Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Podemos Elche, retrato de una desilusión

Sábado.24 de octubre de 2015 405 visitas - 2 comentario(s)
El Taladro. #TITRE

“Antes Podemos era esperanza, era ilusión por cambiar este país, ahora Podemos se ha convertido en lo que criticaba, se ha convertido en un partido más”. Esta opinión, escuchada por el que escribe en una de las muchas asambleas celebradas por la formación –ésta en concreto tuvo lugar antes de las elecciones municipales-, no representa una sensación minoritaria. Por el contrario, parece haberse instalado en el movimiento que lidera Pablo Iglesias una especie de desazón, como si se hubiera roto el encanto inicial, como si el partido surgido al calor del 15-M hubiera pasado de la rebelde adolescencia a la temida vejez sin solución de continuidad. El batacazo en las elecciones Catalanas seguro que tampoco ayuda.

Este desencanto lleva un tiempo canalizándose en numerosas localidades y autonomías españolas a través de los llamados sectores críticos. Ha ocurrido en Andalucía y en Aragón, por poner dos ejemplos destacados. En Elche lo representa el Círculo Podem Elx, que fue noticia hace dos semanas cuando enviaron un mail a los medios de comunicación anunciando la convocatoria de una asamblea. La respuesta del sector oficial, el constituido como Consejo Ciudadano, no se hizo esperar. En un duro comunicado firmado por el secretario general del partido, José Vicente Bustamante, el máximo responsable de Podemos Elche denunciaba que el Círculo Podem Elx les había intentado “suplantar la identidad” al partido y que dicho Círculo “no existe”.

Parece haberse instalado en el movimiento que lidera Pablo Iglesias una especie de desazón, como si se hubiera roto el encanto inicial, como si el partido surgido al calor del 15-M hubiera pasado de la rebelde adolescencia a la temida vejez sin solución de continuidad. El batacazo en las elecciones Catalanas seguro que tampoco ayuda.

Ahora, una de las personas que integra el Círculo Podem Elx rompe su silencio. Que ¿por qué ahora? “Porque que nos acusen de suplantarles la identidad me parece la gota que ha colmado el vaso de mi paciencia”. La que habla es María Sánchez, funcionaria municipal de 55 años y “sin antecedentes políticos”. Esta bibliotecaria encaja en el perfil de las indignadas e indignados que se sumaron al proyecto de Podemos en sus inicios y se dejaron convencer por ese halo de utopía envuelto de seductora oratoria y que han acabado confesando el desengaño amoroso.

Pero por volver al principio que viene a ser lo último, el anuncio de convocatoria de asamblea del Círculo de Podem Elx ha puesto de relieve el clima de tensión en el que se halla la organización política. Los últimos acontecimientos apuntan a que el Círculo en cuestión, formado por medio centenar de simpatizantes, ha pasado en dos meses de estar validado a invalidado por la Comisión de Garantías (Madrid). Depende de a quién preguntes, te dirán que el Círculo sigue existiendo o que ya ha desaparecido. Los afectados defienden que siguen operativos porque todavía no cuentan con la resolución definitiva a las alegaciones que presentaron.

El ocaso del Círculo de Podemos, que ha pasado a ser sustituido por Círculos concretos entroncados en barrios y secretarías como el Círculo Animalista o el de Educación, significa en cierto modo la confirmación de que la desilusión se ha llevado por delante el proyecto inicial de la formación. Atrás queda su constitución en Elche, como en otras ciudades, a principios de 2014. Podemos dio la campanada en las Europeas de mayo y las asambleas del Círculo de Podemos se llenaron pronto de una masa unida por expectativas reales de cambio.

Pero ahora no hay ni unión ni expectación, denuncian María Sánchez y otros integrantes y ex simpatizantes del partido de Pablo Iglesias en Elche. Entienden que los pilares con los que nació Podemos brillan por su ausencia.: horizontalidad entre la dirección y las bases; democracia y transparencia interna o -empoderamiento” de gente corriente y moliente.
Pero ahora no hay ni unión ni expectación, denuncian María Sánchez y otros integrantes y ex simpatizantes del partido de Pablo Iglesias en Elche. Entienden que los pilares con los que nació Podemos brillan por su ausencia.: horizontalidad entre la dirección y las bases; democracia y transparencia interna o -empoderamiento” de gente corriente y moliente.

Y citan como punto de partida del desencanto las elecciones al Consejo Ciudadano que tuvieron lugar a principios de este año y a la que se presentaron tres candidatos. Critican que Pablo Iglesias apoyara abiertamente a los aspirantes agrupados en la lista ‘Claro que Podemos’ encabezada en Elche por Bustamante y que luego, en las primarias para elegir los nombres que concurrirían bajo el paraguas de Guanyem a las elecciones municipales (plataforma de electores controlada por Podemos) el propio Bustamante repitiera el mismo modus operandi apoyando la candidatura de Anabel Mateu.

Aunque la denuncia más grave llega de la mano de María Sánchez, quien asegura que días antes de que se cerrara el voto para elegir a los candidatos de Guanyem Elx se filtró en un grupo secreto de Facebook el resultado provisional. “Pedí en asamblea que se impugnara la votación porque esto no se podía consentir y varias personas del comité electoral, tras confirmar que efectivamente se había producido el volcado de los resultados provisionales, decidieron tapar una irregularidad con otra mayor que consistió en hacer público el resultado al resto de miembros de Podemos”, recuerda ahora.
Aunque la denuncia más grave llega de la mano de María Sánchez, quien asegura que días antes de que se cerrara el voto para elegir a los candidatos de Guanyem Elx se filtró en un grupo secreto de Facebook el resultado provisional.

Sánchez, que también fue candidata en las primarias de Guanyem que ganó Anabel Mateu, afirma que al denunciar las supuestas irregularidades le amenazaron con expulsarle del partido por incumplir el compromiso ético. “Me querían hacer entender que los trapos sucios del partido se debían lavar en casa. También me dijeron que yo ya tenía trabajo pero que otras personas necesitaban tener cargos para vivir, por lo que era mejor que me callase”.

María Sánchez no pretende hacer comparaciones con el “pucherazo” de Podemos en Alicante capital. Aunque sí que asevera, como han dicho en reiteradas ocasiones otros miembros del sector crítico de Podemos Elche, que en la agrupación local se han ido sumando ex militantes de otras fuerzas de izquierdas que sin haber acudido a las asambleas, han acabado ostentando cargos de representación interna. “Y como me han dicho que ocurre en otros partidos, aquí también he visto cómo se han inscrito primos y amigos para apoyar determinadas listas”, añade.

Lo paradójico de las primarias para confeccionar la lista de Guanyem es que, después de la división interna que se generó y de las supuestas irregularidades en las que se incurrió, la agrupación de electores no pudo presentarse porque se empeñó, a diferencia de en otros muchos municipios de España, en no cambiar el nombre que ya estaba registrado por un grupúsculo de la izquierda radical. “Y les advertimos más de una vez y más de dos que tenían que cambiar el nombre para evitar que pasara lo que finalmente ocurrió, pero no quisieron escuchar y no pudimos entrar en el Ayuntamiento”, concluye Sánchez.

Por su parte, EL TALADRO se ha puesto en contacto con el secretario general de Podemos Elche para conocer su versión de los hechos. “No voy a entrar en ese ruido que hace gente que ya no está en Podemos”, ha manifestado José Vicente Bustamante, quien ha añadido: “La organización tiene ahora una salud estupenda. Quien quiere participar en ella, participa y quien no, no”.

Fuente: http://eltaladro.es/2015/10/podemos...

  • Podemos Elche, retrato de una desilusión

    24 de octubre de 2015 23:09

    Sois engañados con mucha facilidad y muchas veces,¿no tendreis algo de culpa tambien?

  • Desilusión de una fantasmada

    26 de octubre de 2015 14:42

    Es curioso que todavía hay gente que insiste en vincular ese partido político con el 15M.
    Supongo que eso se lo pone en boca quien no ha leído en su vida un acta de asamblea.