Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

La Catapulta: Sección libelal en la que se citan las pedrás que se hubiera llevado el mahatma si aquí estuviera

Lunes.18 de febrero de 2013 122 visitas Sin comentarios
Artículo publicado en "El Libelo", el fanzine de papel fotocopiado que Tortuga distribuye con motivo del Día de la Paz y la Noviolencia. #TITRE

Que nos ha dado por la añoranza, y por el sentimiento de hartazgo de tanto internés, y se nos ha ocurrido recuperar las bonitos, cutrecillos y humanos boletines en papel. Los que puede leer hasta el abuelo que nunca se asomó a un ordenador, y que se pueden dejar en el bar, en la panadería, en la mesita de la peluquería junto a los interviús. Que ya hacía unos cuantos años que no componíamos uno... Nota de Tortuga.


La Catapulta: Sección libelal en la que se citan las pedrás que se hubiera llevado el mahatma si aquí estuviera


Solo echaremos cuentas de las habidas desde el anterior Día de la Paz 2012 al 2013

España es una escama más del escudo antimisiles de EEUU

En los últimos esterteores del zapaterismo los gobernantes del puño y la rosa nos hacían partícipes de la noticia. España formará parte del escudo antimisiles de EEUU poniendo el c., perdón, la base naval de Rota a disposición del amigo americano. En ella se van a instalar con carácter permamente unos cuantos destructores de su marina con capacidad de disparar misiles de largo alcance. Un lujo, oiga, y por cierto que nadie sabe qué ha recibido a cambio ZP ni su séquito.

Que la gobernación del país, aunque parezca que hay diferentes opciones, es cosa de tres o cuatro mamones se puede comprobar en hechos como el que representa que cuando la derecha (o sea el PP) llegó al poder, sustituyendo a la izquierda (o sea el PSOE -risas-), de lo primero que hicieron fue ratificar ese mismo convenio con el gobierno de Yanquilandia.

La participación española en la guerra de Afganistán: 101 militares muertos y 3.500 millones derrochados

Bueno, esa es la cantidad oficial, que con los militares ya se sabe: "en tiempo de guerra, mentiras por mar y tierra". Aún queda más por gastar, aunque parece que, a la orden de silbato de Obama, el ejército español está empezando a recoger sus trastos para llevarselos a otra guerra. En todos estos años Afganistán ha cambiado poco: sigue a tope de talibanes, las mujeres llevan burka igual que en la época en la que nos las sacaban en el telediario todos los días para que nos dieran pena, la pobreza de sus habitantes es aún mayor y la producción de opio está disparada. Se supone que los ejércitos occidentales se van de allí porque la invasión ha dejado de ser rentable y porque los empresarios de aquí, al parecer, han terminado por ponerse de acuerdo con los talibanes para repartirse las riquezas en disputa.

Algunos tertulianos echan cuentas a ver si valieron la pena los ciento uno soldados del ejército español (que no todos españoles) muertos en defensa de sus sueldos (no menos de 3.000 € mes cobra un soldado raso mientras invade países). Pues ni aunque hubiera sido uno solo, opinamos en este libelo. Por cierto, que nadie ha contado a cuantos afganos y afganas han matado nuestros chicos en todos estos años, de forma directa o guardando las espaldas a los marines yankis mientras bombardeaban bodas y mercados.

Gadafi cría malvas en el infierno

Con los saludos de Sarkozy y Berlusconi, presidentes europeos que pasaron en cuestión de semanas de correrse juergas y hacer negocios con el dictador libio, a montarle una guerra en su propio país. Guerra que, cuando quiso, desequilibró la OTAN, haciendo de primo de zumosol de los "rebeldes". La excusa, la de siempre: la defensa de los derechos humanos. ¿La verdadera razón? Pues cual va a ser: el petróleo. En este caso también el gas y el agua subterránea. Hay quien habla de reservas de oro y de más riquezas codiciadas por los pirat..., digo los gobiernos occidentales.

Por cierto que los dirigentes políticos y el monarca español, quienes también se daban abrazos y negociaban con el bueno de Muammar, se sumaron a la rapiña apoyando la guerra y participando militarmente en el bloqueo naval del país. País que, por cierto, hoy está hecho unos zorros, emprobrecido e inestable, y desde luego mucho peor que en los tiempos de Gadafi.

Siria, la siguiente pieza a cobrar por Occidente

Tan bién les salió lo de Libia que han vuelto a apostar a la misma jugada en otro país. Los argumentos invocados, exactamente los mismos, los derechos humanos. La verdadera razón. ¿A que no la adivinan? El dictador Al Assad ha demostrado no ser tonto, y viendo como pelaban las barbas de su homólogo libio, puso las suyas a remojar buscandose buenos padrinos. El apoyo de Rusia y China, las potencias militares del futuro, ha impedido que la OTAN volviera a montar una operación de destrucción sistemáticas de un país desde el aire. En su lugar los gobiernos occidentales se conforman con gastarse un dineral en financiar un ejército mercenario que se explicaa la opinión pública con el argumento de siempre: son rebeldes que luchan por "la libertad". El hecho de que esta no sea una guerra tan asimétrica como la de Libia, está provocando que dure y dure y que la carnicería sea mayúscula.

Palestina: el genocidio continúa

Hace unos meses volvimos a asistir a la enésima operación militar israelí contra la población palestina de Gaza. Intercambio de misilazos en el que los sionistas ganan siempre por goleada en cuanto a bajas de civiles contrarios. Hay quienes dicen que esta última operación la montó Israel para probar su nuevo artilugio militar: el sistema de bloqueo de misiles. La idea, hacerle publicidad en el mercado mundial de chismes para la guerra.

En las guerras olvidadadas sigue muriendo gente

La peor de todas la del Congo. Gran país africano que tiene la desgracia de ser enormemente rico en recursos minerales. La región Este, junto a los Grandes Lagos, donde hay oro, diamantes, coltán y cosas de esas, no ve la paz desde los tiempos de Tarzán, y este año tampoco la vió. Intereses de compañías norteamericanas, francesas y últimamente chinas, quienes tienen comprados los gobiernos de los países cercanos, mantienen en marcha perpetuas rebeliones y contrarrebeliones militares en la zona. Los desplazados se cuentan por millones, y los muertos por cientos de miles. Pero esta gran morcilla de guerras y guerrillas nunca sale en la tele ni en los periódicos.

Hay más actividades bélicas en más lugares del mundo. En Haití continúa una ominosa ocupación militar occidental que tiene a la población como rehén. En las aguas del océano Índico, costosas operaciones navales escoltan a pesqueros occidentales que esquilman aquellas aguas con todo el morro del mundo empobreciendo a las poblaciones ribereñas. En Colombia sigue la cruenta guerra entre la oligarquía del país y la guerrilla leninista de las FARC (aunque ahora están en conversaciones de paz). También hay conflicos armados en otros sitios: Kurdistán, Somalia, Yemen... Sin olvidarnos de otros tipos de guerra como la que enfrenta entre sí a las mafias del narcotráfico y la inmigración en México y Centroamérica, o la que libran las multinacionales contra las pocas culturas primitivas que quedan en el planeta.


Y también tenemos una sección llamada "Las güenas noticias".

Fenomenal aumento de cifras de la Objeción Fiscal al Gasto Militar

Más personas objetoras, más entidades que participan y más dinero desviado. La Objeción Fiscal ha cambiado y ahora es nuestra herramienta para recuperarle al poder parte de lo que nos roba con sus impuestos cada vez que pestañeamos. La última cifra de gasto militar por habitante del estado a la que hemos objetado este año era diabólica: ni más ni menos que 666’42 €. En Alacant la cantidad ha sido buena -comparada con años anteriores- y hemos pasado de 41 a 59 personas objetoras y de 3.500 euros recuperados, a casi 15.000. En el resto del estado también ha habido un buen crecimiento de la campaña.

La falsa democracia se tambalea. Tortuga puso en marcha su campaña contra la farsa electoral

Como todos uds. sabrán no vivimos en ningún clase de democracia, sino en una pura dictadura en la que, lejos de poder participar lo más mínimo a la hora de decidir sobre cualquier cosa que nos afecte, debemos contemplar resignados cómo son siempre unos pocos quienes toman esas decisiones en nuestro lugar y casi siempre en nuestro perjuicio. Pero eso va a cambiar. Tortuga ha creado una vanguardista campaña de sensibilización para que la gente despierte y en masa deje de participar en la comedia parlamentarista. Por ahora, la gran punta de lanza es nuestro objetor electoral Adrián Vaíllo, perseguido por la justicia tras negarse a integrar una mesa electoral, y de quien irán teniendo noticias a lo largo del año.

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.