Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

[Video] No solo el monarca apoya la venta de armas a Arabia Saudita... también Podemos

Domingo.3 de septiembre de 2017 418 visitas Sin comentarios
Canarias Semanal #TITRE

La masacre en Barcelona no es más rechazable ni repugnante que las otras matanzas de la OTAN en Oriente Medio.

A lo largo de las dos últimas semanas hemos sido testigos pasivos no sólo de intencionados silencios, omisiones y discursos victimistas , sino también de un show agobiante, en el que los hipócritas han jugado el papel de lacrimógenas primeras figuras en el espectáculo.

Los medios de comunicación españoles y foráneos, - pese a que para cualquier el lector atento de la actualidad resulta evidente cuáles han sido los factores que desencadenantes del horror vivido en las Ramblas catalanas - ocultan deliberadamente hacia dónde hay que señalar para descubrir los motivos primigenios del terrorismo que en esta ocasión ha golpeado en Catalunya.

Preciso es, sin embargo, puntualizar que lo sucedido en Barcelona y Cambrils no es más rechazable ni repugnante que las otras matanzas que diariamente realizan los bombarderos de la OTAN o de los Estados Unidos sobre Yemen, Siria, Afganistán, Irak, Libia... Estos últimos tienen, no obstante, un nada despreciable matiz diferencial con el que tuvo lugar en Barcelona, en Londres, en París o en Niza. Las personas que sucumben bajo los efectos de la violencia homicida en estas grandes ciudades son unos centenares. Pero en Oriente Medio son miles, decenas de miles, centenares de miles e, incluso, como el caso de Irak y Siria, millones. Ninguna de esas víctimas llega a conmover nuestras conciencias. Ese drama sangriento y genocida nunca es televisado.

La evidencia de lo que provoca nuestras tragedias cotidianas impide pensar que la hipocresia de nuestros dirigentes políticos no sea deliberada. Se nos engaña, se nos miente sobre los motivos de las tragedias que ocurren aquí y allá. Se nos omite que para parar estas masacres es preciso parar previamente los otros genocidios. El resto es pura palabrería y complicidad.

Es tan grave lo que parece avecinarse que no es permisible callar parte de la verdad, o solo alcanzar a contar verdades a medias. Hay que empezar a decirlo todo, volviendo a arriesgar cuanto sea preciso.

Es abrumadoramente cierto que el actual monarca y su padre han mantenido estrechos lazos de fraternidad con el régimen político que promueve y financia el terrorismo yihadista en Europa. Para nadie es ya un secreto que el rey emérito mantuvo suculentos negocios con la Monarquía feudal saudita durante su mandato. Así lo han atestiguado personajes que permanecieron próximos a aquellos negocios. Los testimonios al respecto son tan abundantes que sólo una Constitución como la nuestra, que de manera inverosimil blinda la inmunidad real, puede explicar que este hombre no haya pasado todavía por los tribunales.

Pero tambien hay que decir que las responsabilidades de connivencia indirecta con quienes organizan y financian el terrorismo en Europa, en Siria y en Irak no es solo atribuible a la Corona, al PP y al PSOE Tal complicidad existe también en una "izquierda" que después de lograr encauzar la rebelión social en el Estado Español hacia la institucionalidad del Régimen del 78, se ha terminado agregando - si no lo estuvo siempre - al chusco espectáculo de la complicidad encubierta del sistema. Véanlo en el vídeo.

VÍDEO:

Texto completo en: https://www.lahaine.org/video-no-so...

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.