Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Mambrú celebró con dos actos en Zaragoza los 25 años de la Insumisión

Martes.4 de marzo de 2014 64 visitas Sin comentarios
AraInfo. #TITRE

Los días 21 y 28 de febrero el Colectivo Antimilitarista Mambrú, miembro de Alternativa Antimilitarista-MOC e integrado en el Centro Social La Pantera Rossa, celebró en dicho Centro Social, el 25º aniversario de la puesta en marcha de la Campaña de Insumisión al Servicio Militar Obligatorio y a la PSS que tuvo su punto de arranque el 20 de febrero de 1989. Esa jornada tuvo lugar una presentación colectiva de insumisos, que en distintas localidades del Estado expresaron su rechazo público a la colaboración con el ejército y la demanda de su abolición, asumiendo las consecuencias que ese rechazo público a la colaboración con el ejército pudiera traer.

En Zaragoza, el día 21 de febrero Jesús Castañar Pérez, ‘Chuchi’, compañero de Alternativa Antimilitarista.MOC, presentó su libro ‘Teoría e historia de la revolución noviolenta‘, nos hizo partícipes de las discusiones y discrepancias existentes entre las corrientes defensoras de la noviolencia, a la hora de definir qué se entiende por acción noviolenta y cuáles son sus límites (el sabotaje o destrucción de bienes, la presión psicológica o la coacción, la violencia a nivel simbólico…), y nos presentó la noviolencia como una herramienta eficaz de la que se han apropiado numerosos movimientos políticos a lo largo de la historia, sin declararse noviolentos y sin renunciar a otras formas de lucha.

Este viernes, 28 de febrero, se proyectó el documental ‘Insumisión. 20 años desobedeciendo‘, que ofrece un repaso de la historia reciente del antimilitarismo y de la objeción de conciencia en el Estado español. Abarca desde los últimos años de la dictadura franquista hasta la actualidad y está centrado en la campaña de insumisión en la que miles de jóvenes desobedecieron al ejército para construir una sociedad desmilitarizada, enfrentándose, incluso, a penas de cárcel; realizado por Raúl Fernández de Pinedo y Bakearen Etxea, KEM-MOC, con motivo del 20 aniversario de la insumisión, conserva su valor de repaso de los contenidos y desarrollos de una de las campañas de desobediencia civil más importante de nuestra historia.

Tras la proyección tuvo lugar una interesante Mesa Redonda dinamizada por Mambrú, en la que participaron miembros del CSO Kike Mur, Ecologistas en Acción, Greenpeace, Grupo Derechos Civiles 15M, Plataforma por una Auditoría Ciudadana de la Deuda, Som Energía, Stop Desahucios, Círculos de Silencio y un miembro de la Campaña de Desobediencia Civil al RDL16/2012 que rechaza la posibilidad de negar la atención sanitaria a inmigrantes establecida en ese Real Decreto.
Es en esta Mesa Redonda donde se han aportado los contenidos más interesantes de esta celebración, al darse un paso más allá del recuerdo o el agradecimiento a quienes participaron en esa Campaña, para mostrar que la Desobediencia Civil sigue viva y motiva un buen número de campañas, acciones y procesos de denuncia y protesta contra las injusticias, que están en pleno auge hoy en día.

Después de una presentación de los grupos participantes y su acción cotidiana se lanzaron una serie de cuestiones sobre las experiencias de desobediencia, las estrategias y la vivencia personal que se tiene de estas prácticas de desobediencia, la búsqueda del apoyo social o la superación de la represión que pueden conllevar. De esta forma la experiencia de la insumisión a la mili y a la PSS que protagonizaba el documental fue dando paso a experiencias mucho más recientes y vivas que mostraron la necesidad de superar los marcos legales existentes para luchar por la justicia y la libertad. La desobediencia como metodología de trabajo a distintos niveles mostró su eficacia a la hora de defender los derechos de las personas inmigrantes, la defensa del medio ambiente, la denuncia del sistema económico capitalista y sus crisis que nos dejan sin casa y que además nos piden sumisión. También se defendió la rebeldía y la desobediencia integral como forma de vida que se extienda a todos los ámbitos individuales y colectivos; se cuestionaron las “desobediencias” de quienes no comparten un proyecto de justicia social y que la utilizan como medio de propaganda o de desgaste del rival político.

Se recordó la fuerte represión sufrida por acciones directas noviolentas contra centrales nucleares, mientras que los responsables de catástrofes con la de Fukusima siguen en en libertad. La desobediencia civil muestra la capacidad de generar apoyo mutuo entre las personas afectadas por la pérdida de vivienda, la represión o la crisis y los grupos de apoyo generados alrededor…. A las intervenciones de los miembros de los grupos se fueron añadiendo las de personas que estaban entre el público, planteándose temas como la desobediencia civil y la noviolencia, la actual crisis económica que pone de manifiesto más que nunca la necesidad de esa desobediencia, la importancia de construir alternativas y, a la vez, impedir que esas alternativas se acomoden, sino que sean capaces de generar un conflicto con el actual sistema para superarlo y acabar con sus negativas consecuencias para la humanidad.

Por supuesto, los debates no se cerraron, son cuestiones siempre abiertas que seguiremos trabajando en la acción diaria. Antes de terminar se acordó hacer pública una declaración conjunta de apoyo y reivindicación de la desobediencia que esperamos difundir próximamente.

Colectivo Antimilitarista Mambrú | Para AraInfo

Fuente: http://arainfo.org/2014/03/mambru-c...

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.