Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Un buque saudí vuelve a atracar en Santander para cargar armas con destino a Yemen

Jueves.6 de septiembre de 2018 120 visitas Sin comentarios
El gobierno español nos trata como si fuésemos idiotas. #TITRE

Efectivamente. Anuncian a bombo y platillo la cancelación de una venta de bombas a Arabia Saudí, pero se les olvida decir que esa venta en concreto no es más que una pequeña parte del enorme negocio de comercio de armamento a la dictadura árabe. La cual, como es sabido, se encuentra inmersa en guerras regionales francamente cruentas. Argumento que por otra parte no debería tener importancia. Vender material bélico es inmoral, se le venda a Arabia Saudí o se le venda al Dalai Lama.

Los políticos gobernantes se apuntan un tanto propagandístico ante la opinión pública, mucha de la cual solo se enterará del gesto cacareado de la cancelación del pedido de bombas, al tiempo que mantienen vivo el negocio en su magnitud principal. Negocios que, como también es sabido, proporcionan tremendas comisiones a quienes deciden y a quienes intermedian. Lo dicho, se ríen de nosotr@s a mandíbula batiente.

Nota de Tortuga.


El Bahri Hofuf recala de nuevo en la capital de Cantabria en pleno debate estatal por la venta de armas para el conflicto bélico en Oriente Medio

Los sucesivos atraques en Santander de este barco con armamento de guerra despiertan el rechazo social y político en esta comunidad

Rubén Alonso

En pleno debate nacional sobre la venta de armas a Arabía Saudí, el Bahri ha vuelto a atracar en la madrugada de este miércoles en el puerto de Santander para proveerse de material de este tipo con destino a la guerra de Yemen. Lo ha hecho a las 6.00 de la mañana, tal y como se recoge en el registro de la Autoridad Portuaria, y está previsto que abandone los muelles de Raos esta misma noche.

Este buque saudí ya ha recalado en la capital de Cantabria en varias ocasiones, tras haber sido expulsado del puerto de Vizcaya por la presión social. En esta región también ha generado rechazo su presencia, y colectivos como Pasaje Seguro han denunciado su actividad llegando a recoger 18.000 firmas contra ella y han convocado concentraciones para mostrar su repudia.

De hecho, la reacción social ha provocado que el tema llegara al Parlamento de Cantabria, que también se posicionó en contra de la utilización del puerto de Santander para el tráfico de armas e instó al Gobierno de España a cumplir los acuerdos internacionales que firma "para evitar el transporte de armas que van a ser utilizadas para la violación de derechos humanos".

Asimismo, el Ejecutivo autonómico también manifestó su repudia al atraque de barcos en Santander con destino a la guerra, y el grupo parlamentario Unidos Podemos cuestionó al entonces Gobierno de Rajoy si había incoado expediente sancionador contra el buque saudí por navegar sin el sistema de señalización conectado.

Este nuevo atraque se produce dos días después de que el Ministerio de Defensa haya paralizado un contrato de exportación de 400 bombas de precisión láser con destino al país de Oriente Medio, por valor de 9,2 millones de euros autorizado en 2015 por Pedro Morenés (PP). No obstante, esta anulación supone el 1% de las ventas de armas que lleva a cabo España a Arabía Saudí desde que comenzó el conflicto hace tres años.

El Diario

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.