Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

El gobierno comunista chino detiene en una redada a activistas marxistas

Viernes.16 de noviembre de 2018 58 visitas Sin comentarios
Son estudiantes que apoyaban reivindicaciones de trabajadores industriales. #TITRE

Los estudiantes vuelven a ser el objetivo del régimen por defender derechos laborales

R.M.

El gobierno comunista chino ha ejecutado varias redadas contra estudiantes y activistas autodefinidos marxistas y que han participado en en protestas por los derechos de los trabajadores. Al menos una docena, sobre todo estudiantes universitarios de perfiles altos, han sido detenidos.

La denuncia de la situación ha venido por parte del Grupo de Solidaridad con los Trabajadores de Jasic, un colectivo principalmente impulsado por estudiantes de la Universidad de Pekín. Estos apoyan las reivindicaciones de los trabajadores de Jasic, una empresa fabricante de maquinaria pesada en la ciudad de Shenzen, que denuncian que reciben "un trato de esclavos".

El pasado verano al menos 40 estudiantes fueron detenidos junto a 30 miembros de la plantilla de la empresa por exigir mejoras en sus condiciones. La solidaridad estudiantil también se ha extendido a los trabajadores de empresas que fabrican componentes para multinacionales occidentales como Apple o a mineros cuyas compensaciones por accidentes laborales y deterioro de salud son casi inexistentes.

Según los propios estudiantes, las últimas redadas se han producido en los domicilios de los activistas pero también en plena calle, con formas de secuestro. Es el caso de Zhang Shengye, que fue detenido cuando un grupo de hombres de la policía secreta irrumpió en el campus universitario y lo llevó a golpes hasta un coche.

El gobierno chino sigue manteniendo en sus formas una gran lealtad al proyecto comunista. Este mismo año, sin ir más lejos, celebró por todo lo alto el bicentenario del nacimiento de Karl Marx. El presidente de la República Popular, Xi Jinping, ensalzó la figura del filósofo alemán como "un guía para la humanidad". Sin embargo, en términos reales, el crecimiento económico del país se ha sustentado en la ausencia de derechos para los trabajadores, atrapados en una maquinaria de producción monstruosa.

Según los denunciantes, el gobierno pretende silenciar cualquier voz crítica con el sistema aunque parta desde los mismos postulados ideológicos. En China, la única aplicación válida del comunismo es la que hace el gobierno, imbuido desde hace años en un capitalismo salvaje sin libertades políticas. El movimiento estudiantil todavía no es representativo y sus acciones son muy limitadas. Es por ello que el régimen quiere cortar cualquier atisbo de un movimiento más amplio que amenace con cuestionar las políticas estatales.

Fuente: https://www.playgroundmag.net/now/e...

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.