Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

La inestimable contribución de la casta española en la guerra de Yemen

Miércoles.29 de noviembre de 2017 44 visitas Sin comentarios
Utopía Contagiosa. #TITRE

La participación de España en las guerras y preparaciones de guerras que desencadena Arabia Saudí está empezando a pasar de lo sonrojante a lo cretino a pasos agigantados.

No es solo que pistolas de fabricación vasca, lanzagranadas de Instalaza o granadas Alhambra, también de Instalaza, se hayan utilizado por los socios de Arabia Saudí en la guerra de Yemen, o que blindados BMR-600 Pegaso y URO VAMTAC S273 se hayan encontrado en manos de la coalición Saudí y los rebeldes Houties, como informa Público gracias a la información proporcionada por Yago Rodríguez, sino que además, según parece, hemos formado a los pilotos militares saudíes en el uso de los aviones Eurofighter en la base de Morón de la Frontera.

Este pequeño grupo de la élite militar de Arabia permaneció en España varios meses -desde la primavera de 2010, y durante la presidencia del socialista José Luis Rodríguez Zapatero- gracias a un acuerdo de colaboración entre ambos países (2008) que sentó también las bases de posteriores ventas de armamento, en una época en que buena parte de los esfuerzos diplomáticos llevados a cabo por el Gobierno y la Casa Real -a través del rey emérito, Juan Carlos I- se hallaban orientados a la fabricación y venta a los saudíes de doscientos carros de combate Leopardo -la versión peninsular del Leopard germano- y de otros materiales bélicos fabricados por empresas españolas, participadas o financiadas por varios de los grandes bancos del país

Fíjense qué asombrosa concatenación de datos: entrenábamos a los pilotos de Arabia Saudí en tiempos de Zapatero, ese gran pacifista, con la intención de ayudarles en su poderío militar, y la intención, gracias al entonces rey a pleno pulmón, de venderles carros de combate Leopard y “otros materiales bélicos” españoles.

Se encuentra completamente demostrado que la Real Fuerza Aérea Saudí ha recurrido a los Eurofighters para golpear las posiciones de los hutíes en el Yemen. Así, por ejemplo, a principios de la primavera de 2015, durante el inicio de la llamada operación Tormenta decisiva, lanzada conjuntamente con una decena más de países árabes, los saudíes se sirvieron, según Al Arabiya, de sus F15 estadounidenses, sus Tornado británicos y al menos parte de los Eurofighters. Alrededor de cuarenta de ellos han intervenido también en los bombardeos de las posiciones del Estado Islámico en Siria

Y más coincidencias, los aviones Eurofighter que Arabia Saudí tenía (72) son idénticos a los que sirvieron para su entrenamiento en Morón de la Frontera. Los compró a los británicos por medio de un acuerdo “país a país” (sin intermediarios) y son los famosos Eurofighter realizados por un consorcio armamentista del que España forma parte.

¿Quién iba a reparar en la pequeña minucia de que esas armas que vendíamos para no se sabe qué podían acabar desencadenando la guerra en otro país?, la guerra con nuestras armas, la guerra por nosotros…

¿Más despropósitos?

Pues sí. La idea era entrenar también a los Omaníes, dado lo requetebién que había salido el entrenamiento de los Saudíes, pero la prensa internacional informó a su tiempo y se jorobó el entrenamiento (¿a lo mejor también algún suculento contrato asociado a éste?).

Una vez más, nuestros complacientes políticos militaristas ayudando en nombre del negocio a los señores de la guerra a vender su armamento y propagando, indirectamente, la guerra que libran en nuestro beneficio los clientes de la industria militar.

Y luego hablarán de paz y otras pomposas palabras que en sus bocas suenan tan nefastas y falsas como el resto de sus promesas y mentiras.

Fuente: http://www.utopiacontagiosa.org/201...

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.