Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Receta de "Serenos"

Domingo.20 de noviembre de 2011 1458 visitas Sin comentarios
Los domingos, más dulces con Tortuga #TITRE

Nueva receta del libro "Repostería Tradicional de Aspe. Una mirada hacia la cultura de lo dulce", de Fernando Davó Uríos, publicado por entregas dominicales en la web de Tortuga.

Ver índice de recetas


Ingredientes:

- ¾ kg. de manteca dulce.
- 1 vaso pequeño (100 cl. aprox.) de zumo de naranja.
- 1 vaso pequeño de vino blanco.
- 1 kg. de harina de trigo.

Utensilios:

- Llanda metálica.
- Lebrillo pequeño de barro.

Elaboración:

1- En un lebrillo pequeño deshacer la manteca mezclando con el vino y el zumo de naranja. Ir añadiendo harina poco a poco y mezclando sin parar.

2- Cuando esté toda la harina echada, trabajar la masa durante un rato amasando con firmeza.

3- Una vez bien amasado se ha de dejar en reposo en un lugar frío con el fin de que la masa enfríe y endurezca un poco.
La tradición era dejarlo toda la noche a la intemperie (al sereno) para que coja frío, de ahí el nombre que recibe este dulce.

4- Una vez lista la masa, se van cogiendo bolas pequeñas (tamaño ping pong aproximadamente) y amasando ligeramente ir frotando con firmeza entre las manos ligeramente enharinadas, para darle una forma delgada y cilíndrica.

5- Depositar sobre una tabla de madera y con ayuda de un rodillo de madera o similar, ir aplanando el cilindro de masa dejándolo de un centímetro de grosor aproximadamente.

La masa deberá estar suficientemente fría para ello, si no es así no adquirirá la dureza necesaria y se pegará al rodillo dificultando la labor.

6- Con un cuchillo afilado ir troceando la masa en forma de cuadriláteros irregulares y alargados, lo que le confiere la forma tradicional y característica a los serenos.

7- Depositarlos en la llanda ligeramente aceitada y directamente al horno a temperatura media. Estarán listos en media hora aproximadamente.

Vigilar la temperatura, ya que la masa ha de subir un poco y, si está demasiado alta se quemarán por abajo antes de subir suficientemente.

8- Cuando salgan del horno rebozar con azúcar molida o mezcla de azúcar molida y harina. Esto se puede hacer en frío o en caliente. En caliente coge mejor el azúcar, aunque si están demasiado calientes el sereno chupará el azúcar y no adquirirá el aspecto blanquecino típico; si esto sucede rebozar nuevamente en frío.

9- Una vez fríos, ya están listos para comer.

El sereno es un dulce exquisito, sin ninguna duda de los más apreciados en las pruebas de degustación; ahora bien, no apto para personas a dieta. El sereno lleva muchísima manteca entre sus ingredientes, por lo tanto es un dulce para degustar con cuidado y no para darse atracones de él, aunque lo exquisito de su paladar invite a ello.



Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.