Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

En apoyo al objetor al sistema electoral Adrián Vaíllo

Lunes.22 de junio de 2015 550 visitas Sin comentarios
Grup Antimilitarista Tortuga #TITRE

Desde hace años Tortuga ha evidenciado su posición contraria a los actuales sistemas político y económico.

Consideramos que en democracia las personas participan de forma directa en la resolución de sus problemas, cosa que no ocurre en el actual sistema parlamentario. Tampoco vemos compatible la convivencia entre capitalismo y democracia, puesto que las desigualdades económicas generan desigualdades sociales y, por lo tanto, posiciones de poder. La democracia exige el dialogo entre iguales; éste en el capitalismo es, sencillamente, imposible.

Producto de debates al respecto, optamos por apoyar a aquel miembro del grupo que decidiera ausentarse de una mesa electoral siguiendo su conciencia. Evidentemente, no es habitual que nos requieran para formar parte del engranaje de las elecciones: de momento sólo lo han hecho con Adrián.

Adrián se declaró objetor electoral: no se presentó en la mesa como requirió el estado y, además, advirtió por todos los cauces legales y mediáticos que pudo que no lo iba a hacer.

Su decisión es producto de su sentir, su razonamiento y muchas influencias, entre ellas la del Grup Antimilitarista Tortuga, colectivo en el que comparte opción política y vital con personas que le apoyan y que habían decidido obrar de manera similar si se hubiera dado el caso. La decisión de Adrián es, efectivamente, personal, pero se enmarca dentro del concepto político de Tortuga.

Desde ese noviembre de 2011 en el que Adrián se declaró objetor electoral, hemos aprovechado cada una de las votaciones que ha organizado la administración para evidenciar, como ya habíamos hecho antes, el carácter antidemocrático del actual sistema político y económico.

Durante este tiempo hemos seguido defendiendo que 350 personas en un parlamento no pueden decidir por 47 millones, que el poder se sostiene por la fuerza y coacciona para poder formar sus mesas electorales y, sobre todo, que la democracia exige la participación de personas libres y conscientes, desobedientes ante las imposiciones del estado. Por ello llevamos adelante nuestra campaña de «Objeción de Conciencia al Sistema Electoral».

En esa búsqueda de la libertad, hemos tenido la fortuna de encontrarnos con otras personas que también abogan por la abstención activa, que no votan y consideran que la política se hace día a día, en movimientos sociales, en asambleas, en cooperativas integrales... Algunas de estas personas participan en campañas similares a la nuestra y se han negado a formar parte de mesas electorales. Los casos se reparten por todo el estado español: en Extremadura, Euskadi, Catalunya, Andalucía, País Valencià...

Adrián es una persona más entre tantas que piensan y obran de esta forma. Junto a muchas otras, avanza por un camino que otros anduvieron y que otros continuarán. Y por ello será juzgado el próximo jueves 25 de junio a las nueve y media de la mañana en la Ciudad de la Justicia de Elx.

Se enfrenta a una petición fiscal de una multa de ocho meses a razón de diez euros diarios (2.400 euros en total). Si no la paga, podría pasar hasta cuatro meses en prisión.

Opinamos que no es justo que una persona sea juzgada por el simple hecho de defender aquello que indica su conciencia, pero no nos extraña que la administración actúe de esta forma. Sabemos que el estado vela por sus propios intereses, ni por la democracia ni por el bien de sus súbditos.

Este hecho no hace más que reafirmarnos en nuestras posiciones, que darnos un empujón en nuestra campaña de «Objeción de Conciencia al Sistema Militar» y nos anima a concentrarnos el próximo día 25 a las nueve de la mañana en la puerta de la Ciudad de la Justicia en Elx para animar a Adrián, quien será juzgado en su interior. Os invitamos a participar en este acto de justicia.

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.