Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

La resaca de la nueva ola feminista

Domingo.5 de agosto de 2018 167 visitas Sin comentarios
Un movimiento reaccionario surge tras el éxito del #MeToo o el 8M. Desde el anonimato de las redes, personajes como "Un tío blanco hetero" denuncian que se les reprochan "sus privilegios como hombre" y que se ha instaurado la "cultura de la violación". #TITRE

Cristina Castro

Oculto tras unas gafas de sol, máscara, guantes blancos y la voz distorsionada, Un tío blanco hetero difunde su mensaje en redes sociales. En apenas cinco meses desde que creó su personaje, este youtuber “harto” de que le reprochen “sus privilegios como hombre” ha conseguido más de 46.000 suscriptores que siguen sus discursos contra el “feminismo hegemónico”, la “cultura de la violación” y del “todo es acoso”.

Es uno de los exponentes en España pero no el único representante de un movimiento reaccionario al auge del feminismo. El cambio social producido al calor de campañas como el #MeToo, el #YoSíTeCreo o el 8M han hecho surgir voces como la de Un tío blanco hetero. “Seguramente te hayan reprochado tus privilegios como hombre”, afirma en sus vídeos, en los que asegura que se ha producido una “victoria del feminismo hegemónico” en una sociedad “acojonada” porque “ahora en España si no eres feminista eres un paria”.

No sólo este youtuber tras su máscara, también en los medios se ven ejemplos de este pensamiento, como la recientemente publicada entrevista al periodista Juan Soto Ivars con el titular “Un hombre blanco y heterosexual se considera opresor haga lo que haga”. Ambos consideran que el hombre, en general, está siendo perjudicado por un movimiento “de alarma social” y que “ha terminado con la presunción de inocencia”.

Pero, ¿qué hay detrás de estas manifestaciones? Para Asunción Bernárdez, directora del Instituto de Estudios Feministas de la Universidad Complutense de Madrid, esta reacción “resulta histórica. Igual que durante el movimiento sufragista del siglo XIX resurgió la misoginia, cada vez que ha avanzado el feminismo ha ocurrido lo mismo”. Coincide Ana Bernal-Triviño, profesora de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), “es siempre ante cada paso del movimiento feminista que el patriarcado ofrece una respuesta más contundente”.

Un movimiento al calor de las redes sociales

Lo cierto es que los vídeos del youtuber tienen en muchos casos más de mil comentarios, en su mayoría alineados con su discurso. “Objetivo, empírico, analítico e inteligente”, “un oasis entre tanta basura progresista” o simplemente “sublime” son algunos de ellos. Aunque también se trata de comentarios amparados tras el anonimato y que resulta mucho más difícil encontrarlos en otros canales más públicos.

Las cuentas pendientes de la revolución feminista tras el 8M

Un tío blanco hetero, que responde a este periódico por email, cree que se trata de una cuestión de valentía. “Recibo muchos mensajes de gente de izquierdas, del chicas, del colectivo LGTB… Personas que me dicen que les gustaría decir en alto las cosas que yo digo pero no se atreven. No es que seamos muchos, es que somos mayoría, la gente cuerda siempre es mayoría”, afirma.

Para Bernárdez, estamos más bien ante una burbuja. “Vivimos una paradoja en las redes sociales, que nos hacen sentir como que vivimos en una burbuja ya que si eres feminista te bombardeará la información sobre feminismo. Google te plantea los resultados en función de lo que ya has buscado y eso genera una sensación de amplificación”, afirma la profesora de la Complutense.

Contra “las hooligans del feminismo”

En sus mensajes, este youtuber asegura que no está en contra del feminismo como igualdad entre mujeres y hombres, pero que eso es algo “que dejó de ser hace mucho tiempo”. Para él, el feminismo actual es el “autoritarismo de siempre, disfrazado de compasión hacia las víctimas y oprimidos para decirte cómo tienes que pensar y actuar”. En alguno de sus vídeos habla, en concreto, de cómo “las hooligans del feminismo están sacando sus tambores de guerra”. Para Un tío blanco hetero, el nuevo feminismo protege a chicas “que han sido criadas entre algodones y no han aprendido a gestionar conflictos”.

"Las mujeres deberíamos dejar de fingir orgasmos"

Sin embargo, la identificación del feminismo con algo radical es lo que buscan, según Alexandra Macsutovici, doctoranda en estudios interdisciplinares de género, cuando encuentran un feminismo que se sale de “las ganas de agradar”. “Se le pretende dar una imagen desagradable, agresiva, como si tuvieran necesidad de protegerse, cuando no hemos dado ninguna paliza”.

“Lo que hacen es una vuelta torticera del feminismo para reclamar que la igualdad genera desigualdad. Desde el feminismo personajes como este son una parodia”, afirma Bernal-Triviño. Sin embargo, para la experta, no hay que rascar mucho para obtener una explicación a este tipo de personajes: “El machismo es una cultura y estos comportamientos son propios de quienes han sido educados en una cultura de la discriminación y están convencidos de su superioridad, que ven amenazada”.

Peligros para el feminismo

Las expertas cuestionan la importancia de este tipo de voces para el avance del movimiento feminista. “Las voces como éstas no hay que controlarlas, siempre han estado ahí. Simplemente confiamos en que la mayoría de la gente desestime este tipo de mensajes y se quede, simplemente, en una burbuja”, opina Bernárdez.

Para Macsutovici, la red es un campo de cultivo para que triunfen estereotipos negativos del feminismo, como el concepto de feminazi, que provocan que otros con mayor poder queden “manoseados y devueltos al imaginario social vacíos de contenido”. “Lo de las feminazis es tremendo, tratar de identificar la única revolución que no ha derramado una gota de sangre con la violencia es una barbaridad”, añade Bernárdez.

“El peligro acecha sobre todo a los más jóvenes, que pueden tener menos activados sus mecanismos de detección del machismo”, explica Bernal-Triviño, que incide en que por mucho avance que se haya producido el 8M o con el #MeToo, “el machismo no está desterrado, siglos de patriarcado no se anulan en unos meses. Por eso hay que insistir también desde el feminismo con el activismo desde las redes, como hacen Irantzu Varela o Isa Calderón“.

Apoyos en el feminismo disidente

Personajes como Un tío blanco hetero se apoyan en el feminismo disidente, que representa por ejemplo Leyre Khyal. La sexóloga, en contra de las cuotas o la discriminación positiva, también cree que “ha calado la peor cara del feminismo, el más mediocre y tonto” y apoya mensajes como el de este youtuber. “Aunque no siempre estoy al 100% de acuerdo con él, creo que es necesario y combativo y que va a ir a más”, asegura.

A Un tío blanco hetero, que también se posiciona –aunque fundamentalmente habla de feminismo– frente a otros movimientos antiracistas, por ejemplo, no le importan las críticas. “Cada vez que alguien me dice que debo ser un filofascista se me dibuja una sonrisa en la cara”, afirma.

Fuente: https://www.elindependiente.com/vid...

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.