Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

«El militar español que disparó a mi hermano debe ir ante la Justicia afgana»

Domingo.27 de diciembre de 2009 762 visitas - 2 comentario(s)
España ha contactado con un tío de la víctima para estudiar una compensación por su muerte #TITRE

MIKEL AYESTARAN | MADRID

Abdul Latif tenía 30 años y la mañana del día 22 de diciembre se dirigía en motocicleta a la ciudad de Herat para intentar buscar trabajo como pintor. Le acompañaba Sharaf Eddin, de 17 años, que en los últimos meses le ayudaba en cada uno de los trabajos que conseguía. De familias muy humildes, estaban obligados a abandonar la vida en el campo para poder subsistir. La víspera habían cenado juntos en Shiwasan y, de madrugada, salieron hacia la capital de la provincia.

Pocas horas más tarde Sharaf Eddin despertaba en el hospital de Herat, pero Abdul Latif no tuvo la misma suerte. En mitad del camino se encontraron con un convoy de las fuerzas internacionales que les confundieron con terroristas y abrieron fuego. Las armas de la coalición no fallaron. Siete impactos de bala acabaron con la vida del pintor.

Ese convoy tenía bandera española y se desplazaba desde la base internacional de Herat (FSB) al paso de montaña de Sabzak, el lugar en el que el pasado septiembre las fuerzas españolas acabaron con la vida de trece insurgentes que, bajo las órdenes del líder tayiko Ishan Khan, sembraban el terror entre los civiles que transitaban por el lugar. Según la nota oficial de Defensa, los españoles siguieron el protocolo establecido para este tipo de situaciones y sólo dispararon como última solución para frenar a una motocicleta que avanzaba directa hacia el convoy. El tirador del último vehículo pidió a la moto que parara, usó su puntero láser, lanzó disparos de advertencia al aire, pero no fue suficiente y finalmente abrió fuego contra los ocupantes del ciclomotor.
El convoy no se detuvo para comprobar si se trataba realmente o no de terroristas. Siguió con su camino, pero a las veinticuatro horas los mandos recibieron la notificación de que dos hombres habían ingresado en el hospital de Herat. Se trataba de los dos pintores que venían de Shiwasan.

Viuda y una hija

«El fallecido es una persona muy pobre que deja viuda, un bebé de seis meses y a su madre, anciana», asegura el portavoz de la Policía de Herat, Norkhan Nikzad, quien estuvo presente en la reunión que los oficiales afganos mantuvieron con representantes españoles para intentar aclarar un incidente de los que se producen cada día en todo el país, pero que por primera vez afecta directamente al contingente español, que nunca había matado a un civil en la misión afgana. En esa reunión el general Esmatulá Alizai, responsable local de la Policía, pidió a los españoles «más atención cuando se encuentren de patrulla y que protejan ante todo a los civiles».

El hermano del joven Sharif Eddin, herido en el incidente, también participó en el encuentro y pidió justicia. «No era un talibán. Salió a primera hora de su casa para trabajar y ganar un dinero con el que mantener a los suyos, pero fue asesinado por las inclementes fuerzas extranjeras. ¿Para qué estáis aquí, para traer la paz o para matar a inocentes? El Gobierno afgano debe llevar ante la Justicia al español que disparó», declaró con lágrimas en los ojos, según periodistas locales que pudieron entrevistar directamente al familiar del herido.
«Los mandos españoles se arrepintieron de la acción y prometieron ayudar a las familias de las víctimas aunque no aclararon la forma concreta de esa ayuda», señalan fuentes policiales afganas consultadas. Norkhan Nikzad, portavoz de la Policía, destaca la buena reacción española cuyo primer paso ha sido el de evacuar al herido al hospital de la base internacional para que pueda recuperarse de sus heridas.

Diario ABC


Tropas españolas matan a un civil afgano y hieren a otro

Los civiles, las víctimas olvidadas de la guerra de Afganistán

Un afgano prácticamente se suicida porque no entiende las normas de buena conducta de la misión de paz española

  • A ver, varias cosas.

    En primer lugar sorprende que el periódico no haya publicado ni palabra de la que podría ser la versión del afgano herido superviviente sobre cómo fue realmente el incidente. La rocambolesca versión del ministerio de defensa, completamente exculpatoria para con los soldados, me resulta altamente inverosimil.

    En segundo lugar, si toda la culpa, tal como dice el comunicado del ministerio, fue de los pintores afganos, ¿por qué entonces les van a dar una compensación?

    En tercero, si toda la culpa fue de los pintores entonces porqué, como dice el comunicado «Los mandos españoles se arrepintieron de la acción y prometieron ayudar a las familias de las víctimas.."?

    En cuarto, si ha habido un homicidio, voluntario, involuntario, imprudente, lo que sea, o asesinato, ¿lo lógico no es que eso lo resuelva un tribunal? Aquí sólo han hablado de arreglar el asunto con una especie de limosna que incluso ya veremos si llega a producirse, porque los citados mandos españoles "...no aclararon la forma concreta de esa ayuda». Los yankis a veces, que no siempre, indemnizan a alguna de las víctimas de sus brutales bombardeos con unos escasos dos o tres mil euros. A ese precio se paga la impunidad para asesinar personas entre las tropas aliadas. ¿Cuánto pagará el estado español a cambio de que sus soldados puedan seguir matando sin problemas?