sean ellos los que de forma autónoma se desarrollen a su manera.

    • Los pueblos no necesitan que los "formen", lo que necesitan es que no los pisen. La mejor cooperación es acabar en tu propio país con el sistema que pisotea el desarrollo de esos paises, el sistema que alimenta las guerras, el que hace altar del consumo… El mejor cooperante está trabajando en su propio país por un mundo más justo

  • El libro no aporta nada nuevo al debate.
    La mejor crítica del trabajo de las ONG para el Desarrollo se escucha al interior de las propias organizaciones, de las más activas y reflexivas.
    Es cierto que una gran tarea es hacer un esfuerzo de educación y sensibilización del sistema global que oprime aquí y allá a los pueblos, pero la necesidad de un mecanismo de solidaridad internacional también es cierta.
    Lo peor del libro, que mediáticamente (y el bombo que se le ha dado) ha permitido que entre la "crítica" y "los argumentos" los gobiernos conservadores han aprovechado ese estado de ánimo para quitarse de encima los presupuestos de Cooperación y Educación para el Desarrollo.
    Una respuesta interesante aquí:
    http://sociedad.elpais.com/sociedad...

    • Muchas gracias por censurar mi mensaje. Recuerdo que no incluía insultos, ni degradaba a nadie. Simplemente cuestionaba la presunta objetividad del autor del libro, pues a mi entender sólo pretende llamar la atención yendo a la contra y haciendo leña de determinadas prácticas de las ONG como si fuesen la norma común. Si quiere criticar prácticas comúnmente inmorales que cuestione el capitalismo. Un sistema que, por cierto, no parece despertar el escritor ninguna inquietud...

      Sorprende que algunos comportamientos de la derechona más conservadora, como la censura de las opiniones "inconvenientes", sea de uso común en una web tan radical...

  • Les comento mi experiencia con la fundacion haciendo camino. Fundadora Catalina Hornos. Encarada como empresa. Vos crees que apadrinas un chico y en realidad pagas sueldos de mas de 100 empleados. La tipa sale en programas de tv, muestra a los pibes y habla como una dama caritativa que no entiende como los pobres pueden vivir sin agua. Y no se olvida de decir que viene de una familia a la que nunca le faltó nada. Da verguenza ajena escucharla. Organizan beneficios entre los de su casta, al mejor estilo de los que repudiaba Evita Peron. Quien controla lo que hacen con la plata? Y reciben ayuda de monsanto. Para eso no hay distingos.