Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Mineros, ecología, 15-M

Jueves.21 de junio de 2012 701 visitas - 14 comentario(s)
Carlos Taibo #TITRE

El rescate de la UE ha hecho que pase, injustificadamente, a segundo plano la lucha de los mineros. Obligados estamos —parece— a rescatarla, y ello aunque resulte difícil evaluar cuál es la intensidad del debate que han suscitado, en los últimos días, y en el mundo que resiste, las protestas correspondientes. En esas condiciones, y aunque uno corre el riesgo de otorgar relieve excesivo a lo que probablemente no lo tiene, no me queda más remedio que apuntar una intuición: algo hemos hecho mal todos cuando no parece que tengamos otra cosa que discrepancias sobre cuestiones de fondo.

Empezaré diciendo lo que creo que es, en estas horas, lo principal: sobran los motivos para apoyar, con todo lo que esté a nuestro alcance, la protesta minera. ¡Faltaría más! Si en todas partes intentamos hacer frente a agresiones y recortes, cómo habría de faltar nuestro apoyo a quienes, en el mundo de la minería, denuncian los efectos de unas y otros. Señalado eso, que repito es lo principal, no queda más remedio que pronunciarse sobre algunas disputas que están en la trastienda. Estoy pensando ante todo, claro, en la que se pregunta por la actitud —no de ahora: de siempre— que la resistencia minera ha asumido en relación con una cuestión tan vital como es el respeto del medio natural y los derechos de las generaciones venideras. Tengo la impresión —la certeza, por mejor decirlo— de que las protestas de estas horas apuntan directamente al legítimo propósito de garantizar salarios y preservar puestos de trabajo. Pero, aunque no ignoro la delicadísima situación de muchas familias, echo de menos, inequívocamente, algo más.

Algunos compañeros me dicen que, aun compartiendo mi preocupación por el silencio que la dimensión ecológica de la crisis provoca en el movimiento minero, no es éste el momento para airear esas desavenencias. Puede que tengan razón. Pero me veo obligado a preguntar cuándo llegará, entonces, ese momento. Llevamos treinta años con la misma trifulca. Primero fueron las discrepancias que el futuro de la industria militar levantó entre nuestros pacifistas y lo que hoy llamamos sindicatos mayoritarios; los primeros reclamaban el cierre de las fábricas correspondientes, en tanto los segundos exigían, sin más, que se preservasen los puestos de trabajo. Luego llegaron las disputas en lo que hace a una sangrante industria, la automovilística, descaradamente subvencionada por los sucesivos gobiernos españoles. Ahora nos topamos con una discusión —creo yo que insorteable— sobre el porvenir de muchas de las industrias extractivas, lamentablemente lesivas para el medio natural y no menos lamentablemente vinculadas con un estilo de vida insostenible (el nuestro, claro, no el de los mineros). Cuando se me dice que la revuelta de hoy obedece al propósito de exigir que se cumpla lo que nuestros gobernantes dieron por bueno años atrás, quiero preguntarme si no es prudente discutir eso que unos y otros acataron.

También he oído con frecuencia estos días que la responsabilidad en lo que se refiere a la sinrazón de buena parte de la actividad extractiva no es de los trabajadores de ésta, sino de las empresas o, más aún, del sistema. Me gusta poco el argumento. Si, como productores o como consumidores, acatamos las reglas del juego que impone ese sistema, somos al cabo corresponsables de la lógica de éste. Y estamos renunciando a la tarea de transformar la realidad. Cuando algún colega, de buen tono, ha sugerido que entre los ecologistas no faltan las gentes que, obsesionadas con el medio natural, han olvidado lo que significa la lucha social de siempre, no me queda más remedio que darle la razón. Para a continuación preguntarme, eso sí, cuántos son los trabajadores que, a más de mantener viva esa lucha social, muestran conciencia plena y consecuente en lo que respecta a nuestros deberes con el planeta y con las generaciones venideras. Todos somos parte del sistema que padecemos, y no sería saludable que olvidemos que nuestra conducta no siempre está a la altura de las circunstancias.

Otra cara de la discusión de estos días la ofrece una colisión, sospecho que un tanto artificial, entre el 15-M y los mineros. En algún caso intuyo que nace de un malentendido. No le daré mayor relieve a las frases proferidas por algunos mineros que, ante la policía, consideraron conveniente afirmar que no eran como esos pacifistas del 15-M. Y no se lo daré porque no lo tiene, aun cuando me parece que lo suyo es recordar que lo que los periodistas llaman indignados no son moco de pavo. No está de más que recuerde al respecto lo que con mucho tino nos dice Raimundo Viejo: “Estudiantes e indignados, contrariamente a esa flipada de los mineros que rula por la red, no sólo consiguieron echar a los mossos de plaça catalunya; lo hicieron, además, sin necesidad de cohetes, dinamita, capuchas, ni toda la parafernalia: puro aikido de la multitud”.

Me preocupa más la actitud de quienes, las más de las veces desde fuera —ni son mineros ni son quincemayistas—, han procurado airear eventuales diferencias entre unos y otros. Estas gentes, claramente sobrepasadas por lo que el 15-M ha acabado por suponer, parecen decididas ahora a recuperar el terreno perdido y escudarse detrás de los mineros. Por fin la clase obrera habría reaparecido para dejar a cada cual en su sitio y, de forma más precisa, para revelar bien a las claras la condición de un movimiento, el del 15 de mayo, en el que faltan la conciencia de eso, de clase, y la voluntad de transformación revolucionaria.

¡Caramba! Bien puedo imaginarme la reacción de un indignado que lo esté de verdad: sean cuales sean las carencias del 15-M —le preguntará al avispado zorrocotroco de turno—, ¿desde qué púlpitos hablarán estas gentes que ahora me ocupan? ¿Será que los mineros, legítimamente entregados a la tarea de defender empleos y salarios, están a punto de tomar el Palacio de Invierno? ¿Lo harán con ellos las direcciones, entumecidas, de CCOO y UGT, luego de aceptar, durante decenios, lo inaceptable? ¿Escucharemos por fin que reaparecen las palabras alienación y explotación en el lenguaje sindical al uso? ¿Nos llegará algún mensaje que invite a concluir que el objetivo de acabar con el capitalismo empieza a recobrar peso? ¿Tendremos conocimiento de alguna iniciativa en la que la palabra autogestión revele bien a las claras la perspectiva de superar el mundo del trabajo asalariado y la mercancía? En fin, ¿recibiremos noticias de que la conciencia de los límites medioambientales y de recursos del planeta invita a poner sobre la mesa otros valores y otras actitudes?

No conviene que nos engañemos. La protesta minera es un interesantísimo ejemplo de que algo empieza a explotar entre nuestros trabajadores. Y el 15-M refleja bien a las claras que una parte de la gente ha empezado a percatarse de lo que tenemos entre manos. Hagamos lo que esté a nuestro alcance para acercar posiciones. Y consigamos al respecto, en particular, dos cosas. Por un lado, que el 15-M rompa definitivamente con los espasmos meramente ciudadanistas que siguen operando en su interior. Y por el otro que cada vez sean más los trabajadores que se sumen a la tarea de una resistencia frente al capitalismo que incorpore los valores de la autogestión, la lucha antipatriarcal, la contestación antiproductivista y el internacionalismo solidario. Tarea no nos va a faltar.

http://www.carlostaibo.com/articulo...

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.
  • Mineros, ecología, 15-M

    21 de junio de 2012 09:42

    A mi me parece que los mineros deberían reclamar PAN, TECHO, TRANQUILIDAD Y PAZ.

    Como TODOS, vamos. Que no se que distingue a un minero de una persona normal.

    El carbón es una de las formas de energía mas estúpidas y contaminantes que tenemos. Y encima tenemos poco.

    A veces pienso que el Ministro Soria (contra el que llevo cargando las tintas por su ataque frontal a las renovables desde que empezó la actual era PP) ha cerrado el grifo del carbón precisamente porque sabe que los mineros son gente que tradicionalmente se cabrea de forma violenta, que es lo que necesita el poder como justificación para poder repartir leña y recortes...

    Es increíble que los de abajo terminemos reclamando lo que los de arriba quieren: puestos de trabajo, salarios de mierda, "menos" recortes, etc, en lugar de reclamar

    EL DERECHO DE TODOS A UNA VIDA DIGNA, SIN DEUDAS Y SIN PARÁSITOS OFICIALES.

    (Cuando hablo de parásitos, me refiero a los de arriba, por supuesto)

    internete
    1234567

    PD: Mientras no nos hagamos la pregunta clave, no encontraremos la respuesta llave...

    ¿COMO SE CREA EL DINERO?

    ¿PORQUE ADMITIMOS QUE EL DINERO NO SE CREE DE FORMA CONSTANTE, UNIVERSAL Y PERSONAL?

    "Dejenme crear el dinero de una nación, y no me importará lo mas mínimo quien hace las leyes"

    HijoPuta Rotschild

    Creo que todo esto es un problema de la educación cristiana recibida a golpe de vara y catecismo: Hemos asumido que "te ganarás el pan con el sudor de tu frente", cuando en realidad hace ya mas de 150 años que no hace falta sudar porque tenemos máquinas.

    Y cada vez tenemos mas máquinas, mas variadas, mas sensibles, mas potentes y mas limpias.

    ¡USEMOSLAS, COHONES!

    ¡Pensemos en ciclos armónicos y dejemos de pensar en lineas quebradas, por favor!

    ¡QUE NO HACEMOS OTRA COSA QUE VALIDAR LAS TESIS DE LOS QUE NOS PARASITAN TODO EL TIEMPO!

    ¡Parece que nos gusta, coño...!

    ¿No es todo esto que está pasando una especie de Síndrome de Estocolmo Global?

    Sin miedo. Sin ira. Sin violencia. Sin pausa. Sin prisa. Sin deudas. Sin parásitos. Sin secuestradores. Sin víctimas. Sin reyes...

    Somos siete mil millones de sordos clamando de forma solitaria en el desierto de siete mil millones de sordos...

    ¡Y mas solos que la una!

    http://www.youtube.com/watch?v=SaNt...

    Responde este comentario

    • Mineros, ecología, 15-M

      21 de junio de 2012 13:49, por Dave

      Bueno,las máquinas como tú escribes,no se hacen solas,ni se extrae el material solo de la tierra para hacerlas.Se expolia a Africa.Si lo que quieres es tener una sociedad esclavista,perfecto.Si lo que no quieres es trabajar,para hacerte un haragan,una especie de remedo de ser humano,esta bien.Ya me dirás que le pasa a cualquier animal que no ejercita su cuerpo.pues eso,simplemente se atrofia.
      Yo creo que habría que trabajar menos horas,para poder dedicar tiempo a las tareas intelectuales,y que no te lo den todo hecho desde las élites.El gobierno de todos,exigiría un esfuerzo del conjunto de la sociedad,no sólo de una parte,porque si no es volver a lo mismo.Claro,esto segun está configurada ahora la sociedad es inviable,pero quizá dentro de dos o tres generaciones sí sea posible.

      Responder este mensaje

      • Mineros, ecología, 15-M

        22 de junio de 2012 12:16

        Dave: La sociedad esclavista ya la tenemos, no hace falta que la invente yo.

        Para ejercitar el cuerpo esta el futbol, el tenis, la natacion o tocar la bateria... Que va a resultar ahora que los esclavos trabajamos para ejercitar el cuerpo...

        Yo trabajo mas que tu seguramente. Y me gusta. Lo que pasa es que no admito que los beneficios de mi trabajo se lo lleven los listos de siempre.

        Yo trabajo PARA TODOS. Y para mi el primero, como es natural.

        internete
        1234567

        PD: No te has enterado de nada de lo que digo.

        Vuelve a leerlo y a leerte, salao...

        Responder este mensaje

        • Mineros, ecología, 15-M

          22 de junio de 2012 12:35

          Por cierto, los materiales para hacer las maquinas ya no se expolian de africa, sino que se extraen del basurero de la sociedad capitalista rica euroamericana.

          Un basurero tan grande, que incluso se exporta a Africa.

          internete
          1234567

          PD: No se de que coño maquinas hablas tu. Yo hablo, por ejemplo, de robots campesinos hechos con trozos de otras
          maquinas, como este:

          http://www.youtube.com/watch?v=nRUe...

          Lo cual no quita en absoluto para que el que quiera arar el campo con el esfuerzo de sus riñones lo haga si le place... ¿No te parece?

          Vuelve en ti, Dave: Estás en el siglo XXI y la élite corrupta quiere que creas que aún vives en el XIX.

          (Y parece por lo visto que lo consigue...)

          Responder este mensaje

          • Mineros, ecología, 15-M

            22 de junio de 2012 12:52

            Por ultimo decirte, que el unico esfuerzo conjunto que tiene que hacer la sociedad es el de reconocer (es duro, pero se puede) QUE NOS ENGAÑAN COMO A BOBOS CON SU DINERO-DEUDA, SUS IMPUESTOS FEUDALES PARA FINANCIAR LA GUERRA Y SUS TIPOS DE INTERES.

            Y que no tenemos mas que cambiar un bit de informacion en el interior de nuestro pequeño cerebro, para darle la vuelta a la tortilla.

            internete
            1234567

            PD: Que la unica salida del infierno capitalista-militarista es tan sencilla,
            tan practica, tan radical, tan personal y tan profunda como LA SIMPLE DESOBEDIENCIA.

            O dicho de otra forma: Dejar de sentir miedo y empezar a sentir el amor por todo lo bello que es el mundo sin codicia ni violencia.

            O dicho de una tercera (y ultima, que ya me callo), forma: QUE EL MUNDO LO HACEMOS NOSOTROS A NUESTRA IMAGEN Y SEMEJANZA...

            Responder este mensaje

            • Mineros, ecología, 15-M

              22 de junio de 2012 17:40, por Dave

              Bueno,utilizas argumentos muy simplistas,demasiado simplistas.¿Desobediencia para hacer frente al ejército-ejercitos del mundo?Bueno,permite que,yo que me he quedado en el siglo XIX,te diga que el ejercito eso de la desobediencia se lo va a pasar por los tanques y los F-18 y ahora mismo,el sistema este de tiranía que esta montado(estoy de acuerdo)está sustentado sobre un ejercito muy tecnificado y potente.Ellos en última instancia son los que lo defienden.No te contestaré a lo demás,porque hace falta hablar con datos y referencias y llevaría mucho,aunque sí te diría que todo el mundo confía en las maquinas el trabajo o el pensamiento o las miles de cosas que debería hacer el ser humano.Yo no digo que no se utilicen las máquinas,digo que se utilicen cuando sean necesarias,pero ahora mismo en lo que vivimos es en una sociedad maquinizada y no veo esos grandes avances por ningún lado,pero claro,buscando la ineligencia en los moviles y en los coches,difícilmente podremos.

              Responder este mensaje

              • Mineros, ecología, 15-M

                22 de junio de 2012 18:08, por Dave

                En cualquier caso no me refería al trabajo asalariado,por tanto,puede que estemos de acuerdo en alguna otra cosa.Creo que el ser humano debe trabajar para él o como mucho para mantener a otros seres humanos,siempre que estén a su mismo nivel,pero no para mantener a castas parasitarias.

                Responder este mensaje

  • Hoy recibo esta misiva que dice: Querido Acratosaurio, me gustaría dar a conocer mi opinión sobre todos los males perturbadores que achaco a los mineros y a su lucha. Todo el tema ese de que la minería es contaminante y destructiva, que los mineros y la minería son machistas, que no hay apenas mujeres en la mina y que las que luchan son las «mujeres de», todo ello muy patriarcal. Además los mineros están manipulados por: los políticos; los sindicatos; los empresarios de la minería. En definitiva, que son unos peleles, afiliados al PSOE, o a CCOO, y que es una mierda de lucha que no nos debería servir de ejemplo para nada. Y es que es una lucha de ellos solos, piden cosas para ellos, no es una lucha por el bien común o que haga avanzar una sociedad. Y la lucha que están llevando a cabo, es violenta. Hay gente herida en frenazos de trenes, señoras que se caen por pisar aceites vertidos, policías con el casco perforado por tornillos. Todos sabemos que lo que ha permitido desconcertar a la policía y al Gobierno, ha sido la lucha pacífica del último año. Y además que los mineros suelen estar enfermos por bronquitis causa de su trabajo. Eso es todo.

    Madre mía. Vale. Si prefieres dedicarte a otra cosa, me parece bien. Son tus razones, haya o no un plan en ellas. Ahora el Acratosaurio lee, suspira y resume la moción: hay una protesta de unos trabajadores chungos, sucios, egoístas, machistas, contaminantes y violentos socialistas. Ajá. Digamos además, que son del Norte y, posiblemente, cristianos bebedores de leche. ¿Hay que apoyarlos? Sí. ¿Por qué? Porque has hecho la descripción de mi vivo retrato. Yo también soy un minero que canta a la vaca, machista, católico, violento, del SOMA-UGT.

    Miro las fotografías y sufro. Esos hombres maduros, con esas barrigas y esas tetas temblorosas subiendo por la Gran Montaña... No son precisamente modelos de Vogue. No. No puedo exigirles que sean sanos, poco contaminantes, positivos, limpios, pacíficos, altruistas, anti-patriarcales y del PP. Eso es muy complejo en mineros, transportistas, metalúrgicos, albañiles, pescadores, carpinteros, jornaleros, buzos... ¿Que no luchan por todos? Ay la hostia, te arruinan y hay que pedir para todos. Ni yo mismo, que a diario pongo un cirio a Durruti, cumpliría tanto requisitorio progresista.

    Hay veces que hay que detenerse y mirarse en un espejo: quién soy, qué hago, de qué vivo, cuánto contamino, cómo trato a la pareja, cómo soy manipulado. Una vez tengas la respuesta, ve y prende la mecha al cohete. Lo que es de uno es de todos, lo que es de todos es de nadie, lo que es de nadie es de uno.

    Responde este comentario

    • Acratosaurio Rex: mineros y sus circunstancias

      23 de junio de 2012 00:48, por Pablo

      Lo he dicho en otro sitio. A mi me parece que rechazar de plano críticas que tienen mucho calado con el único argumento de que todo el mundo tenemos contradicciones no es una forma válida de valorar las cosas. En este tema de los mineros, como suele ser habitual en esta izquierda que no tiene referentes claros desde hace cuatro o cinco décadas, solo se ve lo que se quiere ver –los neumáticos ardiendo, la cohetería, las marchas, la huelga indefinida; es decir, los medios-, y no se ve lo que no se quiere ver: la insostenibilidad medioambiental, el hecho de que en décadas no se haya planteado alternativa (autogestionaria o no) alguna ni se esté planteando ahora, que el objetivo sea pedir que papá estado siga y siga y siga hasta la eternidad comprando el carbón que quema en las térmicas para envenenar nuestro cielo y lo haga a precios muy por encima de mercado, que los empresarios que están codo con codo impulsando y apoyando esta huelga sean unos mafiosos que desvían hacia sus cuentas de beneficios la parte principal de ese dinero de los impuestos de todas que el estado dedica a subvencionar el carbón, y en fin, que no haya objetivo alguno revolucionario o de transformación social y que sea una lucha puramente corporativista como las que se denostaban hace ciertas décadas.

      Como dice Taibo y como diría cualquier persona con sentido común, entiendo y respeto los motivos que impulsan a estas personas y familias concretas a luchar valientemente por defender su pan. Pero no nos engañemos, que ya bastante lo hace el sistema por nosotros. A pesar de que el paisaje sea miserable y la mayoría de nuestros esfuerzos manifestantes y protestantes sean en general francamente baldíos, no es creando ensoñaciones con referentes insuficientes como empezaremos a cambiar las cosas. De hecho este tipo de sublimación de luchas que solo lo son en su forma yo creo que contribuye a que la trayectoria que decía antes de la izquierda en nuestro estado aún se sumerja más en el extravío. Entiendo que con la que cae, cualquier cosa –y más si le tiran cohetes a la policía- nos llegue a ilusionar. Pero creo que ahora más que nunca hay que ser super serios en los análisis de la realidad, en el trazado de las estrategias políticas y en la puesta en práctica de las mismas. Y en eso el buenrrollismo del todo vale sin la menor reflexión, que es absolutamente imperante en la izquierda, me parece el peor de nuestros enemigos.

      Responder este mensaje

      • Acratosaurio Rex: mineros y sus circunstancias

        23 de junio de 2012 06:21, por Crates

        Deduzco entonces que el trato que necesita la gente currante para convencerse de las virtudes de la autogestión consiste en: aceptación del poder del mercado, reconversiones industriales a manta y ataques policiales (y algun ideólogo al fondo clamando ’arrepentios, pecadores’). Buenrrollismo no es, desde luego.

        Responder este mensaje

        • Acratosaurio Rex: mineros y sus circunstancias

          23 de junio de 2012 16:51, por Pablo

          No tergiverses. Y si ves que este tema tiene su importancia a la hora de analizar más allá de cuatro esquemas simples, agradecería argumentaciones un poco elaboradas en lugar de las habituales ironías para la galería de intelectuales.

          Insisto en que no pretendo tener razón a ultranza, pero tampoco me gusta que me llamen, a base de sarcasmos, o bien extremista radical, o bien quintocolumnista del capital; el lenguaje irónico empleado navega entre ambas críticas.

          Las personas de la sociedad, sean o no asalariadas del capital y el estado en empleos más o menos chungos, creo que deberían tener la capacidad de analizar las cosas y tomar sus decisiones propias en todo tiempo. Cuando están en conflicto porque el sistema les acosa aún más, como es el caso, o cuando no están en ese conflicto porque hay vacas gordas y la vida sigue tal cual como si nada. Salir del trabajo asalariado y tender al cooperativismo y la autogestión, así como romper con ciertas labores industriales con gran coste medioambiental y tratar de recuperar actividades tradicionales sostenibles o crear otras nuevas creo que es un buen camino a seguir antes, ahora y después. Es mi opinión y así la expreso. ¿O tendría que callármela en una especie de reverencia a los hechos de estos días? Si la gente ha decidido otra cosa –seguir a tope con el capitalismo depredador de estado de bienestar- pues es su elección. ¿He dicho por algún lado que me alegro del conflicto porque tiene algún tipo de dimensión pedagógica que le va a abrir los ojos a alguien hacia la autogestión? Me parece que no, y por ello ruego que no se ponga en mi boca lo que no he dicho. Los mineros y sus empresarios han optado por movilizarse para que el estado con nuestro dinero siga y siga comprando carbón. Bien, lo dicho, es su elección. Lo viene siendo desde hace 30 años y lo que queda por delante. Pero creo que tengo todo el derecho del mundo a no aplaudir eso. Y no creo que tú tengas derecho a ridiculizar mi posición asociándola a posturas inquisitoriales (arrepentíos, pecadores…). La verdad es que la ideología esta frentepopulista del “todas las luchas valen” se está convirtiendo en un dogma del cual cada vez es más complicado disentir. En el panfleto Ad Nauseam a eso le llamaban el “sectarismo antisectario”.

          Responder este mensaje

    • La fuente de lo de acratosaurio, que se me olvidó: http://www.alasbarricadas.org/notic...

      Responder este mensaje

      • Hay una cosa que a mi juicio determina la pequeña pero importante diferencia entre el movimiento 15M y el movimiento minero.

        Los primeros piden CAMBIOS RADICALES YA.

        Los segundos piden que todo siga como hasta ahora.

        De forma que no tengo muchas dudas de que lado de la LUCHA DE CLASES están los mineros...

        internete
        1234567

        PD: Es la conciencia del esclavo de la plantacion... Tan metido en su papel, que no es capaz de levantar la vista del terreno, a los pies del amo, y darse cuenta que hay un mundo mas allá del algodón, por el que verdaderamente merece la pena luchar.

        Y lo curioso es que el metodo de lucha que utiliza ya ha demostrado mil veces que no sirve para nada, y encima es el que el amo precisamente espera que use.

        Las luchas mineras deberían formar parte de la liturgia cristiana nacional: Tan estereotipadas que prácticamente deberían convertirse en fiesta cultural, como las fiestas de moros y cristianos.

        Hazme una carga de antidisturbios que te quemo unas ruedas, te corto la calle y te lanzo unos cohetes...

        Luego nos repartimos las ayudas publicas, eso si: Como tu eres el patron, te quedas con el millon y el sillon. Pero dame al menos un pico, un azadon, una pala, sueldo fijo y botellon...

        ...¡Con perdon!

        Responder este mensaje