Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Los abonos químicos dejan sin agua potable a siete pueblos del Órbigo

Sábado.27 de agosto de 2016 101 visitas Sin comentarios
Regueras y Soto de la Vega, con captaciones poco profundas, son los municipios afectados. #TITRE

A. Domingo | Redacción

El empleo de abonos químicos es responsable de en siete localidades del valle del Órbigo se haya prohibido el uso del agua de abastecimiento para consumo humano por superar los valores legales de nitratos permitidos. Si bien es posible el aseo personal, los vecinos de las estos pueblos, pertenecientes a los municipios de Regueras de Arriba y Soto de la Vega, no pueden beber del grifo ni utilizar el agua que llega a sus casas para cocinar mientras los valores se normalizan.

La situación se alarga en Soto de la Vega. Donde el primer bando de la alcaldía que advertía de la situación es de principios de julio. Soto, Oteruelo, Alcaidón, Vecilla y Requejo, abastecidos por los pozos de Oteruelo y Alcaidón, no pueden consumir el agua, mientras que en Santa Colomba de la Vega —con captación propia— la prohibición se acaba de levantar. En el municipio vecino de Regueras, el mismo pozo abastece a las dos localidades que forman el término municipal —Regueras de Arriba y Regueras de Abajo— y los análisis que detectan niveles de abonos químicos elevados data de «hace ocho o diez días, señaló su alcalde, José Luis Fuertes.

Tanto Fuertes como su homólogo de Soto de la Vega, Lorenzo Callejo, coinciden en la poca profundidad de los pozos que surten de agua a los pueblos señalados. Si bien ambos municipios lindan con el Órbigo, el primero citado se encuentra sobre la terraza paramesa, elevada sobre el río, mientras que Soto se encuentra al mismo nivel que el curso de agua. Fuertes señaló que el alto nivel de nitratos ha obligado a recomendar a la población no consumir el agua «por precaución», pero, como se lee en el bando distribuido, tampoco existe una prohibición. El regidor añadió que el Ayuntamiento trata de solventar la situación «con la Diputación y la Junta, pero son muy malas fechas para hablar con nadie». Por el momento, no existe una alternativa que permita a los vecinos abastecerse, bien mediante camiones cisterna o por la distribución agua mineral para calmar la sed y cocinar.

Por su parte, el alcalde de Soto, Lorenzo Callejo, aseguró que ha ofrecido a la población afectada «que el Ayuntamiento les compre agua mineral, pero nadie lo ha solicitado en dos meses que llevamos con este problema. El regidor del municipio ribereño apuntó que «las lluvias de la primavera y los primeros riegos de la campaña» son la principal causa del problema, situación a la que se añade «que aquí quitas cinco metros y tierra y corre un río».

En Soto de la Vega «nunca se había dado este problema». Si bien los niveles de nitratos subía en septiembre y octubre, cuando la campaña de regadío finaliza. Callejo señaló que el problema «no tiene solución» de momento. Los problemas de nitratos en el agua se so,vetarán «cuando se construya la estación potabilizadora (Etap), que tomará el agua del río en Oteruelo y la distribuirá a todo el municipio», incluidas las localidades de Huerga de Garaballes y Santa Colomba de la Vega, situadas junto al río Tuerto, al otro lado de la carretera La Bañeza-La Magdalena. Pero «una Etap de millón y medio de euros no se construye de hoy para mañana y ahora se procede a expropiar los terrenos».

Diario de León

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.