Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Tortuga ante el sumario 18/98

Miércoles.30 de noviembre de 2005 4211 visitas - 2 comentario(s)

ANTECEDENTES

Doce personas son acusadas y actualmente juzgadas en la Audiencia Nacional por
pertenecer a la "trama de desobediencia civil" propiciada en teoría por ETA,
en la parte referente a la desobediencia civil integrada en una pieza del
sumario 18/98+, incluido el abogado laboralista Pepe Uruñuela.

Recordemos que en el mes de octubre de 2000, varias personas fueron detenidas
y procesadas bien por su pertenencia a la Fundación Joxemi Zumalabe, bien por
haber tenido algún tipo de relación con ella, bajo la acusación, elaborada por
el juez Garzón de que esta Fundación se incardinaba dentro de lo que él
denomina “complejo ETA-KAS-EKIN” y encargada de llevar a cabo la trama de
desobediencia civil elaborada por este complejo.

EL JUICIO

En relación al proyectado juicio (dentro del Sumario 18/98+) contra varios
miembros de la Fundación Joxemi Zumalabe por promover la Desobediencia Civil
en la sociedad vasca, el Grupo Antimilitarista Tortuga, así como diferentes
colectivos antimilitaristas y movimientos sociales del estado español declara:

Siendo antimilitaristas y defensores de la noviolencia y la desobediencia
civil como herramientas de lucha política, nos sentimos interpelados por este
caso y manifestamos nuestra intención de solidarizarnos en Madrid con quienes
consideramos nuestros compañeros y compañeras, porque a todas luces estamos
ante un intento de criminalización de la desobediencia civil que no nos puede
resultar ni extraño ni ajeno.

No nos es extraño porque en el pasado también fuimos objeto de acusaciones
similares. Recuérdese que cuando el movimiento antimilitarista desarrollaba la
campaña de desobediencia civil al Servicio Militar Obligatorio y la Prestación
Social Sustitutoria no faltaron voces que, desde la política, los medios de
comunicación, el ejército y la judicatura, intentaron desprestigiar burdamente
a los objetores insumisos acusándolos de formar parte del entorno de ETA.
Afortunadamente aquél fue un intento vano de difamación y la insumisión,
además de no provocar repudio social, quedó y ha quedado en la historia como
la indiscutible expresión noviolenta de un movimiento social independiente
ampliamente apoyado. Y tampoco nos es ajeno porque se trata del
encarcelamiento y el enjuiciamiento de quienes quisieron promover la
desobediencia civil como instrumento de participación en la vida política
vasca.

Por todo ello no nos limitamos a lamentar que hace cinco años el juez Baltasar
Garzón decidiera encarcelar a doce personas acusándolas de promover la
desobediencia civil bajo las “órdenes de ETA”. Nos sentimos profundamente
indignados. Exigimos la libertad sin cargos y la reparación moral y material
de todas las personas encausados, y asimismo hacemos constar que nos
autoinculpamos por haber promovido la práctica de la desobediencia civil como
contribución decisiva a la humanización y resolución noviolenta del conflicto
vasco, a través de la superación de todas sus expresiones de militarización
social, violencia política, violencia institucional y terrorismo.


Nota Post Data 19-12-07

Una vez ha salido la sentencia del juicio sumario 18/98 en la Audiencia Nacional desde Tortuga queremos matizar el anterior comunicado.

Tortuga ante la sentencia del 18/98

Ya se ha conocido la sentencia de la Audiencia Nacional en el sumario 18/98.

La sentencia dice que la Fundación Joxemi Zumalabe es colaboradora de ETA y por ello sentencia a graves penas de cárcel a casi todos sus integrantes juzgados. En Tortuga conocemos a algunas de las personas que fundaron la Zumalabe, y a alguna de las personas acusadas. Tales personas creen en la noviolencia y, desde hace muchos años en algunos casos y de toda la vida en otros, no han dejado de mostrar su animadversión y repulsa a la estrategia de la lucha armada, y más en concreto a la lucha armada de ETA. Pensamos que esta sola razón debería bastar para entender que no es posible que esta Fundación sea colaboradora de ETA, tal como dice la sentencia.

Además hemos seguido de cerca el proceso y opinamos que las pruebas que el Tribunal esgrime para establecer dicha colaboración no son de fundamento. La Audiencia Nacional pretende que ETA creó e impulsó para sus propios intereses la estrategia de Desobediencia Civil que la Zumalabe promovía con propuestas como por ejemplo la del DNI vasco. Y para ello se basa en que se le encontró a un miembro de ETA un documento de debate de la Zumalabe sobre Desobediencia Civil. Según esta manera de razonar de la Audiencia Nacional, si se le hubiera encontrado a un miembro de ETA el programa electoral del PP no quedaría duda de que el PP es una organización colaboradora de ETA.

Pensamos que con este proceso se ha aprovechado que el Pisuerga pasa por Valladolid para llevarse por delante a un sector de los movimientos sociales vascos. Con la excusa de desmontar el entramado de ETA se está tratando de encarcelar casi de por vida a personas que no tienen nada que ver con ese mundo, y que se han limitado a proponer una saludable, noviolenta y democrática herramienta de participación ciudadana en la vida pública como es la Desobediencia Civil. El 18/98 es el sumario que, además de otras cosas, ha intentado arrancar de raíz la posibilidad de intentar cambiar leyes injustas con la práctica de la Desobediencia Civil.

Con respecto al resto de los encausados y condenados/as en este proceso nos podemos mojar menos, ya que a la mayoría de la gente no la conocemos y nos faltan datos para valorar los supuestos hechos juzgados. Pero en todo caso sí hay que denunciar el sistemático incumplimiento de las garantías procesales que se ha producido en este juicio y la brutalidad de las penas impuestas. Al presidente de la Zumalabe le condenan por presidir una asociación que -según la Audiencia Nacional- pretendía extender la influencia del MLNV en el seno de otros movimientos sociales vascos para ampliar su base social. Nos parece completamente discutible que esto sea así, como hemos dicho más arriba, pero aún en el caso de que fuera verdad ¿17 años de cárcel por tener un cargo en una fundación que sólo habló de movimientos sociales y Desobediencia Civil? En el código penal a los asesinos los condenan a 15 años y a los homicidas a 10. Aquí a alguien se le ha ido la cabeza.

Esta sentencia además de ser un auténtico despropósito jurídico, da mucho miedo. Con la Audiencia Nacional desmelenada y dando alas a la caza de brujas a discreción que con la excusa de acabar con ETA están desarrollando los sectores más reaccionarios, por no decir un término más grueso, de la sociedad (AVT verbigracia), cualquiera puede ser señalado mañana como cómplice de los terroristas. Efectivamente, si la cosa sigue así, como en los peores sueños de las dictaduras, acabaremos encarcelados todos y todas aquellos que tengamos la más mínima opinión crítica con como tienen que ser las cosas en la sociedad.

Más editoriales de Tortuga

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.
  • > Tortuga ante el sumario 18/98

    16 de diciembre de 2005 18:29, por Komsomol

    Lo que conozco de España es lo que veo por la televisión de ese país. Siempre pensé que, en España se permitía la desobediencia civil. Consterna pensar que, las ambiciones de libertad no se pueden alcanzar en esa comunidad de naciones que es España.

    Responde este comentario

  • > Tortuga ante el sumario 18/98

    16 de diciembre de 2005 22:54, por David García Aristegui

    He eliminado un comentario en el que se hacían alusiones personales muy desafortunadas y que, desde mi punto de vista, no venían a cuento.

    Estando en general en contra de la censura de mensajes y siendo discutible como he procedido, en esta ocasión he tomado la decisión de eliminar ese mensaje para que, entre otras cosas, no haya dudas y que no se adjudique de ninguna manera a nadie del entorno antimilitarista.

    Si alguien desea aclarar cualquier cosa puede mandarme un email.

    Saludos.

    Responde este comentario