Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Policías sin corazón cargan duramente contra un centenar de personas en un desahucio en Elche

Martes.15 de mayo de 2018 396 visitas Sin comentarios
Varios agentes han roto a llorar cuando han finalizado las cargas teniendo que ser reemplazados de la primera línea por policías que se encontraban menos emocionados. #TITRE

La Policia Nacional se ha empleado a fondo para lograr desalojar a Rabia, Said y sus tres niñas menores, que se quedan en la calle y con una deuda a un fondo buitre de 18.000 euros.

Lydia Ferrándiz
Mar López
Elche

La Policía Nacional por orden judicial acaba de desahuciar a la familia de Rabia y Said con tres niñas pequeñas de 11, 8 y 4 años de su casa en el barrio de Carrús. El desahucio ha sido a la fuerza. La policía ha echado de la entrada a varias personas de la plataforma de afectados por las hipotecas que se habían concentrado en la puerta para intentar pararlo. Debían 18.000 euros.

La historia de esta familia es sencilla. Vinieron a España, tenían trabajo, compraron una casa muy modesta y cuando llegó la crisis despidieron al padre y al tiempo tuvieron que elegir entre comer o pagar la letra. Dejaron de pagar un tiempo y cuando pudieron volvieron a pagar, pero todo se había complicado muchísimo.

La deuda fue vendida a un fondo buitre con sede en Luxemburgo y a partir de ese momento ya no hubo marcha atrás, se ordenó el desahucio y tras varios intentos hoy se ha ejecutado por parte de la comisión judicial apoyados por la policía.

Una veintena de policías nacionales han cargado contra los vecinos y manifestantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca que se encontraban en el portal de vivienda para impedirles la entrada y que se hiciera efectivo el desalojo. Durante el desahucio se han vivido momentos de tensión, varias personas han resultado heridas y dos han tenido que ser trasladados al hospital en ambulancia.
Desahuciada a la fuerza una familia con tres hijas en Carrús

Varios policías nacionales han roto a llorar cuando han finalizado las cargas teniendo que ser reemplazados de la primera línea por compañeros que se encontraban menos emocionados. Varios vecinos que se encontraban asomados a los balcones han tirado huevos a la policía durante los momentos de tensión más graves. Al final, ha sido posible que la empresa encargada de sustituir la puerta por una antiokupas realizara su labor, en unos días la familia podrá entrar a la casa a recoger sus muebles y electrodomésticos.

La familia vive ahora con un sueldo de 800 euros y se quedan sin casa y con una deuda de 18.000 euros. Ello supone que no van a poder pagar ningún otro lugar para vivir arrastrando esa deuda que va creciendo.

Esperaban resistir en la casa y obligar al fondo propietario a llegar a un acuerdo o bien para pagar un alquiler social en su propia casa, o bien que se les condonara la deuda y así poder intentar vivir en otro lugar.

No ha podido ser.

SER Elche


Ver vídeo: https://amp.diarioinformacion.com/e...