Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

El patriarcado de izquierdas: ¡al infierno con todos!

Miércoles.22 de octubre de 2008 557 visitas Sin comentarios
Layla Anwar #TITRE

Contributed by Layla Anwar (An Arab Woman Blues)

Wednesday, 19 March 2008

Se cumplen hoy cinco años desde que echara a andar la ocupación de Irak, con el saldo ya de sobra conocido. En ese contexto hemos querido publicar en este momento un escrito que tal vez mejor podía haber visto la luz hace 10 días, el 8 de marzo. En efecto, se trata de un escrito de la iraquí Layla Anwar (An Arab Woman Blues), texto seguramente nacido a la par del odio y del dolor. El artículo constata cómo buena parte de los movimientos de izquierdas de Oriente Medio han devenido la cara más cruel del patriarcado, aunque, eso sí, con todos los guiños anti-imperialistas que hagan falta... El texto original se puede consultar en el link que indicamos al final del artículo. Lo que a continuación os servimos es una traducción elaborada por Sinfo Fernández.


Hace varios años ya que dejé de celebrar el 8 de marzo.

En otros tiempos, mis supuestos amigos feministas venían para hacer una breve visita informal y ofrecerme un ramo de flores o enviaban unas palabras de solidaridad y devoción eterna a la causa femenina... La mayoría de esos tipos se situaban en lo que podría considerarse como la izquierda del espectro político.

Y, ¡oh!, eran tan buenos con las palabras.... Podíamos estar discutiendo hasta altas horas de la madrugada sobre dialéctica, materialismo, patriarcado y revolución permanente. Me sentía muy emocionada por aquella patente demostración de amistad y confianza. Hasta que...

Hasta que oí decir que un buen número de todos esos tipos (que supuestamente se situaban desde la izquierda a la extrema izquierda, que se consideraban marxistas de línea dura, o trotskistas, y otros, ¡oh!, tan progresistas...) que esos izquierdistas habían votado por Muqtada al-Sadr, Allawi, Al-Hakim, en apoyo de la ocupación.

¿Han escuchado alguna vez que un comunista de línea dura se convierta en un sadrista, en un seguidor de un supuesto mullah cuyos hombres se han hecho tristemente célebres por violar, taladrar y mutilar a las mujeres?

¿Han oído alguna vez de un marxista que apoye al carnicero de Allawi, responsable de colaborar con los psicópatas estadounidenses que quemaron con napalm a las mujeres de Faluya?

¿Han escuchado alguna vez a un izquierdista cantando alabanzas al Ayatollah Jomeini y a sus Brigadas al Quds, de las que el Consejo Supremo Islámico Iraquí y las Brigadas Badr son la rama responsable de quemar vivas a las mujeres nawasib (*), sólo porque son sunníes?

¿Piensan que las cosas se quedan ahí? Vayan más allá de Iraq y echen una mirada a los izquierdistas árabes y verán lo mismo. Les verán apoyando los movimientos políticos más reaccionarios y retrógrados, alardeando de "antiimperialistas", que son los movimientos más retrógrados y fascistas en todo cuanto a las mujeres se refiere... Como los seguidores de Hamas, Hizbollah e Irán.

Ahora extiendan todo lo anterior hasta abarcar a la izquierda en Occidente, y añádanle las feministas árabes y las feministas occidentales y tendrán el retrato completo de lo que les está sucediéndo a las mujeres de Iraq.

Por eso, viendo toda esa vomitiva hipocresía política, declaro el 8 de marzo como día de luto, un día de luto y llanto para las mujeres de Iraq. Es decir, lo que es por mí, pueden atiborrarse de celebraciones de su 8 de marzo. Ya pueden empezar...

¿Qué se puede hacer con el enemigo interior?

Desde luego que odio la ocupación estadounidense, que es en última instancia la responsable del actual espanto de la situación en que se encuentran las mujeres iraquíes. También mantengo que todos los cómplices situados a la derecha del espectro político son igualmente responsables. Pero nada, absolutamente nada supera mi total desprecio por la izquierda en general, incluidos los payasos antibelicistas y en especial los izquierdistas árabes...

Sé cuál es mi opinión respecto al actual discurso masculino islamista, sé donde me sitúo en relación al sionismo, sé donde me coloco frente a los neocon y demócratas por igual; pero lo peor de lo peor es la izquierda. Son una enfermedad cancerígena insidiosa, lobos con piel de cordero y aspecto de palomas. Son una abominación, especialmente, los izquierdistas árabes. Su total falta de posición, de principios, su propaganda manipuladora, su apoyo a los movimientos fascistas en nombre del anti-imperialismo, les hace ante mis ojos cientos de veces peor que una ocupación inconclusa.

Las ocupaciones extranjeras no duran siempre, todas serán finalmente vencidas. Pero: ¿qué podemos hacer con el enemigo interior?

¿Qué se puede hacer con el comunista que se convierte en un taladrador sectario? ¿Qué hacer con el progresista que se dedica a violar? ¿Qué hacer con el pan-arabista que apoya a los Hizbollahs y a los mullahs de este mundo? ¿Qué van a hacer con todos ellos: desterrarles al olvido físico y político?

¿Qué van a hacer con todos esos prostitutos políticos que pretenden hacerse pasar por hombres?

¿Qué le dirán a Amal, que fue violada en grupo y torturada por las milicias sectarias?

¿Qué le dirán a la Dra. Farida, que está barriendo las calles en Damasco?

¿Qué le dirán a Umm Zayd, que tuvo que presenciar cómo el Hizbollah iraquí quemaba a su propia hija frente a sus ojos?

¿Qué le dirán a Aisha, que encontró a su hermana tirada en una calle, violada y mutilada en sus genitales por las milicias Sadr?

¿Qué le dirán a Afaf, que fue violada y torturada por las Brigadas Badr de su "anti-imperialista Irán"?

¿Qué le dirán a Dalal, profesora, que he tenido que pedir limosna por la calle?

¿Qué nos dirán a nosotras, mujeres, que hemos perdido a nuestros maridos, padres, tíos, hermanos, hermanas, madres, tías, niños, obligadas a exiliarnos sin ningún ingreso, sin ningún derecho al trabajo, sin atención sanitaria, teniendo que hacernos cargo en solitario de todas nuestras familias?

No me dirijo a los estadounidenses

Vosotros, hombres árabes, bastardos, vosotros, izquierdistas de mierda, ¿qué es lo que nos vais a decir todos los 8 de marzo? ¿Qué nos vais a ofrecer, montón de depravados, decadentes, repugnantes?

No me dirijo a los estadounidenses, no los considero seres humanos... A vosotros os consideraba humanos pero estaba equivocada. No sois más que un montón de mierda, ahítos de bravuconería; no sois más que un puñado de eunucos cobardes.

Sean mis invitados, y métanse por donde les quepan sus teorías políticas, conceptos, análisis, artículos, conferencias, congresos, partidos, poesía, prosa, eslóganes y jergas.

Ninguno de ustedes vale para gobernar nada ni a nadie: no son más que prostitutas políticas entregándose al chulo más hortera du jour...

Y eso es todo lo que os ofrezco en el día 8 de marzo: prosélitos, prostitutos ideológicos.

¡Al infierno con todos!

N. de la T.: (*) Nawasib, término utilizado para designar a los sunníes radicales, aunque en tiempos de confrontación sectaria puede utilizarse para designar a todos los sunníes.

Texto original

Eutsi - Pagina de izquierda Antiautoritaria

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.