Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Receta de "Torrijas"

Domingo.25 de diciembre de 2011 675 visitas Sin comentarios
Los domingos, más dulces con Tortuga #TITRE

Nueva receta del libro "Repostería Tradicional de Aspe. Una mirada hacia la cultura de lo dulce", de Fernando Davó Uríos, publicado por entregas dominicales en la web de Tortuga.

Ver índice de recetas


Ingredientes:

- 12 rebanadas de pan (1) (del día anterior).
- ½ litro de leche.
- 3 cucharadas grandes de azúcar.
- 1 barrita de canela en rama.
- 2 trozos de corteza de limón.
- 2 ó 3 huevos.
- Un poco de azúcar y canela molida para rebozar.

Elaboración:

1- Poner la leche al fuego con el azúcar, la canela y las cortezas de limón.

2- Escaldar las rebanadas de pan en la leche y preparar en un plato la mezcla de azúcar y canela molida para rebozar más tarde.

3- Sacar y dejar reposar sobre un paño para que enfríen y escurran el exceso de líquido.

4- Batir los huevos en un plato y rebozar las rebanadas en el huevo batido.

5- Directamente freír en abundante aceite y retirar doradas, con cuidado de que no se quemen.

6- Sacar y dejar escurrir durante unos minutos.

7- Rebozar en la mezcla de azúcar y canela.

8- Poner en un plato o fuente y ….listas para consumir.

Aunque las torrijas no son un dulce propiamente dicho, lo incluimos en esta recopilación dado el excepcional carácter tradicional que este alimento tiene en Aspe. Además, que no lo consideremos un dulce propiamente dicho, no quiere decir que no se consuma como tal.

Las torrijas se elaboran prácticamente en exclusividad para el día de “la Jira”. Aunque hay quien las elabora alguna que otra vez a lo largo del año, lo habitual es reservar su elaboración y consumo para esa fecha tan señalada en la tradición cultural de Aspe.

De manera resumida, comentaremos que la Jira es una festividad exclusivamente local, que podemos considerar como la fiesta tradicional por excelencia de Aspe. Se celebra siempre el último jueves antes del comienzo de la cuaresma cristiana, por ello también se le denomina “el último jueves” a secas, aunque este término va cayendo en marcado desuso. Se trata básicamente de un día de campo para pasar en familia, amigos,… y comer arroz y conejo, fritá de conejo con tomate…. y como no, las tradicionales torrijas. Para los adolescentes es junto al día de la mona, un día especial en el que la permisividad con ellos es notablemente más alta, de manera que pueden pasar un día entero en grupo de iguales sin el control de los adultos; en el campo, el monte o cualquiera de los parajes naturales del pueblo que, tradicionalmente han sido utilizados para salidas campestres: Upanel, la Rafica, la fuente la gota, el pantano de Elche, las Tres Hermanas, la Horna, la Ofra…, si bien desde hace años las casas de campo de los padres, suelen ser lugares más concurridos que los tradicionales parajes naturales.

Desde hace unos veinte años, comenzó a recuperarse la tradición de las “jiras” agrupadas en peñas, que participan en un concurso local celebrado en la plaza del Ayuntamiento. A lo largo del año los distintos grupos o “jiras” se van reuniendo para elaborar un disfraz al mismo tiempo que una canción con su correspondiente coreografía. El día de “la Jira”, los distintos grupos desfilan por el pueblo y se reúnen en la Plaza Mayor para concursar sobre un escenario. Acabado el concurso cada “jira” parte hacia la casa de campo donde se reúnen para comer. Cuentan que antiguamente se aprovechaban los preparativos a lo largo del año, para jugar en grupos a un juego de ocho dados conocido por la duana o aduana, hoy en día por supuesto, totalmente desaparecido.

Con el desfile de las jiras se recupera una tradición paralizada durante muchos años, pero que durante décadas formó parte de la cultura tradicional popular más enraizada de Aspe. De la época en que las jiras iban en carros y carretas por el pueblo, es la todavía conocida y tatareada canción de: “la jira las guapas se ha desbaratao, y el último jueves pan y bacalao. Y dicen los mozos que a cinco pesetas, se queden las mozas con las rosas hechas”.

Cuentan que la canción iba dedicada a la “jira” de ese año formada por las chicas de familias pudientes del pueblo. Al parecer habían preparado su jira con mucho esmero y de manera visiblemente ostentosa. Cuando llegó el “último jueves”, amaneció un tiempo lluvioso que duró todo el día e impidió que pudieran lucirse como tenían previsto. Para recrear con sorna popular lo sucedido, se creó la famosa canción que dura hasta nuestros días.

Nota:

1.- Para los días previos a la Jira, las panaderías tradicionales elaboran barras especiales de pan, que son más largas y más redondeadas de lo normal, con el fin de que la forma de las torrijas sea más redondeada y las barras de pan se aprovechen mejor.







Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.