Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

El ejército español se prepara para deshacerse de 50.000 militares mayores de 45 años

Miércoles.5 de septiembre de 2018 137 visitas Sin comentarios
Gajes de la profesionalización; mayor ya no sirves. #TITRE

De Irak y Bosnia al paro: 50.000 militares mayores de 45 años, al borde del despido

Fernando H. Valls

Joaquín -nombre ficticio pues todaía se encuentra en activo- tiene 41 años y lleva dieciocho años trabajando en la Armada. Ha servido en Irak, Afganistán, Bosnia y ha retirado chapapote de las cosas gallegas tras el desastre del Prestige. Su última misión fue en Somalia, en la ’Operación Atalanta’, luchando contra la piratería en el Índico. Pero su vida laboral en las Fuerzas Armadas tiene fecha de caducidad. Cuando cumpla 45 años deberá abandonar su puesto de trabajo y marcharse a la cola del SEPE, el antiguo Inem, en busca de un nuevo futuro. Como Joaquín se encuentran más de 50.000 militares.

Las cifras oficiales de las que dispone la subsecretaría de Defensa, y a las que ha tenido La Información, ofrecen una idea de la dimensión del problema. En los próximos veinte años un total de unos 53.000 militares rasos se quedarán en el paro al cumplir los 45 años. Habrá de media cada año más de 2.500 familias que se quedarán sin empleo, siendo los años 2027 y 2029 los momentos con bajas más severas (4.218 y 4.335 afectados, respectivamente). Además, solo en esta legislatura 3.129 soldados se quedarán sin trabajo, coincidiendo con un periodo en el que la creación de empleo se está ralentizando.

Militares que serán despedidos al cumplir los 45 años.

Las Fuerzas Armadas, por tanto, se convertirán en una "máquina de fabricar parados" en los próximos años. El partido que más está luchando contra esta problemática es Unidos Podemos. "Para nosotros los problemas de la gente son nuestra prioridad", explica Juan Antonio Delgado. "Por eso estamos luchando contra esta injusticia", añade el diputado que, además, es guardia civil en excedencia. De momento hay en marcha una subcomisión en el Congreso que puso en marcha el PSOE mientras estaba en la oposición y que ya se está alargando durante dos años (se puso en marcha en 2016).

Podemos ha propuesto a través de una Proposición No de Ley (PNL) paralizar todos los despidos en el Ejército de Tierra, Aire y Armada mientras se encuentra una solución, pero Defensa no está haciendo caso a la iniciativa, que fue apoyada por PSOE y Ciudadanos. De esta forma, la sangría de despidos en los tres ejércitos continúa día tras día. Solo este 2018 serán despedidos más de 500 militares y el año que viene serán 1.000 los afectados. Y solo durante este verano 87 profesionales se han quedado en paro.

El problema de estos más de 50.000 militares es un ’vacío’ en la la Ley de Tropa y Marinería, aprobada durante el Gobierno de Zapatero en 2006. En dicha legislación se contemplaba la posibilidad de que los militares rasos pudieran homologar su trayectoria en el Ejército, pero dicha equiparación académica para la escala de tropa no se ha desarrollado con el Ministerio de Educación. De esta forma, los militares de base que no han ascendido por diferentes circunstancias durante sus años en las Fuerzas Armadas se quedarán en el paro sin título alguno y con un horizonte laboral complicado. Se da la circunstancia, además, de que la franja de edad que comprende a los mayores de 45 años es una de las más golpeadas por el desempleo.

Los militares que firmaron su compromiso con las Fuerzas Armadas hasta los 45 años sabían desde el primer día que cuando cumplieran esa edad tendrían que abandonar su trabajo. Han tenido unos años para poder ascender y, de forma paralela, garantizarse una plaza. En sus manos estaba, por tanto, amarrar su futuro laboral. Pero hay militares que no han podido, por circunstancias personales, ascender en este tiempo. Joaquín, por ejemplo, tuvo un hijo con parálisis cerebral y se volcó en el cuidado de su pequeño. Algo similar le ocurrió a María -identidad que tampoco es real-, legionaria en activo, que ha superado un cáncer y a quien ahora no le queda tiempo para ascender.

Entre los más de 50.000 afectados por estos despidos inminentes hay militares de todo tipo. Muchos han servido a España en misiones de paz, han recibido cruces al mérito militar y otros reconocimientos, distintivos OTAN... Y se van a quedar en la calle con veinte años de experiencia, pero con un horizonte profesional y personal en el aire. Para conseguir un futuro laboral digno para estos militares nació la iniciativa #45sindespidos, que amenaza con manifestaciones masivas en las calles si no reciben respuestas por parte del Gobierno.

Fuente: https://www.lainformacion.com/espan...

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.