Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Flone: La innovación tecnológica "alternativa" y sus exigencias éticas

Martes.29 de octubre de 2013 2883 visitas - 3 comentario(s)
Conversamos con los creadores del Proyecto Flone. #TITRE

Grup Antimilitarista Tortuga.

Conversamos con el compañero de Tortuga y de otros movimientos sociales de Elx, Lot Amorós, y con las otras dos personas integrantes del proyecto "Flone", Cristina Navarro y Alexandre Oliver, acerca de dicha investigación y de algunas de sus implicaciones ideológicas. Profundizamos en la entrevista en los aspectos éticos del proyecto, cuestión de la que pensamos que suele hablarse poco y que a nosotras/os nos resulta de gran interés. De antemano agradecemos a los compañeros de Flone su paciencia a la hora de soportar nuestras preguntas y su sinceridad a la hora de responderlas.


"Flone" es el proyecto ganador del concurso "Next Things 2013", convocado en enero de 2013 por el Centro de Arte y Creación Industrial LABoral y Telefónica I+D. Consiste básicamente, en el desarrollo de un móvil, un smartphone, con capacidad de volar para tomar instantáneas o vídeos aéreos. El premio es una residencia técnico-artística de seis meses para los tres concursantes en dos centros propiedad de las dos entidades convocantes, en Gijón y Barcelona respectivamente, para poder desarrollar y llevar a término el proyecto.

Lot, que es ingeniero informático y artista multidisciplinar, lleva unos años trabajando en diversos proyectos para la divulgación del conocimiento sobre drones, o la creación de drones "activistas". Por ejemplo, guerrilla drone o dronecoria. La investigación, diseño y divulgación de sus creaciones, además de a numerosos puntos del estado español, le ha llevado a diversas residencias de estudio y activismo en lugares como Holanda, Alemania, Brasil o Egipto. Para el proyecto "Flone" ha unido esfuerzos con la ingeniera técnica Cristina Navarro y el ingeniero industrial Alexandre Oliver, ambos también miembros de los movimientos sociales de Elx.

Dialogamos con Lot y sus compañeros apoyando las cuestiones de esta entrevista en las declaraciones realizadas para El Diario de Bilbao a raíz de la presentación del proyecto en la capital de Bizkaia: "¿Teléfonos que vuelan? Sí, en Bilbao".

- Tortuga- Ante todo, enhorabuena por vuestra capacidad creativa, y por los reconocimientos que estáis obteniendo.
En la entrevista de El Diario ponéis como ejemplo de las aplicaciones de el Flone "la fotografía de deportes al aire libre o filmar grandes eventos como conciertos de música, sin contar con el provecho que los artistas sean capaces de sacarle." ¿No os parece que ese tipo de aplicaciones pudieran ser un ejemplo de investigación tecnológica al servicio del consumismo capitalista? ¿Es posible que el aparato que desarrolláis no sea algo realmente necesario, sino un objeto prescindible que añadir a los montones de cosas superfluas que llenan nuestras casas y nuestras vidas?

- R- No creemos que los ejemplos nombrados estén al servicio del consumismo capitalista. Pueden estarlo o no. Habría que contar con otras variables que la simple toma de imágenes desde una nueva perspectiva. Por supuesto, contando con que el sistema capitalista lo impregna todo, hasta los alimentos, cuya aplicación, al menos en origen, está fuera de toda sospecha.

Nos preguntan mucho por las aplicaciones, y solemos poner estos ejemplos entre otros. Pero el proyecto no incluye aplicaciones predefinidas, y la verdad, que más que adelantar respuestas a esta pregunta, lo que nos interesa es poder documentar en el futuro los usos que pueda tener. Se podrán tomar imágenes aéreas, sean de un concierto de música o de un área medioambiental que está siendo arrasada, con fines de denuncia social. Flone como herramienta puede ser muy útil en muchos ámbitos: ocio, profesionales, activistas... Precisamente en este último caso hemos tenido la oportunidad de intercambiar ideas con algunos grupos, y su interés en utilizarlo no tiene nada que ver con los intereses capitalistas, más bien todo lo contrario. Tiene un gran potencial, para bien y para mal, toda tecnología lo tiene, las personas que lo utilicen deben ser responsables. Por otro lado, un proyecto tecnológico no tiene porqué estar al servicio del consumismo capitalista, aunque lo puede estar. Pero no es nuestro caso, precisamente y entre otras cosas, por la diversidad de aplicaciones que sabemos, o más bien intuimos, que se pueden dar.

Sobre lo necesario o no de los aparatos que llenan nuestras vidas, el debate es muy amplio, y va desde la diversidad de necesidades humanas hasta, por supuesto, los hábitos de consumo evidentemente irresponsables que tenemos. Flone puede ser una herramienta de trabajo, por ejemplo, para estudiar una zona de difícil acceso, con un fin que vamos a presuponer no dañino para el entorno y para el ser humano, que los hay. En este caso podríamos verlo como un objeto útil. Que se tengan los conocimientos y los recursos materiales necesarios para fabricarlo y que el precio no determine las posibilidades de acceso, es a lo que nos referimos con la democratización, y no tiene porqué implicar que se produzca o se consuma indiscriminadamente sin pensar. Lo que va en contra del consumo responsable es esto, no la capacidad de tenerlo. De cualquier forma no podemos decidir sobre el consumo, aunque sobre esto tenemos reflexiones y propuestas. Sí sobre una parte de la producción y, de momento, lo que tiene que ver con el proyecto en este sentido es la parte de las licencias, código abierto, y el diseño y la divulgación del proyecto pensado para la producción DIY. La fabricación para la venta masiva no está en nuestra agenda. Estamos valorando la posibilidad de hacer una pequeña producción, lo estamos estudiando, y entre otras cosas, nuestros criterios incluyen los costes medioambientales y sociales que esto puede tener. Estamos investigando a este respecto.

- Tortuga- ¿Es el Flone un aparato sostenible medioambientalmente? ¿Su divulgación no puede constituir una forma de animar a la gente a utilizar aún más el móvil, con todos los efectos perniciosos que ello conlleva: contaminación radioeléctrica, estress, utilización de minerales obtenidos de forma cruel, procesos de fabricación de ética dudosa ...? ¿Como encaja el Flone con los planteamientos decrecentistas, de consumo responsable etc?

- R- Un Flone, como objeto pensado para fabricarse dentro del actual sistema de producción y consumo, sin ningún tipo de cuestionamiento y sin la más mínima intención de buscar alternativas, no hace falta ni discutirlo, es insostenible medioambientalmente, como la mayoría de objetos. Pero no estamos trabajando en el diseño en vacío de algo físico que puede volar y tomar fotos. Partimos de unas necesidades y el compromiso social de cambiar una realidad que es insostenible en muchos aspectos, no sólo el medioambiental. ¿Que cómo se compagina esto, si es que se puede compaginar? Sólo llevamos unos meses trabajando, queda mucho camino y, además, es un gran reto. Estamos estudiando la hoja de ruta de los recursos necesarios con el fin de incluir en el proyecto el análisis del impacto medioambiental y social que puede tener su fabricación, así como las posibilidades de minimización del mismo, con la utilización de distintos materiales. No queremos justificar ningún tipo de consumismo, pero en el nivel físico Flone sólo son cuatro motores ensamblados en una madera, con una placa electrónica y una batería. Podría tener la huella ecológica de una taladradora. Flone no es el diseño de un nuevo teléfono móvil, sino la reutilización de los ya existentes. Seguimos de cerca el proyecto del teléfono Fairphone que asegura ser respetuoso social y medioambientalmente.

- Tortuga-¿Podría ocurrir que el flone pudiera servir también para enriquecer a los propietarios de la compañía que lo comercialice?

- R- Como comentamos, tanto el software como el hardware serán de licencia libre. En lo que se refiere a su producción cualquier persona podrá fabricarlo para sí misma o para otras. Los tipos de licencia son en concreto Creative Commons Attribution-ShareAlike para diseños físicos y de electrónica y para el software GPL v 3.0

- Tortuga- Habláis de aplicaciones para deportistas, artistas etc. Pero una cámara que puede volar admite otros usos. Por ejemplo espiar a los vecinos en su intimidad. O dotar a las diversas policías de una herramienta económicamente muy asequible con la que controlar cada uno de nuestros movimientos de una forma casi definitiva. ¿No os surge la duda de que vuestra creación puede estar poniendo un granito de arena más en la construcción de la sociedad panóptica, el mundo de El Gran Hermano?

- R- El desarrollo de drones para fines militares y de control social ya hace tiempo que está en marcha. Con nuestro trabajo no vamos a impedir ni a facilitar nada porque ya tienen personal científico suficientemente preparado y medios económicos para esto y mucho más. Pensamos que extender el conocimiento tecnológico puede ser una herramienta de defensa para la población. Hace unos meses, nuestro compañero Lot estuvo cerca de la franja de Gaza realizando una acción de este tipo que consistía en pegar carteles con instrucciones para desactivar drones. Frente a aparatos diseñados para atacar y controlar a la población civil, que ya son una realidad accesible para grupos e instituciones de poder, una buena forma de defenderse es conocer la tecnología. Esto nos permite hackearla, neutralizar sus efectos, apropiarnos de ella para transformarla y crear otra realidad. También ésta es una de las razones por la que nos parece importante el facilitar el acceso. Queremos dotar al Flone del potencial para capacitar tecnológicamente, y transformarlo habilitando otras aplicaciones. Por todo esto también nuestro compromiso de compartir herramientas y conocimiento, a través de la página web, charlas, diseñando talleres...

El tema de espiar a los vecinos y vecinas es un tema que nos plantean a menudo. Se puede hablar mucho, y es muy interesante por muchas cuestiones, pero no tiene ningún sentido plantearlo dentro del cuestionamiento de la ética de la existencia o no de un objeto. Con unos prismáticos puedes ir a estudiar a un pájaro o al vecino de enfrente. También con un Flone. Pero de todas formas, y precisamente porque nos parece una cuestión también importante, nos gustaría contar la experiencia que tenemos al respecto. En los meses que llevamos trabajando, hemos estado en contacto con muchas personas que se han interesado por el proyecto. Cuando llegamos al tema de las aplicaciones, que es inmediato, enseguida piensan en los usos que les van a dar personalmente, y siempre son cosas relacionadas con actividades que les apasionan y profesionales sobre todo. Sólo después, cuando siguen pensando, aparecen las cuestiones del espionaje, pero siempre como algo que otras personas pueden querer hacer. Proponemos hacer este ejercicio por un momento; si tuvieras un Flone, ¿para qué lo utilizarías? ¿Has pensado en espiar a alguien? Parece que todos pensamos que podríamos ser espiados, pero ¿cuánta gente está pensando en espiar?

- Tortuga- En la entrevista del diario decís que "socializar la producción de imágenes aéreas abre un universo de información hasta ahora solo al alcance de grandes empresas con tecnología muy costosa económica y ambientalmente". ¿No os parece que el argumento de "socializar" o "democratizar" solo debería emplearse para objetos y realidades cuyo beneficio esté fuera de toda duda? En EEUU, por ejemplo, están socializadas y democratizadas las armas de fuego y hay que ver lo que pasa.

- R- No. Sobre el tema de socializar las armas podríamos hablar de otros países en donde están en manos de un grupo reducido y pasar, pasa de todo, menos la vida. La problemática de las armas no tiene que ver con su socialización precisamente. Y Flone no es un arma. Podemos matar con muchos objetos, pero esto no los convierte en armas. No vamos a entrar a compararlo con ellas.

No nos parece que el argumento de la socialización sólo se deba emplear en objetos y realidades cuyo beneficio esté fuera de toda duda. Entre otras cosas, porque no creemos que sea posible, teniendo en cuenta las limitaciones de la inteligencia humana, hacer esta clasificación. No sabemos qué es lo que se debe o no se debe democratizar en general; hablamos de una cosa en concreto, de la democratización de la toma de imágenes aéreas dentro de un concepto más amplio que sería la democratización de un nuevo espacio, el aéreo, a ocupar y a explorar. Cuando hablamos de democratizar nos referimos a disminuir las desigualdades en el acceso a recursos. En este caso, disminuyendo las barreras económicas y de capacitación y conocimiento tecnológico. Esto se puede hacer con un Flone o no. Puede ser simplemente una idea inicial que nos lleve a nuevas perspectivas en nuestro imaginario. Se puede hacer con un Flone, y aún así tampoco es necesario que cada persona compre uno a una multinacional. Podrían fabricarse de forma distribuida, e incluso compartir,. Hay muchas posibilidades que se nos ocurren, e infinitas por pensar. Ésta es la cuestión. El proyecto va más allá del objeto.

- Tortuga- La Fundación La Laboral es un organismo participado por diferentes instituciones autonómicas y estatales y empresas privadas. Telefónica ya sabemos el tipo de multinacional depredadora que es. ¿No os crea contradicción ser premiados, financiados y mantenidos durante vuestra residencia de investigación por dichos entes?

- R- Si, como otras contradicciones a las que nos enfrentamos en la vida diaria. Nos compensa desarrollar un proyecto del que puedan beneficiarse muchas personas, pero del que ninguna compañía se pueda apropiar. El mundo no es como nos gustaría que fuera, pero nos movemos en su marco. Participar en metodologías más cuestionables no excluye que podamos seguir construyendo autonomía con muchas otras.

- Tortuga- También nos interesaría conocer cual va a ser el futuro del Flone a nivel de propiedad. ¿Va a ser fabricado a gran escala? ¿Existirá una patente? ¿Habrá beneficios por la autoría? ¿Alguna compañía podría lucrarse con su salida al mercado?

- R- No estamos pensando en la fabricación a gran escala. Pero cualquier empresa puede hacerlo si quiere y con el ánimo que quiera, incluso de lucro. Igual que la de la fabricación distribuida que no lucre a nadie, y por nuestra parte pretendemos fomentar la fabricación DIY. Es lo que hemos hecho hasta el momento. Sobre el ánimo de lucro de otras personas no nos toca responder a esta pregunta. En todo caso sobre nosotras respondemos que nos gustaría ganarnos la vida de una manera coherente.

- Tortuga- Muchas gracias por vuestra disponibilidad para esta entrevista, que como véis, es sin paños calientes y tratando de despejar todas las dudas que nos surgen. Salut.


Ver web del proyecto flone: http://flone.aeracoop.net

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.