Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Receta de "Rollos de vino"

Domingo.23 de octubre de 2011 1807 visitas Sin comentarios
Los domingos, más dulces con Tortuga #TITRE

Nueva receta del libro "Repostería Tradicional de Aspe. Una mirada hacia la cultura de lo dulce", de Fernando Davó Uríos, publicado por entregas dominicales en la web de Tortuga.

Ver índice de recetas


Ingredientes:
- ½ kg. de manteca dulce.
- 1 vaso de vino (200 cl.).
- Harina de trigo (la que admita la masa).
- Azúcar molida para rebozar al final.

Utensilios:

- Llanda metálica.
- Lebrillo mediano de barro.

Elaboración.

1- Calentar la manteca para que se deshaga bien y mezclar en el lebrillo con el vino.

2- Ir añadiendo harina y mezclar bien. La masa irá endureciendo poco a poco y tornándose más pegajosa a medida que le añadimos harina.
Aunque se empiece con una cuchara de madera el proceso de mezclado, será necesario continuar con las manos si se quiere mezclar bien.

La masa no dejará de estar pegajosa a pesar de añadirle suficiente harina. Habrá de todos modos que añadirle bastante, si no una vez horneados tenderán a deshacerse demasiado al morderlos.

3- Cuando la masa se vea bien sobada, es difícil saber el momento adecuado y una vez más es la experiencia la mejor consejera, habrá que ir cogiendo pequeñas bolitas y amasar ligeramente para terminar formando un rollito pequeño. Habrá que enharinarse las manos y aún así no será tarea fácil debido a lo pegajoso de la masa. De seguro que no será posible dejarlos perfectamente redondos.

4- Ir depositando en la llanda ligeramente aceitada.

5- Hornear a fuego medio fuerte y rebozar con azúcar molida cuando comiencen a enfriar. Si se rebozan mientras se encuentran muy calientes, absorberá más azúcar, pero ésta quedará disuelta en la superficie de rollo disipándose. De lo que se trata es de que el rollo adquiera un color blanquecino por efecto del azúcar.

En nuestra receta empleamos vino tinto, pero se puede elaborar con cualquier tipo de vino. El color y el sabor final del rollo dependerá en gran medida del tipo de vino utilizado.

Una receta sencilla y de la que se obtiene uno de los mejores dulces. Perfectos para acompañar el té o café. Personalmente de los que más me gustan desde pequeño. Ahora bien, encontrar el punto adecuado a la masa no resulta nada fácil, y es más que probable que se necesiten varias pruebas hasta conseguir el rollo con la textura adecuada. Eso no quiere decir que los que no alcancen esta textura no estén buenos, simplemente no tendrán el mismo paladar.


Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.