Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

¿Por qué la pobreza no es noticia?

Miércoles.15 de marzo de 2006 1092 visitas Sin comentarios
Rebelión #TITRE

Mario Lubetkin
Bitácora

Toda vez que un grupo de gobernantes o de políticos de cualquier parte del mundo se reúne para discutir sobre la necesidad de operar en favor del desarrollo económico y para mejorar la condición de los miles de millones de pobres que ensombrecen el panorama planetario, la conclusión es unánime: no hay en la agenda mundial un asunto más importante que éste, junto con el mantenimiento de la paz y de la seguridad internacionales.

Sin embargo, cuando observamos el exiguo tratamiento que los medios de comunicación —no sólo de los países ricos sino también de los subdesarrollados y por lo tanto víctimas de la pobreza- le conceden a estos temas, no se puede evitar una sensación de desconcierto.¿Si se trata realmente de tan graves situaciones y si es posible unir esfuerzos para superarlas o al menos mitigarlas, por qué se habla tan poco de todo esto en los diarios, en las radios y en las televisiones?

Citaré el ejemplo más reciente y sobresaliente. A mediados de septiembre pasado se celebró en Nueva York la mayor reunión cumbre de la historia, es decir a la que asistió el mayor número de jefes de estado y de gobierno, precisamente para reafirmar el compromiso con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que apuntan a reducir a la mitad la pobreza en el mundo en el año 2015. Por supuesto que a esa reunión sin precedentes algún espacio le dedicaron los medios de información.

¿Y después? Se supone que durante las semanas posteriores a la conclusión de la super cumbre hubo numerosas ocasiones para volver a ocuparse del tema, incluso para referirse en cada país crítica o negativamente a la actuación de los respectivos gobiernos, a la instrumentación de los compromisos adquiridos, o a tantos otros aspectos. Pero no sólo hemos hallado escasas informaciones en las fuentes que revisamos regularmente, sino que asimismo hemos advertido poco interés en los medios, en general, en recibir análisis para el seguimiento de los ODM.

Los periodistas especializados en desarrollo y cooperación nos enfrentamos, por lo tanto, a una realidad testaruda y difícil de modificar: hay poco espacio para estos asuntos en los medios de comunicación.

Si esta es la realidad nace otra pregunta: si los medios de comunicación, especialmente los de gran circulación, le otorgan tan poco espacio a los temas del desarrollo ¿debemos concluir qué, no obstante la relevancia que tienen en la agenda de la comunidad internacional no son realmente importantes? Cuando discuto con colegas de medios influyentes la respuesta que coinciden en darme es que, pese a su innegable importancia global, estos asuntos no interesan a sus audiencias.

Hay otro enfoque del problema que no se puede eludir. Si los comunicadores especializados en el desarrollo no aceptamos la tesis de que es reducido el interés de los ciudadanos sobre estos temas, una parte de la culpa le corresponderá a los responsables de los medios, pero otra parte recaerá en nosotros mismos por no cubrir de la mejor manera —es decir, en forma clara y atractiva para los medios de comunicación y sus lectores— asuntos tales como el drama de la pobreza.

Entretanto, surgen en la sociedad civil y aún en los medios de comunicación iniciativas que apuntan a lograr un mayor impacto sobre la conciencia pública en relación a la pobreza y los OMD. El ejemplo más conocido es el Llamado Mundial a la Acción contra la Pobreza (GCAP), la mayor coalición de organizaciones que luchan contra la pobreza, que representa a más de 150 millones de personas en 75 países. Es notoria la participación del GCAP en la última cumbre del G8 que decidió la reducción de la deuda de los países más pobres del globo. Integran la coalición comunidades de base, sindicatos, organizaciones religiosas y sociales y también medios de comunicación, IPS entre ellos.

Otra experiencia digna de mención es la de Com+ Alliance, una asociación de organizaciones y de profesionales de la comunicación identificados con una visión del desarrollo sostenible. Junto con IPS forman parte de la alianza el BBC World Service Trust, la Reuters Foundation y Televisión Española TVE, entre otros.

Con estos y otros medios de comunicación nuevos y pujantes como la cadena árabe Al Jazeera, la cadena latinoamericana Telesur, la televisión estadounidense Current TV, nuevos canales satelitales como la italiana RAI 24 ore y algunos segmentos regionales de la network global para jóvenes MTV, IPS comparte un proceso de reflexión para identificar nuevos caminos para invertir las tendencias negativas que he comentado.

¿Qué es lo que está en juego? Mientras la información y el debate sobre el desarrollo económico y la lucha contra la pobreza no lleguen al gran público, la cooperación internacional seguirá siendo una materia exclusiva de funcionarios y especialistas y ajena a los ciudadanos. A su vez, sin la participación y el compromiso de la ciudadanía es improbable que los gobiernos hagan todo lo que podrían hacer para llevar a cabo un programa tan ambicioso y erizado de obstáculos como los ODM.


Mario Lubetkin es el Director General de la agencia IPS. Uruguay