Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

“Venceréis pero no convenceréis” Dos versiones diferentes de la polémica Unamuno-Millán Astray

Miércoles.29 de septiembre de 2004 75811 visitas - 47 comentario(s)
Tortuga #TITRE

VERSIÓN TOMADA DE KAOSENLARED

Memòria històrica - Opinió
Unamuno frente a Millán Astray

Poco después de empezar a encargarse de popularizar la imagen de Franco, Millán participó en un incidente que, a ojos del mundo extranjero, caracterizaría al régimen franquista. Tuvo un encontronazo con el rector de la Universidad de Salamanca, el filósofo y novelista Miguel de Unamuno, de 72 años. El 12 de octubre de 1936, en el paraninfo de la universidad se celebraba el Día de la Raza, aniversario del "descubrimiento" de América por Colón.

Millán había llegado escoltado por sus legionarios armados con metralletas. Varios oradores soltaron los consabidos tópicos acerca de la "anti-España". Un indignado Unamuno, que había estado tomando apuntes sin intención de hablar, se puso de pie y pronunció un apasionado discurso. "Se ha hablado aquí de guerra internacional en defensa de la civilización cristiana; yo mismo lo hice otras veces. Pero no, la nuestra es sólo una guerra incivil. (... ) Vencer no es convencer, y hay que convencer, sobre todo, y no puede convencer el odio que no deja lugar para la compasión. Se ha hablado también de catalanes y vascos, llamándolos anti-España; pues bien, con la misma razón pueden ellos decir otro tanto. Y aquí está el señor obispo, catalán, para enseñaros la doctrina cristiana que no queréis conocer, y yo, que soy vasco, llevo toda mi vida enseñándoos la lengua española, que no sabéis...".

En ese punto, Millán empezó a gritar: "¿Puedo hablar? ¿Puedo hablar?". Su escolta presentó armas y alguien del público gritó:¡Viva la muerte!". En lo que, según Ridruejo, fue un exhibicionismo fríamente calculado, Millán habló: "¡Cataluña y el País Vasco, el País Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación! ¡El fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí!". Se excitó sobremanera hasta tal punto que no pudo seguir hablando. Resollando, se cuadró mientras se oían gritos de "¡viva España!". Se produjo un silencio mortal y unas miradas angustiadas se volvieron hacia Unamuno.

"Acabo de oír el grito necrófilo e insensato de ’¡viva la muerte!’. Esto me suena lo mismo que, ¡muera la vida!’. Y yo, que he pasado toda la vida creando paradojas que provocaron el enojo de quienes no las comprendieron, he de deciros, con autoridad en la materia, que esta ridícula paradoja me parece repelente. Puesto que fue proclamada en homenaje al último orador, entiendo que fue dirigida a él, si bien de una forma excesiva y tortuosa, como testimonio de que él mismo es un símbolo de la,muerte. ¡Y otra cosa! El general Millán Astray es un inválido. No es preciso decirlo en un tono más bajo. Es un inválido de guerra. También lo fue Cervantes. Pero los extremos no sirven como norma. Desgraciadamente, hay hoy en día demasiados inválidos. Y pronto habrá más si Dios no nos ayuda. Me duele pensar que el general Míllán Astray pueda dictar las normas de psicología de las masas. Un inválido que carezca de la grandeza espiritual de Cervantes, que era un hombre, no un superhombre, viril y completo a pesar de sus mutilaciones, un inválido, como dije, que carezca de esa superioridad de espíritu suele sentirse aliviado viendo cómo aumenta el número de mutilados alrededor de él. (... ) El general Millán Astray quisiera crear una España nueva, creación negativa sin duda, según su propia imagen. Y por ello desearía una España mutilada...

Furioso, Millán gritó: "¡Muera la inteligencia!". En un intento de calmar los ánimos, el poeta José María Pemán exclamó: "¡No! ¡Viva la inteligencia! ¡Mueran los malos intelectuales!". Unamuno no se amilanó y concluyó: "¡Éste es el templo de la inteligencia! ¡Y yo soy su supremo sacerdote! Vosotros estáis profanando su sagrado recinto. Yo siempre he sido, diga lo que diga el proverbio, un profeta en mi propio país. Venceréis, pero no convenceréis. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta; pero no convenceréis, porque convencer significa persuadir. Y para persuadir necesitáis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil pediros que penséis en España". Millán se controló lo suficiente como para, señalando a la esposa de Franco, ordenarle: "¡Coja el brazo de la señora!", cosa que Unamuno hizo, evitando así que el incidente acabara en tragedia.

Esa misma tarde, los guardias cívicos de Salamanca dieron una cena en honor de José María Pemán, presidida por el alcalde. Al regresar al Gran Hotel, Millán se presentó en el vestíbulo y, ante un público perplejo, lo abrazó y le ofreció su propia "medalla de sufrimientos por la patria". No ha quedado claro si lo que Millán pretendía era neutralizar los posibles efectos negativos de su ataque a la inteligencia o congraciarse con el escritor. En opinión de Franco, Millán se había comportado como era debido en la confrontación con Unamuno.


VERSIÓN TOMADA DE LA PÁGINA WEB DE LA LEGIÓN

http://www.lalegion.com/historia/mi...

El enfrentamiento Millán Astray-Unamuno

Traemos a continuación unos párrafos de José María Garate Córdoba extraidos de su libro "Los intelectuales y la milicia"*.

El general José Millán-Astray (1879-1954) era un bohemio del patriotismo y del heroísmo, a quien le venían de familia su agudeza, su fantasía creadora y sus profundas dotes de psicólogo, favorecidas por la profesión del padre -jefe de prisiones de Madrid, poeta, articulista y autor de libretos de zarzuela- y la de su hermana Pilar, ilustre novelista y comediografa. Tenía 19 años en 1889 cuando ingresó en la Escuela de Guerra con brillante hoja de servicios, llegó a ser profesor de ocho asignaturas distintas en la Academia de Toledo y, ya oficial de Estado Mayor, fue agregado al Ejército francés.

En 1922 publicó un manifiesto exaltando la disciplina contra la intervención del Ejército en la política nacional; más tarde un libro sobre el Tercio y varios folletos. Le entusiasmó El Bushido, código espiritual de los samurais, escrito por el profesor tonkinés Inazo Nitobe y lo tradujo y publicó en 1941, cuando ya había apoyado gran parte de sus lecciones morales a los cadetes y el esquema de su Credo legionario, un idealismo lleno de fantasías románticas con la muerte como novia y reflexiones de corte modernista.

Fue Millán-Astray conferenciante pródigo y admirado en España, Francia, Italia y América, donde su palabra encendía los ánimos con figuras hirientes, llenas de crudeza, vida y poesía. Sobre una idea suya de 1897, al volver de Filipinas, había creado una legión llena de paradojas y contradicción en su misma esencia, como Unamuno; de descarnado realismo celtibérico, como Baroja; de sobriedad de frase, como Azorín; de desenfado y aventura, como Valle-Inclán; de poesía solanesca más que machadina; pero sobre todo, de altísima idealidad senequista, de amor a la Patria y a la muerte en perfecta superación espiritual, tan comprensible como aquel su ¡muera la Inteligencia!, siendo un ruidoso intelectual, pese a que intentará disimularlo con simplistas imágenes románticas, muy apropiadas para desertores del hampa que convertiría en "caballeros". Era uno de los seis militares intelectuales del 98, en cierto modo el lírico de esa generación, cuyas semblanzas tracé en otro lugar. Por algo le pintó Vázquez Diaz para su Galería de Intelectuales Españoles.

García Escudero recoge de Juan Aparicio y de Ricardo de la Cierva la idea de que convenía estudiar el paralelismo de Millán-Astray con Unamuno: "Su enfrentamiento fue consecuencia de la similitud de sus temperamentos egocéntricos y teatrales", "El mejor desarrollo del Credo legionario podría ser la obra de Unamuno, y el "¡viva la muerte!", la mejor síntesis de el sentimiento trágico de la vida; los dos hombres parecen confundidos en un irracionalismo común...

Y este el relato que Garate Córdoba hace de lo sucedido en el paraninfo de la Universidad de Salamanca, de la que Unamuno era su rector.

Su adhesión al Alzamiento [Unamuno] había comenzado refrendada con un donativo de cinco mil pesetas a la suscripción nacional, como él mismo explicó a La Prensa bonaerense el 15 de agosto. Desde entonces se sucedieron sus constantes testimonios. El 20 de ese mes, en nombre del claustro de la universidad de Salamanca, que como Rector presidía, dirigió un comunicado a todas las del mundo, denunciando "los hechos criminosos llevados a cabo por los marxistas". Opina García Escudero que fueron frecuentes sus relaciones con Franco, a partir del 1 de octubre en que éste fijó su residencia en Salamanca, con manifiesta simpatía del General hacia el rector.

Pero se cansó pronto de su actitud uniforme. El día 12, en la Fiesta de la Hispanidad, hizo el desplante solemne de protestar por el abuso del término "anti España", lanzó el desafío de: "Venceréis pero no convenceréis", e insultó a Millán Astray, allí presente, al decir: "España sin contar las Vascongadas y Cataluña seria tan inútil como un cuerpo manco y tuerto", con lo que desataba las furias del general mutilado mal atadas desde los años de la reconquista del territorio de Melilla, cuando el escritor ofendía a sus caballeros legionarios llamándoles indefectiblemente "cortacabezas" y confundiéndoles en sus enumeraciones de la gente del hampa con "mafroditas", ladrones y busconas. Aquel enfrentamiento no era nuevo. Se habían producido otros antes, en días turbulentos del Ateneo madrileño, porque los dos era ateneístas. Lo explicó así a Gómez Mesías al cabo del tiempo:

Un día hace años, en el Ateneo dijo de mi que yo era un ladrón; que me había hecho rico con los sacrificios y la sangre de los soldados que peleaban en África. Eso no se perdona.

El insulto a su gloriosa mutilación provocó el "¡Muera la inteligencia!" de Millan Astray, escandaloso en un templo de ella, grito que Pemán, presente allí también, aclaró diciendo que fue: "¡Mueran los intelectuales!, ¡los falsos intelectuales, traidores!". Pero el general supo lo que decía, porque el término "inteligencia" había adquirido un carácter restrictivo y sectario desde que Unamuno lo hipotecaba para uso exclusivo suyo y los de su línea, rebelde a todo, los inteleztuales que rendían a la Inteligenzia un culto casi idolátrico.(...) a cada paso salían de sus artículos y discursos tales invocaciones a la supremacía de la Inteligencia con mayúscula, y tan reiterativa y empalagosa deificación de ella, que bastarían para hacernos pensar que Millán-Astray gritó realmente "¡muera la inteligencia!" y no "¡mueran los intelectuales!", como Pemán rectificaba. Así lo dije por intuición y más tarde leí que el general lo había confirmado en carta a Antonio Paso.

El distingo no tenia más importancia que la de una impresión personal, reciente y directa. Lo importante fue que uno u otro ¡muera!, con toda la desgravación metafórica que llevan en si, lo lanzaba un evidente intelectual. Millán Astray dijo lo que quería decir, porque preparaba mucho sus "improvisaciones". Por su parte Unamuno tenia un alma, un talante, una mímica y una furia militares. Pues aunque disfrutase gritando ¡viva la vida! y ¡muera la muerte!, cubría con sus gritos la agonía cristiana y el sentimiento trágico que pedían una elevación de su sentida mística y que tenían en el teresiano "muero porque no muero" la emoción hermana del grito legionario. Unamuno, que zahería a Ortega escribiéndole cultura con k. Empalagaba tanto por su endiosada Inteligencia, pensada con mayúscula, hipotecándola, incesándosela en cada página, que no es extraño que provocase ansias gástricas a Millán-Astray, intelectual de acción al modo de Maeztu, uno de "Los Tres" fundadores del noventayochismo literario.

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.
  • La Legión. Una opinión sencilla.

    28 de octubre de 2004 01:16, por Carlos Bizarro de Aregui y Tolua

    La figura del general Millan Astray es un mito y como tal se presenta dificil su estudio, lo que esta claro que su obra, a parte de los años turbulentos que le tocarón vivir (Guerra Civil española) ha sido una obra interesante, me refiero a La Legión. La Legión es otro mito, llena de simbolos de caracter profundo, de música que pone los pelos de punta al menos prolijo para ello, a letras de música tan preclaras que si no las hubiesen hecho legionarios parece que las hubiesen redactado monjes; no hay mas que deletrear en silencio el credo legionario, el novio de la muerte... en realidad se buscarón simbolos que han desembocado en aspectos, digamos, misticos sobre el tema. El sentimiento de "cuerpo" de La Legión es único, el cuerpo y su disciplina es lo primero incluso antes que las misma nación a la que sirve. No dejo de admirar a ese cuerpo formado por muchachos ilusionados y ahora tambien muchachas con la misma ilusión y sentimiento de cuerpo que ha habido siempre. La hermandad legionaria... "Que al grito de !A mi La Legión!... con razón o sin ella, todos acudiran...", el hecho de que no se abandone jamas un muerto en el campo de combate llamado "campo del honor". Escribiendo esto, siento electrizar mis cabellos y no puedo por menos que cuando es la hora de la oración ponerme a poniente y pensar en aqeullos legionarios, aquellos hombres y ahora mujeres caidos en el campo del honor, aquellos chicos y chicas sin ilusión en sus vidas civiles, pero llenos de orgullo, sacrificio, entrega, valor... en el cuerpo legionario. Una pelicula que ilustra este cuerpo es "La bandera" protagonizada por Jean Gabin, rodada en 1935 y francesa, es el mejor ejemplo que se puede dar de lo que el mundo internacional sentía por ese cuerpo cubierto de gloria. Dejo esta humilde reflexión y si alguien desea contactar conmigo le invito a que lo haga en mi correo tolua_8@hotmail.com . Y ahora puedo despedirme diciendo un Viva La Legión!!!.

    Responde este comentario

    • En lo superficial, sí, en mi opinión, se queda el comentario del artículo en cuestión. En el mito, en la estética de un cuerpo militar. En lo profundo, en su sostén no se entra: violencia, violencia, violencia y muerte. Una organización para la muerte, para la destrucción, para la defensa ¿de qué? ¿a costa de qué?
      He tenido la oportunidad de entrar en contacto con militares. Les gusta colocarse una venda en los ojos y escurrir la tragedia que causa su oficio, su espantoso oficio de matar, de asesinar, de violar, de torturar, de destruir vidas, culturas, personas.
      Muy bonito hablar de disciplina, de entrega absoluta... Patrañas. Las personas que tienen que cuidar a personas mayores, las que son víctimas de unas condiciones de vida ínfimas, las que sufren en hospitales..., esas saben bien de disciplina, de abnegación...
      Que a estas alturas, pasado el siglo XXI tengamos comentarios de este tipo produce un sentimiento de pensar que esta humanidad sigue tan perversa, tan inconsciente, tan miserable como en los años más bárbaros y oscuros del medievo.
      Una lástima, una lástima. Que se ensalce la Legión, de quien conozco personalmente testimonios directos aberrantes es un execrable ejercicio de desprecio a tantas y tantas personas asesinadas por guerras, por conflictos armados de los que se lucran los de siempre, de los que hacen buen negocio militares y financieros.
      Que haya salud mental para reflexionar, que falta hace.

      repondre message

      • EN PRIMER LUGAR DECIRTE QUE A ESOS MILITARES DE LOS CUALES DICES QUE SE COLOCAN UNA VENDA EN LOS OJOS, NO SON MILITARES DE CORAZÓN, PUES EL MILITAR DE CORAZÓN ES EL MÁS ABNEGADO EN LA DEFENSA DE LOS MAS ALTOS VALORES, LIBERTAD, EQUIDAD, ETC. EN CUANTO A "LA LEGÓN" DEBO DECIRTE QUE PARA PODER DESPOTRICAR DEBERÍAS CONTRASTAR TODOS ESOS TESTIMONIOS Y TENER "SALUD MENTAL" PARA NO VER SOLO LO QUE TUS OÍDOS ESCUCHAN

        repondre message

        • > La Legión. Una opinión sencilla por superficial

          15 de septiembre de 2005 21:05, por Pat

          Comparto plenamente la respuesta anterior.
          He llegado aquí leyendo la biografía y otras curiosidades de Millán Astray y he de reconocer que si he decidido escribir ha sido ante la estupefacción que me ha producido la asociación de los términos violar, torturar y destrucción de vidas, con la figura militar.
          Yo soy civil pero mi pareja es militar, y militar de vocación, de los que dan su vida por el rojo y gualda de NUESTRA bandera.
          En primer lugar no creo que exponer su propia vida sea por otro motivo que el de la ferrea disciplina, el honor,la entrega absoluta... los mismos valores que este señor afirma rotundamente ser "Patrañas".
          No voy a discutir que a veces son mandados a conflictos cuyos objetivos son meramente económicos pero piense que ellos simplemente cumplen órdenes de los mismos que, quizás, ustéd votó las últimas elecciones. No seamos hipócritas, por favor.
          Deseo de todo corazón que nuestros militares sigan dedicandose a misiones de paz, a vigilar las vías ferroviarias, aeropuertos y demás lugares enclave de nuestro país cuando sus ciudadanos nos vemos aterrorizados por la amenaza del terrorismo... Está claro que si viviésemos una guerra, ellos protegerían a todos los ciudadanos españoles por igual, dando incluso su vida por los que, como usted, un día les trataron injustamente de violadores, ciegos ante la realidad, torturadores y demás.
          Antes de concluir, quisiera añadir que me siento tremendamente orgullosa de mi marido y de los que comparten con él además de oficio, valores, dedicación, valentía, sacrificio y honor.

          repondre message

          • > La Legión. Una opinión sencilla por superficial

            16 de septiembre de 2005 00:24, por Pablo

            Es muy triste darle tanta importancia a un trozo de tela, como para desear morir por él. Y me da igual lo que represente. Es muy triste morir por una entelequia llamada patria, nación, estado, o como se quiera. Además teniendo en cuenta que esas instituciones existen para que los ricos sigan siendo ricos, y los pobres pobres. En mi opinión los militares son como los perros guardianes de los dueños del palacio. Por mucho que los envíen a rescatar víctimas de catástrofes, su verdadera misión es la otra, la de asegurar los negocios de las empresas.

            MIllán Astray fue un paradigmático militar que amó mucho la muerte, como corresponde a ese oficio, tan emparentado con otros como matarife, verdugo,sicario o terrorista, sin ir más lejos.

            Tú tienes tu opinión y yo la mía. En mi familia hay militares, a los que respeto mucho como personas, pero para nada me enorgullezco de su profesión. Al contrario, me dan mucha pena por no darse cuenta de a quien están sirviendo realmente, y de como los están utilizando para que este mundo siga siendo lo injusto que es.

            Me gustan los valores de la entrega, el sacrificio y la valentía que citas. Valores que tiene mucha gente que da su vida por los demás, y no precisamente con una pistola en la cintura o con un subfusil en las manos. Pero me resultan repugnantes los valores de la férrea disciplina y el honor tal como se entiende en el ejército. Hay que ser serios y responsables en la vida, pero no sumisos, acríticos y aborregados, que eso y no otra cosa es la disciplina militar por mucho que la adornen.

            Hay que ser personas sinceras, honradas y de palabra, pero cuando en el ejército están hablando de "honor" ser refieren sobre todo a que saques pecho, seas una especie de perdonavidas macarra que te lías a hostias con el primero que sospecha de alguno de tus iconos, y que si tienes que palmar para que repsol pueda hacer negocios en afganistán, pues que seas carne de cañón sin rechistar. Eso y no otra cosa es el "honor" del ejército, siempre en mi particular opinión, claro.

            Como ves, hay muchas formas de ver la cuestión.

            Un saludo.

            repondre message

            • Creo que debes madurar un poco más.Desgraciadamente quizás algún día deba morir por tí, para que te sigas tomando cervezas con tus colegas en el bar y pensando que soy estúpido. Desde luego con personas que piensan como tú ESPAÑA, o lo que queda de ella, está perdida. Si no te gusta, vete.

              repondre message

              • > La Legión. Una opinión sencilla por superficial

                28 de octubre de 2005 03:48, por Adolfo

                Hola compañero.
                Te adelanto, la opinión de Pablo es la mía, ¿yo también tengo que madurar un poco más? Lo siento, me parece tremendamente paternalista e irrespetuoso ese comentario. Puedo pensar que no tienes razón, que estás equivocado, pero nunca te diré que eres un inmaduro o que te han lavado el cerebro. Trataré de darte mi punto de vista, como ha hecho Pablo, si te gusta pues estupendo, si no te gusta no te descalificaré en ningún caso. Tú creo que si lo haces llamándonos inmaduros.

                A mi me encanta tomar cervezas con los colegas en el bar, ¿hay algo malo?¿A ti no te gusta hacerlo? Y por mí, a no ser que seas bombero o algo por el estilo, no es necesario que des la vida. Yo desde luego no la daría por ti si el precio es matar a otros seres humanos.

                Por último comentarte que tanto Pablo (creo que él opina igual) como yo nos sentimos ilicitanos y valencianos ( en este orden) antes que españoles, pero por encima de todo ciudadanos del mundo, iguales a cualquier otra persona nacida en cualquier lugar. Y que nos gusta mucho nuestra ciudad (Elche)-la cual te invitamos a conocer-, y que por supuesto de momento no tenemos intención de ir a otro lado.

                Un saludo

                repondre message

                • Abajo el fascismo!

                  repondre message

                  • No, no creo que ser militar sea algo malo.
                    Pero militar=malo es lo que vende.
                    ¿Se dan ustedes cuenta de como manipulan los medios?
                    Nunca vi en un periodico, o escuche en la radio, o vi en la tv mencion alguna a que militares siguieran quitando chapapote de la costa gallega año y medio despues del accidente del petrolero. Y puedo asegurar que seguian alli, cuando la gente se habia olvidado de aquello....
                    O como prestan una ayuda y labor inigualable a AENA, vigilando que el avion que te lleva de vacaciones no sufra ningun incidente... Ni os imaginais lo que se aporta en ese campo...
                    Y si, estoy de acuerdo que van a misiones, pero ordenadas por aquellos que votais.
                    Que bonito cuando volvieron nuestras tropas, porque asi lo habia prometido el gobierno... y a la semana siguiente salian en otro avion a un destino distante 200 km del anterior. Pero eso no sale en las noticias tampoco...
                    Y despues hacen doctor "honoris causa" a un señor que mando fusilar a miles de fascistas en la guerra... Pero esos no cuentan, porque son "los malos"....

                    repondre message

                    • Yo idolatraba a la Legión, todavía la respeto, pero no por ello apruebo lo que de ella se hizo, y al servicio de quien se hizo. Eso es el problema del ejercito, que en su virtud está su defecto: la obediencia ciega es la mejor forma de gobernar un organismo, pero ese sacrificio puede ser manipulado desde la cúspide de la pirámide para intereses particulares. Puedo entender un ejercito de defensa, véase Suiza, Pero ¿qué hacemos en Afganistán?, puede que ganar experiencia, puede que incluso los própios voluntarios quieran ganar más dinero, un ascenso una medalla, un currículum... y por eso sean voluntarios. Incluso si me apuras, puede que quieran ayudar insitu a las pobres gentes del lugar. ¿qué haríamos en Irak? ¿qué conseguiríamos? ¿una parte del pastel? ¿quién la conseguiría? ¿yo? Repsol? algún ministro? Quizás algún Nóvel de la paz para el presidente? ¿Cuantos dejarían su vida allí? ¿estarías dispuesto a dejar tu vida allí?
                      ¿sabes que te pasaría si te pegasen un tiro en el espinazo? ¿que sería de tí una vez devuelto a casa? Cuanto durarías en España, 20, 30 años con una pensión del ejercito? Quieres acabar así? ¿cómo no voy a respetar a los legionarios si son capaces de arriesgar tanto por ... bueno por lo que quieran ellos arriesgar. La Legión representa para mí un cuerpo que dió esperanzas en su creación, que hizo lo inumano para intentar mantener la última colonia española, que se reveló contra un gobierno de todos, constitucional, de mano de un general ávido de poder y de otro tipo de orden social. La Legión se creó como un cuerpo de combate, de choque, de muerte asegurada, y por lo cual, bajo unos pricipios muy extremos de control tanto jerárquico como mentales, el principal poder era el miedo, el todopoderoso superior, el ineludible auxilio del compañero, y como no, la religión. Eso es un caldo muy fuerte de cultivo, para bien o para mal, de combatientes bravos y faltos de miedo al enemigo. Poderosa herramienta para un general.

                      Hoy en día, con la profesionalidad, la especialización, y la teóricamente mejor base educativa de los soldados, creo en ella. Aún cuando la mitad de sus efectivos sean ya de ascendencia extranjera, falta de vocaciones, ya se sabe.

                      ¿y que pasa si tienen que limpiar chapapote? pues a falta de una protección civil específica, por qué no podemos echar mano de nuestros "pistolos", ingenieros, o legionarios si me apuras, siempre que sea en defensa de nuestra nación, o país, o sociedad democrática si lo ves mejor así, en defensa de nuestra tierra, nuestra economía, nuestra gente, nuestros montes? Por si sirve de ejemplo, los norteamericanos tienen grupos militares vigilando sus parques naturales, sus fronteras, e incluso sus aeropuertos y ciudades si así lo estiman necesario. Tienen una reserva, pero claro, ellos son militaristas. De todos modos, ellos tienen una virtud. defienden lo suyo. Yo valoro a nuestros militares. Creo que un ejercito bien formado, consciente de su servicio público, profesional y voluntario, es necesario, y que por desgracia, siempre que se ha tenido que recurrir a él, ha sido en situaciones críticas, en las que no es facil mantenrse en el filo de la navaja, y por lo tanto, sus acciones y sus empresas estarán siempre sujetas a críticas y alavanzas, y acompañadas de desgracias, tragedias y sacrificios tanto personales como generales. Respeto para ellos. Critiquemos más a los que los ponen en peligro, sean quenes sean.

                      Unamuno era profesor, su oficio era el de hacernos pensar, es normal el desencuentro con un general, que no precisaba de subalternos que pensasen demasado. No hay mas cera que la que arde.

                      Hoy en día se necesita soldados que ademas de cumplir fielmemte, tengan la mejor preparación posible, tanto física, marcial como académica, pues esto es lo que marca la diferencia entre ejercitos tercermiundistas y la élite.

                      Un saludo.

                      repondre message

              • > La Legión. Una opinión sencilla por superficial

                13 de febrero de 2006 03:08, por Mar

                Y pq no te vas tu de España ya que no es TU España,es una España plural y de todos y para todos, ah y llevate a la cabra.

                repondre message

              • > La Legión. Una opinión sencilla por superficial

                14 de abril de 2006 17:36, por Alain Stevez Angien

                Si tu decision es ir a matar o morir como soldado por unas pesetas y un uniforme fetichista disenado para que te sientas muy macho, mientras yo me tomo unas cervezas con mis amigos en un bar diciendo que fuiste un peon iluso y tonto, esa es tu decision libre y la mia. Tu madre recibira una bandera para guardar en el armario, y yo una resaca al dia siguiente mientras tu miraras crecer las margaritas desde abajo. !Viva la libertad de eleccion! Yo, como lo dijo Serrat, prefiero un bombero a un bombardero! !Viva la Paz!

                repondre message

              • > La Legión. Una opinión sencilla por superficial

                8 de diciembre de 2006 12:06, por H.

                no nace falta que mueras o vivas por mi, eso ya lo hago yo. supongo que lo haces por que quieres, y si no es asi , reflexiona un poco, eres libre, como yo, en españa , ojala , sea cada dia mas libre y solidaria ( ah! y menos militarizada )un abrazo.

                repondre message

            • > La Legión. Una opinión sencilla por superficial

              29 de agosto de 2006 15:50, por CARMEN

              CUANDO LOS VALORES COMO LA FERREA DISCIPLINA Y EL HONOR SON TACHADOS DE REPUGNANTES,ME PARECE QUE ESTA PERSONA NO HABLA EL IDIOMA DE LOS QUE SENTIMOS EL ESPIRITU MILITAR.

              repondre message

              • > La Legión. Una opinión sencilla por superficial

                8 de diciembre de 2006 12:10, por H.

                estupendo por que no lo siento (el espiritu militar). cada uno con la espiritualidad que sienta y quiera.un abrazo.

                repondre message

              • > La Legión. Una opinión sencilla por superficial

                8 de diciembre de 2006 12:19, por H.

                millán astray ademas de invalido, no físico, sino ético,lo era intelectualmente, o sea,un hombre tonto, mas que tonto.y feo.un cabrero engreido.adios al fascismo, un abrazo. H

                repondre message

                • > La Legión. Una opinión sencilla por superficial

                  19 de noviembre de 2007 23:32, por alfonso

                  Miilan astray era un hombre culto de vasto saber, sabia lo que hacia y lo hacia bien tu si que eres ignorante y a bien seguro feo y antiestetico en el fisico y en la existencia

                  repondre message

                  • > La Legión. Una opinión sencilla por superficial

                    5 de junio de 2009 01:03, por entedeficción

                    yo no se si Millan Astray era feo o no, ni me importa... Pero lo que le dijo a Unamuno aquél día demuestra que es un burro, por mucho que haya escrito... Eso no demuestra nada, no demuestra la espiritualidad que se espera de los intelectuales. Millan Astray demostró ser un "intelectualucho de tres al cuarto", porque para ser lo que en el artículo este venden que fue, hay que tener un mínimo de sensibilidad que aquel burro demostró no poseer gritando: "muera la inteligencia"... Me parece bien que lo defendais como militar... quizas tuviera cualidades que yo no sé apreciar...Pero no le deis méritos que nunca pudo tener... es absurdo... Aquella "batalla oral" que aconteció en 1936, la ganó la intelectualidad en boca de Unamuno.

                    repondre message

            • > La Legión. Una opinión sencilla por superficial

              7 de mayo de 2007 03:13, por MANUEL

              Desgraciadamente, Pablo, te tengo que dar la razón, en parte de tu artículo. Muchas veces el ejercito está para defender al rico, al poderoso. Como sabeis los militares estamos organizados de una forma jerárquica, cuanto mas alto escales observarás menos espiritu militar y mas intereses propios y cuanto mas alto menos se escapan de esta criba. Antiguamente el gobierno estaba militarizado y hoy en dia el ejercito esta politizado, y como dijo confucio todos los extremos son malos. Este es el verdadero problema del ejercito, que el mando ya no tiene espiritu militar, ¿como puede exijirselo a la tropa? por eso hay crisis de vocacion militar, si vocación porque una profesion no te exije todos los sacrificios que debes hacer como soldado.
              Entonces ¿por qué sigo siendo militar? soy una persona trabajadora y sé que en lo civil estaría mejor mirado y cobraría el triple, si me licenciase tendria trabajo asegurado, no creo que este loco ni que sea tonto (los test de inteligencia y personalidad que tengo hecho así me lo demuestran), y no me gusta la guerra, ni he matado ni quiero matar a nadie.
              ¿Os imaginais a España sin ejercito?, ¿sabeis lo que pasaría?, ¿os imaginais un ejercito 100% de extranjeros? sabeis que cuando fue lo de Perejil la mitad de los soldados españoles que iban a ir desertaron el día anterior ¿sabeis por qué? porque eran de origen marroquí y no ivan a luchar contra sus hermanos!! ¡¡ y estamon hablando de una cutre piedra en mitad del Mediterráneo!!
              ¿Por qué soy militar? porque me gusta la PAZ, porque me gusta la libertad que se repira en ella, porque me gustan sus costumbres, porque me gusta ser español!! y no quiero que me impongan ser de otro pais, ni que me impongan otras costumbres, ni que me impongan nada, ¡APRECIO MI LIBERTAD!
              ¡Qué bonito seria que no hubiera ejercitos en el Mundo! lo malo es que entonces si un grupo de personas se levantan en armas contra el mundo para imponer sus normas ¿ Quien los parará? Tendriamos que cambiar antes la forma de pensar de la humanidad, eliminar la envidia, la codicia, la avaricia, etc..algo un poco difícil!
              Entonces ¿no hay solucion? ¿estamos condenados a la autodestrucción? Espero que no espero que algun día dejen de existir los paises, por lo menos físicamente y mediante el principio de la solidaridad nos unifiquemos como paises confederados con un unico ejercito y un tribunal donde se resuelvan los problemas entre paises y no a tiros. Pero para ello tendrian que cambiar mucho las cosas en muchos estados y tendriamos que hacer un gran esfuerzo empezando por tender a unificarnos y no a separarnos, por hablar en un mismo idioma para entendernos, por ser mas transigentes. ¿Utopía? no lo sé pero difícil sí, seguramente que ninguno de nosotros lo veamos. Y mientras tanto ¿que hacer? yo seguiré siendo militar para que tengemos una grantia de la libertad en esta España nuestra, en esta España de derechas, de izquierdas, de republicanos, de anárquicos, de monárquicos, en esta España de diversidad. Y si puedo llevaré esa libertad a otros pueblos oprimidos en un régimen inhumano en donde las personas no tienen el derecho ni siquiera de tomarse una caña en un bar con los colegas porque me importa la gente y porque si ese régimen sigue creciendo tal vez llegue el día en que España no pueda hacerle frente y ya no podremos tomarnos una caña tranquilamente y tampoco opinar en un foro como ahora.
              Una última cuestión. Mientras, penosamente, sea necesario un ejercito en este país para que simplemte con su presencia, nivel tecnólogico de armamento, y su preparación disuada a otros paises de "adoptarnos como provincia" la milicia tendrá que seguir existiendo, y ya que se hace un gasto tan extraordinario en mantenerlo (España es de los paises que menos destina de su PIB a Defensa) que menos que utilizarlo para el servicio del pais en su defensa medioambiental también. En el chapapote tengo constancia que en verano del año 2003 aún estaba trabajando el ejercito por ejemplo en Noia y sus alrededores y que las tropas acudian a las playas en autobus civil quien les dejaba en la carretera. De todas formas he de reconocer que el ejercito no tenia la preparación para este y otros tipos de desastres naturales pero por eso se ha creado la UME ( Unidad Militar de Emergencias) siguen siendo militares preparados para cualquier posible acción bélica si fuese necesario, pero que actualmente se instruyen y desarrolan labores de colaboración con las demás entidades civiles para cualquier desastre natural (que seguro que se incrementaran debido al cambio climático). 4300 soldados prestando un servicio práctico para el Pueblo y que constituyen una reserva efectiva en caso de un conflicto armado.

              repondre message

            • > La Legión. Una opinión sencilla por superficial

              16 de agosto de 2010 13:36, por Batman

              Si hay democracia es gracias a que hay soldados. Si hay libertad de opinión es gracias a que hay ejército. El Estado de Bienestar existe en los países que tienen una Defensa. Es una utopía e ingenuidad pensar que en el mundo no debería existir el ejército. Eso se puede pensar con 15 años pero al madurar y, sobretodo, al ver la historia de la humanidad y las atrocidades de algunos gobiernos de otros países en la actualidad, uno cambia necesariamente de opinión.

              repondre message

              • Al madurar -que no es lo mismo que cumplir años- lo que suele ocurrir es que una persona se hace más reflexiva, más tolerante y aprende a escuchar las opiniones ajenas con la actitud de comprenderlas y aprender de ellas. Es lo que enseñaba Unamuno.

                Tu argumento es terriblemente simple. Mira que fácil lo tiro por tierra: hay un estado del bienestar -en el cual hay muchísimo más bienestar que en España- que no tiene ejército. Se llama Islandia.
                Hay montones de estados con ejércitos, muchos de ellos que se gastan casi todo su presupuesto en ellos, y no tienen estado de bienestar, sino guerra y miseria.
                ¿Sigo?

                repondre message

                • > La Legión. Una opinión sencilla por superficial

                  1ro de noviembre de 2015 19:44

                  Creo que, volviendo al artículo inicial, si consideramos que un tercio de la población española (Cataluña y Euskadi) no lo es, que son un cáncer que hay que estirpar, ¿cómo no van a querer irse de España? Valoro muchísimo la labor del Ejército español, pero no por ello hay que dejarlos en un altar. Ni a Millán ni a Unamuno. Son personas, con sentimientos y valores distintos, que pueden equivocarse. Reflexionar sobre ello.

                  repondre message

  • Hola

    Perdona, en qué playa dices que estuvieron los militares limpiando un año después? Porque supongo que tendrían un retén permanente limpiando por alguna zona, como sí tuvo la gente de Nunca Mais. Precisamente estuve con ellos el verano siguiente al desastre y no me comentaran nada de eso. De lo que sí me hablaron fue de cómo estuvo el ejército limpiando, metiendo vehículos pesados por zonas vírgenes de litoral, destrozando cordones dunares y sin ningún tipo de método a la hora de realizar ese trabajo.

    Tampoco me extrañó demasiado, teniendo claro que su función allí, al igual que la que realizan en la mayoría de ocasiones, es en mi opinión fundamentalmente propagandística: todas las playas gallegas ocupadas por voluntarios venidos de todas partes para echar una mano anónima y PRECISAMENTE la imagen con la que bombardean diariamente en los informativos es la de los lugares donde actúa el glorioso ejército español, los soldados recogiendo chapapote con el logotipo de las fuerzas armadas bien visible en el mono blanco.

    Y me llama bastante la fijación actual de los militares (tú también lo haces)en tratar de justificar la existencia de los ejércitos en base a las labores "humanitarias" que realizan, en mostrar su cara "amable" buscando salir en la foto con cualquier ONG que se preste a ello, para así tratar de que se olvide que los ejércitos, ayer, hoy y aún mañana, han servido y sirven de instrumento de dominación, opresión y exterminio. Francamente, creo que no es más que un intento de que la gente no se plantee si no podría hacerse otra cosa con los 19.000 millones de €, el 11.64% de los presupuestos generales del estado, que se han dedicado este año al mantenimiento de la máquina militar en nuestro país. Con ese dinero igual teníamos para instalar unos cuantos radares civiles, comprar unos cuantos barcos especializados en la lucha contra las mareas negras o para acondicionar algunos puertos para que pudieran acoger barcos averiados. Y de paso, para promocionar la labor de las organizaciones que altruístamente se dedican a labores humanitarias, con lo que se gasta el ejército en campañas publicitarias de reclutamiento tendrían para eso y más.

    Una última cosa, creo que eres la misma persona a la que hemos censurado varios mensajes en la web, verdad? Lo siento, estamos cansados de que nos descalifiques, si como decías quieres "despertar la conciencia de los jóvenes" te invito a que lo hagas desde los medios de comunicación que precisamente vetan nuestra opinión y promocionan la labor del ejército, que son todos los convencionales.

    Un saludo

    Responde este comentario

  • Me gusta el articulo porque da las dos versiones y se ve cual es la más creible,
    Unamuno cuando vió en que se habia metido al apoyar a Franco,él lo dice,Que ligero y candido anduve a adherir al movimiento de Franco...
    Esta Guerra de Cicil no tiene nada, es una guerra sin cuartel..."
    Me alegro de Unamuno un gran hombre haya muerto con la consciencia que habia cometido un error.

    Responde este comentario

    • Creo que nadie ha mencionado que esa no es la página oficial de la Legión, es la página de "los amigos de la Legión".
      La página oficial se encuentra en:
      www.ejercito.mde.es/organizacion/legion/


      De todos modos, es más creible la primera versión.

      repondre message

        • Morir por un trozo de tela, por honor o por gloria es una payasada. Rendir homenaje a “los caídos” una auténtica tontería. No tiene sentido matar o morir por una patria por un país, por una religión, por DIOS o por una ideología. La profesión militar es penosa y unas de las más vergonzantes si se le puede llamar profesión. ¿Coincidís en lo que digo verdad? Y ya lo decía Antonio Machado “......el Español desprecia cuanto ignora.” Tan solo una cosa, ateismo materialista bolchevique. Si, sois materialistas y estáis muy ciegos para daros cuenta. A caso podríais hablarnos algo acerca del honor, la gloria o de los hombres hermanados en un destino universal. No. No por lo menos sin sentir lo que nosotros sentimos cuando vemos ondear nuestra bandera nacional o escuchar el himno nacional español. Lo que se siente es el alma. Alguna vez habéis sentido como vuestro corazón palpita como vuestro vello se levanta, el por qué racional nunca lo sabremos, nos contentamos con el espiritual. “Espiritual” ¿qué es eso verdad? ya no es nada, todo se ha derrumbado en una miseria moral, en una humanidad fría y cruel de la que todos somos culpables. ¿Cuándo? ¿Dónde? y ¿Por qué? lo que hicieron miles de nuestros antepasados, los de todas las naciones del mundo se declaro en vano, y me estoy refiriendo a morir por defender a lo que mas querían en el mundo. Decidme que patria os quedaría, que DIOS, que ideología si renunciáis a las vuestras que os corresponden por ser hijos de España, solo os quedaría una: la del dinero la de lo material. Me diríais que nos quedaría la solidaridad la igualdad la hermandad, y yo os diría que no cabe una solidaridad una igualdad ni mucho menos una hermandad fuera de una colectividad de afecto milenario entre nosotros, los hijos de España. Parece que estamos destinados sin remedio a vivir siempre las dos Españas. Yo solo espero que sean eternas. ARRIBA ESPAÑA VIVA ESPAÑA

          Ver en línea : lo habeís conseguido habeís dejado el espiritu nacional en un callejón tirado

          repondre message

          • O sea que quien no sienta el amor a la patria tal como tú lo describes no puede ser una persona espiritual. Pues mira, yo soy creyente cristiano y sin embargo la idea de España como patria me deja del todo indiferente.

            O sea que quien no ame tu ideal de patria no puede concebir un destino universal de los seres humanos. Pues yo que no amo nada ese ideal sueño con una humanidad sin países, sin propiedad privada y sin poderes coactivos, y ese sueño lo entiendo como un destino universal para la especie humana.

            O sea que quien no tiene como única ideología tu idea de España no puede tener otra que no sea el dinero y lo material. Pues yo que no tengo esa ideología lucho por mis creencias y ello incluso me ha llevado a tener condenas de cárcel.

            Sí es cierto lo de Machado, sí.

            repondre message

  • Buen articulo, a pesar de encontrarlo en una pagina que no coincide con mis "ideales politicos". Es de agradecer que se encuentren dos versiones diferentes del mismo hecho, ya que es lo que estaba buscando, pues no me suelo limitar a escuchar lo que dice solo una parte (politicamente hablando).

    Tube la oportunidad de estar en la universidad de Salamanca y entrar en el paraninfo. Un lugar que recomiendo a todo el mundo, y si teneis la oportunidad de que os "lean" la escalera que esta justo en el lado opuesto a el paraninfo y que sube a la biblioteca. Es muy curioso.

    Millan Astray debia ser un radical de la leche, y seguro que no hubiera dudado en pegarle un tiro a Unamuno, pero tambien hay que decir que Unamuno debia creerse estar por encima del bien y del mal. Me parece a mi que estos dos debian parecerse bastante mas de lo que creen.

    Espero que no me censureis por llamar radical a Unamuno o por llamarselo a Millan Astray (aunque dudo que la ultima denominacion moleste por estos lares.)

    Un abrazo.

    Responde este comentario

    • NO OS DAIS CUENTA D Q L PAIS SIGUE IGUAL Q HACE 30 AÑOS,SQ DEBEMOS SER GILIPOYAS,XQ NO UNIRSE EN UNOS SPRINCIPISO COHERENTES Y REALISTAS,STA CLARO Q NO PUDE LLOVER A GUSTO D TOODS PERO LA LEGION COMO EL EJERCITO TIENE Q STAR AY,Y HOY N DIA O COMES O T COMEN,Y TNGO MUY CLARO DEL LADO DEL Q KIERO STAR,DEL QSEA COMO YO,Y ESO NO SIGNIFICA Q NO ACEPTE ALOS DIFERENTES,SIGNIFICA NO TENER MIEDO A DEFENDERME CON TODO LO Q TNGA,LA PALABRA,O LA FUERZA,DEFENDIENDOME DEL Q M ATACA SIN TENER MIEDO A Q M TACHEN D LO Q TODOS SABEMOS,Q VERGUENZA D PAIS,M ENCANTARIA GRITAR ARRIBA ESPAÑA,PERO COMO?CUANDO LO Q STA AL ORDEN DEL DIA S LO POLITICAMENTE CORRECTO,N OTRAS PALABRAS.HIPOCRESIA,INTENTAR IR D LO Q NO S ES,X CIERTO,UN MUNDO PLURAL,SAL A OTRO PAIS Y DI Q S TAN TUYO COMO DEL Q VIVE AYI,A VER Q T DICEN,Y SIGUE PREGUNTANDO,SOMOS ESPAÑOLES,SOMOS DIFERENTES AL RESTO DEL MUNDO,Y AL Q NO LE GUSTE,COMO DICEN MAS ARRIBA:Q S VAYA!!!!ASI D CLARO,O Q AGA LO Q SEA X CAMBIARLO ASU GUSTO,PERO SIN CHORRADAS,HABLANDO CLARO.Q PAIS,PERO AUN ASI LO AMO.Y SI ALGUN DIA E D DAR MI VIDA X LA PATRI LO DARE,PERO NO INTENTES COMPRENDERLO,S D RETROGADAS Y FASCISTA VERDAD?YA T DIGO Q NO,EN ESA VISION S BASA L MUNDO ACTUAL,N PERDER LO TUYO X UNA CAUSA MAYOR,L BIENESTAR D TU DESCENDENCIA,PERO COMO HOU N DIA VIVIMOS D LUJO,NI NOS IMAGINAMOS N ESA SITUACION,SALUDOS A TODOS LOS ESPAÑOLES,A TODOS,AGAMOS D STO ALGO MEJOR,

      repondre message

      • !Viva la muerte, abajo la inteligencia!, esta es la esencia de la discusión, pido disculpas a ustedes, señores españoles, yo soy Colombiano y esa frase aplica perfectamente a nuestros paramilitares, que asolaron y asolan los campos de Colombia especialmente en las décadas del 80’ y 90’, esta es la herencia que nos ha llegado de España.

        Recordemos el episodio de Unamuno y Astray, es un absurdo, es paradójico, es ilógico, es la fuerza bruta contra la inteligencia enclaustrada, es lo mismo que esta ocurriendo ahora en el mundo, la fuerza bruta de los Yankees demostrada en Iráq, Afganistan, Guantánamo, Cuba, etc. contra la inteligencia presa de la ONU.

        Leyendo los comentarios anteriores, se observa una España dividida que no ha podido superar (y al parecer no superará) sus odios del pasado, al igual que en Colombia. ¿Qué vamos a hacer? ¿Verdad, Perdón, reparación y olvido?, con Mandela en Sudafrica se pudo, ¿Cómo no vamos a poder los hispanos?

        repondre message

        • Millán Astray me parece un personaje demasiado oscuro(como el resto de sublevados) como para encima justificar sus frases, su persona y demas.

          Se metió donde no le correspondia y le quedó grande,lo unico que sabía argumentar el "calla y obedece".

          repondre message

        • La inconsecuencia de la auto-negación

          4 de abril de 2008 08:29

          Este señor colombiano debe creerse que todo el mundo ignora lo que es América y los detalles de su historia pre-colombina así como la inmediata historia post-imperial.

          Uno de los motivos por el que los Conquistadores, aun siendo pocos hombres conquistaron tan vastas tierras, fue que no pocos nativos veían a los Conquistadores españoles como una liberación de los abusos de otros grupos nativos. Por supuesto no el único motivo. Pero hace un par de años, por ejemplo, un arqueólogo encontraba los restos de una orgía caníbal que habían "disfrutado" los "civilizados" aztecas, a costa de más de 500 cautivos de una caravana española (la mayoría porteadores mestizos y mayas), durante 6 consecutivos meses. Imagínense la agonía de los que estuvieron hasta el último día en una jaula, esperando a ser devorados.

          En fin, por no mencionar que la verdadera tragedia en Las Américas sobrevino de la mano de los que llaman "Libertadores", esos criollos ya mestizos dueños de grandes tierras, para los que la protección de los nativos bajo la Corona española era un estorbo. Lo cual no quiere decir que con ella no hubieran abusos.

          Son consecuencia de ustedes mismos y de sus propias circunstancias. Tanto si se gustan como si no. Así que no pretenda ser inconsecuente consigo mismo.

          repondre message

        • estoy completemante de acuerdo!

          Ver en línea : mi pagina

          repondre message

      • creo que todo lo que dices es pura fachada... si que tienes miedo! porque todos los seres humanos tienen miedo! es algo natural... no eres un superhombre xD y por otro lado... si quieres morir por la patria, entonces es que no tienes conciencia de lo que es la muerte... creo que no te has parado a pensar en tus palabras...

        repondre message

  • VERSIÓN literal DE UNAMUNO, del “DIARIO FINAL” recopilado por FRANCISCO BLANCO PRIETO (GLOBALIA EDICIONES ANTHEMA, Salamanca, 2006), libro que os recomiendo encarecidamente.

    ""Lunes, 12 de octubre
    (…) don Esteban, que vive a pocos metros de mi casa, pasó a recogerme para ir juntos al vergonzoso acto literario que tuvo lugar a las doce en el Paraninfo. De camino, me hizo prometerle que no hablaría pasase lo que pasase, y debo decir que falte a mi promesa. Allí estuvimos todos, incluso Carmen Polo que llegó tarde. En la presidencia se sentaron conmigo, aparte de la señora, a mi izquierda: Pla y Deniel; el presidente de la Audiencia, don Manuel del Busto; el delegado de Hacienda don Benito Jiménez Ezquerra; y el general Millán Astray. Y a mi derecha: el gobernador civil don Ramón Cibrán Finot; el teniente coronel don Miguel Pérez de Lucas, en representación del coronel gobernador militar; el Presidente de la Diputación, don Francisco Márquez; el alcalde de Salamanca, don Francisco del Valle; y José María Pemán.

    Como presidente de la función, tuve que abrir la tragicomedia que allí se iba a representar, diciendo que ostentaba la representación del general Franco. Y sin esperar más di la palabra a los actores en aquel escenario decorado con flechadas camisas azules, mucetas rojas, amarillas y azules, en medio de verdes uniformes legionarios.

    Comenzó hablando Ramos, Decano de la Facultad de Letras y exrector, ligando un discurso erudito de carácter histórico, elogiando el orgullo nacional de los militares. Después entregué la palabra al reverendo padre Vicente Beltrán de Heredia, de la orden de los predicadores, quien habló de los maestros salmantinos en América, especialmente del padre Vitoria. Hasta aquí bien. Entonces tomó el micrófono en la mano Maldonado de Guevara y comenzó a politizar el acto con expresiones que no puede aceptar, como que los rusos son un pueblo demoníaco, o que los rojos suprimen la belleza y corrompen el arte sumiendo al pueblo en un abismo demoníaco irredimible. No sé tampoco a qué vino eso de que la misión de España ha sido enfrentarse siempre con Oriente: en la Edad Media con el Íslam, en el siglo XVI con los turcos y en los días que vivimos, con el comunismo ruso. Siguió hablando de una España roja sumida en la anarquía y llevada tras los estertores de la muerte por una demencia incendiaria, en lo cual hasta podía tener un punto de acuerdo con él. Pero no pude tolerar que identificara la anti-España, reducto de primitivismo y barbarie, con su crítica a catalanes y vascos, pidiendo el exterminio de esa anti-España en ese día de “fiesta étnica”. Todo me pareció intolerable y una desvergüenza. No puede evitar tomar notas (…), para responderle al final del acto, como imprevisto cierre del mismo.

    José María Pemán me agradeció la invitación que le hice para tomar parte en el acto, y lo calificó de nuevo componente de la cruzada, donde se libraba la batalla del pensamiento, de la idea y del espíritu. Pensaba, -como y en un principio- que los militares tenían la misión de defender los valores de la civilización cristiana, colocando como principio a Dios. España, como brazo derecho de la civilización cristiana, estaba dispuesta a sangrarse como un día se sangró ante los turcos y moros. En su opinión, íbamos a librar a España de quienes durante mucho tiempo nos había servido los platos fríos de Europa con el marcado marxismo ruso. Pidió al final que todos hiciéramos en cada uno de nuestros pechos un Alcázar de Toledo y viviéramos con la única consigna de: ¡España, siempre España y nada más que España! En esto último es en lo único que he pensado siempre. Por eso estoy tan enfermo de España.

    Como ya he dicho, no era mi intención hablar durante el acto, pero no podía callar más porque en la España que tanto mencionaban no se está defendiendo civilización alguna. Esto es una guerra incivil. Por eso en el acto sucedió lo que podía haber sucedido en cualquier otro momento porque no puedo seguir diciendo en voz baja lo que me pide gritar el corazón.

    Ellos estaban esperando mis palabras después de tirarme de la lengua y yo no podía mantenerme callado, pues eso otorgaba razón a cuantas barbaridades se dijeron. Allí se habló de guerra en defensa de la civilización cristina, siendo yo el primero que hablé de ello. Pero lo que estamos viviendo es una guerra incivil que no va a salvar nada de que dice salvar. Al final, acabarán venciendo pero no convencerán a nadie porque el odio no deja lugar a la compasión y ellos odian la inteligencia. Por eso me pareció inútil pedirles que pensaran algo en España.

    Qué enseñará Maldonado a los alumnos desde su cátedra de Literatura cuando se ha atrevido a calificar de anti-España a los vascos y catalanes, sin tomar cuenta que su Obispo, quien enseña la doctrina cristiana, es catalán; y su Rector, vasco, nacido en Bilbao, lleva toda la vida enseñando la lengua española, el verdadero imperio.

    Por qué decir de ese histrión mutilado, modelo de salvaje, que me interrumpió dando vivas a la muerte y pidiendo la muerte para los intelectuales. Al oír el grito necrófilo y sin sentido de ¡viva la muerte!, me sonó igual que ¡muera la vida! Yo, que me he pasado la vida creando paradojas que provocaron el enojo de quienes no las comprendieron, puedo decir, como autoridad en la materia, que esa ridícula paradoja me parece repelente.

    Tuve que frenar la locura de este mutilado recordándole que estábamos en el templo de la inteligencia, de la cual yo era su sumo sacerdote y no permitiría que se profanara ese sagrado recinto con la sinrazón de su barbarie. Pero todo fue inútil porque nunca reconocerán que les falta la razón y el derecho para luchar. Como dije, no vale la pena pedirle a esos salvajes que piensen en España porque no entienden otra dialéctica que la de las pistolas.

    Debo la vida -¡pero qué vida esta!- a la esposa del caudillo, que me sacó del brazo y pidió a (…) un joven monárquico (…) que me protegiera mientras unos soldados contenían a culatazo limpio a los más exaltados. Oí gritos llamándome ¡rojo! Y ¡cabrón!, aunque quienes los proferían no supieran lo que significa una cosa ni otra, pero lo dicen como los loros repiten cosas que no comprenden. La esposa de Franco abrió la puerta del coche oficial y pidió al chofer que me trajera a casa (…) entre más abucheos, insultos y amenazas. (…)

    Terminó el acto a las dos de la tarde. Después el alcalde invitó a comer a los oradores y a la comisión organizadora, en compañía de Millán Astray.

    Este general es un inválido. No es preciso decirlo en un tono más bajo. Es un inválido de guerra. También lo fue Cervantes. Pero los extremos no sirven como norma. Desgraciadamente hay hoy en día demasiados inválidos en España. Y pronto habrá más, si Dios no nos ayuda.

    Me duele pensar que este militar pueda dictar normas de psicología de masas. Un inválido que carezca de la grandeza espiritual de Cervantes suele sentirse aliviado viendo como aumenta el número de mutilados alrededor de él.

    Este sujeto estaba dando charlas en Buenos Aires el 18 de julio cuando el editor Manuel Quintero nos lo envió el día 20 en el Almanzora sin saber en qué bando acabaría hasta que decidió que su puesto estaba al lado de los rebeldes, y el caudillo se lo trajo aquí para que se hiciera cargo de la propaganda.

    (... después de comer en su casa ...)
    En contra de la opinión de todos, me fui como siempre a tomar café al Casino y no me arrepiento de ello, porque he podido sentir el nivel de irracionalidad que se ha instalado entre quienes hasta hace unos días eran ejemplo de moderación. Al entrar en el Casino me ha insultado y abucheado un grupo de energúmenos sin seso. Y me aconsejó afectuosamente don Tomás Marcos, antiguo Decano del Colegio de Abogados, en la misma puerta, que no entrara. ¿Por qué no había de hacer lo que vengo haciendo desde hace tantos años? (…) cuando los berridos de algunos llegaron aniveles intolerables mi hijo tiró de mí hacia casa, saliendo con el honor de siempre por la puerta principal, aunque los amigos que nos acompañaban (…) intentaron evadirme de los bárbaros por donde no me correspondía, pues no había hecho otra cosa que defender aquello en lo que creía, como siempre he hecho, aunque sin tener la comprensión de muchos.

    Al llegar a casa había algunos soldados en la puerta y dos o tres policías para protegerme. ¿Para protegerme? No, para vigilarme.""

    Responde este comentario

  • Hola. Magnífico capítulo de uno de los mayores y más afamados intelectuales españoles. De sobra conocido, diría que este encontronazo refleja las diferencias insalvables entre lo que significó el levantamiento del 36 y lo que la Guerra Civil acabó siendo.

    En las palabras de Unamuno se advierten continuas referencias a la frustración vital e intelectual que sentía el genial profesor vasco tras tan solo dos meses de contienda, después de apoyar con vehemencia la intervención militar ante autoridades europeas de la época; sin duda, dos partes son responsables de esta frustración: por un lado, la más que reprochable actuación de ambos bandos en la contienda, donde nadie, del primero al último de los enfrentados, pudo (ni puede) defender una sola actuación moralmente decorosa (con excepción de escasos pasajes llenos de humanidad) desde un punto de vista actual y objetivo; y por otro lado, creo que la inocencia de Unamuno rozó en ciertos momentos el absurdo, dentro de todo lo absurdo que un hombre de su inteligencia puede llegar a ser (muy poco, supongo, al lado de quien se atreve a escribir, a día de hoy, lo que usted está leyendo). La cadena de sucesos históricos que Unamuno siguió desde su posición privilegiada (lo era a todas luces respecto a la gran mayoría de sus coetaneos, pues tenía acceso a una cantidad de información ingente dada su posición) debería haber despertado en él muchas dudas poderosas respecto a la idoniedad de su posición; y no discuto que estas dudas surgieran (como bien acredita su obra y, sobre todo, sus cartas), sino que el absurdo se alcanza cuando el poderío de dichas dudas se empequeñece y oculta bajo una posición religiosa casi fanática, que a mí, un anónimo del siglo XXI, me repugna tanto como me agrada su vuelta a la equidistancia crítica, la cual recupera rompiendo una promesa y del brazo de Carmen Polo (curiosa forma de hacerlo, por cierto).

    Por lo demás, solo una puntualización. He leído un comentario que, como poco, es gracioso. No recuerdo con exactitud lo que ponía, pero venía a enjuiciar la cultura azteca denominándola irónicamente "civilizada". Pues bien, si usted piensa que puede juzgar a un pueblo antiguo con baremos propios de una cultura actual como la nuestra, debo decirle que el que debe "civilizarse" es usted, sin ningún género de dudas. Con todo el respeto, por supuesto.

    Responde este comentario

    • Perdónadme todos si hago errores pero soy francesa. Acabo de leer esos intercambios... con mucha pena. Tuve la ocasión de ir a Espana varias veces y para largos periodos y siempre me asombra ver como sigue siendo muy presente la historia reciente del pais sin que haya habido, por lo menos en una de las dos Espanas, puesta en cuestion, reflexion constructiva, orientada hacia la elaboracion de un futuro mas tolerante.
      Mi novio es frances tambien pero de origen marroqui (lo que fatalmente se ve!) y cuando yo estudiaba en la universidad de Salamanca (ciudad en la que, como se sabe, no hubo resistencia al franquismo)y mientras mi novio es alguien muy bien educado, honesta...(qué pena sentirme obligada de precisar que tiene cualidades! y no las digo todas!)pues, oimos varias veces comentarios (de caracter racista)como jamas habiamos oido en nuestro pais. No somos paranoiacos; en general si oimos algo desagradable jamas contestamos, al contrario, cuando es posible hacerlo tranquilamente intentamos discutir. Pero en Salamanca, a menudo me senti muy mal, casi como una bestia salvaje a causa de miradas o de comentarios francamente racistas detras de nuestra espalda .
      No sé si tengo razon o no pero creo que un proceso igual al de Nuremberg en Alemana hubiera podido ayudar a hacer entender a los nacionalistas antiguos franquistas que siguen teniendo una responsabilidad en las atrocidades cometidas en el pasado. Al leer los comentarios que glorifican a Millan Astray, tengo la sensacion de que no tienen la mas minima culpabilidad ( ademas Millan Astray era un pésimo escritor y en ninguna enciclopedia se lo compara con maestros como Maeztu, Machado...)Espana es un pais que adoro por muchas razones pero si me gustaria vivir alli para muchos anos sé que no lo haré porque sé que sufriré del racismo que es mucho mas presente que en muchos otros paises europeos (incluso en alemena!).
      Para acabar sobre lo de la guerra, del ejercito, de la abnegacion... os recomiendo una cancion de un cantautor famosisimo en Francia (Georges Brassens) que se titula "Mourir pour des idées" (= morir para ideas) en la que, resumo mucho, repite con ironia que puede morir por ideas pero de muerte lenta y que todos los buenos apostoles, sean los que sean, que nos incitan a dar nuestras vidas por ideas(sean las que sean) quizas podrian pasar primero y dejar vivir a los para quienes la vida es quiza el unico lujo aqui abajo. He encontrado una traduccion bastante buena (pero na tan poetica) para que se hagais una idea:

      "Morir por las ideas, la idea es excelente
      yo he estado a punto de morir por no haberla tenido,
      pues todos los que la tenían, multitud agobiante,
      ahuyando a la muerte, me han caído encima.
      Ellos han sabido convencerme y mi musa insolente,
      abjurando de sus errores, se ha unido a su fe
      con un poco de reserva en todo caso:
      Muramos por las ideas, de acuerdo, pero de muerte lenta,
      de acuerdo, pero de muerte lenta.

      Juzgando que no hay peligro en la tardanza,
      vayamos hacia el otro mundo ganduleando por el camino,
      pues, si forzamos la marcha, sucede que se muere
      por unas ideas que no tienen futuro el día de mañana.
      Y si hay una cosa amarga, desoladora
      al entregar el alma a Dios, es darse cuenta
      que hemos equivocado el camino, que nos hemos equivocado de idea:
      Muramos por las ideas, de acuerdo, pero de una muerte lenta
      de acuerdo, pero de una muerte lenta.

      Los charlatanes que predican el martirio
      normalmente, por otra parte, se rezagan aquí abajo.
      Morir por las ideas, todo hay que decirlo,
      es su razón de vivir, y no se privan de ello.
      En casi todas partes se ve que superan
      fácilmente a Matusalén en la longevidad,
      y yo concluyo que ellos deben decirse, bajito:
      “Muramos por las ideas, de acuerdo, pero de muerte lenta
      de acuerdo, pero de muerte lenta”.

      A las ideas que reclaman el cacareado sacrificio
      las sectas de toda índole les ofrecen retahílas enteras
      y la cuestión se plantea a la victimas novatas
      morir por las ideas, esta bien, pero por cuál?
      Y como todas se parecen entre sí
      cuando las ve venir, con su gran bandera,
      el sabio titubea y duda delante de la tumba.
      Muramos por las ideas, de acuerdo, pero de muerte lenta
      de acuerdo, pero de muerte lenta.

      ¡Y si aún bastasen algunas hecatombes
      para que finalmente todo cambiase, finalmente todo se arreglase!
      Después de tantas “grandes noches”, de tantas cabezas cortadas,
      ya tendríamos el paraíso sobre la tierra.
      Pero la edad de oro sin cesar se pospone,
      los dioses tienen siempre sed, nunca tienen suficiente
      y he aquí la muerte, la muerte que siempre vuelve a empezar...
      Muramos por las ideas, de acuerdo, pero de muerte lenta
      de acuerdo pero de muerte lenta.

      Oh vosotros, los agitadores, oh vosotros los buenos apóstoles
      morid, pues, los primeros, os cedemos el sitio.
      Pero por favor, joder! dejad vivir a los demás!
      La vida es casi el único lujo aquí abajo
      pues, finalmente, la Muerte está siempre vigilante
      y no es necesario ayudarle con la guadaña.
      ¡Basta de danzas macabras alrededor de los patíbulos!
      Muramos por las ideas, de acuerdo, pero de muerte lenta,
      de acuerdo pero de muerte lenta".

      Hasta luego! Viva el amor y viva la libertad!

      repondre message