Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Receta de "Los cuatro iguales"

Domingo.3 de abril de 2011 1868 visitas Sin comentarios
Los domingos, más dulces con Tortuga #TITRE

Nueva receta del libro "Repostería Tradicional de Aspe. Una mirada hacia la cultura de lo dulce", de Fernando Davó Uríos, publicado por entregas dominicales en la web de Tortuga.

Ver índice de recetas


Ingredientes:

- ½ kg. de azúcar.
- ½ kg. de manteca dulce.
- ½ kg. de harina de trigo.
- ½ kg. de harina de almendra.

Utensilios:

- Llanda de metal.
- Molinillo para almendra.
- Lebrillo pequeño de barro.

Elaboración:

Al igual que con los almendrados (ver receta almendraos) antes de nada moler la almendra con piel incluida, y dejar la harina preparada.

1- En un lebrillo pequeño verter el azúcar y echar la manteca poco a poco, mientras se la va deshaciendo y mezclando con el azúcar.
Aunque resulte muy pringoso, la mejor y prácticamente única manera de hacer bien esta tarea, es hacerlo con las manos.

2- Añadir la harina e ir removiendo y mezclándolo todo.

3- Por último echar la harina de almendra y mezclar todo bien. Amasar insistentemente y con fuerza, ya que irá tomando cada vez más consistencia.

La masa irá adquiriendo un aspecto irregular y rugoso. Es el color y aspecto característico que le da la piel de la almendra.

4- Con la masa ya preparada, ir cogiendo trocitos pequeños (de tamaño menor a una pelota de ping pong) y, amasándolos un poco con las manos, formar pequeñas bolitas ligeramente achatadas.

5- Con esta forma ir depositándolas en una llanda ligeramente aceitada.

6- Espolvorear por encima un poquito de canela con algo de azúcar molida.

7- Meter al horno a temperatura media. Estarán hechos en una media hora.

Es muy importante utilizar la almendra con piel incluida. Si no fuera así la masa tendría un aspecto distinto y como resultado, los dulces tendrían un color más claro y más regular. Este aspecto puede parecer más agradable a primera vista, pero no es la verdadera textura que han de tener, además de que el sabor también sería ligeramente distinto.

Este dulce es muy energético y también muy graso, por tanto es un dulce para degustar que hay que comer con prudencia. No debe quedar demasiado hecho. Al sacarlo del horno puede parecer un poco crudo todavía, ya que tiende a deshacerse al tacto, pero al enfriarse adquirirá más firmeza. Si se hornea demasiado resultará luego demasiado seco al paladar y ya no será lo mismo.

Observando la lista de ingredientes y sus proporciones, resulta bastante fácil averiguar el por qué de su nombre. En las pruebas de degustación fue uno de los mejor avenidos y más apreciados pero, ojo! no es un dulce apto para glotonerías.





Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.