Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Juzgan a cuatro policías de Lanzarote por presunta detención ilegal, tortura y falsificación del atestado

Jueves.17 de junio de 2010 457 visitas Sin comentarios
Curiosa excepción a la política generalizada de encubrir los abusos policiales, las torturas y las denuncias falsas #TITRE

Aunque veremos en qué queda, claro... Nota de Tortuga


Ver también: ¿Por qué hay tan pocos policías españoles cumpliendo condena por torturas?


La fiscalía pide elevadas penas para los acusados

Cuatro policías "torturan" a un hombre y falsifican el atestado

Europa Press. Las Palmas de Gran Canaria

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas celebrará hoy miércoles (10.00 horas) el juicio contra cuatro agentes de la Policía Local de Arrecife, en Lanzarote, acusados de presuntamente detener ilegalmente a un hombre, torturarle y falsificar el atestado.

La Fiscalía ha solicitado imponer 11 años de cárcel para M.A.H.G., M.O.H.F., J.M.O.G. y J.J.L.M., acusados de presuntos delitos de detención ilegal, falsedad en documento oficial, torturas y una falta de lesiones, según el escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Público.

Señala que sobre las 04.15 horas del día 15 de diciembre de 2005 M.O.H.F. patrullaba junto con el también acusado J.J.L.M. por la zona de la Rapadura de Arrecife.

Una vez llegados a este lugar observaron que una motocicleta estaba siendo conducida haciendo zigzag por lo que decidieron darle el alto a su conductor.

Tras pedir la documentación observaron que carecía de permiso de conducción y de seguro obligatorio. En ese momento decidieron inmovilizar el vehículo y proceder a rellenar el boletín de denuncia.

Puñetazos y patadas

El hombre les pidió que si podían trasladarlo a su domicilio, a lo que los agentes, según el Ministerio Fiscal, "no sólo le respondieron que no, sino que iniciaron una discusión con éste, solicitando incluso el apoyo de otros compañeros".

A la petición de ayuda respondieron los otros dos acusados, M.A.H.G. y J.M.O.G., que patrullaban por las inmediaciones y que acudieron al instante.

Cuando estaban los cuatro, "lejos de recomponer la situación y aclarar las cosas, con un claro menosprecio hacia la persona del hombre, como represalia por su actuación conduciendo la motocicleta, supuestamente la emprendieron a golpes, puñetazos y patadas contra el hombre, al que consiguieron derribar", según el escrito de la Fiscalía.

Añade que, una vez en el suelo, tras los golpes presuntamente recibidos, lo engrilletaron, procediendo a su detención, argumentando que los agentes habían sido "objeto no sólo de insultos y amenazas, sino de intento de agresión por parte de la víctima a uno de los agentes".

"La mínima fuerza posible"

Las diligencias previas abiertas por el Juzgado de Instrucción número 4 de Arrecife, como consecuencia del atestado realizado por los acusados, en el que imputaban al hombre un delito de atentado, así como vejaciones y amenazas fue sobreseído.

Este procedimiento de diligencias previas se inició por comparecencia de los cuatro acusados, en el que manifestaron que fueron objeto de agresión por parte del varón, de insultos y amenazas por parte de éste a ellos, lo que motivó que, según los agentes, tuvieran que reducirlo utilizando "la mínima fuerza posible", "cuando todos ellos sabían que los hechos no habían ocurrido así, tratando de jsutificar la detención que practicaron sobre el hombre, que estuvo detenido desde ese momento hasta que fue puesto en libertad durante la mañana del mismo día", remarca la Fiscalía.

Por todo ello, solicita imponer a cada uno de los acusados la pena de cuatro años de prisión, inhabilitación absoluta durante diez años por un presunto delito de detención ilegal; así como tres años de prisión, diez meses de multa a razón de 12 euros al día e inhabilitación especial por tiempo de tres años por un supuesto delito de falsedad en documento oficial.

Además de reclamar otros cuatro años de prisión, inhabilitación absoluta durante diez años por un presunto delito de torturas y dos meses de multa con una cuota diaria de seis euros por una falta de lesiones.

En cuanto a la responsabilidad civil, pide que los cuatro acusados indemnicen conjunta y solidariamente a la víctima con 280 euros por las lesiones causadas, con 6.000 euros por la privación de libertad sufrida injustamente y con 3.000 euros por estar "injustamente imputado de un delito inexistente".

Canarias al Día

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.