Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Venta de armas: El gobierno no piensa renunciar al suculento contrato de armamento con Arabia Saudí

Viernes.7 de septiembre de 2018 61 visitas Sin comentarios
Después de que los trabajadores de Navantia protestaran este viernes por temor a que se cancele el contrato para la construcción de cinco corbetas, la portavoz del Ejecutivo y la secretaria de Estado de Comercio se apresuran a garantizar que mantendrán todos los compromisos con el país árabe. #TITRE

Arabia Saudí es el quinto comprador de armamento español, con 270 millones al año.

Público | AGENCIAS

La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, ha garantizado este viernes en el Congreso que el Gobierno "en ningún momento" va a poner "en riesgo" el contrato de 1.813 millones de euros firmado con Arabia Saudí para la construcción de cinco corbetas después de que España cancelara la venta de 400 bombas de precisión a este país.

"Hasta donde yo sé, el contrato sigue vigente y la fabricación sigue adelante", ha asegurado Méndez en su comparecencia ante la Comisión de Defensa del Congreso para dar cuenta del informe de la venta de exportación de armas correspondiente al año 2017.

Poco después de esta comparecencia, la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, reafirmaba las palabras de la secretaria de Estado y aseguraba en la rueda de prensa posterior al Consejo de ministros la "firme voluntad" del Ejecutivo en mantener los compromisos con Arabia Saudí.

Estas declaraciones se producen después de que más de un millar de trabajadores del astillero de Navantia de San Fernando (Cádiz) cortaran este viernes por la mañana el tráfico de la autovía A-4 para expresar su temor a que se cancele el contrato para la construcción de esas cinco corbetas.

El cese de la venta de bombas, de anuncio a declaración de intenciones

La sospecha de que se suspenda ese contrato se ha extendido entre la plantilla del astillero después de que esta semana el Ministerio de Defensa confirmara que había iniciado los trámites para dejar de vender 400 bombas a Arabia Saudí que podrían utilizar para bombardear Yemen, un anuncio que ahora parece ser una declaración de intenciones, según informan fuentes fundamentales este viernes.

En este sentido, el Ejecutivo subraya que este asunto todavía tiene que pasar por la discusión de una comisión de varios ministerios y someterse a distintos matices. "No le puedo contestar porque depende de la resolución a la que llegue la comisión, la respuesta no la tenemos todavía", ha dicho Celaá cuando se le ha preguntado si el Gobierno sigue siendo contrario a la operación de venta de bombas del Ejército de Tierra a este país.

No obstante, dos días después del anuncio del veto de Defensa, un nuevo barco cargó en el puerto de Santander armamento con destino a Arabia Saudí, según informó Público.

Arabia Saudí es el quinto mayor comprador de material militar español y de doble uso, con una inversión de 270 millones de euros el año pasado, lo que supuso el 6,2% de todas las exportaciones militares de España.

"Somos conscientes de la importancia de este contrato, un magnífico contrato de 1.813 millones de euros y que genera cerca de 6.000 empleos", ha destacado Méndez, que ha explicado que ayer, jueves, se puso en contacto con responsables de Navantia que le aseguraron que el contrato seguía vigente.
Sistema de control y verificación

En su comparecencia en el Congreso, la secretaria de Estado de Comercio ha garantizado que el sistema de control sobre las exportaciones de armas con el que cuenta España es "de los más exhaustivos del mundo" y prohíbe la venta de material a zonas de conflicto donde puedan ser usadas contra la población civil o en crímenes contra la humanidad.

No obstante, ha avanzado que se ha puesto en marcha un grupo de trabajo para articular un sistema de control de la venta de armas, no solo antes de la exportación, sino también del uso efectivo que el país de destino hace de ellas a posteriori.

Un nuevo sistema de verificación —en el que España será "pionera"— que requerirá de la aprobación de un decreto ley que articule legalmente el modelo de verificación de ese material de defensa.

Público

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.