Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

"El ejército devora nuestros recursos"

Viernes.1ro de febrero de 2013 434 visitas - 2 comentario(s)
Tortuga protestó contra el gasto militar en un comedor social de Alacant. #TITRE

Desde la oficina de Bankia nos hemos dirigido al comedor social “La Sal de la Tierra”.

En la puerta del edificio,y por tercera vez a lo largo del día, hemos escrito el mensaje de la pancarta que nos iba a acompañar: “El ejército devora nuestros recursos”.

Aquí hemos podido conversar con la gente que acudía sobre la conveniencia de no derrochar nuestra riqueza y energía en guerras y ejércitos: en muerte y destrucción. Sí podríamos invertir nuestras fuerzas y nuestros recursos en cubrir las necesidades de la gente y construir una sociedad más justa. Todo esto lo explicábamos también en nuestras octavillas.



Después de conversar amablemente con las personas que trabajaban voluntariamente allí, hemos decidido quedarnos a comer. Y la comida estaba bastante buena, eh.

Después de alimentarnos y convivir con la gente que acudía al comedor, nos hemos retirado para ultimar los preparativos de la última acción del día.




Manifiesto:

El ejército devora nuestros recursos

  No hace falta recurrir a los números para corroborar lo que observamos y vivimos en el día a día: cada vez hay más gente que requiere de los servicios del estado y éste, por momentos, se muestra menos capaz de suministrarlos.

  Sí puede que necesitemos números para comprender lo que se nos oculta desde el poder y, por tanto, no llega a nuestros sentidos. El dinero invertido en cada uno de los 87 aviones Eurofighter o de los cuatro submarinos S-80 que pretende comprar el ejército español equivale a las drásticas reducciones de los presupuestos de Sanidad y Educación respectivamente. Con el precio de cada uno de los 24 helicópteros Tigre que adquirirá el estado se podría asumir durante años la atención social a no menos de 30 000 personas en extrema necesidad.

  Parece ser que para algunas cosas hay dinero, pero para otras no. Y no somos las personas de a pie —precisamente las que con nuestras manos y nuestras mentes hemos generado la riqueza— las que decidimos en qué gastarlo. Los políticos de un sistema supuestamente democrático deciden que lo mejor para las gentes que no tienen asegurado su pan o su techo es invertir en un ejército que causa muerte y dolor en otros países. Quizá nos toque empezar a decidir a nosotros.


L’exèrcit devora els nostres recursos

No cal recórrer a les xifres per corroborar allò que observem i vivim en el dia a dia: cada vegada hi ha més gent que requerix dels serveis de l’estat i aquest, per moments, es mostra menys capaç de subministrar-los.

Sí pot ser que ens calguen les xifres per a comprendre allò que se’ns oculta des del poder i, per tant, no arriba als nostres sentits. Els diners invertits en cadascun dels 87 avions Eurofighter o dels quatre submarins S-80 que pretén comprar l’exèrcit espanyol equivalen a les reduccions dels pressupostos de Sanitat i Educació respectivament. I amb el preu de cadascun dels 24 helicòpters Tigre que adquirirà l’estat es podria assumir l’atenció social a 30 000 persones en extrema necessitat.

Sembla que per a algunes coses hi ha diners, però per a altres no. I no som les persones del carrer —de fet les que amb les nostres mans i les nostres ments hem generat la riquesa— les que decidim en què gastar-lo. Els polítics d’un sistema en teoria democràtic decidixen que el millor per a les gents que no tenen assegurats el seu pa o el seu sostre és invertir en un exèrcit que causa mort i dolor a moltes persones. Potser hauríem de començar a decidir nosaltres.

Amb el preu de cadascun dels 24 helicòpters Tigre que adquirirà l’estat es podria assumir durant anys l’atenció social a no menys de 30 000 persones en extrema necessitat.

  “Dos mil morirían en un año por el precio de un minuto militar. ¡Cuántos dejarían de ser esclavos por el precio de una bomba al mar!"
(León Gieco)


Más acciones de Tortuga en el Día de la Paz y la Noviolencia:

Alacant: miembros de Tortuga desalojados con violencia de El Corte Inglés

Acto en la prisión de Foncalent: "La cárcel no es la solución. La cárcel destruye a las personas"

Denuncia de las inversiones armamentísticas de la banca ante una sede de Bankia en Alacant: "La banca está manchada de sangre"

Fiesta de colofón del Día de la Paz y la Noviolencia


Más sobre Tortuga

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.
  • "El ejército devora nuestros recursos"

    2 de febrero de 2013 01:59, por Pablo

    Decir que los amigos cristianos evangélicos que llevan este comedor solidario y autogestionario para gente sin recursos, ni nos conocían, ni nos esperaban, y en un principio se encontraron un tanto incómodos al toparse con una acción política en su comedor. Eso no les impidió invitarnos a comer, por un euro por persona, que era simbólico y opcional. La comida estaba muy buena y estas personas se comportaron de forma cálida, y sobre todo al final, cuando ya, al parecer se sentían más tranquilas, llegaron a estar incluso a gusto con nosotros (era mútuo) y a comentarnos muy encarecidamente su apoyo a nuestros anhelos antimilitaristas.

    Responde este comentario