Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

Feministas contra la guerra

Domingo.17 de diciembre de 2017 188 visitas - 1 comentario(s)
Marta Abiega Ayus, Activista de Ongi Etorri Errefuxiatuak. #TITRE

A veces las cosas de la vida confluyen, se alinean. Así ha ocurrido con la exposición de Margaret Harrison en el espacio Alhóndiga Bilbao. En el corazón de la ciudad, a escasos 15 kilometros del lugar donde cada vez con mayor frecuencia los barcos de Arabia Saudí cargan sus bodegas de muerte y destrucción, esta muestra que nos habla de la fuerza de las acciones directas no violentas se ha convertido en una profecía.

Treinta y seis años después, aprovechando la proximidad y la fuerza que nos da la exposición, el movimiento feminista de Euskal Herria convoca en el puerto de Santurtzi la marcha contra la guerra. No podia ser de otra manera. Teníamos que sacarla a la calle en unos momentos en los que las armas que proceden de nuestro puerto son responsables directas de la situación de crisis humanitaria de Yemen. El bloqueo y el bombardeo indiscriminado por parte de Arabia Saudí, está provocando la mayor epidemia de cólera de la historia de la inhumanidad. Más de 800.000 personas han contraído la enfermedad. Se contabilizan a día de hoy más de 12.000 víctimas civiles. En un país de veintiocho millones de habitantes, alrededor de diecinueve millones de yemeníes dependen actualmente de la ayuda humanitaria para sobrevivir. Una ayuda humanitaria que no puede llegar debido al bloqueo impuesto y que se ceba, como ocurre siempre de manera especialmente cruel e inhumana, en las niñas y niños.

Escribo el día en que se conmemoran los derechos humanos, ésos que sólo existen asociados al capital, en función del cual son mayores o menores e incluso pueden llegar a desaparecer. Es por eso que quiero recordar que la Declaración Universal de los Derechos Humanos fue firmada en el año 1948 y suscrita por 48 países. El artículo 3 dice, «Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona». Llama la atención, aunque hay que reconocer que es un ejercicio de coherencia, que ya en aquel entonces Arabia Saudí fue uno de los cinco que se abstuvieron. El Estado español, por supuesto, vivía en el limbo de una dictadura que desde su génesis fue contraria a los derechos humanos.

Mientras tanto, Europa dicta una y otra vez resoluciones, eso sí, no vinculantes, a favor del embargo de armas a Arabia Saudí. En la aprobada el 30 de noviembre, con 539 votos a favor, 13 en contra y 81 abstenciones, el Parlamento Europeo pide a la jefa de política exterior de la UE, Federica Mogherini, que imponga un embargo de armas a Arabia Saudí no sólo por las reiteradas violaciones del derecho internacional humanitario en Yemen, sino también porque la preocupación ha aumentado respecto al vínculo entre las ventas de armas a Arabia Saudí y la radicalización y el suministro de armas a grupos terroristas como Daesh o el Frente al Nusra.

La Unión Europea cuenta con un buen acuerdo jurídicamente vinculante sobre exportaciones de armas. Para la europarlamentaria Bodil Valero, vicepresidenta de los Verdes, el problema radica en que los países no cumplen sus propios criterios.

Este sábado el movimiento feminista de Euskal Herria nos llama a denunciar y luchar para que el Gobierno Vasco los cumpla y el Bahri Jeddah y el Bahri Tabuk partan con ayuda humanitaria para Yemen, por solidaridad y correponsabilidad con la tragedia de esa población. Gritaremos alto y fuerte que queremos una reconversión de la industria armamentística vasca en beneficio de la sociedad civil. Gritaremos que no queremos que ni un sólo céntimo de nuestros impuestos sea destinado a fines militares. Gritaremos que queremos investigación y desarrollo para la vida y no para la muerte. Y, por último, gritaremos que el sistema capitalista heteropatriarcal que nos oprime a las mujeres, es el mismo que oprime a toda la humanidad, y que nuestras luchas son las luchas de todas la mujeres, pero también son las luchas de todos los seres humanos. Si eres una de las nuestras y si eres uno de las nuestras, te esperamos este sábado 16 de diciembre a las 11 en el parque de Santurtzi. No te falles, no nos falles, porque la guerra empieza en nuestro puerto y la indiferencia nos hace cómplices.

Fuente: http://www.naiz.eus/eu/iritzia/arti...

  • Feministas contra la guerra

    19 de diciembre de 2017 10:53

    Yo creía que las feministas lo que querían era ser generalas, banqueras, ministras de defensa, presidentas, genocidas, o repartir hostias como panes, como la thatcher, la Golda, la botín, la chacón, la cospe, la espe, la cifu, etc, etc.