Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Receta de "Polvorones"

Domingo.17 de abril de 2011 1308 visitas Sin comentarios
Los domingos, más dulces con Tortuga #TITRE

Nueva receta del libro "Repostería Tradicional de Aspe. Una mirada hacia la cultura de lo dulce", de Fernando Davó Uríos, publicado por entregas dominicales en la web de Tortuga.

Ver índice de recetas


Ingredientes:

- 1 kg. de harina de trigo tostada.
- ¾ de kg. de azúcar.
- ¾ de kg. de manteca dulce.
- ¾ de kg. de almendra molida (pelada o sin pelar).
- Azúcar molida con canela para rebozar.

Utensilios:

- Llanda metálica.
- Papel de seda para envolver.
- Molinillo para almendra.
- Lebrillo mediano de barro.

Elaboración:

1- Tostar la harina de trigo en el horno o en una sartén. Este proceso llevará bastante tiempo, mínimo media hora en horno y habrá que remover de vez en cuando para que la de abajo no se queme. Se notará cuando está lista porque el color va cambiando de blanco a ligeramente tostado.

2- Moler la almendra a ser posible con molinillo manual.

3- Deshacer la manteca y echar en el lebrillo. Añadir la almendra molida y el azúcar y mezclar todo bien. Aunque sea un pringue, mejor hacerlo con las manos.

4- Ir añadiendo la harina tostada poco a poco y sin dejar de mezclar con las manos. Mezclar y amasar hasta obtener una masa homogénea.

5- Con la masa ya lista, hacer una torta delgada y extender sobre una tabla de cocina de madera.

6- Con la ayuda de un vaso pequeño, tipo licor; ir marcando sobre la torta pequeños circulitos que se puedan desprender fácilmente.

7- Sacarlos uno a uno con la ayuda de una paleta de cocina o espátula si es necesario y devolver el resto de la masa al lebrillo para seguir utilizando. Ir depositándolos uno a uno en una llanda ligeramente aceitada.

La forma del polvorón crudo será circular y ligeramente plana. El color dependerá de lo tostada que haya quedado la harina, así como de si la almendra estaba pelada o sin pelar.

8- Hornear a fuego medio una media hora aproximadamente. Llevar cuidado que no se queme la parte de abajo, al sacarlos deberán estar ligeramente blandos todavía.

9- Tras sacar del horno el polvorón habrá variado de forma y ligeramente de tamaño. Ahora será más alto y la parte de arriba ligeramente ovalada en vez de plana. Dejar enfriar y rebozar con la mezcla de azúcar molido con canela.

10- Ahora uno a uno, ir envolviéndolos en un trocito de papel de seda.
A falta de éste se podrá usar algún otro similar que sea muy delgado. Envolver en el centro del papel enrollando los dos extremos que quedarán a los lados. Si se quiere hacer más bonito para una mejor presentación, es posible recortar el papel previamente formando flecos que sean visible una vez enrollado. Para esto hacer pruebas hasta dar con el corte adecuado.

11- Una vez envueltos quedarán perfectos para servir…y degustar. Mejor después de pasados unos días.

Este es sin lugar a dudas el dulce típico navideño, en este caso en versión casera y tradicional.






Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.