Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Los orígenes del cristianismo descritos por un historiador no creyente

Sábado.8 de octubre de 2005 55433 visitas - 54 comentario(s)
www.kaosenlared.net #TITRE

<>. Carta del Papa León X (1513-1521) al cardenal Bembo.

Joaquín Laporta

La Fábula de Jesucristo, una gran mentira universal.

¿Qué es el cristianismo? ¿Cuándo y dónde surgió? ¿Quién fue Jesucristo? ¿Qué relación tiene esta religión con el antijudaísmo? El cristianismo es la sacralización de la vida y el mensaje de Jesucristo. Dicha figura es considerada a la vez hombre y dios- aunque con diferencias según la confesión -por los creyentes de tal religión.Desde un punto de vista histórico, el cristianismo supone la principal aportación del pueblo hebreo -y una de las más importantes influencias semíticas junto con el alfabeto- al ámbito geo-cultural occidental. La religión cristiana ha sido un factor primordial a la hora de conformarse el sentido de identidad europeo.

Las fuentes para el conocimiento de Jesús no son muchas y se reducen a los Evangelios (canónicos y apócrifos)[1], las Cartas de Pablo y los Hechos de los Apóstoles (Lucas). Tales obras fueron escritas -mayoritariamente- entre finales del siglo I y comienzos del II d.C. Actualmente, textos como el Papiro Egerton (S. II d. C.) y otros contemporáneos como P1 o P2, el Manuscrito de Nag Hammadi (S. IV d.C.),el Manuscrito Sinaítico (S. IV d.C.)[2], el Códice Vaticano (S. IV d.C.), el Códice Benzae Cantabrigensis (S. V d.C.), el Códice Alejandrino (S. V d.C.), el Códice Washingtoniano (S. V d.C.) el Códice Ephraemi Rescriptus (¿...?) son los testimonios directos más antiguos que se conservan como referencia a dicho personaje. Otros escritos coetáneos -transmitidos por los copistas medievales- que refieren a su figura o contexto histórico son las citas dehistoriadores como Flavio Josefo (Antigüedades Judías), Tácito (Anales) o Suetonio (La Vida de los Césares), así como fuentes del ejemplo de los Manuscritos del Qumrán (S. II a.C.-I d.C.) o el Talmud babilónico.

El cristianismo tiene su raíz en la Palestina del siglo primero. En esta época el territorio se encontraba bajo dominación romana. El país estaba densamente poblado y sus habitantes eran principalmente hebreos, aunque también había helenos(gentes de cultura griega), romanos y otras gentes orientales. La economía se basaba fundamentalmente en las actividades agrarias, aunque existía una pequeña porción de artesanos y comerciantes que desempeñaban un importante papel en la misma. Gran parte de la población era pobre y los judíos ricos pertenecían a la familia de Herodes y a la oligarquía sacerdotal, que era saducea. Políticamente hablando, las instituciones hebreas conservaron amplia autonomía durante esta fase de la ocupación romana; ejemplo de ello era el Sanedrín, que desde Jerusalén ostentaba la suprema autoridad jurídica y religiosa, controlando el culto del templo. En tiempos de Jesús el pueblo israelita utilizaba el arameo como vehículo de comunicación habitual, aunque también se hablaba el griego ático o Koiné. El hebreo estaba prácticamente reducido al ritual litúrgico.

En el contexto temporal próximo y contemporáneo a la vida de Jesús el judaísmo se encontraba dividido en varias facciones político-religiosas. De entre ellas se tiene constancia de la existencia de al menos cuatro corrientes principales. Según el historiador judío Flavio Josefo, estas son:

1.- Saduceos. Formaban la nobleza sacerdotal y laica, ocupando el estrato superior de la sociedad hebrea. Representaban laideología conservadora, que en lo religioso anteponía la autoridad del Pentateuco (los cinco libros de la Ley; Génesis, Éxodo, Levítico, Deuteronomio y Números) a la ley oral. Los saduceos pretendían una vinculación directa a Sadoc, el sumo sacerdote a quien David pusiera la frente del templo de Yahvéh; eran una derivación del sacerdocio sadocita, el legítimo. Dominaban en el Sanedrín y tenían la responsabilidad del culto en el templo de Jerusalén así como de las ordenaciones sacerdotales. No creían en la existencia del más allá, ni en la resurrección de los muertos, así como tampoco en la actuación de los ángeles ni de la providencia. Tenían una concepción religiosa no antropomórfica.

2.- Fariseos. Surgieron probablemente del movimiento hasídico del siglo II a.C., pero sus raíces quizá se hunden en la época de dominación persa (S. VI-V a.C.). Eran representantes del movimiento sacerdotal creado tras el destierro babilónico del siglo sexto. Daban tanta importancia a la ley escrita como a la tradición oral. Acomodaban la interpretación de la Ley a las necesidades de cada momento. Controlaban la religiosidad de las sinagogas y las escuelas rabínicas, tanto elementales como superiores,en donde se dedicaban al estudio de los textos religiosos. Su doctrina de salvación era generosa con los israelitas, siendo menos entusiastas con los paganos, aunque la intensidad de tal diferencia de trato varía según los maestros o los libros. Los fariseos eran laicos y solían estar presididos por escribas (seglares cultos). A. Piñero considera como doctrina propia del fariseísmo la concepción de Dios como un ser absolutamente espiritual, trascendente, incomprensible, sabio, justo, misericordioso y padre de los hombres. El nombre de Dios no podía ser pronunciado, sino sustituido por otros términos. Ellos pensaban que Dios podía ser adorado desde cualquier lugar y que el hombre es libre para elegir el bien o el mal. Los fariseos concebían la creación divina del ser humano así como la existencia de la resurrección, los ángeles, los demonios, los espíritus y el “Juicio Final”. Eran enemigos de los romanos y, al igual que en la época macedónica, rechazaban las imposiciones externas aunque sin adoptar una postura violenta.

3.- Esenios. El desarrollo de esta secta tuvo lugar entre los siglos II a.C. y I d.C. Probablemente su origen deba situarse en los exiliados hebreos de Babilonia, quienes durante el destierro conservaron una visión hiperpurista del dogma religioso, el cual llevarían consigo tras su regreso a Palestina. Según Josefo, los esenios aparecieron en tiempos de Jonatan Macabeo, quien al enfrentarse al Maestro de Justicia provocó la ruptura del bloque hasídico y la consiguiente dispersión de los distintos grupos judíos, que anteriormente habían formado un todo homogéneo para hacer frente a Antíoco IV. Varios autores del siglo I d.C. Se ocuparon en describir la vida de los esenios, como el naturalista latino Plinio el Viejo, el ya mencionado Josefo, Filón de Alejandría, y ya en el siglo III d.C., Hipólito de Roma. Además de la información que nos dan estos autores tenemos otra fuente complementaria, los manuscritos del Qumrán, redactados por los propios esenios durante su estancia a orillas del Mar Muerto. Los esenios conformaban una corriente ascética de tipo mesiánico, la cual planteaba una religiosidad intransigente unida a un anhelo aislacionista. Hacían vida cenobítica -ermitaña- en torno al desierto y creían que el templo de Jerusalén estaba mancillado por un sacerdocio indigno, pues se autoconsideraban los únicos herederos del auténtico Israel, utilizando para sí mismos la denominación de “el resto”. El esenismo tuvo sus principales focos de recepción en algunas ciudades de Judea y a orillas del Mar Muerto. Llevaban una vida comunitaria y no existía propiedad privada entre ellos. Se regían por un sistema normativo riguroso que penaba la más leve falta. Los interesados en entrar a la secta debían someterse a un período de prueba que duraba tres años. En las plegarias que precedían a la comida debían jurar ser piadosos; observar la justicia con los hombres; no perjudicar a nadie; socorrer a los justos y odiar a los injustos; obedecer a la autoridad permitida por Dios;no ser insolente cuando se tiene un rango superior; no distinguirse de los demás en la forma de vestir; no robar ni buscar ganancias ilícitas; no ocultar nada a la comunidad y no descubrir nada de ella a los ajenos de la misma (ni los libros ni los nombres de sus ángeles tutelares). Los esenios expulsaban de la comunidad a quienes cometían graves infracciones, a los que solían abandonar a su suerte, aunque podían readmitir a los arrepentidos. Se reunían un centenar de personas para tratar los asuntos judiciales. Veneraban a Moisés y castigaban con al muerte a quien blasfemaba contra él. Obedecían a los ancianos y se lavaban después de hacer las necesidades corporales. Se subdividían en cuatro grupos dependiendo de la fecha o antigüedad de ingreso en la comunidad. Muchos de los miembros vivían más decien años. Su cosmovisión concebía que los cuerpos son incorruptibles y las almas inmortales, considerando el cuerpo como una cárcel temporal. Creían, al igual que los griegos, que a las almas buenas les estaba reservada una morada más allá del “Océano” y a las malas una lóbrega caverna. Algunos preveían el futuro a través de los libros sagrados. En sus ceremoniascompartían pan y vino. Josefo señala a otro grupo deesenios, semejante en todo a los anteriores salvo en que son partidarios del matrimonio. Los esenios del Qumrán, tal y como ha demostrado la arqueología, sabían fabricar armas. Según Filón y Josefo, el número total de esenios se cifraba en 4.000.

4.- Zelotes. Es la cuarta secta descrita por Josefo en sus Antigüedades Judías. Doctrinalmente coincidían con los fariseos en todo salvo en que no admitían más señor que aDios. Josefo da menos importancia a los zelotes (“celosos”) que a otras variantes judaicas. Eran contrarios a pagar tributo al emperador romano y a los matrimonios mixtos entre judíos y no judíos. Propugnaban la acción violenta, con la que pretendían crear un estado teocrático libre de extranjeros y de paganos. Se cree que el fundador de la secta fue Judas el Galileo, natural de Gamala, quién tenía un fuerte talante independentista. Los zelotes iniciaron la crisis que daría lugar a la primera guerra hebraica (66-73 d.C.) contra Roma.

La vida de Jesús se desarrolló entre el último cuarto del siglo I a.C. y las tres primeras décadas del inicio de la era cristiana. En este período Palestina se vio gobernada por Herodes el Grande (muerto el 4 a.C.), sus hijos, Arquelao, Filipo y Herodes Antipas y, a partir del año 6 d.C., por los prefectos romanos Coponio, Marco Ambibulo, Anio Rufo, Valerio Grato y Poncio Pilato (quien accedió al cargo en el año 26). Las autoridades romanas, por conveniencia política, respetaron las costumbres religiosas judaicas. Por tal razón no se instalaron en Jerusalén estatuas ni estandartes. Sin embargo, otros aspectos de la política de Roma para con los hebreos provocaron su odio hacia el ocupante latino, como el nombramiento por los gobernantes foráneos del Sumo Sacerdote y el cobro de duras contribuciones. La situación se agravó por la dureza y poca habilidad de ciertos gobernadores romanos, tal del ejemplo de Pilato, quién introdujo en Jerusalén los estandartes del ejército y sustrajo cierta cantidaddel tesoro del templo para costear las obras de abastecimiento de agua de la ciudad.

Se han escrito ingentes cantidades de papel sobre la vida y la trayectoria religiosa de Jesús. La mayor parte de los investigadores aceptan en consenso la existencia real de este personaje. Los últimos estudios biográficos concluyen que su natividad aconteció seis años antes del comienzo oficial de la era cristiana. Tal error de cronolización se debe al monje Dionisio el Menor (Dionisyus Exiguus), quien tras recibir en el 515 d.C. el encargo delPapa Hormisdas para datar la fecha de nacimiento de Jesucristo -no concretada por los evangelios-, concluyó que éste había sido concebido en el año 753 (ab Urbe Condita)[3] de la edad romana. En las fuentes neotestamentarias se apunta que el hombre-dios cristiano habría nacido cuando Herodes el Grande gobernaba en Palestina. Este rey murió en el año 4 a.C. El lugar de su nacimiento se sitúa en Belén (Judea) o en Nazareth (Galilea). Mateo y Lucas afirman que Jesús fue alumbrado en Belén, pues según el profeta Miqueas, en esta ciudad nacería el mesías tras ser anunciado por una estrella. En opinión de Lucas, los padres del predicador se trasladaron a Belén con ocasiónde un censo decretado por Augusto. El gobernador Quirino ordenó en el año sexto hacer un recuento general de la población de Judea. Los progenitores, al parecer, residían en Belén antes de su huida a Egipto, reinstalándose posteriormente en Nazareth por miedo a Arquelao, que gobernaba en Judea.

Jesús se crió en el seno de una familia hebrea de lengua aramea. Tenía cuatro hermanos (José, Judas, Simón y Santiago) y dos hermanas. Su padre era carpintero y quizás el también. Justino dice que hacía yugos y arados. La familia se tenía por descendiente de David; así lo creyeron los sinópticos Mateo[4] y Lucas y varias confesiones del cristianismo primitivo. Jesús predicó principalmente en Galilea, aunque también ejerció vida pública en Samaria y en Judea. La duración de su predicación oscila entre uno y tres años, según los evangelistas, siendo esta etapa la más conocida de su vida ya que las fuentes apenas hacen mención de su infancia y adolescencia. El líder religioso fue condenado por el procurador romano Poncio Pilato, quién con la connivencia de los sectores dirigentes judíos, urdió el proceso buscando argumentosde todo tipo para acusarle. Jesucristo era un agitador político-religioso que amenazaba los intereses y el dominio de las facciones poderosas a causa de su mensaje mesiánico-apocalíptico. A ello se une la consumación de hechos concretos, como la predicación en Jerusalén, la expulsión de los mercaderes del templo o la autoproclamación de “Rey de los Judíos”, acontecimientos que le hicieron antipático ante una parte de sus correligionarios hebreos. El predicador fue crucificado por orden de Pilato. La crucifixión era una forma de ejecución capital propia de criminales y esclavos -dicha sentencia sólo la podía aplicar el procurador romano, dejándose a las autoridades israelitas la potestad de decretar lapidaciones-, no pudiéndose aplicar a ciudadanos romanos. Al parecer fue condenado un viernes de la semana de Pascua. Según los evangelistas era viernes 15 de Nisán (fecha coincidente con el inicio de la primavera, entre marzo y abril), dato que plantea un problema, ya que coincidía con una día sagrado judío y en fiestas tan señaladas no se podía llevar a cabo un proceso y una ejecución. Juan es el único que data la muerte de Cristo el 14 de Nisán. En cuanto al año de su crucifixión también existen serias dudas, aunque se estima que tuvo lugar en el 30 d.C. Jesús fue enterrado en un sepulcro excavado en la roca, en Jerusalén, después de haber sido perfumado el cadáver.

Jesucristo fue un judío que predicó exclusivamente entre y parajudíos. No tenía una intención universalista, pues nunca dio a conocer su mensaje a la población no hebrea que vivía en Palestina. Pruebas de ello son: La predicación de su mensaje en territorios de población judía; su presencia en sinagogas o en lugares concretos sagrados para losisraelitas, como el río Jordán o el templo de Jerusalén; el uso del arameo como vehículo de predicación, lengua que sólo utilizaba la población israelita, siendo ininteligible para griegos y romanos; la alusión constante que hace al Dios único de los judíos, Yahvéh (en hebreo, “yo soy el que soy”); y la aparición en los evangelios de nombres hebraicos entre los personajes. El propio nombre de Jesucristo tiene una raíz hebrea. Este vocablo procede de los términos Mashiach (el ungido o mesías) y Yehoshuah (Yahvéh es salvación), los cuales hacían referencia al mesías que vendría a liberar al pueblo de Israel. Dichas palabras, que tenían un carácter impersonal en esta lengua semítica, adquirieron un sentido personalizado al traducirse al griego (Iesous Xristos) y al latín (Iessus Christus). Pablo de Tarso fue el primero en emplear al título de <>, que es la interpretación helenística del calificativo de Cristo -Khristós es la traducción o equivalencia del epíteto mashiach (mesías, ungido o consagrado)[5] -, utilizado por la primitiva comunidad judeocristiana de Jerusalén pero incomprensible para los griegos. Por eso, cuando el cristianismo comenzó a helenizarse al expandirse hacia el mundo gentil (no judío), el calificativo <> pasó a convertirse en una especie de segundo nombre, mientras que al Jesús “resucitado” se le aplicó el título de Señor o Kyrios, que era la fórmula empleada habitualmente por los greco-hablantes cuando se dirigían a su dios personal. La tradición cristiana, pese a los cambios sufridos, aun conserva el recuerdo de que su dios-hombre fue crucificado con la siguiente leyenda: Iessus Nazarenus Rex Iudeorum (Jesús el Nazareno Rey de los Judíos).

El predicador hebreo fue hijo de su época y partícipe del proceso de incertidumbre e iluminismo que afectaba al judaísmo más radical. Su mensaje y ritualidad no fueron originales, pues contenían puntos presentes en la tradición hebraica y comunes a otras variantes de esta religión. De este modo, la doctrina de Jesús no es sino una reinterpretación de los diez mandamientos dados por Dios a Moisés, que resumidos vienen a decir[6]: <>. La creencia en el demonio, los ángeles y la libertad moral era compartida por los fariseos. La fe en la llegada del fin del mundo, el rechazo al adulterio, el exorcismo y la curación por medio de la imposición de manos así como la elección de un grupo de doce seguidores o el uso de apelativos como “Hijo de Dios” o “Hijode la luz” eran comunes entre los esenios del Qumrán, quienes tenían un consejo compuesto por tres maestros ydoce discípulos, cuyo guía principal se autodenominaba “Maestro de Justicia”. El número doce era sagrado para los judíos, ya que representaba a cada una de las antiguas tribus hebreas, y en el caso de Jesús, podía responder al sentido simbólico que se quería dar a su figura, la cual junto con los doce apóstoles -cada uno representante de una tribu- dirigiría al pueblo de Israel hacia el final de los tiempos. Respecto a los rituales, todos eran de uso normal dentro del judaísmo y así, la purificación por medio del bautismo ya era utilizada por los esenios del Mar Muerto, quienes realizaban inmersiones acuáticas diarias, y por Juan el Bautista, a cuyo círculo pertenecieron Jesús y alguno de sus discípulos. El desarrollo de la Última Cena coincide en fecha con la celebración de la Pascua judía -Semana Santa cristiana-, en primavera.

En el Nuevo Testamento, al igual que en el Antiguo, aparece el término “eretz”, tierra o mundo en hebreo, el cual refiere únicamente a Palestina o al pueblo israelita. Ello demuestra la existencia de una cosmovisión religiosa cerrada dentro del judaísmo, sólo accesible a los hijosde madre judía o a los conversos pero hermética a todos los gentiles ajenos a la Ley de Moisés. En la época de Jesús se estaba desarrollando en Palestina un importante movimiento mesiánico, el cual predecía el advenimiento de un liberador que expulsaría a las tropas extranjeras del país, en la creencia de que el renacimiento del reino de Israel sería la antesala del fin de los tiempos. Dentro de dicho contexto Jesús apareció como un judío ultraortodoxo que había autoasumido el papel de mesías presente en las antiguas escrituras. Se creía inspirado y dotado por una supuesta entidad suprema, Dios, la cual le habría encargado guiar al pueblo hebreo antes del “Juicio Final”. Su pretensión era recuperar los principios de la Antigua Alianza, que él consideraba contaminados por la interpretación “hipócrita” que de ella hacían los escribas y los fariseos. Jesús era un judío purista que creía en la llegada inminente del fin del mundo. El papel que desempeñó encajaba perfectamente dentro de la tradición mesiánica de que era partícipe el judaísmo más providencialista, que desde hacía siglos estaba esperando la llegada del Enviado. En el Antiguo Testamento esto se hace patente en profetas como Isaías, Daniel o Ezequiel[7], quienes pronosticaban la futura llegada de un guía aglutinador del pueblo de Sión. Según Ezequiel, la aparición del enviado acontecería de la siguiente manera (Ez. 34, 11.13.15-16):

<>.

Dentro de la misma línea se encontraban los esenios del Qumrán, quienes en época de Jesús creían en la venida de al menos dos mesías (Manuscrito del Qumrán 4Q 521 o 4Q Sobre la Resurrección, frag. 2,2 1-14):

<<(Porque los cie)los y la tierra escucharán a su Mesías, (y nada de) lo que en ellos hay se apartará de los santos mandamientos. Esforzaos, los que buscáis al Señor en su servicio. () ¿Es que acaso no vais a encontrar así al Señor, los que esperáis en su corazón? Porque el Señor vigilará a los justos y llamará a los justos por su nombre, y hará descender el espíritu sobre los humildes, y dará nuevas fuerzas a los fieles mediante su poder. Porque honrará a los justos en el trono del dominio eterno, liberando a los cautivos, otorgando la vista a los ciegos, rectificando a los desviados. Siempre estará al lado de los que esperan. Juzgará con su misericordia y nadie recibirá con retraso la recompensa de su buena (obra), y el Señor realizará actos gloriosos como no se produjeron nunca, tal y como él di(jo), porque curará a los maltrechos y resucitará a los muertos, anunciará buenas noticias a los sencillos, enriquecerá (a los pobr)es, guiará a los hambrientos (...) y todos (...)>>.

Algunos autores opinan que Juan el Bautista o el propio Jesús deNazareth fueron miembros, o cuando menos, recibieron alguna influencia de la comunidad del Qumrán. Jesús, según la tradición cristiana, pasólos cuarenta días de retiro en el monte Quruntul (Jericó), en el desierto de Judea, a once kilómetros de las cuevas del Qumrán. Esta región, rica en cavernas, tenía una larga tradición eremítica. Las grutas qumránicas estuvieron habitadas hasta la primera guerra judaica, 35 años después de la muerte del predicador, lo que hace factible dicha hipótesis. La zona de Jericó es un puente natural de tránsito entre Jerusalén y la región de Galilea, por lo que Jesús tuvo que utilizar esta vía durante sus predicaciones.

El predicador judío hacía constantes referencias a pasajes del Antiguo Testamento en sus parábolas, el cual nunca rechazó como punto de inspiración para la tradición hebrea. Así, en los versículos 17 y 18 del capítulo quinto del Evangelio según Mateo dice:

XVII - “No penséis que he venido para abolir la Ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir”.
XVIII - “Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra,ni una jota ni una tilde pasará de la Ley, hasta que todo se haya cumplido”.

En otros pasajes Jesús insiste en la profesión judaica de su mensaje. Mateo vuelve a reflejar este hecho cuando narra la recomendación que el predicador hace a sus discípulos al respecto (Mt 10, 5-7): <>. Más adelante el predicador se justifica ante una mujer cananea que tiene una hija endemoniada y a la que, en principio, él niega ayuda argumentando que (Mt 10,5-7): <>.

Marcos y Lucas también recogieron la vocación exclusivista de Jesús, quien ya tenía predefinidos a los receptores de su mensaje. En Marcos (cap. 12, vers. 28-31), el profeta resume así la asunción de la ley mosaica: <>. Lucas, por su parte, relata de la siguiente manera el encuentro inesperado acontecido entre Cleofás, otro discípulo y Jesús, a quien no reconocen y desvelan su pasión (Lc. Cap. 24, vers. 19-21): <>.

Jesús no escribió nada, no tuvo cargo sacerdotal alguno, no salvó al pueblo de Israel, ni fundó una nueva religión. La acción del predicador fue espontánea y no tenía una proyección de futuro a largo plazo. La conversión de la secta judía de los cristianos en una nueva religión tuvo lugar a finales del siglo primero, a partir de dos acontecimientos:

1.- La intervención de Pablo, quien condujo al grupo a la herejía al sacralizar la figura de Jesús y predicar su mensaje entre la población pagana de Oriente Medio y Asia Menor, lo que le enfrentó a la corriente purista dirigida por Santiago, hermano de Jesús, que pretendía seguir una directriz propiamente hebraica. El precedente de dicha herejía se encuentra en Jerusalén, donde se produjeron las primeras disensiones entre los israelitas de lengua aramea y los helenizados. Los helenistas se enfrentaron a los hebreos tradicionalistas en las sinagogas de la diáspora a raíz de la actuación de Esteban, un judío griego que criticaba a Moisés. Fue acusado de blasfemo por atacar al temploy a la Ley. Los judeo-cristianos helenistas se dispersaron por Palestina tras el linchamiento de Esteban, hacia el 33-35 d.C. Los helenistas, que tenían ideas universalistas, pronto se independizaron de la facción más conservadora[8]. Los representantes del helenismo fundaron la comunidad de Antioquía, no seguían la ley mosaica y tenían como objetivo la conversión de los gentiles. Su fundación data del año 35 y de aquí procede Pablo (Saulo de Tarso)[9], quién predicó durante más de dos años en Siria, Cilicia y Grecia. El dogma principal de esta comunidad era el anuncio de la crucifixión y de la resurrección de Jesús. En el año 49 o 50 tuvo lugar una asamblea reconciliadora en Jerusalén, en donde Pedro, que defendía la expansión a los gentiles, y los judaizantes radicales llegaron a un compromiso por el que se eximía del cumplimiento de la ley mosaica a los cristianos procedentes de la gentilidad, pero obligándoles a abstenerse de comer carne sacrificada a los ídolos y a no ingerir sangre, ni consumir animales estrangulados así como a no contraer uniones ilegales. Con todo, las tensiones continuaron, pues Pablo reivindicaba su evangelio como opuesto a la Ley al equiparar a judíos y gentiles en sus “Cartas a los romanos”, “a los gálatas” y “a los corintios”. El reformador rompió con el legalismo hebreo al afirmar que la sola fe en Jesús era suficiente para obtener la salvación. Con esta maniobra, Pablo universalizó y dio pie a la paganización del mensaje judaico de Jesús, tergiversando así el sentido original del mismo.

2.- El cambio de directriz dentro del judaísmo a partir del Concilio de Jamnia (80-90 d.C.), en que el sector hillelita de los fariseos tomó las riendas futuras, excluyendo a los saduceos, a los judeocristianos y a los esenios.

La imagen de Jesús enseguida fue desvirtuada conforme la secta judía de los nazarenos se transformaba en una nueva religión. Para sus primeros seguidores Jesús fue profeta y mesías[10]. Los profetas fueron denunciantes, intérpretes teológicos y consejeros prácticos. El profetismo comenzó defendiendo la pureza de la religión yahvista contra las desviaciones. Más tarde, otros aspectos se incorporaron a su crítica: los problemas sociales, las relaciones políticas y las acechanzas exteriores. Este fenómeno perduró durante toda la historia antigua del pueblo hebreo, especialmente en momentos de crisis socio-económica o de ocupación extranjera, en los que los profetas suponían un punto de referencia para el pueblo llano. Los conceptosde mesías e hijo de Dios pronto adquirieron connotaciones distintas para judíos y cristianos. Los primeros, consideran al mesías como un libertador que, guiado por la mano divina, va a resucitar el reino de Israel antes del fin de los tiempos, preparando a los judíos para el “Juicio Final”; en cambio, el término de “Hijo de Dios” se refiere a la relación del hombre con su “Creador”, aunquetambién es utilizado para definir a aquellos individuos a quienes Yahvéh ha concedido una serie de cualidades especiales, tales como la capacidad de profetizar o de curar. Para los cristianos, mientras tanto, el papel de mesías tiene un carácter universal, ya que según ellos Jesús es hijo y representante de Dios en la tierra y su acción alcanza a todos los humanos, sean o no hebreos. Los seguidores de la doctrina cristiana creen que Jesús es el único y verdadero mesías-dios, quien ha de volver antes del “Último Día” para resucitar a los elegidos de salvación. Jesús es visto como un ser excepcional que reúne en sí cualidades tanto divinas como humanas, las cuales se manifestarían en dos venidas: la primera, en la que anunciaría su mensaje y se daría a conocer como hijo de Dios; y la segunda, en que vendría a juzgar a todos los hombres en función de su fe y sus obras. Esta visión contradice la judía, para la que el mesías estaría aún por venir una primera y única vez.

Los musulmanes, por el contrario, ven a Jesús como el anteúltimo profeta antes de Mahoma. La religión islámica conserva la acepción judaica del profeta, en la que éste es representado como un individuo a quien Dios ha iluminado con el don de la palabra para dar a conocer su mensaje entre la humanidad. El profeta tiene un carácter humano y universal, no siendo nunca confundidocon la divinidad. Además de los mencionados, los musulmanes también consideran profetas a Lot, José, Salomón, Job y Juan Bautista. El Corán emparenta a los árabes -nexo semítico con los hebreos- con los patriarcas Abraham e Ismael. La tradición mahometana, al igual que la judía y la cristiana, mantiene al Antiguo Testamento como eje referencial de su credo.

La religión cristiana conformó su corpus doctrinario-ritual a partir de la manipulación de la vida y el mensaje de Jesús. Con posterioridad a la redacción de los Evangelios y obligados por el éxito predicador que había alcanzado Pablo entre los gentiles -contrario a Jesús y a la Iglesia primigenia de Jerusalén (Efesios 2, 19-21 o 3, 4-6)-, se añadieron unos versículos al final de Mateo y Marcos-aunque no así en el texto de Lucas- con una supuesta declaración de Jesús, ya resucitado y poco antes de ascender al cielo, en la que ordenaba predicar el evangelio <

> (cfr. Mt. 28,19 y Mc 16,15). Durante los cuatro primeros siglos de la era cristiana la nueva fe se fue haciendo más compleja a raíz de la hibridación de elementos judaicos y paganos. Del judaísmo se mantiene la creencia en el dios único (Yahvéh), la referencia al Antiguo Testamento y el bautismo mediante inmersión acuática. Asimismo, se conserva el ceremonial judío que tenía lugar en la sinagogas: Profesión de fe; lectura de la Torá (o del Nuevo Testamento) y los libros de los profetas, predicación y eucaristía. La ceremonia se termina con la palabra amén, que en hebreo significa <>. A esta base hebraica pronto se añadieron elementos paganos, como la Navidad. La Natividad es la fechaen que se conmemora el nacimiento de Jesucristo a partir de una mujer virgen. El término Navidad -contracción de Natividad- procede del vocablo latino Navitas, reduccionismo de las palabras Nativitas Solis Invicti (“Nacimiento del Sol Invicto”). La Nativitas Solis era una fiesta religiosa romana de carácter agrario que se celebraba a finales de diciembre, época en la cual se festejaba el aumento del tiempo de luz solar. Igualmente, en este mes se celebraban las fiestas en honor de Baco (Dionisos)[11], dios del vino, y de Astarté, diosa asirio-fenicia de la que se recordaba su concepción (en La Biblia Isaías profetiza el nacimiento del mesías de Israel a partir de una mujer virgen). Para los seguidores del mitraísmo, religión persa surgida durante el s. II a.C., el 25 de diciembre suponía la festejación del nacimiento del dios Mitra, quién fue alumbrado por una mujer virgen tras ser anunciado por una estrella. El día de Navidad fue asumido por la Iglesia romana en el año 337 d.C., cuando el Papa Julio I designó oficialmente el 25 de diciembre como fecha natal de Jesucristo.

Losmisioneros cristianos de este período paganizaron[12] parte de la vida y el mensaje de Jesús para así atraerse a los adeptos de las religiones mistéricas orientales, las cuales, al igual que el cristianismo, se expandieron durante los siglos I y II en la parte occidental del Imperio romano. La asunción de creencias mistéricas “culminó” en el año 325 d.C., durante el Concilio de Nicea, momento enque la Iglesia decretó la consustancialidad entre Dios (Yahvéh) y Jesús. Jesús fue considerado -sobre todo en el orbe católico- a partir de entonces como el hijo y la encarnación del “Creador” en la Tierra. El cristianismo se convirtió en una religión mistérica al expandirse desde el Oriente helenístico hasta el Occidente latino. La predicación de los nazarenos siguió las principales rutas marítimas de la Antigüedad: Asia Menor-Sicilia-Roma; Norte de África (Alejandría)-Sicilia-Roma; Roma-Hispania, etc. La nueva fe tuvo su foco de extensión en las ciudades del Imperio, quedando la religión pagana cada vez más relegada al ámbito rural.

La nueva religión inició su expansión en las sinagogas de la diáspora, en donde los nazarenos coexistían con otras variantes judaicas. Los primeros seguidores del cristianismo eran hebreos y gentiles vinculados al judaísmo. Los israelitas exiliados se dividían en: judíos de Ley, nacidos de madre hebrea; judíos conversos, paganos convertidos que siguen todos los preceptos dietéticos y sociales de la religión mosaica; y temerosos de Dios (prosélitos de la puerta), individuos vinculados al judaísmo que reconocen a un Dios único pero no están circuncidados ni siguen los preceptos mosaicos. Los temerosos de Dios son los que primero y en mayor número se convirtieron al cristianismo. Posteriormente, la fe nazarena se expandió casi exclusivamente entre los paganos, dejando a los judíos como un elemento extraño y antitético a la doctrina de Jesús.

La conversión de la secta de los nazarenos en una nueva religión provocó el enfrentamiento entre judíos y cristianos paganizantes. Pablo encontró desde el primer momento una oposición judaica a su predicación. En torno al año 36 los hebreos de Damasco se opusieron a Pablo (Hch. 9, 22-23) y lo mismo sucedió en el 48 con los de Antioquía de Pisidia (Hch. 13, 50). En Iconio, los judíos incitaron a los gentiles contra los cristianos. Los judíos de Antioquía e Iconio persuadieron a la multitud de Listra a apedrear a Pablo, quién fue arrastrado fuera de la ciudad y dado por muerto (Hch. 14, 19). En Tesalónica una multitud enfurecida intentó asaltar la casa de Jasón, donde se hospedaban Saulo de Tarso y Bernabé, provocando la intervención de los magistrados (Hch. 17, 5-8). Los hebreos de Corinto intervinieron contra Pablo ante el procónsul romano, Galión, que se negó a aceptar denuncias que se fundamentaran en disputas internas sobre la interpretación de la Ley (Hch. 18, 12-17). En Jerusalén, los judeo-cristianos, fieles observantes de la tradición (Hch. 21, 20-26), habían oído que Pablo inducía a los judíos que vivían entre paganos a que abandonasen la ley mosaica,no circuncidaran a sus hijos y no siguieran las costumbres, lo que motivó que el predicador presenta una ofrenda para demostrar que seguía practicando la legislación. Este texto de Lucas señala la existencia en Jerusalén de una comunidad de cristianos fieles observantes de la ley judía, liderada por Santiago, hermano de Jesús. Dicho factor planteó un serio problema entre Saulo y los judíos de la diáspora. La predicación de Pablo provocaba agitación y tumulto en las comunidades hebreas, causa por la que será acusado por Tertulo ante el procurador romano Antonio Félix (Hch. 24, 4).

Las disensiones surgidas entre judeo-cristianos y paulistas no tardaron en derivar a una disputa violenta entre paganos, judíos y cristianos. En el año 62, por orden del sumo sacerdote Ananías y del Sanedrín -cuando el gobierno romano de la provincia estaba vacante- fueron lapidados Santiago el Menor y otros nazarenos de Jerusalén. Santiago, que rezaba con asiduidad en el templo de Jerusalén, fue arrojado desde el pináculodel mismo y posteriormente lapidado y rematado. En las Actas de los Mártires los judíos y los paganos arremetieron contra los cristianos. El mismo hecho martirologio -posteriormente aprovechado por los propagandistas cristianos- se repite en las Actas de Policarpo de Esmirna, de Poncio, de Amelianoyde Pionio. En algunos casos, como en el martirio dePionio, los judíos fueron cómplices pero no partícipes ni causantes de las persecuciones. Los hebreos interveníana título individual o local pero no existía una conjuración judaica ni parece que desempeñaran un papel determinante en la represión anticristiana. Prueba de ello es el hecho de que varios mártires cristianos fueron enterrados en cementerios judíos: Agrícola, Vital, Vicente, Orantio, Aggeo y Cayo. Asimismo, los primeros paulistas de Cartago eran enterrados en necrópolis hebraicas.

El alejamiento progresivo acontecido entre las doctrinas judía y cristiana hizo que esta última se fuera cargando de un fuerte componente antisemita conforme se paganizaban la vida y el mensaje de Jesús. El antisemitismo cristiano se inicia con el Evangelio -último en redactarse- de Juan, aunque no adquiere gran complejidad hasta el siglo IV d.C. El principal fundamento teológico que se utiliza contra los judíos es la acusación colectiva de deicidio[13]. Según autores como Asterio de Amasia, Gregorio de Nisa y, sobretodo, Juan Crisóstomo, el pueblo hebreo sería el único responsable de la muerte de Jesucristo. Aparte de este prejuicio religioso, los literatos cristianos planteancuatro cuestiones más para justificar su ruptura con el judaísmo: el rechazo de Israel y la vocación de los gentiles; el cumplimiento de la ley; el monoteísmo y la cristología. Los autores paulistas recogen sus argumentos contrahebraicos en las Sagradas Escrituras. Esteban, Ambrosio y Agustín acusan a los israelitas de obstinarse en su fe y no ver la “luz del nazareno”. Según Gregorio de Nisa (Catequesis, 385 d.C.), los judíos son ciegos y obstinados en el error; asesinos de profetas; rebeldes de Dios; colaboradores en la muerte de Cristo; blasfemos; repudiadores de la ley de sus padres; comparsa del diablo; raza de víboras; delatores, etc. Este autor introdujo toda una serie de bulos que se han mantenido en la tradición cristiana hasta la actualidad.

Algunos escritores cristianos recurrieron a una reinterpretación manipulativa del Antiguo Testamento. Ya en la carta de Bernabé, escrita hacia el 130, se expresa la pretensión de los cristianos de la gentilidad de ser el verdadero Israel. Según él, los judíos habían interpretado mal la ley al darla un sentido literal. Para este autor la ley estaría destinada a cristianos, no a los judíos -engañados por un ángel malo-, a quienes compara con los paganos idólatras. Aristón de Pella escribió una apología cristiana contra el judaísmo hacia el año 140: Discursión entre Jasón y Papisco sobre Cristo. La obra relata la discusión acaecida entre un judeo-cristiano y un hebreo mosaico y en ella se pretende demostrar en Jesús el cumplimiento de las profecías bíblicas referentes al Cristo. Al final de laobra Papisco acaba reconociendo a Jesucristo como hijo de Dios y solicita el bautismo. El libro apologético cristiano más antiguo conservado es el Diálogo de Trifón, de Justino. Trifón, un rabino judío (Tarfón), relata su conversión tras la disputa que tuvo con un cristiano en Éfeso. En la primera parte describe su condición intelectual y afirma que la ley mosaica tuvo validez durante cierto tiempo y que la nueva ley, el cristianismo, era válida para toda la humanidad y para siempre. En la segunda parte se justifica la adoración de Cristo como Dios. Durante la tercera se pretende demostrar que el verdadero Israel es la comunidad cristiana, para lo que refiere a una alusión veterotestamentaria sobre el repudio divino del pueblo hebreo y la elección de los gentiles. Otros autores, como Tertuliano (Contra los judíos), Noviciano, Hipólito de Roma o Eusebio de Cesárea insisten en lo mismo.

Los autores cristianos asumieron como propios muchos de los prejuicios pre-existentes en la literatura grecorromana. La misantropía, el sedicionismo - presente en Celso[14]-, la circuncisión y las prescripciones alimenticias son fuente argumental de rechazo que se repiten en el pensamiento cristiano. Afraates (270?-345?) y numerosas corrientes monásticas posteriores al siglo IV acusan a los hebreos de sensuales y de desenfrenado apetito carnal. Dicho argumento refleja la contraposición existente entre el ascetismo, la exaltación de la virginidady la invitación a la represión de la sexualidad propias de los cristianos y las ideas de procreación de que era partícipe el judaísmo. Jerónimo, por su parte, censura a los judíos por su avaricia. El autor les reprocha su lujo, su amor al dinero, a la ostentación y a la buena mesa.

El odio antijudío pronto se hizo ley. La institucionalización definitiva de la religión cristiana durante el siglo IV d.C. acabó con la tolerancia religiosa que había caracterizado al Imperio Romano. En esta época la Iglesia hizo un símil del aparato burocrático imperial[15]: el dirigente romano asume el título de Máximo Pontífice[16]; la Iglesiaadopta la división provincial bajo-imperial del obispado para instaurar sus diócesis; el cristianismo reutiliza los templos paganos, etc. Igualmente, el emperador Constantino inició un proceso -sólo interrumpido por Juliano el apostata- de imposición religiosa que perseguía un mayor reforzamiento del poder civil. El emperador sacralizó su dominio al proclamarse defensor de la fe cristiana. A partir de aquí se instauró el cesaro-papismo, un mecanismo de complementariedad y aparente competencia entre los poderes civil y religioso. La Iglesia y el Estado vieron unidos sus destinos en un interés común; la primera legitimaba de forma religiosa la existencia de aquel y el segundo utilizaba todos los resortes legales y militares para que se hiciera efectiva la defensa del dogma frente aotras doctrinas. La oficialización definitiva de la religión cristiana en su versión católica tuvo lugar a partir del edicto decretado por Teodosio en el año 380: <> (C. Th. XVI. 1.2).

El triunfo del cristianismo en su rama católica a partir de la celebración del Concilio de Nicea (325) y de la progresiva interrelación entre la Iglesia y el poder civil supuso un endurecimiento de las posturas dogmáticas frente a los herejes, los paganos y los judíos. La legislación antipagana se fue endureciendo a lo largo del siglo IV, culminando su haber durante la época de Teodosio[17]. Este emperador convocó en el año 381 el Concilio de Constantinopla, donde se decretó la consustancialidad del Espíritu Santo con el Padre (Dios) y con el Hijo (Jesucristo). En el 383 convocó otro concilio donde se invalidó todos los credos salvo el de los seguidores de Nicea y de Noviciano (rigorista del siglo III d.C.). Entre 384 y 388 el emperador reforzó las disposiciones contra los herejes[18], confiscando sus lugares de culto, prohibiendo todo tipo de propaganda (C. Th. XVI. 5.12) y expulsando a sus sacerdotes. En 391 se condenó terminantemente el sacrificio de víctimas, la visita de templos y la veneración de estatuas (C. Th. XVI. 10.10). Un año después, en 392, se prohibió todo tipo de sacrificios, incluidos los privados, como encender lumbre a los lares, ofrecer vino al genio o incienso a los penates y consultar las entrañas de las víctimas.

El antisemitismo cristiano queda enmarcado dentro de la política represiva llevada a cabo contra las corrientes religiosas no católicas. En este sentido, durante el año 384 se prohibió a los judíos tener esclavos cristianos y cuatro años después, en 388, se castigó como adulterio los matrimonios entre cristianos y judíos. La legislación contrajudaica aísla aún más a los hebreos, dándoles un carácter de pueblo proscrito. A partir de aquí se acentúa la enajenación entre las poblaciones cristiana y judía. Como resultado de todo ello, se perpetúan los estereotipos antisemitas tradicionales dentro del orbe cristiano y se alienta la endogamia y el etnocentrismo

http://www.pepe-rodriguez.com/Mentir

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.
  • Creo que da el pego pero que hace una lectura muy parcial de los datos evangélicos, utilizándolos según conveniencia y sin ningún rigor hermenéutico. Un montón de verdades a medias, por no hablar del uso de múltiples estereotipos, que impresionan a aquellos que no disponen de una formación teológica.

    Responde este comentario

    • Me pregunto, porqué alguien que puede resumir en un breve párrafo, una crítica que denota conocimiento profundo en una materia determinada, actúa de forma tan esquiva.

      repondre message

    • Opino que el autor es un historiador y no un teólogo. No pretende hacer hermenéutica alguna (por cierto palabra que en tu comentario también huele a efecto para impresionar). Se limita a enumerar datos, y se va apoyando en diversas fuentes. Los Evangelios sólo los cita de pasada para hablar de lo relativo a la época que narran. Y los cita desde la perspectiva de un científico, no desde la de un creyente o adepto, como bien deja claro el título del artículo.

      No tiene ninguna obligación (es más, tiene la obligación de no hacerlo) de relacionar los datos históricos con la divinidad o no de Jesucristo por ejemplo o con el derecho a la primacía de Pedro.

      Claro está que la ciencia histórica no es exacta y cabe discrepar de que los hechos hayan sucedido así y también cabe interpretarlos desde distintos puntos de vista, incuído el hermenéutico.

      Pero a mí me gusta la seriedad del artículo, que resume en pocas líneas un periodo muy amplio de la historia de una forma que me parece brillante.

      No termino de encontrar verdades a medias (dudo de que el autor tenga intenciones torticeras) y me gustaría saber de qué hablas cuando te refieres a los "múltiples estereotipos"

      Ojalá cuando yo quería estudiar la Historia de la Iglesia hubiera dado con libros escritos de esta forma, que me da la impresión que pretende ser imparcial y rigurosa (lo consiga más o menos), porque los que cayeron en mis manos, que son los que han estudiado la mayoría de los "teólogos", podrían estar escritos directamente por José María Escrivá de Balaguer, o por la monja que le hacía la colada, vaya. Más bien eran novelitas acerca de lo santos y piadosos que eran los papas uno tras otro y de lo injustamente perseguida que había estado siempre la Iglesia.

      En el siglo XXI que ya estamos sugiero una división del trabajo: dejemos la investigación histórica a los/las historiadores, y a cambio que los/las teólogas (dudo que haya muchas de estas últimas) se preocupen de profundizar en los fundamentos doctrinales de su fe.

      repondre message

    • Gracias a Dios el autor del autor del artículo no refiere a una formación teológica, pues si así fuera, estaría afirmando lo que tú tratas de descalificar. Vamos, seamos sinceros, Jesucristo es el más grande mito creado por el poder político para manipular a la gente. Pienso, con mucha certeza, que Dios nada tiene que ver con él. Lo que él dijo y predicó no se ve en los templos que supuestamente difunden su mensaje. Muy al contrario, todas las corrientes cristianas son el germen del fascimo, la intolerancia, la ignorancia y el retraso hacia siglos de oscuridad. Y no, esas iglesias cristianas predican cualquier cosa, menos amor. No hay amor cuando son capaces de juzgar sin ningún miramiento a los grupos minoritarios, no hay amor cuando la mayoría de los cristianos proclaman el machismo como el centro de sus acciones (todos los sacerdotes son hombres y las mujeres están relegadas a un segundo plano); definitivamente no es amor cuando los pederastas abusan de los niños con el pretexto de la religión. ¿Para qué estudiar a Dios cuando vive dentro de todos sin excpepción? Cuando nos conocemos a nosotros mismos estamos más cerca de Dios que cuando rezamos letanías monótonas con sentido más bien hipnotizante, que prodiga un bienestar instantáneo e ilusorio.}} }}

      repondre message

    • Totalmente de acuerdo. Por otra parte, lamentablemente la experiencia de Dios no puede contagiarse, pero sí es seguro que quien en él no cree hasta desearía hacerlo cuando en líos grandes se ve.

      repondre message

  • Este escritor debe leer un poco más la Biblia antes de escribir tanto para decir tan poco. Está desinformado. Jesús nunca quiso fundar una nueva religión, fundó una Iglesia, y eso está bien claro en los testimonios de los libros llamados evangelios. Pero la predicaión, testimoniada de la misma manera, fue ordenada por Jesús "a todas las naciones" y no solo a judíos. Así que no comienza con Pablo. Además, Pedro fue el primero en predicar a un no judío- no Pablo!
    ¿Por qué querría Jesús fundar otra religión si venía a cumplir y completar lo que el judaismo enseñaba y esperaba? Jesucristo quería que el judaismo, o más bien, el verdadero Dios, sea conocido por todos. Así de sencillo.
    Supongo que decir más en este recuadrito no es lo mejor, asi que aqui me detengo. Solo añadiré que no es tan cientifico o histórico este articulo- no puede serlo- puesto que conocemos la postura de Pepito.

    Ver en línea : KoreShir

    Responde este comentario

  • Pablo me envió este artículo hace tiempo, ahora me lo encuentro en la web junto con los comentarios, divertido de ver su interés en defenderlo. El tema es apasionante y para mí, como cristiano, importante, pues mi fe quiere apoyarse en hechos históricos, y no en supersticiones ni montajes. Desgraciadamente el espacio es muy reducido para entrar a discutir un asunto sobre el que se viene investigando con ’intención científica’ profusamente más de 200 años, desde creyentes y no creyentes. Sólo unos apuntes. Peter Sanders, uno de los investigadores actuales más importantes del tema dice en la introducción de ’La figura histórica de Jesús’: ’nuestro conocimiento puede ser, en el mejor de los casos, parcial y que la certeza raramente se alcanza. Una investigación acerca de un judío del s.I, que vivió en una región bastante insignificante del imperio romano, debe llevar tal advertencia. Sabemos de Jesús por libros escritos pocas décadas después de su muerte, probablemente elaborados por personas que no se contaron entre sus seguidores mientras él vivió. Lo citaron en griego, que no era su primera lengua y, en cualquier caso, las diferencias entre nuestras fuentes demuestran que sus palabras y obras no fueron conservadas perfectamente. Poseemos muy poca información sobre él, aparte de las obras escritas para glorificarlo... No obstante, el trabajo da buenos resultados en las formas modestas que son de esperar en el estudio de la historia antigua’. Y resume una lista de afirmaciones que están casi fuera de discusión acerca del marco de su vida:
    - nació el año 4 antes de sí mismo (paradojas de la vida, pa que luego digan que no hay milagros)
    - pasó su infancia y los primeros años de su edad adulta en Nazaret, una aldea de galilea
    - fue bautizado por Juan el Bautista
    - llamó a los que habían de ser sus discípulos
    - enseñó en los pueblos, aldeas y campos de Galilea (al parecer no en ciudades)
    - predicó el ’Reino de Dios’
    - hacia el año 30 fue a Jerusalén con motivo de la Pascua judía
    - provocó un alboroto en la zona del Templo
    - celebró una última comida con sus discípulos
    - fue detenido e interrogado por las autoridades judías, concretamente por el sumo sacerdote
    - fue ejecutado por orden del prefecto romano, Poncio Pilato.

    Claro, con sólo estos datos nadie se haría seguidor suyo. Pero incluso desde una perspectiva netamente ’científica’, cabe todavía investigar la tradición y el contexto cultural del judaísmo del s.I para comprender la propuesta de Juan el Bautista a la que se unió en un principio Jesús, qué significaba eso del ’reino de Dios’, qué implicaba su cuestionamiento de la institución judía central del Templo, el pensamiento mismo de Jesús... ¡Apasionante!

    Este autor señala además otros puntos igualmente seguros de las consecuencias de la vida de Jesús:
    - sus discípulos huyeron al principio
    - aparecieron luego públicamente afirmando que le habían visto vivo (en qué sentido no hay certeza)
    - como consecuencia de ello, creyeron que volvería para instaurar su ’Reino’
    - formaron una comunidad para esperar su regreso y procuraron ganar a otros para la fe en él como el ’Mesías de Dios’
    Quisiera acabar resaltando este último punto. Los judíos tenían la convicción de que la venida del Mesías significaba la transformación del mundo. A esta objeción los primeros cristianos respondían señalando la vida de sus comunidades, en las que ellos experimentaban que los poderes de ese ’otro mundo posible’ empezaban a hacerse realidad. La vida, muerte y supuesta resurrección de Jesús estaba iniciando una sociedad alternativa en la que voluntariamente se socializaba la propiedad privada, se empezaban a crear desde abajo nuevas relaciones económicas y sociales basadas en la igualdad, la justicia y la fraternidad, se empezaban a superar las relaciones de dominación. Luego, como suele pasar la cosa se jodió, y la mayoría del cristianismo ha derivado en un elemento más del sistema, legitimándolo además. Pero nunca han faltado en la historia nuevos intentos de volver a aquellas fuentes. Algunos estamos en ello.

    Responde este comentario

    • Desde que salí del convento me desvinculé defitivamente de la Iglesia Católica ya que "se sirve de J.C." pero desde luego fue fundada por canalla de la peor especie: Constantino
      de "profesión" Emperador y al que "su" propia Iglesia lo subliminó calificándole de "El Grande". Tan "grande" era que al hijo de su primera esposa lo echó al aceite hirviendo como si fuese un churro, a su segunda esposa se la "cargó" en el baño, lo mismo hizo con su sobrino de 11 años, así como a su cuñada y el marido de ésta. Se reservó para sí el título de Pontífex Máximus y el de Primun inter pares. "Su Iglesia" se inventó en el siglo V lo de la supuesta lepra que le fué curada por uno de sus "obispos" y se dice que a raiz de ello decidió bautizarse. Todo ello totalmente falso, y además solamente se bautizó al final de su vida, y ni siquiera lo hizo en "su propia "iglesia", sino que hizo venir a uno de aquellos a quienes tanto persiguió, un arriano. La Historia nos demuestra que una "iglesia fundada por un canalla no podía ser de otra manera que lo que ha sido, la deshonra de sí misma y de la propia religión que predica. Su fin está cercano y según nos ha sido anunciado será catastrófico
      De todas formas no pretendo cambiar la mentalidad de nadie. Me considero más creyente que nunca y no pertenezco a NINGUNA RELIGIÓN. Se positivamente que hay vida trascendente, y he tenido la fortuna de haberlo podido comprovar personalmente de una manera que desgraciadamente no debo dibulgar.
      Recorrí "Tierra Santa" en plan de estudio, Visité el Vaticano con el mismo fin y entre otras conclusiones he deducido que SALVO MUY HONROSAS EXCEPCIONES (Juan XXIII entre otros), la verdad es que a la mayoría ni hubo ni hay por dónde cojerlos. Aunque no sea imprescindible aconsejo a cualquiera que se informe del resultado del "posible" juicio que debiera taner lugar en Viterbo, cerca de Roma, donde la Justicia y los Historiadores deberán debatir quién fue el "protagonista inicial" de lo que se conoce como Cristianismo. Desde luego hay ya una primera constatación: es que el Vaticano hace lo imposible para que la "causa" sea sobreseida, aunque el ex-seminarista ha prometido llevar el caso a Estrasburgo y La Haya si fuese necesario en vista de las zancadillas vaticanas. Para quienes estén interesados en tratar de buscar algo sobre el tema que lo haga en la web-juan de gamala. Salu2 a to2.

      repondre message

  • Esta es mi pequeña reflexion al respecto del articulo:
    ¿Por que nosotros, los hombres, el ser humano, nos empeñamos en buscar una razon, un por que, un motivo religioso o una fe en algo o alguien cuando la realidad es que no tenemos ni idea de quienes somos y el por que de la existencia de este mundo y el universo en general?
    ¿jesus? ¿mahoma? ¿Buda? ¿Dios? ¿dioses?
    Que perdidos estamos y ninguna religion jamas nos aclarara nada al respecto porque ni lo ha hecho ni jamas lo podra hacer(dado que todas son creacion humana).
    Jesus pudo existir, lo mas seguro, pero no centremos en el todo el peso de nuestras ignorancias. Ni antes de jesus ni despues de el, ni con el cristianismo ni sin el, ni con el resto de religiones ni sin ellas sabremos la verdad, pues la verdad si es que existe Dios (prefiero llamarlo naturaleza creadora) jamas distinguiria entre judios, cristianos, musulmanes, arabes, razas,sexos y posiciones sociales. Tenemos la misma creencia que el insecto mas pequeñó del planeta......no sabemos nada. Y lo demas (fe, creencias religiosas o como querais llamarlo) no son mas que el miedo interno que tenemos de estar solos y la necesidad de ser amados y comprendidos. Todos sin excepcion alguna cualquiera que sea nuestra religion......y eso mas que fe es un sentimiento. Amor.
    Un saludo muy cordial a todos

    Responde este comentario

    • Creo que el razonamiento de David es el más coherente de todos los que he leido. Creo que nadie sabemos nada acerca de esa fuerza que ha hecho posible la creación del universo. Que esta fuerza creadora se haya humanizado por los propios hombres desde el principio dando como resultado los dioses-personajes de la religiones es algo que debería empezar a superarse para que el hombre acabe reconociendo que sigue sin respuesta al porque de su existencia.
      Saludos

      repondre message

    • en realidad ... puedo decir..k si fuimos creados x un ser divino.. y es Dios .. almenos yo creo en el padre en el hijo y en el espiritu santo... y yo he visto las obrs d Dios en mi vida... si dicen k fueron creados x un animal x un simio... entonces quien creo al simio?... si no habia universo no habia nad... d ley... existe Dios el es el padre ,el hijo,y el espiritu santo es solo el uno solo..y nostros somos alma espiritu d DIOS y vemos sus obras..a mi me a guardado me ah sanado. ah sanado mis vistas. me ha librado de muerte xk nadiie solo el sabia el dia y la fecha de nuestra muerte...xk El es el Creador supremo de todo el universo...

      repondre message

  • Fui Bautizado Catolico cuando niño, a los 12 años yo me creia el Mesias, Pero al hablar con mi padre quien habia sido Gnostico, Rozacruz, Mason, PastorCristiano y luego de corriente Judaica; Me incline pro estudiar a Jesus y les digo, estoy de acuerdo con el enfoque del articulo... Jesus para mi fue defininivamente un hombre bueno que se auto asumio Mesias por las caracteristicas del momento... Como judio nunca quiso crear otra iglesia o religion. De eso fueron culpable otros, sin embargo su profunda creencia en un Dios universal, y sus profundos conocimientos en otros temas como autosanacion, sanacion en otros y superacion personal; lo catalogan como un hombre de avanzada y con una gran percepcion de Dios mejor que la de muchos hoy dia, algo mas parecido al Dios de Zaratrustra. Yo creo que ahora la humanidad es mas grande y por tanto con mas tendencia a equivocarse, hay muchas sectas cristianas que solo empeoran la percepciond e Jesus... La objetividad es el mejor dogma. Que Dios los bendiga y Saludos a todos...

    Responde este comentario

    • Las creencias de cada uno son cosa muy respetable pero aquí no se trata de hablar de fe sino del cristianismo, incluyendo a Jesús, como objeto de la ciencia histórica. Y en este sentido el interés histórico de los Evangelios es más bien escaso dado el cúmulo de contradicciones que contienen.

      Como síntesis histórica el texto me parece riguroso y objetivo y, en parte, desmiente a quienes a partir del título esperen un artículo más combativo e ideologizado. Puede que los estereotipos de los que habla un comentarista anterior sean cuestiones como el antisemitismo o el exclusivismo. No son tales, ¿alguien puede negar que fueron los padres de la Iglesia los que difundieron el odio a los judíos de manera aún más radical que los propios romanos? ¿cómo desmentir la evidencia de una tremenda labor represiva contra las llamadas herejías y el falseamiento permanente que de su historia ha hecho la Iglesia oficial? Creo que son estas evidencias las que molestan a los detractores del artículo.

      También se reclama una mayor labor hermenéutica sobre los textos bíblicos. Pues esto es lo que ha hecho Puente Ojea para revelar las ideas revolucionarias del mesianismo judío contra la dominación romana y contra la clase dominante que representaban saduceos y fariseos. Son las ideas que Pablo, el auténtico creador del cristianismo, transforma en una religión conformista que solo busca la renovación interior. Los sinópticos y después la propia Iglesia irán arrebatando las garras al primitivo potencial revolucionario que todavía aflora en algunas partes del Nuevo Testamento.

      Respecto a Jesús parece que la mayoría de investigadores se inclina por aceptar su existencia histórica, pero como un simple ser humano, sin connotaciones divinas. Ahora bien, hay tal carencia de pruebas reales y no falsificadas de su existencia que dudar está perfectamente justificado. El autor dice en su artículo que “los misioneros cristianos de este periodo paganizaron parte de la vida y el mensaje de Jesús para así atraerse a los adeptos de otras religiones mistéricas orientales”…Está claro que la historia de Jesús es una versión más de una historia repetida en muchas culturas. Puestos a especular con cierta base racional, he leído no hace mucho una idea sugerente: el cristianismo literalista, el que habla de un Jesús histórico, fue posterior al gnosticismo. Y fue el gnosticismo cristiano quien realizó su propia versión del dios-hombre que muere y resucita como un instrumento para transmitir enseñanzas espirituales. La desvirtuación de estas ideas por los no iniciados en los misterios gnósticos pudo dar existencia real a lo que solo era un mito.

      repondre message

      • la verdad es cristo

        9 de agosto de 2006 18:42, por juan pablo de chile

        hola soy juan pablo lo unico que te quiero decir que leas a pedro donde dice : porque no hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro señor jesucristo siguiendo fabulas ni cosas artificiosas si que habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad cuando recibio de dios padre honrra y gloria que le fue enviada desde la magnifica gloria con una voz que decia: este es mi hijo amado en el cual tengo toda complacencia a el oid y seguid, por que toda profecia no es traida por voluntad humana sino que los santos hombres de dios hablaron impirados por el espiritu santo. eso dice las escrituras y yo he sido cambiado por el poder de cristo. el el nombre de jesus los enfermos son sanos, los endemoniados son liberados,la sangre de cristo lava y limpia al pecador. tambien dice que en niguno hay salvacion porque no hay nombre dado a los homres en quien podeamos ser salvos sino en cristo

        repondre message

        • la verdad es cristo

          30 de diciembre de 2006 00:19

          hola soy lety y yo creo que es una vision un tanto escueta de jesus, y creo que el creer es por fe ...y que si buscamos evidencia cientifica para comprobar todo lo que en la biblia se dice, entonces no creeomos de verdad,,,,pero si se busca esta evidencia para afirmar nuestra fe y para convencer a los escepticos encontraras mucha evidencia cientifica y arqueologos que han descuebierto que existieron gran cantidad de cosas mencionadas en la biblia, incluyendo la resureccion de cristo, por mi parte creo por fe y no necesito evidencia,,,,pero me llamo la atencion el articulo porque no puedo creer que exista algien en contra de jesus por que el tambien ha cambiado mi vida y eso es comprobable por fe y cientificamente. gracias

          repondre message

          • la verdad es cristo

            13 de febrero de 2007 20:22

            Lo que es escueto es aquello que se sabe con certeza de Jesús, apenas nada y casi todo falseado. La única fuente, no demasiado imparcial, es la Biblia y para cualquier analista serio es evidente que la visión que se ofrece está absolutamente deformada. Hasta el punto que se podría sostener sin problemas que Jesús como personaje histórico no existió.

            Como es obvio creer es cuestión de fe, perfectamente. Lo que no entiendo es que se hable de ir en contra de Jesús cuando de lo único que se trata es de un afán tan humano como aproximarse en lo posible a la realidad. O se es valiente para afrontar esa realidad que nos va descubriendo el conocimiento histórico o se refugia uno en sus creencias renunciando a abrir la mente. Que cada cual elija.

            repondre message

            • la verdad es cristo

              13 de junio de 2007 11:24

              eres un mentiroso

              repondre message

              • la verdad es cristo

                4 de julio de 2007 14:21, por Celso

                No me parece muy correcto descalificar porque sí. Está claro que los que tienen fe de carbonero carecen de razones, ya lo dijo Pascal, pero cuando se llama a alguien mentiroso lo mínimo es demostrar en qué miente. Hay que gente que sigue pensando que la Iglesia hizo muy bien quemando a Giordano Bruno.

                repondre message

    • Siento pena por las persoanas que han andado como dice el refrán: "de la seca a la meca". ¿Cómo puede opinar alguien,quién nunca ha tenido convicción de religión, o mejor, conocimiento espiritual de Jesucristo?
      Es fácil decir estuve aquì, no me gustó, allá, tampoco, más allá, menos, poco menos acá, nunca. ¡Por favor!

      repondre message

  • Muy interesante resumen del origen del cristianismo, lo he llevado a la mesa de analisis con un grupo de criticos, algunos de ellos pastores de iglesias cristianas que analizaron el texto desde su perspectiva y lo discutimos desde el angulo laico historico, ya tendre la oportunidad de compartir con ustedes los resultados de estas sesiones.

    saludos
    rene-nunez@hotmail.com

    Responde este comentario

    • Que facil es criticar sin bases. Basta decir: ¡eso es falso! o ¡mientes! Eso lo hace un niño de 4 años. Si vamos a criticar seamos claros en que parte del escrito no estamos de acuerdo y fundamentemos nuestra opinión. Lástima que para hacerlo debamos tomarnos la molestia de leer mucho y estudiar, como lo ha hecho el autor. Así que empiecen por leer las fuentes para despues poder criticar.

      repondre message

  • Los orígenes del cristianismo descritos por un historiador no creyente

    2 de septiembre de 2007 09:58, por lucy de los reyes

    Es un estupendo trabajo, recorristes libros y textos en su idioma original, pero hay un detalle que se te escapo y es interesante conocer: LA TUNICA TEJIDA SIN COSTURA. la misma que se juegan a la suerte los soldados romanos. ESA TUNICA es de uso exclusivo sacerdotal y no de cualquier RABINO. Ese detalle estudialo,es bueno trabajar con la verdad y a JESUS lo han crucificado con demasiadas medias verdades, que a la final solo a los creyentes causan daño. Te felicito nuevamente ojala tantos creyentes leyeran e investigaran como la haces , lucy de los reyes

    Responde este comentario

    • Estoy deseando leer las conclusiones de ese cónclave de pastores cristianos preocupándose por un texto que manifiestamente niega la divinidad de Cristo.

      Me parece admirable el optimismo y la tolerancia de Lucy de los Reyes pero no deja de sorprenderme que lo único que no le cuadre sea un detalle nimio como la famosa túnica. O yo no he entendido nada o lo que aquí se dice es que Jesús, si es que existió, fue un líder revolucionario (hoy podríamos decir perfectamente “fundamentalista”) contra la ocupación romana. En su mentalidad, gentiles idólatras como los romanos habían ocupado Palestina debido a la degradación en la que había caído la antigua doctrina mosaica. Solo mediante una regeneración del judaísmo sería posible expulsar al invasor y acabar con la corrupción de los colaboracionistas saduceos. Por tanto Jesús predica únicamente para judíos, en ningún caso pretendió fundar una religión universalista y nunca se creyó el hijo de Dios. La conclusión es obvia, lo que hoy llamamos cristianismo es un invento de Pablo que traicionó los fundamentos reales del mensaje de Jesús. Quien defendió la raíz hebraica y revolucionaria, no quietista y consoladora como la de Pablo, fue Santiago, el hermano de Jesús.

      repondre message

  • Porque luego de morir Jesus , sus seguidores segurian con una mentira semejante?¡que habia resusitado!¿ hasta cuando personas como Pedro estaban dispuestos a sostenerlas? Porque morir por una mentira ¿Porque Pablo dejaria de persegurlos y matarlos para unirse a ellos?

    Responde este comentario

    • En mi opinión los discípulos judíos originales de y los testigos oculares de su predicación atesoraron sus recuerdos de Jesús haciendo de ellos la base de su pretensión de que Jesús era el Mesías de Israel que retornaría para salvar a su pueblo. Pero Pablo rechazó, como es evidente, esta perspectiva. Para predicar entre los gentiles (recordemos que él era ciudadano romano y fue rechazado entre las comunidades judías. Las tensiones con Pedro son más que conocidas) consideró que lo esencial no eran las circunstancias históricas de la carrera del Salvador, al fin y al cabo un fracaso, era el hecho de que mediante la identificación mística con Cristo crucificado y resucitado, el cristiano se transforma en un nuevo ser y en un nuevo estado de vida. Desde cierto punto de vista se podría decir que Pablo estaba bastante próximo a los denostados gnósticos.

      Los primeros cristianos continuaron viviendo como judíos celosos de la ley y la única diferencia con sus compatriotas era que creían que el Mesías ya había llegado y que acabaría libertando a Israel. La reelaboración paulina estaba pensada para las masas gentiles de un imperio pagano que estaba agotado espiritualmente. Esto dejaba un amplio campo, en un imperio cada vez más caótico, para predicar entre gentes que buscaban hallar reposo psicológico en formas de salvación individual e interior.

      repondre message

  • Antes que nada Dios los bendiga
    Mi humilde opinion me parece un buen articulo, es objetivo desde el punto de vista historico, los mejores articulos historicos son los de los ateos y no creyentes por que son objetivos, no fantasean los hechos, ni acomodan las vedades a la fe, por que realmente la historia da razon a las escrituras de manera objetiva, sin necesidad de que los creeyentes las manipulen, que comunmente pasa, por tal motivo la fe y el crsitianismo es desacreditado.
    pero algo que no puede negar ningun ateo es que jesus no es cualquier hombre, que en su vida no tuvo el renombre, le fue dado por alguna fueza fuera de nuestra comprencion, ya que es el Nombre sobre el cual, miles de gentes se han hecho millonarias, manipulando a los demas, los pensamientos han sido manipulados en nombre de el; pero tabien mucha gente ha encontrado la paz y la repuesta a sus preguntas en ese nombre.
    Asi que no puedo decirles mas de el El, solo puedo decirles que les guste o no el es ha sido y sera JesusCristo,Admirable,consejero, principe de paz, Dios fuerte ETC.. segun isaias. Ese nombre nos ha sido dado, el huso que hagamos de el es cuestion nuestra.

    Responde este comentario

    • quiero deciros a los fundamentalistas que la biblia no puede ser considerada como fuente cientifica, esto lo sabeis de sobra, pero fingis no saberlo.

      sin embargo cuando cogeis un avion para ir a alguno de vuestras reuniones por todo el mundo bien que confiais en la ciencia para que el avion no se caiga.

      todo lo que la ciencia nos da, os apresurais a usarlo para propio beneficio.

      señores fundamentalistas: ni la television delante de la que os pasais horas y horas, ni los autos que os llevan, ni los medicos a los que correis en cuanto estais enfermos, ni el conocimiento sobre la naturaleza que tanto os apasiona estan en la biblia.

      eso lo hemos hecho los que no somos fundamentalistas. sí, esos que vamos a condenarnos para siempre, nosotros descubrimos la electricidad, de la que nada se dice en la famosa biblia..., pero que parece que os gusta mucho, las lavadoras que usais, los frigorificos..., el agua del grifo clorada...

      una propuesta: si de verdad solo en la biblia esta la verdad, porque no prescindis de todo lo que hemos inventado los que no creemos en ella?

      no? verdad?, que incomodo seria el mundo..., ese mundo tan transitorio pero que por lo que se ve, tanto os gusta...

      es el miedo, ese destructor, el que mantiene su fe esclusivista, intolerante, vacia, y hueca.

      decis estar llenos de amor, cuando os oigo me da la risa, amor..., la palabra magica que todos pronuncian y cuántos conocen realmente?, vosotros no.

      la biblia siempre para condenar lo que seguramente os aterra pero tambien deseais hacer. y sobre todo para poder evitar lo que mas odiais: decidir por ustedes mismos mismos.

      (por cierto ese principe de la paz, fuerte, consejero y admirable... que va a arreglar el mundo... ¿se refieren al fundamentalista cristiano george bush?)

      repondre message

      • Glorioso comentario de un simplista. Habló el señor de ciencia o nada. Te olvidas de que la obra de Dios en el hombre incluye el intelecto. Sí, esa cosa con la que se inventaron todos los adelantos tecnológicos que comentas.

        Cuando se habla de la verdad de la Biblia, se habla de una verdad más allá de ese concepto. Si te crees que los Cristianos somos como los Amish estás errado. El impulso del Reformismo en Europa (que no deja de ser Cristianismo), propició una apertura del mundo y del intelecto humano desconocido hasta ese momento y que dura hasta ahora. Ni tan siquiera los Árabes en su momento más esplendoroso, pudieron competir con los adelantos de esa época.

        También te comentaré que, en los tiempos que corren, hay que tener bastante valor, convicción y pensamiento lateral, para decir que eres Cristiano. Si eso no es señal de pensamiento individual, no se que más puede serlo.

        Amor. Sí, he de reconocer que a veces es algo que me cuesta. Sobre todo hacerlo con gente que, con total carencia de él, se dedica a ridiculizar desde el desconocimiento a gente sólamente por sus creencias. Pero aún así, te comento, que el amor no implica besos ni nada de eso, implica el que si tú tienes sed, yo, independientemente del sentimiento que me despiertes, he de darte de beber, si tienes hambre, te daré de comer. Eso es el resultado del amor del que tú te ríes. Si no, ¿de qué narices va a ir ningún misionero a pasarlas canutas y montar un hospital para tratar a gente que no conoce?, o un comedor para dar de comer a gente que se muere de hambre. Eso se puede hacer también siendo ateo, claro que sí, pero sigue siendo amor Cristiano mal que te pese...

        Y, por cierto, asumir que todos los investigadores, técnicos e inventores son ateos... Prfff!! Ya te vale chaval. Conozco a bastante gente con profesiones cualificadas que no son ateos, y no arderán en el infierno ni nada de eso por ayudar a crear "cosas tecnológicas". Es más, creo que en la Biblia hay un claro énfasis en la superación personal y en dar lo mejor de uno en TODOS los aspectos, incluido el intelectúal.

        Por favor, revisa tus comentarios y actualizate, que la edad media y sus "teo-miedos" han quedado muy atrás.

        repondre message

      • AAAAMÉN.

        Para completar la explicación científica de la CREACIÓN HUMANA del cristianismo (dentro del contexto más amplio de CREACIÓN HUMANA DE RELIGIONES, a la que los humanos se han mostrado muy proclives desde sus orígenes humanoides, afortunadamente en fase ya muchos de SUPERHOMBRES) recomiendo estudiar las relaciones de mucho de la doctrina cristiana con la religión del Antiguo Egipto, porque descubriréis algo pasmoso:CRISTIANOS Y MUSULMANES NO SON SINO MEROS CONTINUADORES DEL CULTO AL SOL.¡ADORADORES DEL SOL!

        http://es.geocities.com/mas_arqueo_aegyptos/Cont/egipto_biblico/pres.htm

        ¿A que es para mondarse?

        Pero es que la presunta racionalidad superior humana tiene estas paradojas: ¡el disparate basado en la fe (creer sin demostración)elevado a la categoría de la sustancialidad la vida humana a lo largo de milenios! ¡Hay que tocarse la narices!

        repondre message

  • Excelente artículo para quienes nos acercamos a estas cuestiones sin el fardo de la religión en nuestras conciencias. Seguramente para quienes no pueden prescindir del todopoderoso padrino, tratar a cristo como un fenómeno histórico más es inaceptable, inconcebible pero para quienes no necesitamos la promesa del eterno comfort para conceder a otros el derecho de existir es un muy buen aporte para la comprensión de las circunstancias históricas que han devenido en este estado de guerra, fanatismo e ignorancia
    en plena era de la tecnología y la ciencia. Gracias Pepe.

    Responde este comentario

  • Un saludo para el autor de éste interesante, pero parcializado (Como todo lo que se habla acerca de la persona de Jesucristo, tanto entre creyentes como entre los no creyentes) artículo, del cual debo decir que esconde algunas verdades pero no profundiza en el entendimiento para evitar caer en una absurda mentira y sarta de suposiciones finales no fundamentadas, que denotan el poco conocimiento de la doctrina Cristiana, centrándose exclusivamente en las creencias católicas (Quienes en sí mismos no se consideran cristianos sino “católicos romanos”), falsificadores de dioses y santos.

    Por lo anterior he querido aclarar, desde una óptica abierta, estudiada y bien fundamentada, tanto en la historia, filosofía, religión, arte y cultura universal, como en la autoformación cristiana evangélica y en la revelación del Espíritu Santo de Dios a través de las escrituras, tanto del antiguo como del nuevo testamento.
    Para comenzar quiero responder a usted su primera pregunta: ¿Qué es el cristianismo?, el Cristianismo no es una religión, es una doctrina espiritual de fundamento práctico que busca acercar al hombre a su creador, no a través de otros hombres, sino a través de una relación directa con él, sin intermediarios y en el espíritu, como está fundamentado en el texto del evangelio de Juan 4:24: “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren”, no a través de rituales hipócritas y vacíos. Esto mi amigo se convirtió en la primera gran piedra rodada para cerrar el sepulcro abierto de Jesús y así, como en el templo del Jerusalem bíblico, poner mercaderes a las puertas para que el papa y sus secuaces pudiesen llenar sus arcas con el oro de los feligreses y el hambre de las viudas y huérfanos. Porque creo amigo que usted está enfilando baterías hacia donde no es.

    ¿Cuándo y dónde surgió? El cristianismo surgió en el primer año de la predicación de Jesucristo, surgió en el sermón del monte comenzando con las bienaventuranzas y terminando de enseñarles como quien tiene autoridad, no como los escribas, no como los fariseos, no como los curas, no como el papa y sus obispos, sino como quien ha recibido el conocimiento de Dios. Y éste se afianzó el día de pentecostés del año 30 de nuestra era cuando, como dice la biblia, estaban todos unánimes juntos (Hch 2:1), no peleándose en concilios o imponiendo su autoridad para cerrar la competencia, sino esperando la venida del Espíritu Santo de Verdad, para que Pedro pudiese dar la primera predicación del evangelio y los que le escucharen fueran bautizados.

    ¿Quién fue Jesucristo? Quién ES Jesucristo, se equivoca al decir fue, Buda Gautama fue y sabemos que está muerto, los papas fueron y conocemos de su hipocresía, Lao Tse, Confucio, y otros líderes fundadores de religiones y filosofías, sabemos que están muertos, pero de Jesucristo sabemos por el espíritu, la escritura, la historia, la tradición y la leyenda que está vivo, que ascendió al cielo y que de allí envió su Espíritu Santo. Fue un gran líder y profeta, no fue un hombre religioso, fue un hombre libre de ataduras materiales, si tenía hambre comía y si era tentado respondía con sabiduría: “No sólo de pan vivirá el hombre, sino de TODA palabra que sale de la boca de Dios”. Nació en Belén de Judá, para que se cumpliese la profecía, fue educado entre sus parientes y hermanos, según algunas tradiciones un poco oscuras y sin fundamento, viajó y conoció otros lugares, creció en sabiduría como dice el evangelio por cuanto debía ser aprobado en todo como hombre verdadero, debió aprender y trabajar un oficio, debió estudiar y debió llorar la muerte de sus seres queridos. Inició su predicación luego de ser bautizado en el Jordán por Juan el Bautista y soportar un ayuno de 40 días culminado con la tentación del diablo. Escogió a 12 hombres para ser formados como discípulos suyos, recorrió Judea, Samaria y Galilea predicando la venida del Reino de los Cielos, enseñando a sus semejantes a vivir en amor y paz los unos con los otros para que Dios les bendijese, criticó duramente la hipocresía y falta de amor de los líderes religiosos hasta el punto de atacar físicamente sus negocios durante una de sus visitas al templo de Jerusalem. Por ésta razón y por cuanto lesionaba sus intereses mercantiles quisieron matarle y como eran muy cobardes para enfrentarse al pueblo oprimido que creía en él, pusieron como chivo expiatorio al procurador romano, Poncio Pilato, a que le condenase a muerte, por lo que dicho hombre se la jugó lavándose las manos. Éste Jesucristo fue clavado en la cruz y rematado con una lanza, entregado a un rico judío seguidor suyo para que le sepultase, puesta en la tumba guardia judía y romana para evitar que le robasen. Pero aún así resucitó y la guardia judía huyó, pero los romanos quedaron como muertos, no pudiendo huir por cuanto eso significaba la muerte para ellos, estuvo caminado, después de resucitado, entre sus discípulos y subió a los cielos donde fue visto de los ángeles y recibido en gloria. Gamaliel, gran doctor de la ley, no pudo decir mejor acerca de la obra de Jesús y las enseñanzas de sus apostoles: “Y ahora os digo: Dejaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo ó esta obra es de los hombres, se desvanecerá: Mas si es de Dios, no la podréis deshacer; no seáis tal vez hallados resistiendo á Dios” (Hch 5,38 - 39).

    ¿Qué relación tiene esta religión con el antijudaísmo? Primero no es religión, y segundo, ninguna relación existe con el antijudaísmo. El evangelio y las enseñanzas de los apostoles predican el amor, la fraternidad, la justicia, la paz y la santidad, el cumplimiento de éstas es la esperanza de una nueva vida en Cristo, tanto en la tierra como en el cielo y a ésta última se le llama salvación eterna. El antijudaísmo es una doctrina predicada desde las religiones de origen egipcio como son el gnosticismo, la masonería y el mormonismo, su único objetivo es destruir al pueblo inicialmente escogido por Dios para que se cumpliese la orden del faraón de dar muerte a todo el pueblo y esclavizarlos para siempre en el más allá. Ellos no pasarán a nueva vida con Dios por cuanto no han cumplido la Ley Mosaica, por tanto están condenados. El cristianismo tiene su esperanza puesta en el nuevo pacto mediado por Jesucristo con su muerte en la cruz del calvario, quien habiendo cumplido toda la ley, fue merecedor ante Dios y sus ángeles de toda la gloria y la alabanza, alcanzando el perdón para toda la humanidad y logrando con ello que su enseñanza fuese perfecta, por cuanto cumplió lo que predicó y abrió un nuevo camino al lugar santísimo, ya no por la sangre de animales sino por su propia sangre, la cual limpió todos los pecados y restauró la confianza perdida en la humanidad. Todo aquel que es verdaderamente cristiano no rechaza a su prójimo, sin importar si es judío o es gentil, y todo aquel que es verdaderamente cristiano no niega amor a su prójimo y no busca el mal ni paga mal por mal ni mal por bien, antes paga bien por mal y bien por bien, por cuanto reconoce que su premio es mayor y que está adquiriendo tesoros en el cielo.

    La manipulación de la doctrina de Cristo, por allá en los siglos III al V de nuestra era, marcó el Cristianismo y lo escondió, las escrituras no fueron traducidas hasta finales de la edad media y sólo la palabra del papa tenía validez. No fue Jesús quien engañó al mundo, sino los labradores a los que Él entregó la misión salvadora, a Roma y sus secuaces. Pueden llenar páginas y páginas de críticas, de historias y fábulas, pero nunca conocerán el verdadero cristianismo si no lo practican. Ustedes con sus análisis PROFUNDOS E IMPARCIALES, no saben nada, atacan y generalizan un nombre mal utilizado, adoptando creencias y doctrinas mentirosas que buscan vender y comprar la salvación como si el dinero fuese a llegar al cielo.

    Conozco la historia de Mitras, del culto a Baco, también la del culto a Astoret, Astarté, Isis o Virgen María como se disfraza hoy día (No la confunda con la madre de Jesús que es una figura muy distinta a como la pretende presentar la religión católica), también de las enseñanzas de los esenios, de los gnósticos, de los budistas, de los musulmanes, de los seguidores de Simon el Mago y de otros hombres y deidades que llenaban el panteón de dioses de Roma por allá a principios de del primer milenio de nuestra era. Todos ellos fueron adoptados por la iglesia católica y sus rituales, sus figuras y enseñanzas elevadas a la categoría de catecismo, el cual se convirtió en la sagrada escritura de dicha denominación.

    Así que mis amigos, les invito a dejar de confundir las denominaciones, el cristianismo sigue las enseñanzas de Cristo consignadas en la sagrada biblia y el catolicismo, objeto del artículo que ustedes exponen con su inquisición y concilios y otras cosas, sigue el catecismo, tan cambiante como los papas, mientras la biblia es y sigue siendo la misma.

    Que nuestro Señor y Salvador Jesucristo les guíe a toda verdad, asistan a una iglesia de la Pentecostal Church International y reciban una enseñanza al respecto de la verdad de Jesucristo para que no se sientan ofendidos por lo que yo también me siento ofendido: La Ofensa Católica Universal.

    Responde este comentario

    • Exégesis bíblica

      9 de septiembre de 2008 23:44, por Celso

      Hay varias cosas de este último comentario que me han parecido significativas. Aunque partimos de posiciones radicalmente diferentes, Joshua me parece muy coherente dentro de lo que podríamos llamar su visión del mundo. Ahora bien, no considero en absoluto que Joaquín Laporta esté condicionado por el catolicismo, antes al contrario, creo que es un historiador riguroso y bastante atento al actual estado de la cuestión, al menos por lo aquí leído. El señor Joshua utiliza una táctica muy conocida consistente en alabar parcialmente al autor para después descalificarlo totalmente acusándolo de parcial. ¿No me irá a decir que usted no es parcial? Me parece increible que critique un artículo como éste, que busca hechos objetivos, de falta de seriedad. Seriedad es algo que difícilmente pueden reclamar quiénes hablan de ángeles y resucitados. Y le aseguro señor Joshua que su defensa de la tolerancia, del respeto al diferente, de la igualdad sustancial de los seres humanos o su alegato en favor una religión mucho más interior y sentida y menos hipócrita y ritualista, tiene todos mis respetos.

      El análisis de las fuentes bíblicas es una tarea extraordinaria y que ya ha dado frutos de lo más interesante. Pero eso es algo que no puede hacerse desde la creencia acrítica de que esos textos son la palabra de Dios.

      repondre message

  • El cristianismo nace en Oriente Medio,concretamente en Galilea,Palestina,nace cuando Jesus,empieza a hablar en contra de los lideres judios,los fariseos,Jesus denuncia las desigualdades,injusticias y males,pecados de la sociedad dominada por judios,Jesus va en contra de la Ley de Moises,Galilea,tierra donde nacio Jesus,estaba habitada por gentiles,es decir,habitada por no-judios,por personas que no descendian de la tribu de Juda que dominaba toda Palestina y la mayor parte de Oriente Medio,es decir,los galileos son obligados a practicar la religion judia,pero geneticamente no son judios,son gentiles,Jesus empieza en su tierra natal,Galilea a predicar,sigue en Nazaret,sigue en Belen,y luego llega a Jerusalen,por entonces,Jesus contaba con un selecto grupo de seguidores,los llamados discipulos conocidos como apostoles,12 apostoles,la mayoria galileos gentiles,y una minoria de ellos judios convertidos, o judios por parte solo de madre, o por parte solo de padre,mitad judios mitad gentiles,porque los judios eran todos judios de origen etnico y religioso unicamente en Judea,pero Judea dominaba a las otras regiones,el caso es que Jesus empieza a tener mas personas que le siguen,entonces las autoridades judias,los sumos sacerdotes,Anas y Caifas,y judios de la Ley de Moises,ordenan apresar a Jesus,lo acusan de hereje,de traidor,de revolucionario,de incumplir la Ley de Moises y violar la Ley judia,tambien,los judios miraban mal a Jesus,porque Jesus hablo con una mujer y encima samritana,eso generaba el desprecio de los judios por Jesus,debido a que los judios eran acerrimos enemigos de los samaritanos,Judea y Samaria estaban enfrentadas,ademas la sociedad judia era una sociedad machista,pero,ademas,los judios de la Ley de Moises tenian prohibido nombrar a Dios,y proclamarse Mesias,Jesus se hace llamar Hijo de Dios y Mesias,Salvador,Cristo en griego,es entonces,cuando los judios ortodoxos ordenan la detencion,juicio,tortura y ejecucion de Jesus,las autoridades judias creian que habiendo cabado con el cabecilla de los cristianos,los judios creian que los demas cristianos de Palestina tendrian miedo y dejarian de predicar las doctrinas de Jesus,pero se equivocaron,los seguidores de Jesus,se fueron expandiendo,el cristianismo fue sumando adeptos,las autoridades judias de la Ley de Moises persiguieron a los cristianos de Palestina,las autoridades judias expropiaban los bienes de los cristianos,los cristianos tenian que reunirse en secreto,en casas alejadas de las ciudades,pero eran encontrados por los judios,luego los cristianos tenian que reunirse en las catacumbas,ademas,los cristianos para que no se colase ningun judio delator en las casas donde se reunian los cristianos,tenian que grabar un pez,simbolo de los seguidores de Jesus de aquella epoca,los cristianos tuvieron que exiliarse,se exiliaron a Roma,a Grecia,donde fueron medianamente tolerados,sobre todo en Grecia,en Roma menos.

    Responde este comentario

  • Esto no es serio, se trata de un cúmulo de estupideces casposas que no por su falta de base dejan de tener a algún adepto. Pertenecéis a lo más granado de las gilipolleces decimonónicas, por vosotros no pasan os años...Tenéis fe en el ateísmo, allá vosotros...

    Responde este comentario

    • "Teneis fe en el ateismo", bonita paradoja. Tal vez el señor Barrabás, supongo que será el Barrabás de Lagerkvist y no al que caracteriza Pedro, podrá ir desgranando toda la serie de estupideces casposas propias de gilipollas decimonónicos. Es fácil vomitar, basta con meterse un par de dedos en la garganta, elaborar una argumentación requiere ya un cierto conocimiento. Que no dudo que tenga Barrabás, probablemente es que no disponía de tiempo y optó por imitar al Nazareno cuando entró en el templo.

      Lo que no le parecía serio a los decimonónicos es lo que a usted, señor Barrabás, le parece riguroso y verídico como si tuviera los pelos de la burra en la mano. Enhorabuena, ya sabe aquello de Tertuliano, "no pienses, sino cree".

      repondre message

      • ser ateo proviene de una reflexion mas profunda que una simple cuestion de fe que muchas veces proviene de una tradicion familiar y de un acomodamiento a lo que se nos ha venido instruyendo de una manera automatica y previamente interpretada.
        la mayor parte sde los comentarios contrarios a este trabajo tienen dos opciones. O la opcion breve de la descalificacion,o la opcion literaria de la interpretacion subjetiva de los textos biblicos.Se le argumenta en muchos casos como subjetiva en base a un ateismo del autor
        No creo que tenga ningun interes ningun cientifico en dar forma a una solucion previamente imaginada si no a traves de unos razonamientos llegar a una solucion que no tiene que ser satisfactoria per se a la conciencia del autor.eso es objetivismo.cosa que no se puede obtener en un razonamiento teologico.
        Yo no tengo ni idea de esto.simplemente buscaba una explicacion a los origenes del cristianismo de una manera lo mas historica y objetiva posible
        y me ha parecido que en su contenido no hay una intencionalidad destructiva y mas bien instructiva
        Gracias

        repondre message

  • "Se han escrito ingentes cantidades de papel sobre la vida y la trayectoria religiosa de Jesús. La mayor parte de los investigadores aceptan en consenso la existencia real de este personaje" dice el artículo. Pero yo digo que la validez de esta afirmación debe fundamentarse en pruebas sólidas, porque hasta el día de hoy no se ha encontrado evidencia contundente sobre la existencia de Jesucristo, como la que se tiene, por ejemplo, sobre Akhenatón -primer faraón monoteísta de la historia-, quien (sin ninguna duda), sabemos que reinó hacia el año 1350 ac.

    Responde este comentario

    • Los orígenes del cristianismo descritos por un historiador no creyente

      5 de diciembre de 2015 21:16, por Ramón Salgado Valle

      Al autor de este artículo, y a los varios comentaristas, les dejo mi testimonio, a manera de comentario.

      El Señor Jesucristo, me rescató de una vida materialista, y pecaminosa, cuando yo tenía 17 años y 5 meses. En ese tiempo, vivía, como dice la Biblia: “Muerto en delitos y pecados, sin Dios y sin esperanza”. Hoy tengo un poco más de 81 años. Desde mi encuentro con el que es ahora; mi Salvador y Señor, me he dedicado a estudiar su Santa Palabra, los libros a su favor, y escritos en su contra como el que nos ocupa.

      Creo que el Señor Jesús es un personaje histórico, y no mítico, como opina el articulista. Y esto es muy importante: No solo creo por lo que se dice de Cristo, sino porque tengo pruebas, — que me gustaría compartir con el que las solicite – que el Señor Jesús es real históricamente, Creo que murió por mis pecados, porque Él es el; El Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo, como lo testificó originalmente, Juan el Bautista. Creo que cualquier persona que se arrepienta de sus pecados, y reciba a Cristo, como su salvador, será perdonado y recibirá vida eterna.
      Ramón Salgado Valle
      salgadovalle@yahoo.com

      repondre message