Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Muere el joven marroquí que llevaba 19 días en coma por la represión policial de las protestas de Alhucemas

Sábado.12 de agosto de 2017 69 visitas Sin comentarios
Puede ser la chispa que vuelva a prender una oleada de manifestaciones. #TITRE

Las autoridades marroquíes confirman la muerte de Imad Attabi, de 24 años, herido por el impacto de un bote de gas lacrimógeno en la manifestación del pasado 20 de julio.

público / agencias

Las autoridades marroquíes ha confirmado este martes la muerte de un joven de la región del Rif que resultó herido de gravedad durante las fuertes cargas policiales durante la manifestación del pasado 20 de julio en la ciudad de Alhucemas.

El joven fallecido, Imad Attabi, tenía 24 años. Como cientos de residentes en la región norteña del Rif, Attabi respondió al llamamiento del movimiento popular Hirak Chaabi, que convocó una nueva manifestación en Alhucemas, epicentro de una oleada de protestas sociales desde el pasado octubre exigiendo inversión pública y empleo es esta región abandonado por el régimen de Mohamed VI.

Attabi acudió a la manifestación del día 20 de julio, expresamente prohibida por el Gobierno marroquí. Una protesta que, además de las reivindicaciones iniciales del movimiento, exigía la puesta en libertad de casi 200 activistas detenidos y encarcelados por participar en las movilizaciones.
Un trozo de metralla de una granada de gas se le quedó alojado dentro del cerebro

Pese la prohibición gubernamental y el enorme despliegue policial, que blindó todas las entradas a la ciudad, la manifestación fue multitudinaria y la policía marroquí empleó un gran número de granadas lacrimógenas para dispersar a los manifestantes en los distintos lugares donde se iban agrupando. Al parecer, fue en el barrio de Afazar donde uno de esos proyectiles impactó directamente en la cabeza del joven y un trozo de metralla se le quedó alojado dentro del cerebro.

El Procurador del Rey (fiscal) ante el Tribunal de Apelación de Alhucemas afirmaba este martes en un comunicado que el joven ha muerto en el Hospital Militar de Rabat, al que suelen derivarse los casos más graves.

En un primer momento, el joven fue ingresado en el Hospital provincial Mohamed V de Alhucemas, pero ante la gravedad de su estado fue trasladado en helicóptero esa misma noche al Hospital Militar de Rabat, donde ingresó en estado de "muerte cerebral".

Desde entonces, el estado de Imad Attabi ha sido una incógnita debido al apagón informativo sobre su estado clínico. La Procuraduría añade en su comunicado que ya había ordenado una investigación profunda de la Policía Judicial sobre el suceso que llevó a la muerte al joven y que las investigaciones continúan y llegarán "lo más lejos posible".

Según varios medios digitales marroquíes, el abogado y la familia del joven van a exigir una autopsia para confirmar la causa y la fecha de la muerte y no descartan emprender acciones legales, ya que según el letrado, no se ha comunicado el estado de salud del joven a su familia durante su hospitalización.

Tras semanas de relativa calma en el Rif, la muerte de Imad Attabi puede ser la chispa que vuelva a prender una oleada de manifestaciones en Alhucemas.

Público

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.