Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

El mítico "dedo en el culo"

Viernes.23 de noviembre de 2007 79072 visitas - 17 comentario(s)
¿Que hemos dicho de salir los jueves, ein? #TITRE

(...)Que levanten la mano aquellos que alguna vez se han dejado meter un dedo por el culo.

Nos depilamos el pecho, llevamos calzoncillos de diseño, levantamos pesas en el gimnasio para parecernos a lo que anuncian por la tele, y sobre todo somos muy machos. La frase "Mi culo es una vía de sentido único" es la bandera de los tipos más duros, de los que encienden las cerillas con la bragueta. La mayoría pasan por la vida sin acercarse al ano, y los que lo hacen se llevan el secreto a la tumba, no vaya a ser que alguien se entere y vaya diciendo por ahí que uno le tira a los palomos o que es gayer. Y así nos luce el pelo, por gilipollas. Superpolvo atrevido en la silla de la cocina, chuf chuf, qué bien me he quedado que me voy a hacer un bocata de mortadela. Sí, el sexo es la hostia(...).

Texto original

En breve se cumplirá el quinto aniversario de esta página. Sería una imprudencia por mi parte no admitir que El Sentido de la Vida ha venido cambiando conmigo durante todos estos años. A través de las historias se puede ver cómo he ido creciendo con el tiempo convirtiéndome en una persona diferente y, en la mayor parte de las facetas que me importan, en una persona mejor y sobre todo más libre. Siempre he sido un tipo tímido y asustadizo, seriamente limitado por la opinión de los demás. Mis primeras historias versaban sobre asuntos neutros en las que yo apenas tenía protagonismo. Para mí era una manera de escribir sin mojarme el culo. Las columnas tenían gracia y yo no me exponía sino que era un espectador más. Con el tiempo he ido siendo capaz de revelar pedazos de mi vida que creía que jamás me atrevería a compartir y mucho menos a exponer públicamente. Recuerdo algunos hitos en el camino hacia la libertad de expresión personal, hacia la libertad en definitiva.

En Amores de juventud confesaba mi más sonado fracaso sentimental juvenil, en Las pajas (I y II) me decidía por fin a escribir sobre un tema tabú al que llevaba años deseando hincar el diente, y en El peor día de mi vida moderna exponía los jirones de mi alma herida por el lado cortante del amor. Antes de escribir sobre estas experiencias yo era una persona en concreto, y al atreverme finalmente a publicar esas historias ascendí un peldaño cualitativo en la escalera que lleva a la libertad de hacer lo que a uno le sale de los cojones sin que le importe un carajo lo que los demás puedan opinar. Hay gente que pasa su vida atrapada en el corsé de la moral social y de lo que se puede y no se puede hacer o decir, limitando sus posibilidades y convirtiendo la fabulosa experiencia de la vida en un reducido jardín rodeado de alambre de espino en el que no se puede ir a ninguna parte. Conozco bien el lugar porque he pasado gran parte de mi vida ahí.

Cada una de esas historias marcó un antes y un después en mi evolución personal, y hoy vamos a por uno de los últimos escalones. Después de esto cualquier cosa vale. Hoy viene el órdago a la grande. Agárrense los machos.

Decía Carl Sagan que "Afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias". Lo malo que tiene dejar una frase así para la posteridad es que luego no puedes explicar a la gente lo que querías decir exactamente. Si nos olvidamos de la ciencia pura y nos centramos en la vida, que es a todas luces mucho más interesante, lo que Sagan realmente quería decir es que "Afirmaciones extraordinarias requieren dos cojones".

Vivimos en un mundo moderno y liberal. Los hombres hablamos de todo abiertamente. En la tienda de móviles podemos elegir libremente entre docenas de modelos. Es la hostia. Luego llegamos a casa y echamos un polvo salvaje en el sofá y preguntamos qué hay de cena mientras nos limpiamos la polla con los calzoncillos. Somos libres, inconformistas, atrevidos, contestatarios, deslenguados; estamos de vuelta de todo.

Y una mierda.

Que levanten la mano aquellos que alguna vez se han dejado meter un dedo por el culo.

Nos depilamos el pecho, llevamos calzoncillos de diseño, levantamos pesas en el gimnasio para parecernos a lo que anuncian por la tele, y sobre todo somos muy machos. La frase "Mi culo es una vía de sentido único" es la bandera de los tipos más duros, de los que encienden las cerillas con la bragueta. La mayoría pasan por la vida sin acercarse al ano, y los que lo hacen se llevan el secreto a la tumba, no vaya a ser que alguien se entere y vaya diciendo por ahí que uno le tira a los palomos o que es gayer. Y así nos luce el pelo, por gilipollas. Superpolvo atrevido en la silla de la cocina, chuf chuf, qué bien me he quedado que me voy a hacer un bocata de mortadela. Sí, el sexo es la hostia.

Mientras tanto las mujeres liberadas gimen como si las hubiera poseído el demonio, se agarran al cabezal de la cama intentando mantener la consciencia y alcanzan éxtasis que los hombres observamos con envidia, resignados, sabedores a ciencia cierta de que la naturaleza nos ha dotado de una polla con el único fin de arruinarnos la vida.

Escuchamos mitos sobre el denominado punto G del hombre. Dicen que para llegar a él hay que circular en sentido contrario. Si lo prohibiera la Dirección General de Tráfico ya estaríamos todos allí, pero como está al alcance de cualquiera, seguimos en la práctica sin pasar del misionero por mucho que creamos que follar encima de una lavadora que centrifuga es lo más.

Yo era uno más de tantos envidiosos de los orgasmos femeninos. Cada vez que asistía a uno de ellos la tristeza nublaba mis ojos. La naturaleza es sabia, y aunque me dotó de miopía también me otorgó un cierto buen hacer innato que quedaba patente cuando el Universo se conjuraba y me ponía una vagina entre las manos. Este talento inherente me ha permitido ver a las mujeres disfrutar del sexo como yo jamás lo había llegado a gozar, y eso que ganas para experimentarlo todo nunca me han faltado. Ahora, por fin, después de tantos años de búsqueda infructuosa y al borde de la resignación definitiva, una chica muy especial me ha abierto los ojos a la verdad absoluta, y como me ha dicho que hasta que no documente mi experiencia no me lo vuelve a hacer, me veo abocado a superar mis temores más oscuros para poder volver a disfrutar de lo que siempre estuvo ahí y nunca tuvimos los arrestos de hacer nuestro.

La naturaleza siempre da una de cal y una de arena. El Yin y el Yan, el día y la noche, el bien y el mal, Windows y Linux... La próstata, fuente de disgustos a partir de los cincuenta, es paradójicamente la llave que abre las puertas a la felicidad. Médicamente hablando, se trata de una glándula situada a unos cinco centímetros de la entrada del ano pero, desgraciadamente para aquellos con remilgos, por el lado de dentro. Se encuentra en la parte del recto que da al lado del ombligo y tiene el tamaño de una canica de las grandes. Si tienes menos de 25 años, entonces piensa en la bola de un ratón de los antiguos. Si no conociste los ratones antiguos, entonces no les digas a tus padres que estás leyendo esto o te meterás en un lío. Yo lo negaré todo ante el juez.

Coincido con la mayoría en que el ano y todo lo que queda aguas arriba es una zona muy personal, así que no recomiendo la experiencia con un ligue de una noche ni con el tendero de la esquina, por mucha confianza que digas que le tienes. ¿Has oído alguna vez a una mujer decir que determinada ejecución sexual era "algo que no se podía compartir con cualquiera" y te has reído de ella? Pues en este momento te vas a sentir de un empático de la hostia.

Así pues estás en la cama con una chica liberada con la que tienes un cierto grado de confianza y te sientes cómodo. Si eres un hombre y tu pareja no es una chica, a estas alturas este texto te será de tanta utilidad como un libro de matemáticas de primaria. Tú puedes dejar de leer y continuar disfrutando de la vida, pero el resto tenemos que seguir trabajando para dejar atrás nuestros tabúes.

El ano, a diferencia de la vagina y de Shell, no fabrica su propio lubricante. Este pequeño inconveniente se puede suplir con la vaselina de toda la vida que venden en las farmacias. Dile al boticario que tienes un eccema en la barriga y cómprate dos botes, porque cuando te acabes el primero sólo querrás empezar el segundo. En las tiendas especializadas venden todo tipo de lubricantes al efecto que obran maravillas. Si alguna vez has pensado que por el culo no te iba a entrar ni un garbanzo, se te va a quedar la boca abierta.

Mientras estás tumbado sobre la espalda en la cama, tu pareja se unta el dedo que hayáis acordado durante las negociaciones y te lo enchufa por la puerta de atrás. Los hombres somos tan idiotas que pensamos que a una mujer lo último que le apetece es meterle un dedo por el culo a alguien. La realidad es que a ellas les resulta extremadamente atractivo por dos motivos:

* Proporcionar placer a tu pareja es a priori el objetivo del sexo entre personas normales. Si eres de los que retuercen el pescuezo a los gatos para excitarse, entonces no espero que entiendas este punto. * Mientras te convulsionas de placer e intentas que los vecinos no piensen que te has cortado un dedo en vez de una uña, estás a merced de la mujer, la cual disfruta del morbo del control de la situación. El poder es excitante, y si no que se lo pregunten a los políticos, que cuando se terminan un bote sólo quieren otro.

Con un dedo untado en lubricante saltando en el trasero no hacen falta carabelas para conducir al hombre al Nuevo Mundo. Si la mujer emplea la boca no serán necesarias más indicaciones, pero si se decide por la mano hay que destacar que conviene que utilice cantidades abundantes de lubricante aprovechando que tenemos dos botes. En fin, somos todos mayorcitos y no creo que hagan falta más explicaciones. No encontramos en ese punto en el que el carrito de la montaña rusa ha llegado al final de la cuesta e inclina por fin el morro para dejar paso a la esperada excitación para la que hemos comprado la entrada.

Yo acepté la maniobra como una curiosidad y me sorprendí retorciéndome sobre la cama, gimiendo como no sabía que pudiera y aferrado al cabezal en un vano intento de mantener los pies en los estribos. No sabría decir cuánto duró aquello, si dos minutos o media hora. Sólo sé que cuando me corrí ni siquiera me di cuenta. La experiencia llevaba un rato siendo tan sobrecogedora que no supe distinguir el orgasmo que asociamos a la eyaculación del resto de sensaciones que de manera tan intensa me venían embargando desde lo que parecía el principio de los tiempos. Las mujeres tienen orgasmos múltiples; los hombres podemos tener orgasmos ininterrumpidos durante minutos. O vete a saber lo que son. El caso es que están ahí.

Cuando Albert Einstein publicó la Teoría de la Relatividad General en 1915, declaró a los asistentes: "Ahora sólo me queda montar en globo y que me metan un dedo por el culo". Al globo sólo se subió una vez.

Caballeros, yo ya he cumplido con mi parte; ahora queda todo en sus manos de ustedes. Yo me largo a montar en globo.

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.
  • El mítico "dedo en el culo"

    27 de marzo de 2008 23:43, por alvaro

    ta re piola che yo ya subi al morro varias veces ok re bueno pumba pumba

    Responde este comentario

  • El mítico "dedo en el culo"

    22 de mayo de 2009 10:17, por Kike

    Genial el artículo.... genial, genial, genial (he dicho ya que es genial?)

    Responde este comentario

    • homosexual

      11 de octubre de 2011 18:44

      el homosexual no se ase por disfrutar del sexo el hombre que se ase homosexual es porque ya tenia una tendencia a que le gustaban los homres una metida de dedo o de un consolador o de un pene no te ase cambiar de sexo no es que te metan el dedo al que le gustan las mujeres le gustan las mujeres y que disfrute del sexo en su plenitud lo ase mas hombre lo ase mas sexual lo ase mas apto para complaser a una dama porque lo disfrutan sin limites puede traer a otro hombre para que le de a su mujer y a el mientras no se bese con el otro homre sige siendo normal homre es como trer un buen consolador que se muebe con estilo para que lo disfrute su pareja y el y yo les aseguro que eso no lo hase homosexual eso lo ase saber disfrutar del sexo en su plenitud

      Responder este mensaje

  • El mítico "dedo en el culo"

    29 de mayo de 2009 06:39, por burbujita1

    hola, le hago el sexo a mi esposo y le meto los dedos en el ano, se siente muy bien....siento que le da mucho placer e igualmente se lo chupo, lo acaricio con la punta de mi lengua, desde los testiculos hasta el ano...y tambien le levanto las piernas y me queda completamente en mi boca, para jugar y ...me siento muy bien, que el disfrute con placer y tenga orgasmos....en la cama sanamente se vale todo con precaucion si no es tu pareja de confianza......hola, le hago el sexo a mi esposo y le meto los dedos en el ano, se siente muy bien....siento que le da mucho placer e igualmente se lo chupo, lo acaricio con la punta de mi lengua, desde los testiculos hasta el ano...y tambien le levanto las piernas y me queda completamente en mi boca, para jugar y ...me siento muy bien, que el disfrute con placer y tenga orgasmos....en la cama sanamente se vale todo con precaucion si no es tu pareja de confianza......€hola, le hago el sexo a mi esposo y le meto los dedos en el ano, se siente muy bien....siento que le da mucho placer e igualmente se lo chupo, lo acaricio con la punta de mi lengua, desde los testiculos hasta el ano...y tambien le levanto las piernas y me queda completamente en mi boca, para jugar y ...me siento muy bien, que el disfrute con placer y tenga orgasmos....en la cama sanamente se vale todo con precaucion si no es tu pareja de confianza......

    Responde este comentario

  • El mítico "dedo en el culo"

    9 de noviembre de 2010 22:02, por juan

    hola , respecto al tema , cuando yo andaba de novio con mi señora resulta que cuando asiaomos la relacion en el momento de preparatorio mi señora me tocaba el culo con el dedo , ami no me gustaba pero cuando paso el tiempo me empeso a gustar , no era muy seguido era en ves encuando y asi durante 20 años y aveces seguido y poray un tiempo nada , hoy en la actualidad mi señora y yo para tener relaciones pasa algunos dia y cuando llega el momento lo primero que quiero es que me mete el dedo en el culo me gusta mas que cojer a mi mujer , tengo tanta desesperacion de calentura que con un dedo no me comformo me gustaria dos o tres cuatro y aveces me refriego mi culo con la concha de mi mujer les digo que no solo quiero los dedos siento la nesecidad que me cojan que todavia no lo logre , lo que empeso con rose de dedo hoy quiero que me cojan y siguir avansando , cuando me duermo en mi sueño aparesco chupando una pija lo disfruto muchisimo que lastima que no es realidad , lo dedo no es juego no me van a decir que solo juego , ojo que les va gustar y no se van a comformar a la larga van a querer ser penetrados como me paso a mi , saludos a todos .

    Responde este comentario

    • El mítico "dedo en el culo"

      5 de febrero de 2011 17:08, por robert

      A mi me pasa lo mismo.... mi mujer me come riquisimo el culo, y usamos consolador para satisfacer mi arrechura... me excito mucho

      Responder este mensaje

      • El mítico "dedo en el culo"

        11 de febrero de 2011 20:33, por KRLA

        BUENO YO LE METO EL DEDO A MI MARIDO Y A EL LE ENCANTA CREO QUE ACABA Y LLEGA MAS RAPIDO PERO TENGO MIEDO A METERLE MI JUGUETE NO ME ATREVO DENME UN CONSEJO YO QUIERO HACERLO PERO NO ME ATREVO AYUDENME... PORFA

        Responder este mensaje

        • El mítico "dedo en el culo"

          19 de abril de 2011 06:57, por Dra. Estela Maria Cardona

          MI estimada

          HE trabajado en consejeria por mas de 2 a#os. He revisado mas de 400 casos de este tipo y te comento que el 72% de estos hombres termina teniendo una relacion con otro hombre. El deseo es tan intenso y lo peligroso del caso es que el 95% porciento de ellos llegan a fantasear que los penetran pero en lo que fantasean mas y es el climax maximo que arroja el estudio, es que ellos desean que se les llene de esperma. Esta es la fantasia clave.

          Muchos de ellos cuando pasan esa linea, simplemente pierden completamente el interes por sus novias y esposas. terminan divorciando si razon alguna y luego pasan a una etapa de remordimiento, confucion EXTREMA de identidad y muchos de ellos al frustrarse, se van quedando solos con trastornos de personalidad.

          Si tienes mas consulta esccribe a

          Dr. E.M.C.

          Responder este mensaje

    • El mítico "dedo en el culo"

      11 de octubre de 2011 18:58

      no seas maje que quieras ser penetrado no quiere desir que seas homosexual lo que pasa es que nuestro punto lo tenemos ay mientras no sueñes que te estas besando con otro hombre esta bien tu lo que deseas es ser penetrado por una pinga grande eso no te ase homosexual lo que buscas es plaser y si lo que quieres es una berga grande y jugosa buscate una pero compartela con tu mujer y disfrutenla los dos juntos

      Responder este mensaje

      • El mítico "dedo en el culo"

        11 de octubre de 2011 19:39

        la berdad es que los que entramos eneste tipo de pajinas es porque queremos saber de sexo i me imajino que para disfrtarlo ay personas como la que tiene dos años dando consejeria que entran a estas pajinas por morgo y asen comentarios como esos que los hobres se asen omosexuales pero normal mente son personas que tienen un problema con el sexo y como no lo disfrutan normal mente no quieren que los demas lo agan o son personas relijiosas que tienen sus ideas del tema pero si se isiera una encuesta y la jente contestara con la berdad porque normal mente estos temas las personas prefieren guardar esas cosas para ellos y le preguntamos a 300 homres que si les gusta que les metan el dedo te aseguro que la mayoria contestaria que no pero si los ponemos a todos y les damos dedo te aseguro que con sus reacsiones y sus caras dirian que si y con lo ecsitados asta te dirian dame mas y te aseguro que si ala consejera esa le ponemos un perrito que le mame su pucha en que diga que no tambien se ecsitaria y pensaria en un grandanes como dise ella el sexo es sexo y ay que disfrutrarlo saludos

        Responder este mensaje

  • El mítico "dedo en el culo"

    14 de junio de 2013 16:44, por let

    Me encanta, aunque ya lo sabía..jeje tengo un Folla amigo, que se lo hice el otro día por la noche, quedó flipado, anestesiado, jaja pues por la mañana me pidió que le hiciera lo mismo.

    Responde este comentario

    • El mítico "dedo en el culo"

      26 de diciembre de 2013 23:11, por artidoro

      ami tambien me encanta un dedo en el el culo cuando acemos el amor cuando estoy solo me masajeo y me dan daceos de una berga ayer me anime y fui donde transfor paresen mujeres de berda contrate uno y subimos le dije es mi primera vez no desnunamos y me tocame el guevo y listo grande y se puso un condon y me dijo chupalo y acecte pero se sentia frio lo chupe como 15 minutos que chuparlo sin condon senrtirlo pero es inplosible quisiera uno en carne viva nose para ver la diferenciaes es mi deseo y me bolteate te boy a cajer y yo le como saves que quiero y me dijo no ve a ti no se tepara y me lo miro y se abia caido me puso una crema y no no quede bien lubricado i no podia metermelo por nada era mi primera ves me eche saliva asta no desir no mas me puse delado y nada me acoste boca arriba puse mis piernas en sus hombros en en fin entro pero no senti mucho plaser pero me gusto quiero repetir pero diferente con calma es mi deseo tenerlo toda la noche parta ver despertarse y probar y cojerlo tam,bien hoy me duele mi culito pero fue bueno probar

      Responder este mensaje

      • El mítico "dedo en el culo"

        24 de enero 20:03, por Gabo

        ¡Es una maravilla!

        Mi esposa me hace unos masajes prostáticos deliciosos, me deja sin aliento, sin pensamientos, temblando, todo mojado porque las corridas son mundiales... es cuestión de atreverse y disfrutarlo. Es una tontería no gozar de semejante placer.

        Saludos

        Responder este mensaje

        • El mítico "dedo en el culo"

          3 de julio 04:48, por Dantonomoshi

          Desde que me metio un dedo y luego tres toda nuestra relacion va excelente ...y lo mejor es cuando me mete la lengua en el ano bordeando todo el perimetro y luego introduciendo la punta de la lengua en el recto.... es maravilloso.... ah y cuando se te está viniendo toda la leche te la enseñe en su lengua y se la trague chupandose los dedos

          Responder este mensaje

          • El mítico "dedo en el culo"

            8 de agosto 00:02, por Curios

            Mi amante me enseño como gozar por el culo, ahora cuando me mama siempre mete los dedos? Me hizo vestir de mujer y se puso un strap-on y me cogió com nunca, yo lo disfrute mucho aunque pensé que no podía tragarme las 8" pulgadas, fue fácil cuando ya estaba dilatado.

            Responder este mensaje

  • mexicano

    11 de octubre 06:38

    Mi esposa y yo tenemos sexo riquísimo, Aunq ella es un poco conservadora, a mi me gusta experimentar, poses, caricias,etc... He querido tener ciber sex pero ella no accede, hace poco me sorprendió mientras teníamos sexo, pues con el dedo medio de su mano derecha cuando menzo a jugar con mi ano y apresionar, al principio me sacó. De onda, sin embargo me,gusto, tanto q mibpene estaba erecto,como nunca y según ella se la metía rico. Lo hemos hecho un par de veces mas y amigos... Se siente súper rico

    Responde este comentario