Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Una embarazada denuncia haber sido expulsada del ejército español

Martes.17 de agosto de 2010 1686 visitas - 7 comentario(s)
Ocurrió tras negarse a hacer las pruebas físicas y además había sufrido dos abortos previos. #TITRE

Quede claro que el motivo de publicar esta información en esta web no responde a una cruzada para mejorar el trato que el ejército da a las mujeres soldado. Dado que consideramos al ejército, de arriba a abajo, como una institución nociva y prescindible creemos que no se debe invertir ni un solo esfuerzo en mejorarlo y sí muchos en abolirlo.

La publicación, pues, obedece a que es una ocasión más para denunciar las numerosas incongruencias de esta institución que trata de hacerse pasar por moderna y democrática. En realidad consideramos que esta mujer a la que no se le prorroga su relación laboral con el ejército sale beneficiada, aunque ella posiblemente no opine igual. Desde aquí le deseamos suerte en su nueva vida civil. Nota de Tortuga.


MÓNICA ROS VALENCIA

«No existe una situación comparable en la que a un hombre le denieguen la ampliación de compromiso por el hecho de no poder hacer una pruebas físicas a causa de dos abortos y una gestación de alto riesgo». Este es uno de los argumentos que consta en la denuncia presentada por una mujer (G.R.C.) contra el Ministerio de Defensa por expulsarla del Ejército al negarle su «ampliación del compromiso», es decir, su plaza en las Fuerzas Armadas como soldado militar de empleo, en Valencia. Y es que superar las Pruebas de Evaluación Física (PAEF) es uno de los tres requisitos indispensables para la renovación del compromiso militar, y la joven no las realizó durante dos años —2007 y 2008— al sufrir «dos abortos con legrado y un embarazo de alto riesgo» que le «impedía la realización de esfuerzos físicos», tal y como acreditó la mujer con sus correspondientes informes médicos.

La Junta de Evaluación Eventual calificó a la mujer como «no idónea» para permanecer en las Fuerzas Armadas por haber «permanecido de baja en diversas ocasiones y por no reunir las condiciones físicas precisas». La denuncia recoge informes posteriores donde se especifica que, entre los dos abortos y el embarazo, la afectada «permaneció tres meses y 22 días de baja, en dos ausencias». «Su calificación global es de 9 y no ha sido calificada negativamente en ninguno de los conceptos de su IPEC», continúa el informe detallado.

Para el abogado valenciano Francisco Hernández, la Administración ha actuado contra G.R.C. de manera «arbitraria» porque «no se justifica de ninguna manera que el motivo de no idoneidad sea una baja por maternidad y que ésta sea la causa por la que no ha pasado las PAEF´s. La arbitrariedad arranca de una discriminación directa e indirecta a consecuencia de su derecho a ser madre de la recurrente, sufriendo una discriminación clara y evidente con relación a otras personas de distinto sexo que nunca tendrán bajas médicas ocasionadas por abortos o gestaciones de alto riesgo para el feto».

Madre y mujer trabajadora

Es más, la denuncia plantea que la maternidad «no es una enfermedad», sino actuaciones por las que debe pasar una mujer trabajadora «por el simple hecho de ser mujer, y madre y que, en modo alguno, puede servir de justificación para no ampliar el compromiso a la recurrente pues ello supondría incumplir las más elementales leyes y disposiciones normativas aprobadas para la plena integración de la mujer en las FAS o para la integración de la vida familiar y laboral».

El texto, sin embargo, recalca que, si bien es cierto que la aptitud física faculta a la Administración para denegar si alguien continúa o no en el ejército, se ha de tener en cuenta que «el principio de igualdad de trato entre mujeres y hombres supone la ausencia de toda discriminación por razón de sexo y especialmente, las derivadas de la maternidad» y que G.R.C «cumple todos y cada uno de los requisitos para ampliar su compromiso con las Fuerzas Armadas». La mujer, hoy, es madre.


No se renovó el contrato a la embarazada por no acudir a varias pruebas físicas

La normativa obliga a superar todos los años unas pruebas físicas, y en caso de no poder hacerlas, solicitar su aplazamiento

EFE/ informacion.es

El Ministerio de Defensa ha negado haber expulsado del Ejército a una militar del Regimiento de Transmisiones de la Base de Marines (Valencia) cuando estaba embarazada y ha aclarado que no ha sido renovado su contrato al no pasar las pruebas físicas obligatorias.

El departamento de Carme Chacón ha informado a EFE de que la ex militar Gloria R.G. no se ha presentado desde 2005 a las pruebas físicas obligatorias, y que tampoco desde esa fecha ha solicitado aplazarlas debido a su estado, por lo que se ha decidido no renovar su contrato.

La normativa obliga a los militares a presentarse y superar todos los años unas pruebas físicas, y en caso de no poder hacerlo, solicitar su aplazamiento.

El abogado de Gloria R.G. Francisco Hernández Sánchez, ha explicado hoy que pese a que llevaba tres años en el cuerpo y tenía una calificación de 9, en febrero de 2009 la expulsaron de las Fuerzas Armadas por no haberse presentado a las Pruebas de Evaluación Física durante dos años consecutivos.

Según el letrado, la mujer no pudo presentarse a dichas pruebas, cuya superación es un requisito indispensable para renovar el compromiso militar, porque tenía un embarazo de alto riesgo que le impedía, por prescripción médica, realizar ejercicios violentos.

En su demanda, la ex militar pide que se le reincorpore en el Ejército y que se le indemnice con los salarios que ha dejado de percibir desde su expulsión.

Diario Información

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.
  • Yo soy soldado del RT-21, día a luz este año y sin pasar las PAEF he renovado, y como yo muchas de mis compañeras. Cuando se avisa de que se está embarazada inmediatamente te eximen de hacer ejercicio físico, te colocan en alguna oficina y tienen todos los miramientos posibles a la hora de darte dias libres (para revisiones médicas o cualquier otra cosa relacionada con el embarazo). Somos muchas las que hemos estado embarazadas estos dos últimos años y todas coincidimos en lo mismo. El trato a las embarazadas es muy bueno, incluso han habido embarazadas que una vez han comunicado su estado, se han ido a su casa por ser ese embarazo de riesgo, incluso desde el primer día de enterarse de estar embarazada.

    Responde este comentario

    • Una embarazada denuncia haber sido expulsada del ejército español

      29 de agosto de 2010 22:44, por Exmilitar

      Cada persona es un mundo, yo soy de la opinión de que cada uno7a lucha por lo que cree, se ha comentado de discriminacion y de la no discriminacion por temas de embarazo, lo que si quiero dejar claro de antemano que no todas las mujeres sufren discriminacion en el ejercito, pero que si existe la discriminacion por embarazos en el ejercito eso si es cierto, yo fui disrimanada por ese mismo motivo a mi no se me renovo, despues de haber pasado 6 años en el ejercito, y como a la señorita gloria, el motivo fue el mismo, yo estuve cerca de dos años en procesos legales, llegue al tribunal superior, y no me dieron la razon, ya que las pruebas fisicas como bien dicen son excluyentes, yo no las pude hacer por los embarazos que tuve, estaba rebajada de todo esfuerzo fisico, pero lo antepusieron para la no renovacion, fui la unica qude habia sido madre en dos ocasiones en mi batallon, y fui a la unica que no renovaron, pero eso si, renovaron a muchas/os que nunca habian pasado dichas pruebas fisicas, ahora ¡creen que eso no es discriminacion!, mi apoyo por gloria y no la conozco es total, lo mismo que le paso a ella me paso a mi, lo triste es que digan que las paef,s son excluyentes cuando yo te digo que han renovado a muchos que jamas la han pasado, una de mis compañeras tardo 9 años dentro del ejercito para superarlas y fue por que ya tenia otra puntuacion por la edad, otra compañera de mi misma promocion jamas la paso,por eso os digo que si existe la discriminacion, y si quieres contactar conmigo gloria, aqui estoy para lo que necesite.

      Responder este mensaje

    • Yo tambien soy soldado del RT-21 y tube un aborto con legrado y luego un embarazo de riesgo y a mi en ningun momento me pusieron en ninguna oficina y cuando he dado a luz a los 15 dias y con los puntos de la cesarea recien quitados he tenido que estar subiendo al cuartel dia si y dia no para hacer papeleos en la oficina sin ser nada importantes aunque el cuartel esta a unos 70 km de mi casa teniendo que necesitar que algien me ayudara porque no me podia casi ni mover y con la niña dando vueltas eso durante todo el permiso por maternidad y ahora que he vuelto me estan haciendo la vida imposible la verdad que suerte has tenido me gustaria que a mi me hubieran tratado asi tambien

      Responder este mensaje

  • Bueno, bueno, bueno. Les informo que lo que le ha pasado a esta chica me pasó a mi en el año 2007 que fue cuando nació mi 2º hija. Todos me decián que era muy injusto (me refiero a mandos de alto rango) y que yo era una persona muy trabajadora. Pues lo mejor fué que cuando fuí a hablar con coronel para poder defenderme y exponer mi queja, entonces ya no tenia a nadie a mi lado, estaba mas sola que la una. Todos se habian echado atras. Y el teniente que tanto me habia apoyado, se quedó más callado que una puta. Para que veais, esa es la gente que hay en el ejercito. Y eso que somos españoles, perdón es que los extranjeros tienen mas derechos que nosotros, porque sino dicen que los tienen marginados y que somos racistas. He dedicado 4 años de mi vida a captar a gente para que ingresara en el ejercito español, diciendole que era lo mejor, he llenado miles de plazas y así me lo han pagado. La misma gente que me mandaba de captación para que llenaramos las plazas ofertadas son las que luego decian que es que no habia relizado las pruebas fisicas, señores como coño las voy a realizar sino estoy en el cuartel ni dos dias seguidos. Pero no! a la puta calle, después de 6 años con una mano delante y la otra detrás.
    ESO ES EL EJERCITO ESPAÑOL, SEÑORES, PERO LA CHACÓN NO PASA LAS PRUEBAS Y SI QUE HA ESTADO EMBARAZADA. ELLA NO SEA IDO A LA PUTA CALLE.

    Responde este comentario

  • es extraño, pues en el cuartel que yo he estado he visto muchas embarazadas, y a dia de hoy no se ha expulsado a ninguna; es mas, disfrutan de horarios de lactancia o de reduccion de jornada si lo solicitan, tal y como marca la ley. Si es cierto que al terminar su baja por maternidad pasan sus pruebas fisicas, lo mismo que cualquier lesionado que termina una baja.

    Responde este comentario