Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Así se forró el guardia civil narcotraficante de Málaga: Le tocó la lotería cinco veces sólo en 2011

Martes.24 de septiembre de 2019 189 visitas Sin comentarios
Según la investigación de Asuntos Internos, Amador y su banda están implicados en al menos cuatro asesinatos, entre otros delitos. #TITRE

QUICO ALSEDO
PABLO HERRAIZ

Le tocó la lotería cinco veces sólo en 2011 -localizó los décimos premiados en una peluquería de Zaragoza y se ’hizo con ellos’-. Montó un enorme circuito de motocicletas, el Templo del Motor, en Málaga, exclusivamente como una máquina de blanquear dinero. Y un desguace. Y una empresa de rótulos. Y otra de luminosos. Y desvió fondos a la isla de Man. Y así compró, por 50.000 euros, una vivienda-castillo (no un castillo de verdad, de los antiguos) en Coín, valorada en 895.000 euros. Así lavó el dinero procedente de su verdadera actividad, al menos entre 2007 y 2017: el narcotráfico.

El circuito montado por el guardia civil narcotraficante. E.M.

Todo esto se desprende de la investigación por blanqueo del Servicio de Asuntos Internos de la Guardia Civil sobre Amador Pérez Luque, el agente que en estos días se sienta en el banquillo acusado de ser el autor intelectual del asesinato de Lucía Garrido, en la finca Los Naranjos, el 20 de abril de 2008.

La Agencia Tributaria y Asuntos Internos han elevado al juez un informe conjunto en el que se cifran en 1,2 millones de euros los ingresos y en 1,6 los gastos de Pérez Luque, más un peritaje de activos inmobiliarios que podrían acercarse a los dos millones. Algo que, desde luego, con un sueldo de guardia civil convencional no podía tener el acusado.

Entre los detalles singulares investigados por la propia Guardia Civil, se cita un equipo de música de 98.000 euros, comprado a nombre de un ciudadano marroquí: el guardia civil se protegía con testaferros y siempre eran otros los que compraban, lo que dificultó enormemente la investigación. No en vano Amador conocía perfectamente los métodos de sus compañeros, y eso convertía las pesquisas en mucho más complicadas.

En el informe por blanqueo, adherido al procedimiento 184/2017 que se sigue contra él en el Juzgado de Instrucción número 3 de Coín (Málaga), y al que ha tenido acceso EL MUNDO, los investigadores analizan el imposible patrimonio amasado por un guardia civil que nunca ascendió en la escala, por lo que su sueldo no subió del entorno de los 1.500 euros, pero que acumuló un patrimonio ingente hasta causar baja en el cuerpo, en noviembre de 2015, por pérdida de "condiciones psicofísicas", poco antes de ser detenido por el Servicio de Asuntos Internos de la Benemérita acusado de haber ordenado el asesinato de Lucía Garrido.

El agente Amador Pérez Luque. E.M.

¿Cómo le pudo tocar la lotería cinco veces en 2011 a Pérez Luque, como sostiene la Guardia Civil? El agente consiguió en un mismo sorteo cinco papeletas premiadas con 25.000 euros cada una. Los agentes detectaron, en una práctica habitual del blanqueo vinculado a todo tipo de corrupción, que una persona de su confianza localizó, en una peluquería de Zaragoza, a un agraciado con los premios, y se los compró. El hombre resultó ser cuñado de un miembro de la banda de Amador Pérez Luque.

Un informe de la agencia antidroga estadounidense, la DEA, situaba a Pérez Luque en el tráfico de drogas al menos desde 2010, estrechando lazos en 2014 con conocidos narcotraficantes como Robert Dawes y Max Richard Charles Paul, para facilitarles a ambos la infraestructura para recibir con impunidad en el puerto de Algeciras una partida de droga.

Lo mismo ocurrió con la agencia británica que investiga el crimen organizado, la National Crime Agency o NCA. Este servicio remitió igualmente a Asuntos Internos información relacionada con los narcotraficantes Waterfield, Paul y Dawes, de quienes decía que uno de ellos era el intermediario entre el otro y un "guardia civil corrupto". Aquel guardia era Bernardo Arrabali, otro de los detenidos en esta operación llamada Telaraña, donde es fácil perderse entre sus mucho hilos.

Otro agente mencionado en aquel informe de la NCA fue precisamente Amador, el líder de la banda y el agraciado con sus décimos de lotería.

Su mansión-castillo en Coín es hoy en día casi un punto de atracción turística, más aún con la sangrienta historia que tiene tras de sí.

Según la investigación de Asuntos Internos, Amador y su banda están implicados en al menos cuatro asesinatos, pero también en tráfico de drogas, en vuelcos de drogas, en cohechos y prevaricaciones, comercio de animales exóticos, secuestros, extorsiones, subvenciones amañadas y por supuesto el blanqueo del que trata el informe mencionado.

Ese blanqueo tiene varias patas: en la inmobiliaria, además del ostentoso castillo-vivienda de Coín, hay una "lujosa y amplia" vivienda en Alhaurín el Grande, que incluye un circuito de motocross, zona de ocio y residencia de invitados en una finca de una hectárea. En la pata empresarial, además de las sociedades pantalla que usó para, por ejemplo, hacerse promotor de la construcción de su Xanadú malagueño, se metió de socio capitalista en un desguace de motos, montó un circuito de minimotos en Trévenez (con la empresa Team Lince Racing SL), además de varias UTEs.

Todo se completaba, como ocurre con muchos de los que tienen dinero negro, con ingentes gastos en efectivo, que al final es la manera más obvia de dar salida al dinero que no se puede estar en el banco.

https://www.elmundo.es/espana/2019/...

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.