Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Javi Povés, jugador del Sporting de Gijón, se retira: "El fútbol es capitalismo, es muerte."

Jueves.11 de agosto de 2011 2184 visitas Sin comentarios
Repudia "totalmente la política y el actual sistema parlamentario". #TITRE

Desde Tortuga no suscribimos punto por punto las declaraciones de este chaval, pero compartimos su profundo y radical rechazo al capitalismo. Nos gustaría que, muy por encima de los peinados de Beckham y de la obsesión por el dinero y todo lo material de la mayoría de los futbolistas, su retirada fuera un ejemplo de coherencia tenido en cuenta por quienes siguen este deporte, aunque el sistema dificilmente deje que cunda. Quizá debamos conformarnos con que la camiseta de Povés no sea el nuevo producto estrella que el capitalismo ofrezca a los "anticapitalistas". Nota de Tortuga.


Tomado de Kaos en la Red

Un ejemplo atípico, prácticamente inaudito, en un circo, el fútbol, donde todo se compra y se vende a golpe de talonario. Por extraño que parezca, todavía quedan mentes despiertas entre los deportistas, pocos por no decir que inexistentes, que han decidido no seguir en el cuerno de oro del gigantesco negocio capitalista, muchas veces opaco e irregular, que envuelve al llamado deporte "rey". No se distingue el fútbol por tener jugadores comprometidos con la causa del anticapitalismo y las luchas sociales. El último ejemplo, quizás sea el del jugador del FC Barcelona, Oleguer Presas, actualmente en el Ajax de Amsterdam donde sigue participando en manifestaciones en favor del movimiento okupa. Rara avis en un mundo dominado por el capitalismo más depredador y unos medios deportivos que tienen el mismo tufo derechista y facha que sus hermanos políticos.

Javi Povés se ha despachado a gusto contra el capitalismo y ha decidido colgar las botas. Entre otras cosas ha dicho que: "El fútbol profesional es sólo dinero y corrupción. Es capitalismo, y el capitalismo es muerte. No quiero estar en un sistema que se basa en que la gente gana dinero gracias a la muerte de otros" ha declarado el defensa, asegurando que ’mi yo interior me impide seguir en esto’". Toda una declaración de admirables principios.

Y no sólo eso sino que sus postulados han ido mucho más allá. Como muestra este botón. En una ocasión el club le regaló un coche, al día siguiente lo devolvió. "Me sentía mal teniendo dos coches –conduce un Smart-. No lo necesitaba". Es más, cuando cobró su primera nómina como jugador del Sporting acudió a la sede del club y solicitó que no le pagaran por transferencia bancaria. "No quiero que se especule con mi dinero ni un segundo. No pienso utilizar un banco".

Por si no fuera poco, el movimiento 15-M le parece insuficiente para atacar de raíz los males endémicos del fascismo capitalista. Tanto que no comparte absolutamente nada con ese movimiento tan en boga y que muchos vemos con escepticismo. Dice Javier sin cortarse un pelo "no comparto absolutamente nada con ellos", puesto que "es un movimiento creado a propósito por los medios de comunicación para canalizar ese malestar social que hay y para que esa chispa no se vuelva peligrosa e incontrolable para el sistema, un lavado de cara para el sistema capitalista, pero no un cambio radical, que sería lo que haría falta".

Otra de sus perlas es la siguiente. Afirma que no vota porque repudia "totalmente la política y el actual sistema parlamentario. El problema es que o eres de derechas o de izquierdas. Yo no soy de nada, soy anti todo eso. No sé cuál es la palabra que me define, creo que lo llaman antisistema..."

La guinda la firma con estas declaraciones. "En vez de tanto 15-M y tanta hostia, lo que hay que hacer es ir a los bancos y quemarlos, cortar cabezas. Así de claro te lo digo. La suerte de esta parte del mundo es la desgracia del resto".

FUENTE:
http://www.lne.es/deportes/2011/08/...


Historia de una utopía: el futbolista indignado que dejó el fútbol

Un joven futbolista del Sporting de Gijón rescinde su contrato profesional, al sentirse "asqueado" por el actual fútbol. Su nombre es Javi Poves y tiene sólo 25 años.

Raúl Baelo

www.kaosenlared.net/noticia/histori...

Esta es una de esas historias que llegan al corazón. Acciones del ser humano que hacen pensar a los que ya están cansados de este mundo tan podrido por el dinero, que aún queda algo de esperanza, que aún pervive la dignidad y la entereza en el mundo. Más concretamente en un lugar en el que no sobra, el planeta fútbol.

El joven futbolista del Sporting, Javi Poves, ha decidido rescindir su contrato con su ya antiguo club, por considerar el fútbol como "un negocio". No es común escuchar a un futbolista decir cosas como que "lo que se ve desde dentro lo deja claro", refiriéndose a dicho negocio futbolístico. "El fútbol profesional sólo es dinero y corrupción. Es capitalismo, y el capitalismo es muerte. No quiero estar en un sistema que se basa en que la gente gana dinero gracias a la muerte de otros en Sudamérica, África o Asia", además añadió que "simplemente, mi yo interior me impide seguir en esto".

Así de concisas fueron sus palabras, que sorprendieron a la opinión general pero no demasiado a sus compañeros, los cuales ya se sorprendían con el joven futbolista cuando lo veían en los viajes leyendo obras como "El capital" de Karl Marx o "Mi Lucha" de Adolf Hitler.
Más extrañados debieron quedarse los dirigentes del club asturiano cuando Javi les pidió cobrar "en metálico", alegando que "no quiero dar nada de mi dinero a los bancos, no quiero que se especule con él".
Pero las andaduras de este autodefinido como "antisistema" no se quedan ahí, cuando desde el club se le ofreció un coche por el acuerdo de patrocinio con cierta empresa, Javi se negó argumentando que "ya tengo un coche, no necesito dos". Algo cuando menos inusual (por no decir inaudito) en este mundillo.

En su última comparecencia, el que fuera criado en la cantera del Atlético de Madrid destacó que "sé que no quiero vivir prostituído, como el 99% de la gente. Si no puedo tener una vida limpia en España, la tendré en Birmania o donde sea". Además puntualizo que "¿de qué me sirve ganar 1.000 euros en vez de 800 si están manchados de sangre, si sé que se obtienen con el sufrimiento y la muerte de mucha gente?, la suerte de esta parte del mundo es la desgracia del resto".

Para terminar, tuvo tiempo de opinar del movimiento 15 de mayo, opinando que "en vez de tanto 15-M y tanta hostia, lo que hay que hacer es ir a los bancos y quemarlos, cortar cabezas. Así de claro lo digo".


«El mundo está listo para su autodestrucción»

«No quiero convertirme en un icono, soy uno más y lucho contra la desigualdad»

Javi Poves. Exfutbolista del Sporting

«¿De qué me sirve ganar 1.000 euros en vez de 800 si sé que se obtienen con el sufrimiento de mucha gente?»

«Con mi forma de hablar, vestirme y cortarme el pelo ya se veía que estaba apartado de este mundo»

«He sido un rayo de luz para muchas personas y eso me hace sentir satisfecho»

«No entiendo a jugadores de países del tercer mundo que vienen, ganan cuatro duros y se creen los reyes del mambo»

El fútbol le ha defraudado porque considera que está «corrupto»; reniega de los bancos, a los que ve como los responsables de la crisis y de las desigualdades. Javi Poves (Madrid, 28 de septiembre de 1986) es el ’indignado’ del fútbol español. El exjugador del Sporting ha decidido poner punto y final a sus 24 años carrera como profesional y prepara nuevos proyectos para empezar una nueva vida lejos de los terrenos de juego.

-Ha decidido colgar las botas. ¿Le ha costado tomar esa decisión?

- Los primeros días me preguntaba a mí mismo si era la decisión correcta o incorrecta, pero con el paso del tiempo y con las vivencias que tenía día a día llegué a la determinación de que esta no era mi vida y me sentía participe de algo por lo cual interiormente lucho.

-Ha antepuesto sus principios al resto de cosas que le rodeaban.

- La verdad que sí. Me había marcado un tiempo para ver si era un tema pasajero, pero ya desde hace tiempo me decía que esto se iba a acabar aunque hubiese ofertas de otros equipos. ¿De qué me sirve ganar 1.000 euros en vez de 800 si sé que se obtienen con el sufrimiento de mucha gente?

-Si el Sporting hubiese creído oportuno que continuase en la entidad, ¿qué decisión habría tomado?

- No creo que hubiese continuado. Al principio de la temporada pasada sabía que no iba a jugar y que después me iban a rescindir el contrato. Con mi forma de hablar, vestirme y cortarme el pelo ya se veía que estaba apartado de este mundo.

-¿Le llegó a comentar algo Manuel Preciado o sus compañeros sobre sus ideas?

- Preciado me dijo que le daba igual lo que hiciese o lo que llevase puesto, que era una persona con mis ideas y que él no me iba a juzgar por nada. Si algo tengo que decir es que Preciado siempre ha tenido un trato buenísimo conmigo, siempre me ha tratado como uno más. Y en el club no tengo nada personal contra nadie, sino con el mundo entero. Estoy muy agradecido al Sporting.

-Sus explicaciones de los motivos por los que ha dejado el fútbol han tenido una repercusión enorme. Ha hablado de corrupción en el fútbol, criticó de los bancos,...

- No me lo esperaba. Un montón de gente me llamó porque la información llegó rápidamente a todos los sitios. Hay gente que me ha apoyado y me han dicho cosas que me han llegado y otras no me apoyan tanto, y me parece bien esa postura. Si son felices, que sigan adelante y, si no, que se planteen cambiar.


- Su teléfono no ha dejado de sonar estos días...

- Me ha llamado muchísima gente, personas de la calle. He sido un rayo de luz para muchas personas y eso me hace sentirme satisfecho.

-¿Considera que puede ser un referente a partir de ahora para muchas personas?

- No me gusta ser un referente de nada, me gusta ser uno más. No quiero que Javi Poves se convierta en un icono, soy uno más y lucho contra la desigualdad. Quiero que todas las personas sean iguales y que todos nos unamos y dejemos de discutir por cosas triviales y tirar para adelante. Al fin y al cabo, el mundo está preparado para autodestruirse.

-¿Se siente un ejemplo a seguir?

- En el mundo del fútbol, para bien o para mal, cualquier cosa que pasa se expande y hay mucha gente que lo ha valorado.

-¿Qué es lo primero que cambiaría del mundo en el que vivimos?

- El reparto del dinero y el sistema bancario. Eso sería fundamental porque a partir de ahí se financiaría todo como la educación para los niños.

-¿Qué planes tiene a partir de ahora?

- Reorganizar un poco mi vida después de 20 años jugando al fútbol, pues es un cambio muy gordo. Tengo proyectos e ideas y quiero hacer algo que me haga sentir feliz y ayudar socialmente. También estudiar -le gusta la Geografía e Historia- a distancia o en casa. Lo que pido es que la gente apague la televisión y que resuelvan sus dudas o incógnitas. Me gustaría viajar a Oriente Medio para vivir en primera persona, sin que nadie me lo cuente, lo que allí está pasando.

-¿Cómo ha recibido su familia la noticia?

- Al principio se lo tomaron como algo pasajero. Se llevaron un pequeño disgusto, pero al final me apoyan. Mi padre era un forofo del fútbol y en cierto modo empieza a cambiar un poco su forma de ver el mundo.

-Llevaba varios años jugando al fútbol. ¿Cuándo comenzó a sentirse manchado por el capitalismo?

- Hace dos años, cuando estaba en el Sporting B. No sé si puede ser casualidad o no, pero fue cuando empecé a investigar poco a poco y fue cuando empecé a bajar un poco mi rendimiento en el terreno de juego.

-¿Qué recuerdo guardará de su estancia en el Sporting?

- Tengo muchas personas a las que tengo mucho que agradecerles. Al club, a entrenadores como Abelardo, que me apoyó muchísimo. Preciado tuvo un trato exquisito y no me puedo quejar de una ciudad maravillosa como Gijón, donde la gente es buena de verdad. Me llevo un recuerdo muy bueno y he sacado cosas muy positivas de allí. Entre ellas, que en el Sporting logré el premio de jugar en Primera.

-¿En el Sporting le daban ’mierda’, como se ha referido a los alimentos que a su juicio comemos, o se preparaba sus propias comidas?

- En el Sporting he tenido bastantes guerrillas tanto yo como Guillermo, del filial con la alimentación, pero no te quedaba otra que aceptar la comida que había, aunque otras veces comía lo que yo quería. Durante la temporada yo me hago mi comida en casa y no hay ningún problema, pero durante las concentraciones lo pasas un poco regular, pero tampoco ha sido un problema.

-Sus pensamientos los comparte con otro jugador del Sporting, en este caso del filial, como Guillermo Pérez. ¿Cree que seguirá sus pasos?

- Eso no te lo puedo decir yo. Sé que es una persona que está empezando a ver cosas y sé que ahora mismo está desubicado. Él quiere triunfar en el Sporting y va a intentar hacer lo máximo.

-¿Considera que jugadores de la talla mundial como Cristiano Ronaldo o Messi deberían de hacer mucho más por la sociedad?

- Sí, sí, sí y radicalmente sí. Puede parecer una tontería, pero Cristiano sale promocionando Espíritu Santo... Partiendo de ahí creo que cuando lo hacen no saben por qué lo hacen. Hay ciertos personajes a nivel mundial, Pelé, Ronaldinho, Messi, que son embajadores de Unicef y de cara a la galería está muy bien, pero realmente falta bastante. Esta gente mueve tanto que debería de involucrarse de una manera más directa. Y más los jugadores que vienen de países del tercer mundo. Es algo increíble: vienen de países donde lo están pasando mal y llegan aquí, ganan cuatro duros y se creen los reyes del mambo. Me gustaría que eso cambiase.

El Comercio


Un artículo crítico sobre esta noticia:

Sobre Javi Poves, el futbolista antisistema

By Louis Prensa Deportiva

Ante la aparición en los últimos días de varias noticias que aseguran que Javi Poves ha dejado el Sporting por declararse antisistema, reproduzco -mínimamente editado- el correo que me ha hecho llegar un lector del blog, aficionado del equipo asturiano.

Javi Poves es un futbolista de la cantera del Sporting, no muy brillante. Tiene 25 años y jugaba en Segunda B con el filial que descendió a Tercera. Únicamente jugó en Primera diez minutos, y como antesala a su adiós al club. Con 25 años no podría seguir en el filial ni tenía sitio en el primer equipo.

Como era bien sabido que el Sporting no contaba con Poves, el 19 de julio se publicaba en ‘Marca’:

Hoy ha rescindido su contrato -al que aún le quedaba un año de vigencia- el central Javi Poves, un jugador que no dispuso de ningún minuto la pasada temporada y a quien el club gijonés le dejó claro que no contaba con él para la próxima.

Un día después, ‘La Nueva España’ amplía un poco:

Quien ya se ha desvinculado de la disciplina rojiblanca ha sido Javi Poves. El defensa madrileño, al que le restaba un año más de contrato, no entraba en los planes de Manuel Preciado. Incluso se le invitó a ampliar sus vacaciones para no iniciar los entrenamientos con el resto de la plantilla. Poves, de 24 años, ha percibido casi la práctica totalidad de su ficha para alcanzar su libertad y en este momento se encuentra sin equipo.

En ‘La Nueva España’ había aparecido el 2 de junio un reportaje titulado ‘Un futbolista antisistema’, pero lo raro empieza el sabado 6 de agosto. A partir de un articulo en La Informacion van apareciendo más artículos como setas en otros medios. Algunos por lo menos hablan de “abandono del fútbol”, otros dan una vuelta de tuerca.

Los seguidores del Sporting ciertamente estamos alucinados: el club echa a un paquete y los medios lo encumbran como adalid de los antisistemas. Espero que después de este rollo puedas construir un articulo.

http://www.lalibretadevangaal.com/2...