Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

La conquista de la felicidad

Martes.13 de abril de 2004 21957 visitas - 17 comentario(s)
Bertrand Russell #TITRE

A Bertrand Russell, filósofo, matemático y profesor de universidad se le considera el padre de la filosofía analítica moderna. Recibió el premio Novel en 1950. Su actitud pacifista le costó la ruina económica e, incluso, la cárcel. Ensayista excepcional, es autor de varias obras, como "Investigación sobre significado y verdad" y "El análisis de la mente".

En 1930 Russell publica "La conquista de la felicidad" un plan para deshacerse de las principales causas de la infelicidad, dando cabida al afecto y, sobre todo, al sentido común. Es una obra ineludible en estos tiempos que corren. Además a pesar del tiempo transcurrido, sigue plenamente vigente.

Prefacio:
Este libro no va dirigido a los eruditos ni a los que consideran que un problema práctico no es más que un tema de conversación. No encontrarás en las páginas que siguen ni filosofías profundas ni erudición profunda. Tan sólo me he propuesto reunir algunos comentarios inspirados, confío yo, por el sentido común. Lo único que puedo decir a favor de las recetas que ofrezco al lector es que están confirmadas por mi propia experiencia y observación, y que han hecho aumentar mi propia felicidad siempre que he actuado de acuerdo con ellas. Sobre esta base, me atrevo a esperar que, entre las multitudes de hombres y mujeres que padecen infelicidad sin disfrutar de ello, algunos vean diagnosticada su situación y se les sugiera un método de escape. He escrito este libro partiendo de la convicción de que muchas personas que son desdichadas pueden llegar a ser felices si hacen un esfuerzo bien dirigido.

[...]
Las causas de estos diversos tipos de infelicidad se encuentran en parte en el sistema social y en parte en la psicología individual (que, por supuesto, es en gran medida consecuencia del sistema social!). Ya he escrito en ocasiones anteriores sobre los cambios que habría que hacer en el sistema social para favorecer la felicidad. Pero no es mi intención hablar en este libro sobre la abolición de la guerra, de la explotación económica o de la educación en la crueldad y el miedo. Descubrir un sistema para evitar la guerra es una necesidad vital para nuestra civilización; pero ningún sistema tiene posibilidades de funcionar mientras los hombres sean tan desdichados que el exterminio mutuo les parezca menos terrible que afrontar continuamente la luz del día. Evitar la perpetuación de la pobreza es necesario para que los beneficios de la producción industrial favorezcan en alguna medida a los más necesitados; pero ¿de qué serviría hacer rico a todo el mundo, si los ricos también son desgraciados? La educación en la crueldad y el miedo es mala, pero lo que son esclavos de estas pasiones no pueden dar otro tipo de educación.
Estas consideraciones nos llevan al problema del individuo: ¿qué puede hacer un hombre o una mujer, aquí y ahora, en medio de nuestra nostálgica sociedad, para alcanzar la felicidad? Al discutir este problema, limitaré mi atención a personas que no están sometidas a ninguna causa extrema de sufrimiento extremo. Daré por supuesto que se cuenta con ingresos suficientes para asegurarse alojamiento y comida, y con salud sufiente para hacer posibles las actividades corporales normales. No tendré en cuenta las grandes catástrofes, como la pérdida de todos los hijos o la vergüenza pública. Son cuestiones de las que merece la pena hablar, y son cosas importantes, pero pertenecen a un nivel diferente del de las cosas que pretendo decir. Mi intención es sugerir una cura para la infelicidad cotidiana normal que padecen casi todas las personas en los países civilizados, y que resulta aún más insoportable porque, no teniendo una casa externa obvia, parece ineludible.

Creo que esta infelicidad se debe en gran medida a conceptos del mundo erróneos, a éticas erróneas, a hábitos de vida erróneos, que conducen a la destrucción de ese entusiasmo natural, ese apetito de cosas posibles del que depende toda felicidad, tanto la de las personas como la de los animales. Se trata de cuestiones que están dentro de las posibilidades del individuo, y me propongo sugerir ciertos cambios, mediante los cuales, con un grado normal de buena suerte, se puede alcanzar esta felicidad.

[...]
El que ha conseguido liberarse de la tiranía de las preocupaciones descubre que la vida es mucho más alegre que cuando estaba perpetuamente irritado. Las idiosincracias personales de sus conocidos, que antes le sacaban de quicio, ahora parecen simplemente graciosas.

[...]
Si se le rompe el cordón del zapato justo cuando tiene que correr para tomar el tren de la mañana, pensará, despues de soltar los tacos pertinentes, que el incidente en cuestión no tiene demasiada importancia en la historia del cosmos. Si un vecino pesado le interrumpe cuando está a punto de proponerle matrimonio a una chica, pensará que a toda la humanidad le han ocurrido desastres semenjantes, exceptuando a Adán, e incluso él tuvo sus problemas. No hay límites a lo que se puede hacer para consolarse de los pequeños contratiempos codiante extrañas analogías y curiosos paralelismos.

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.
  • > La conquista de la felicidad

    1ro de diciembre de 2005 01:48, por YOYI

    Hola:

    Me gusto mucho "La conquista de la felicidad", lo exhorto a que siga adelante, y con tan interesantes mensajes.

    Saludos Cordiales
    Loida

    Responde este comentario

    • > La conquista de la felicidad

      18 de febrero de 2006 22:15

      Loida, te concentraste tanto en el uso de las palabras más rebuscadas que has pasado por alto que B.Russell murió en 1970.

      repondre message

      • > La conquista de la felicidad

        19 de mayo de 2006 17:19, por Maria

        Loida que vas de lista por la vida queriendo dejar mal a la gente?!!!Si eres tan lista haz tu una pagina que seguro que tienes el triple de defectos que esta

        repondre message

        • > La conquista de la felicidad

          13 de septiembre de 2006 12:13, por karlos

          discutir sin proveccho es deporte d tontos.

          repondre message

          • > La conquista de la felicidad

            7 de octubre de 2006 20:03

            Estoy de acuerdo. Me llama la atención que en un blog sobre "la conquista de la felicidad" se agarrren de las mechas por tonterías.

            repondre message

            • > La conquista de la felicidad

              27 de mayo de 2007 09:56

              La vida apesta

              repondre message

              • > La conquista de la felicidad

                9 de junio de 2007 05:15, por chava

                vamos evolusionando con mas conocimientos yteorias sobre la felicidad y como encontrarla yo soy feliz gracias vida por todo vivir es un milagro

                repondre message

                • > La conquista de la felicidad

                  18 de octubre de 2007 18:45, por vico

                  todas las personas tenemos diferentes modos de pensar, y por esto debemos de respetar las opiniones de los demás.

                  la obra es realmente interesante, hay muchas cosas que suceden el la realidad y talvez nos deja un buen mensaje...

                  repondre message

              • > La conquista de la felicidad

                28 de septiembre de 2008 02:57

                Antes debes preguntarte de que vida hablas?... seguramente a tu alrededor alguien disfruta esa vida
                y cuando algo apesta que hacer?...
                Exacto, lavarlo, la vida es un gran teatro, lava tu vestuario y a la voz de esta es la tercera llamada... sal a escena vive intensamente el papel que la vida asignó y por favor... disfrutalo, esa es la raíz del árbol de la felicidad, aprender a gozar cada instante de tu vida. Estrella

                repondre message

          • > La conquista de la felicidad

            28 de septiembre de 2008 02:45

            Muy buen mensaje, para una discusión se requieren dos necios. Estrella

            repondre message

  • La conquista de la felicidad

    16 de mayo de 2008 14:46

    estoy comenzando el libro y opino k es muy facil abalr de buscar la felicidad,pero cuando tienes verdaderos problemas eso se convierta en una guerra en la que todas las batallas se estan perdiendo,viendo los años pasar...

    Responde este comentario

    • La conquista de la felicidad

      26 de junio de 2008 17:36, por Alejandra González

      Hey!!
      Me parece que no has captado bien el sentido de las palabras de Sir Bertrand Russell...
      Una cosa son las desgracias naturales, tales como la muerte, y otra son las causas de infelicidad que UNO MISMO SE PROVOCA...me parece que lo que padeces es una depresión terrible y es necesario que solicites ayuda profesional.
      Saludos y ánimo!!!

      repondre message

    • La conquista de la felicidad

      28 de septiembre de 2008 02:39

      De un primer vistazo comparto tu opiníón, cuando tienes problemas no es posible apreciar la felicidad, y te digo apreciar porque la felicidad esta contigo, sin embargo, la receta para tu felicidad la escribirás en tu propio libro, cuando descubras que todo es cuestión de actitud, cuando comiences a ver los problemas como verdaderos retos a tu capacidad para vivirlos en lugar de sufrirlos, aprende a disfrutar cada momento de tu vida, goza el éxito y fortalecete de tus derrotas, finalmente... te guste o no, es tu vida, y es lo que te hace único, sino, donde estaría la aventura de vivir?, echale ganas.

      repondre message

  • La conquista de la felicidad

    26 de junio de 2008 17:34, por Alejandra González

    Hola,
    Me llamo Alejandra y tengo 44 años.
    Hace ya mucho tiempo leí y releí mil veces este libro. Tengo la decimotercera (Colección Austral Nº23) edición editada en ESPASA-CALPE MEXICANA, S.A. DE C.V., Casa editora que quizá ya ni exista.
    Quisiera adquirir una nueva edición, porque esta que tengo ya está MUY DESHOJADA, ya que este libro ha sido como MI BIBLIA.
    ¿Alguien me puede ayudar a conseguirla?
    Saludos desde Monterrey, N.L., México.

    Ver en línea : La conquista de la felicidad

    Responde este comentario

  • La conquista de la felicidad

    23 de mayo de 2009 16:01, por www.culturaencadena.com

    Buenas!
    Lo siento pero este libro me ha parecido flojo, flojo, flojo. Casi rozando el patetismo.
    Si bien es cierto que es mucho mejor leer a Russell que los manuales de autoayuda, siento decir que no hace, en absoluto, una reflexión empírica y fundamentada sino que está proyectando sus experiencias en los demás. Cuando segmentas el mercado de la felicidad... mal vamos. ¿Acaso no tiene todo el mundo derecho a ella?
    En cualquier caso, opino todo esto porque anterior a este libro leí "El arte de ser feliz" de Arthur Schopenhauer que disecciona estricta y perfectamente la mente humana. En cuanto a temas de felicidad se refiere, Russell no le llega ni a la suela del zapato.
    Por otra parte, he echado en falta una previa definición del término felicidad. ¿Cómo se puede escribir sobre algo tan hetéreo sin siquiera definir aquello de lo que se está hablando.
    Tampoco entiendo a qué viene hablar de la vanidad y decir que el querer llegar a la sabiduría es vanidad. Discrepo totalmente. Creo que este señor hablaba por sí mismo dando por supuesto muchas cosas que eran puros clichés. No creo que el querer alcanzar la sabiduría sea un acto vanidoso. Lo es si la meta del que la quiere alcanzar es enseñarla a los demás. Si el que la quiere, la quiere para sí, para poder entender el mundo y entenderse a sí mismo sin hacer ostentación de la misma, en ese caso no es un acto vanidoso. Si el que la quiere, la NECESITA para llenar su vacío existencial original, no es en ningún caso un acto vanidoso sino admirable.
    El libro del sr. Russell me parece lamentable basado en términos totalmente subjetivos y poco rigurosos que no se ha preocupado de contrastar. Si queremos entender la felicidad desde su base recomiendo al maestro Schopenhauer y la crítica en nuestra web: www.culturaencadena.com.
    Espero haber aportado algo. Y en breve sacaré un artículo de dicho libro...

    Responde este comentario

    • La conquista de la felicidad

      16 de septiembre de 2009 04:07

      Parece que la señora no ha entendido el libro o ha leído uno falaz.

      repondre message

    • La conquista de la felicidad

      9 de mayo de 2010 22:37, por Orzak

      "una reflexión empírica y fundamentada sino que está proyectando sus experiencias en los demás"

      Sí, son sus propias experiencias, no quiero faltarle el respeto, ¿pero acaso prestó atención a lo que nos decía Russel en el ensayo?

      El libro está basado en sus experiencias, sus propias experiencias, lo dice al principio del libro, lo único que quiere compartir es su visión del mundo, a través de su propia vivencia.

      Un saludo.

      repondre message