Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Un superviviente de la tragedia de El Tarajal: "La Guardia Civil disparaba a bocajarro"

Viernes.9 de febrero de 2018 118 visitas Sin comentarios
Agentes del instituto armado respondieron con gases lacrimógenos, pelotas de goma "a metro y medio" y golpes con palos a los más de 200 inmigrantes que se echaron al mar para llegar a España aquel 6 de febrero de 2014. #TITRE

PILAR ARAQUE CONDE

Este martes se cumplen cuatro años de la tragedia de la playa de El Tarajal, en Ceuta. Más de 200 personas se echaron al mar para cruzar a nado las aguas que separan el territorio marroquí del español. La Guardia Civil respondió con gases lacrimógenos, pelotas de goma "a metro y medio" y golpes con palos a los inmigrantes cuando aún estaban en el agua. Se encontraron 15 cuerpos, pero el número total de víctimas nunca se sabrá. Asimismo, 23 personas fueron expulsadas mediante las denominadas "devoluciones en caliente".

Hervé es uno de los supervivientes de aquella tragedia. Tenía 22 años cuando trató de llegar a España aquel 6 de febrero. "La Guardia Civil disparaba a bocajarro", explica el joven camerunés en un testimonio ofrecido por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

Este inmigrante cuenta por primera vez su experiencia durante aquella madrugada. Y lo hace por los que murieron, por sus amigos: "Me acuerdo mucho de ellos. Si hago este testimonio es por ellos, no es por mí", justifica en un vídeo.
Hervé, uno de los supervivientes de la tragedia del Tarajal, en un testimonio ofrecido por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

Hervé, uno de los supervivientes de la tragedia de El Tarajal, en un testimonio ofrecido por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

No sabía nadar muy bien, pero tenía un chaleco que le protegía. "Gritábamos desde el agua, gritábamos por socorro, y entonces la Guardia Civil se acercaba. Y pensamos: ’Está bien, vienen a salvarnos, van a recogernos del agua y van a ocuparse de salvarnos’. Pero me di cuenta que desde la embarcación estaban golpeando a los que estaban más cerca".

Fue en ese momento cuando Hervé se dio cuenta de que había cinco cuerpos flotando en el mar. No obstante, al llegar a Ceuta supo que "más hermanos" habían desaparecido en el agua. Asimismo, señala que "un responsable de la Guardia Civil abrió la barrera" para expulsar esa misma mañana a los 23 amigos que habían logrado llegar.

Recurso de apelación

El joven camerunés, tras intentar alcanzar su sueño por tierra y mar en casi 50 ocasiones, consiguió llegar a Tarifa en una zodiac al año siguiente, en abril de 2015. Pese a ello, Hervé cree que lo ocurrido aquel día tratando de sortear el espigón de El Tarajal es "el suceso más mortífero de los que atraviesan desde Marruecos a España".

Este superviviente, cuya solicitud de asilo está pendiente de resolución, considera que los familiares de las víctimas esperan "una carta de perdón" por parte de las instituciones españolas. "¡Todo lo que pido es que se haga justicia!", clama.

El ’caso Tarajal’ fue archivado en octubre de 2015 porque no había pruebas suficientes. "No existe ningún indicio que permita afirmar que los agentes imputados hicieron un uso inadecuado del material", alegó entonces la jueza María del Carmen Serván. En enero de 2017, la Audiencia ceutí decidió abrirlo porque no se buscaron las pruebas como era debido.

Hervé reconoce estar sorprendido por el archivo definitivo de la causa abierta contra los 16 agentes del instituto armado por homicidio imprudente. Así pues, ante la decisión del juzgado de Ceuta del pasado 26 de enero, CEAR ha presentado un recurso de apelación para que la investigación siga adelante y se puedan esclarecer las responsabilidades de lo sucedido hace cuatro años.

"Desde CEAR agotaremos todas las vías judiciales para que las personas que perdieron la vida en la playa de El Tarajal y sus familiares obtengan justicia. Además, no descansaremos hasta que se prohíban de una vez las devoluciones en caliente, ya que es el único modo de que tragedias como ésa nunca vuelvan a producirse", afirma Estrella Galán, secretaria general de la organización.

Público