Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Nuevo paso adelante de la izquierda vasca y nueva mezquindad de los partidos del sistema

Lunes.27 de febrero de 2012 407 visitas Sin comentarios
Las FARC también dan algún paso y renuncian a la práctica de los secuestros #TITRE

Nadie lo hubiera imaginado hace un par de años. La izquierda independentista vasca realmente ha dado la espalda a la violencia. La expresión de “pesar” ante el sufrimiento de las víctimas de ETA y la autocrítica por el mal causado les sitúa en coordenadas de sana y genuina Noviolencia. Este sí nos parece un buen camino para andar con sentido y dirección hacia una meta positiva. En cambio los portavoces del sistema, los partidos políticos, con su mezquindad habitual, obviando y ninguneando estos pasos históricos, evidencian ser lo que son y lo que siempre han sido: los verdaderos violentos y asesinos que nunca cambian ni se arrepienten de nada. Sí, asesinos, si contamos a las víctimas de sus políticas, de sus policías, de sus carceleros, de sus militares... Constituye toda una prueba de su responsabilidad culposa la sensación que ofrecen de incomodidad ante el avance inexorable de la paz practicada unilateralmente por la izquierda vasca. Es de creer que la lucha armada de ETA les venía muy bien para sus propósitos de control social.

En otro lugar del mundo, en Colombia, la guerrilla de las FARC da pasos también hacia el cese de la lucha armada. De momento su anuncio de liberar secuestrados y su intención de abandonar el secuestro como actividad, constituyen un avance esperanzador. Ojalá sigan más pasos en ese sentido. Por supuesto observaremos qué hace a cambio el muy criminal estado colombiano, responsable de tantos asesinatos y masacres perpetradas por policías, militares, paramilitares y asesinos a sueldo del estado y la oligarquía económica que lo posee.

Nota de Tortuga


La Izquierda Abertzale muestra su ´pesar´ por el dolor causado

Además, dirigentes de la IA han lamentado que su posición haya podido "humillar" a las víctimas de la banda.

EP / SAN SEBASTIÁN La Izquierda Abertzale manifiesta su "profundo pesar" tanto por "las consecuencias dolorosas derivadas de la acción armada de ETA" como por su "posición política con respecto a las mismas, en la medida en que haya podido suponer, aunque no de manera intencionada, un dolor añadido o un sentimiento de humillación para las víctimas".

La Izquierda Abertzale ha presentado este domingo la declaración "Construyamos la paz en el proceso democrático", en un acto en el Kursaal de San Sebastián al que han asistido numerosos representantes de este colectivo como Joseba Permach, Pernando Barrena, Rufi Etxeberria, Joseba Álvarez, Maribi Ugarteburu, Jone Goirizelaia y el diputado general de Guipúzcoa, Martin Garitano.

También han estado presentes representantes de las otras formaciones políticas firmantes del Acuerdo de Gernika, Patxi Zabaleta de Aralar, Ikerne Badiola de EA, Oskar Matute de Alternatiba, el diputado de Amaiur Xabier Mikel Errekondo, y la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide.

Asimismo, han acudido entre las cientos de personas que se han dado cita en el Kursaal, invitados por la izquierda abertzale, el viceministro de la Presidencia para Monitoreo y Evaluación de Sudáfrica y parlamentario de African National Congress ANC Kopeng Obed Bapela, el también miembro de este partido Robert McBride y el parlamentario del Sinn Féin Alex Maskey.

En el acto amenizado con música, danza y audiovisuales con, entre otras, imágenes de ruedas de prensa de la izquierda abertzale, el Acuerdo de Gernika o la Declaración de Aiete, Obed Bapela y Maskey han destacado la importancia de que todos los partidos se comprometan en un diálogo "pacífico y democrático" para lograr la paz que han esperado se dé pronto en Euskadi.

A continuación, Maribi Ugarteburu ha leído la declaración ’Construyamos la Paz en el proceso democrático’ en la que la izquierda abertzale reconoce "el dolor y el sufrimiento que las diversas manifestaciones de violencia han producido en Euskal Herria, la generada tanto por la actividad armada de ETA como por las políticas represivas y de guerra sucia de los estados español y francés" y, además, acepta que, "mediante sus declaraciones o actos, ha podido proyectar una imagen de insensibilidad frente al dolor causado por las acciones de ETA".

Ante ello, lamenta "el daño que de manera no deseada haya podido añadir con su posición política" y reconoce que, "en la crudeza del conflicto, nos ha faltado hacia unas víctimas la sensibilidad mostrada con otras". "Lo reconocemos sin ambages, y deseamos que sea aceptado con la misma sinceridad con la que se muestra", asegura.

En el documento, se señala que ETA "ha dado por finalizada su actividad armada", pero, sin embargo, "este hecho no ha traído consigo el fin de todas las violencias". A este respecto, considera necesario que "se termine con la actual política penitenciaria, totalmente inhumana" y dice que "se debe dar fin a la dispersión".

También advierten de que "la política de represión, acoso policial y detenciones contra militantes independentistas", así como que "los juicios y los encarcelamientos deben terminar definitivamente", a la vez que señala que "se deben garantizar el conjunto de derechos civiles y políticos de la ciudadanía vasca, entre los que destaca la imperiosa legalización de Sortu".

En cuanto a las "consecuencias el conflicto", la Izquierda Abertzale afirma que ETA "deberá deshacer sus estructuras militares y poner las armas fuera de uso", así como que los Estados español y francés "tendrán que deshacerse o readecuar los operativos armados y represivos creados para el conflicto", además de pedir "la vuelta de todos los presos y exiliadas".

También afirma que ETA y los gobiernos español y francés "deben abrir un proceso de diálogo y acuerdo para tratar las consecuencias del conflicto y resolverlas para siempre". Asimismo, apuesta por una justicia transicional en el "largo tránsito hacia un escenario democrático que garantice la paz".

A su juicio, la misma deberá ser un instrumento para superar las consecuencias del conflicto, promover la reconciliación y no buscar la existencia de "vencedores y vencidos".

RECONCILIACIÓN

En la declaración, la IA dice que la sociedad vasca "deberá trabajar con tesón para que las heridas abiertas durante todos estos años puedan sanar" y reconoce que "el camino de la reconciliación será largo". Asimismo, señala que "la sociedad deberá acompañar y, en la manera de lo posible, ayudar a aliviar el dolor de quienes hayan sufrido la violencia de forma directa y de sus familiares" y apunta la necesidad de ser "muy conscientes de que la reconciliación no será posible sin lograr un acuerdo de convivencia democrática".

Tras indicar que no aceptan que "el dolor y el sufrimiento de las víctimas del conflicto se usen como excusa para no dialogar", acepta que la reconciliación "no significa olvido", sino "reconocer el dolor causado y el respeto ante dicho dolor".

En este sentido, la Izquierda Abertzale desea mostrar "con total sinceridad su absoluto respeto hacia todas aquellas personas que han sufrido y padecido en este largo conflicto, sin querer proceder a ninguna clasificación del dolor y el sufrimiento, ni a ninguna equiparación entre los mismos".

Según agrega, "además de las víctimas de la actividad de ETA y otras organizaciones armadas, ha habido muertes producidas por fuerzas parapoliciales, terrorismo de Estado, represión, políticas de tirar a matar, torturas y tratos inhumanos, discriminación o restricción de derechos básicos". "Si deseamos construir una paz justa y duradera es crucial reconocer todo el sufrimiento padecido y mostrar un compromiso y una voluntad clara por sanar las heridas de nuestro Pueblo", asevera.

Por otro lado, la Izquierda Abertzale advierte de que "ninguna fuerza política puede eludir su responsabilidad en este largo conflicto" y pide que "nadie trate de mostrarse como mero espectador o evaluador de un conflicto en el que ha tomado y toma parte".

Comisión de la verdad

La Izquierda Abertzale considera que, "para conocer lo que realmente ha ocurrido en nuestro Pueblo, debería constituirse una Comisión de la Verdad, de naturaleza internacional e independiente, políticamente imparcial, con una participación abierta y sin ningún tipo de exclusión". Según explica, correspondería a esta Comisión "analizar las causas y consecuencias del conflicto y los abusos cometidos durante el mismo".

A su entender, la formación de dicha comisión es "fundamental no ya sólo para conocer lo acontecido, sino que también para -aprendiendo de la lección histórica- situar las bases con las que evitar que en el futuro se vuelva a reproducir nada similar, alcanzando una justicia verdadera y la reparación de todas las víctimas".

Esta Comisión de la Verdad, dice, "necesitaría de la cooperación de todas las partes, con la implicación tanto de gobiernos, partidos políticos y la sociedad civil" y "debería tratar sobre el papel de diversas organizaciones en el conflicto actual y ayudar a la consolidación de la paz, teniendo en cuenta al conjunto de víctimas y sin ningún tipo de jerarquización ni clasificación".

La Izquierda Abertzale afirma estar "decidida a apoyar la formación de dicha Comisión de la Verdad" y, en este sentido, pide a los demás partidos políticos y a los Estados francés y español que muestren "la misma disposición y voluntad".

También cree "inaplazable" el diálogo y el acuerdo sobre un marco jurídico de futuro" y dice que dicho diálogo debería darse sobre los principios de "aceptación de los Principios Mitchell, diferenciar los proyectos políticos de las soluciones democráticas, el reconocimiento y respeto a la pluralidad de Euskal Herria y el reconocimiento y respeto de todos los derechos, incluido el derecho a la libre determinación".


Colombia

Las FARC liberarán a todos los militares secuestrados

La guerrilla ha anunciado que ahora "proscriben" su práctica de los secuestros - Liberarán a 10 militares. EP | BOGOTÁ La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ha anunciado que a partir de ahora "proscriben" la práctica de los secuestros y se comprometen además a liberar a todos los uniformados que mantenían bajo su custodia. Con este comunicado, las FARC anuncian así la liberación de los diez militares que aún mantienen retenidos.

"Mucho se ha hablado acerca de las retenciones de personas, hombres o mujeres de la población civil, que con fines financieros efectuamos las FARC a objeto de sostener nuestra lucha. Con la misma voluntad indicada arriba, anunciamos también que a partir de la fecha proscribimos la práctica de ellas en nuestra actuación revolucionaria", recoge el comunicado oficial de la guerrilla, difundido a través de la página www.farc-ep.co.

En el mismo, titulado "Sobre Prisioneros y Retenciones", también se anuncia la liberación de los cuatro últimos "prisioneros de guerra", que se suman a otros seis cuya liberación ya había sido anunciada por las FARC. De esta forma, la guerrilla liberaría a la totalidad de uniformados que en estos momentos tienen en su poder.

La guerrilla manifiesta asimismo su agradecimiento por "la disposición generosa del Gobierno que preside Dilma Rousseff", la jefa del Estado brasileño.

Las FARC enmarcan estas decisiones en lo que consideran un nuevo gesto para facilitar la negociación y una solución pacífica del conflicto. "Consideramos que no caben más largas a la posibilidad de entablar conversaciones", señalan.

Así, ceden el testigo al Gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos. "Es hora de que el régimen piense seriamente en una salida distinta, que empiece al menos por un acuerdo de regularización de la confrontación y de liberación de prisioneros políticos", indican.

Diario Información

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.