Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

’El conflicto árabe-israelí. Una aproximación bíblico-histórica’

Miércoles.19 de mayo de 2010 12630 visitas - 37 comentario(s)
Plácido Ferrándiz #TITRE

Publicamos en nuestra web este artículo que nos ha enviado el antiguo miembro del Grupo Antimilitarista Tortuga, Plácido Ferrándiz. Hay que decir que el grupo como tal, y cada uno de sus integrantes en particular no compartimos en absoluto y nos desmarcamos por completo de la mayoría de las afirmaciones que contiene y de la visión de Plácido sobre el conflicto árabe-israelí, así como de sus postulados religiosos.

La razón de que publiquemos un texto con el que nos encontramos en un desacuerdo tan profundo es por la amistad que aún hoy nos une a su autor -más allá de las ideas y creencias de cada cual- y porque al fin y al cabo nunca se pierde nada conociendo otras formas de ver las cosas y teniendo la oportunidad de contrastar y debatir sobre ellas.

A continuación publicamos el extracto, y abajo del mismo el documento completo en pdf para quien lo quiera descargar. Nota de Tortuga.


Artículo crítico con esta visión de las cosas, también publicado en Tortuga:

El fundamentalismo cristiano y la redención de Medio Oriente


Extracto del ensayo
’El conflicto árabe-israelí. Una aproximación bíblico-histórica’

Plácido F.

ÍNDICE

I. Consideraciones previas 1
1. Un asunto complejo
2. Aclaración para no cristianos

II. Un primer acercamiento histórico al conflicto 2
1. El sionismo
2. Medio Oriente entre las dos grandes guerras
3. La proclamación del Estado de Israel (1948)
4. Primera agresión musulmana contra Israel: ’recibiendo’ al recién nacido (1948)
5. Segunda agresión musulmana contra Israel: la guerra del Sinaí de 1956
6. Tercera agresión musulmana contra Israel: la guerra de los 6 días de 1967
7. Cuarta agresión musulmana contra Israel: la guerra del Yom Kippur de 1973
8. La buena voluntad de Israel: Tratado de paz con Egipto y devolución de la península
del Sinaí.
9. El ataque de Israel al sur del Líbano (2006).
10. Operación ’Plomo fundido’ de Israel contra Gaza (2008-2009).
11. El caso Ariadna Jové (2010). Más leña para el fuego de la propaganda anti-israelí.
12. Algunas reflexiones y conclusiones.
13. El interesado mito de un estado árabe ’palestino’. Reseña histórica.

III. Un segundo acercamiento bíblico-histórico al conflicto 21
1. Raíces religioso-familiares del conflicto
2. Dios y la violencia. Algunas claves importantes para comprender al Dios bíblico.
3. La historia de Israel profetizada
- 3.1 El pecado de Israel: causa de su exilio y dispersión.
- 3.2 Profecías acerca del retorno de Israel, su restablecimiento y el conflicto con
sus vecinos.
- 3.3 Borrar a Israel del mapa: un idea antigua. El pacto de Hamás.
- 3.4 ’La controversia de Sión’
- 3.5 Profecías acerca del futuro próximo de Israel en los acontecimientos finales de
esta era.

IV. Epílogo: entonces ¿cuál es mi posición en este conflicto? 56

Bibliografía usada o consultada.

I. CONSIDERACIONES PREVIAS

Un asunto complejo

A nadie se le oculta la complejidad del conflicto existente en el Cercano Oriente. Factores políticos, económicos, históricos y religiosos se entrecruzan; las noticias que llegan son a menudo interesadas y distorsionan la realidad de las cosas, más que aclararla. Un acercamiento imparcial y objetivo al problema parece imposible, dada la importancia de los asuntos que están en juego para uno y otro partido, e incluso para los ’observadores’:

 Israel reclama su derecho a existir en la tierra de sus ancestros y a defenderse de la amenaza árabe-musulmana;

 Los países árabes-musulmanes se oponen desde el principio a la existencia del Estado de Israel como una usurpación y reclaman esa tierra para el denominado ’pueblo palestino’;

 Los países occidentales -y orientales- tienen una elevada dependencia del petróleo de los países árabes, y por tanto, importantes intereses geo-estragégicos en la región.

El tema me desborda completamente, pero el ambiente general y algunos amigos en particular me piden adhesión a ’la causa palestina’ y la condena de Israel, así que me veo en la necesidad de intentar una aproximación (al menos comenzarla) para fundamentar mi posición como cristiano ante este asunto.

Para ello me ha parecido imprescindible un primer acercamiento al conflicto revisando los acontecimientos históricos de las últimas décadas implicados en el mismo.

Pero no pasa desapercibido para cualquier observador que este asunto tiene un componente religioso importante. Desde el punto de vista bíblico, Israel juega un papel central en el desenlace de la presente era de la Historia Humana, por eso, como cristiano que soy, en un segundo momento completo y profundizo el primer acercamiento introduciendo el factor bíblico-profético en el análisis del conflicto.

Hasta hace poco por la inercia del ambiente yo era acríticamente partidario de ’la causa palestina’, hasta que la Palabra de Dios ha empezado a renovar mi percepción de este asunto... Por supuesto, estoy abierto a revisar cualquier dato o afirmación que no se ajuste a la verdad de los hechos históricos o al mensaje bíblico.

Aclaración para no cristianos

Yo no puedo dejar a un lado mi fe en el Dios de Jesucristo a la hora de comprender las cosas que pasan en el mundo, y menos lo que pasa en Israel.

Pero quisiera llamar la atención sobre una cosa: a la hora de acercarnos a la realidad y los acontecimientos para interpretarlos y comprenderlos, es claro que no todos partimos desde los mismos presupuestos, ¡pero todos partimos de ciertos presupuestos/creencias!. Algunos partimos de unos presupuestos cristianos, otros ateos o agnósticos, otros marxistas o anarquistas, capitalistas, liberales, ilustrados, nihilistas, post-modernos... Esto, que es una obviedad y forma parte del pluralismo, no está de más recordarlo, pues muchos se escandalizan de que algunos hablemos desde nuestra condición creyente. Por tanto para la lectura de este estudio, como para la comprensión del conflicto árabe-israelí, es importante tener en cuenta que la Biblia y el Corán son dos libros por los que se guían miles de millones de personas en todo el mundo, nos guste o no, estemos de acuerdo o no con lo expresado en dichos libros. De la misma forma, es importante darse cuenta de que nadie está libre de pre-supuestos (suposiciones previas), ni existe la objetividad pura (ni siquiera para la ciencia). A lo más que podemos aspirar es a hacernos conscientes de nuestras presuposiciones y tomar decisiones críticas respecto de ellas.
El autor de este estudio no oculta su propio punto de partida, consciente y libremente asumido: soy seguidor del Dios y Padre de Jesús de Nazaret (un judío, por cierto), por tanto, es mi opción asumir como propios sus paradigmas, sus criterios de valoración y de juicio, tal como han quedado registrados en las Escrituras Sagradas judeo-cristianas, a las cuales reconozco como Palabra de Dios.

Desde esta perspectiva, los únicos actores de la Historia Humana no son sólo los hombres y las naciones, con sus intereses, estrategias, ideologías y religiones. El Dios vivo también tiene sus propósitos respecto de la Historia Humana, y un Rey o Gobernante nombrado por Él para llevarlos acabo (eso significa ’mesías’ -en hebreo- y ’cristo’ -en griego-), el cual es Jesús de Nazaret, el Hijo del Dios viviente hecho hombre. Por lo que para comprender el conflicto en Oriente Próximo no es posible -ni sensato- obviar la presencia e intervención del Dios de Jesús, ni prescindir de Su derecho y Sus razones, siendo como es el Creador tanto del mundo como del pueblo de Israel, por lo que recibe también el nombre de ’El Dios de Israel’.

Un par de aclaraciones más: cuando en este escrito hablo de ’los cristianos’ o de ’la Iglesia’, no me refiero a las organizaciones o instituciones eclesiásticas, ni a la ’cristiandad sociológica’ que no ha hecho una opción sincera por Jesucristo, sino al conjunto de los genuinos seguidores de Jesucristo, se encuentren en la confesión, denominación o ámbito eclesiástico que se encuentren.

Y cuando hablo de Israel, me refiero en cuanto nación, individualmente puede haber judíos incluso entre los poderes contrarios a Israel, así como también muchos se convirtieron y se siguen convirtiendo a Jesús y forman parte de Su Iglesia.

II. UN PRIMER ACERCAMIENTO HISTÓRICO AL CONFLICTO.

Los medios de comunicación dominantes presentan una visión fragmentada, descontextualizada, no se cuenta la historia entera. Israel aparece como un estado usurpador de la tierra de otros, que apoyado por EEUU/ONU desarrolla cruelmente sus planes expansionistas aplastando con su superioridad militar al pueblo palestino, que se defiende como puede, con menos medios, por medio de la resistencia armada de Hizbolá (Líbano), Hamás (Franja de Gaza), Fatah (Cisjordania)... Yo lo he experimentado en mí mismo, más o menos esa es la imagen que me llegaba, y me he llevado una sorpresa al contrastar y enriquecer mi información.

1. El sionismo

Como consecuencia de las persecuciones y holocaustos milenarios por parte de las naciones contra los judíos (Egipcios, Asirios, Babilonios, Sirios, Seleúcidas (griegos), Imperio Romano, Iglesia católico-Romana en Europa en la Edad Media, los zares rusos y sus pogromos o matanzas de judíos en el siglo XIX, el incipiente nazismo, etc. etc.) algunos judíos se plantearon la necesidad de definir su identidad en el mundo moderno y la necesidad de establecer a los judíos en su ancestral ’Eretz Israel’, Tierra de Israel. Fue el origen del llamado ’sionismo’ en el s. XIX.

(…) La propaganda antisemita se ha encargado de deformar la imagen del sionismo presentándolo como un monstruo que conspira secreta y malévolamente para hacerse con el dominio del mundo (aunque también hay judíos entre la élites que gobiernan el mundo en la sombra). A ello ha colaborado principalmente la publicación del libro ’Los protocolos de los sabios de Sión’ en 1905 en Rusia por Sergei Alexandrovich Nilus.

(…) Cuando empezó el movimiento sionista no existía ninguna nación árabe ’palestina’. Desde el s. XVI la mayor parte del mundo árabe, incluida Palestina, permaneció bajo el dominio del Imperio Otomano (turcos) hasta la Primera Guerra Mundial. La recién formada Sociedad de Naciones explícitamente dio la autoridad a los ingleses para gobernar Palestina (que incluía Transjordania, actual Jordania) e Iraq (Mandato Británico 1920-1946).

(…) ISRAEL NO ESTÁ HACIENDO NADA QUE NO HARÍA CUALQUIER OTRO PAÍS DEL MUNDO SI SU ESTADO FUERA ATACADO O AMENAZADO DE IGUAL FORMA. (…)

El 29 de Noviembre de 1947 La Asamblea General de las Naciones Unidas votó con 2/3 la partición de Palestina (lado occidental del Jordán) en un estado judío y otro árabe (el 23º), dejando a Jerusalén como una ciudad internacional. Los judíos recibían el 54% del territorio (incluyendo el desierto del Néguev, que suponía el 45% de la superficie de todo el país). El Estado de Israel fue proclamado el 14 de mayo de 1948, de acuerdo con la legalidad internacional (plan de partición de la ONU 1947, resolución 181), Los israelíes aceptaron el plan, mas los árabes lo rechazaron. (…) 4. Primera agresión musulmana contra Israel: ’recibiendo’ al recién nacido. La Liga Árabe, a través de su secretario general, Azzam Pachá, lanzó esta advertencia anunciando la inminente invasión árabe: «Será una guerra de exterminio, una terrible matanza, comparable a los estragos de los mongoles y a las Cruzadas.» El futuro jefe de la resistencia palestina, Ahmed Chukeiry, afirma que la invasión tiene como objetivo «la eliminación del Estado hebreo». La universidad islámica de el Cairo proclama la guerra santa contra el sionismo. Y el gran Mufti de Jerusalén, Haj Amin al Hussini, declaró también la guerra santa diciendo: ’Hermanos musulmanes ¡maten a los judíos!. Menos de 24 horas más tarde de la proclamación de Israel como estado, saltándose -ellos primero- la resolución de las naciones Unidas, los ejércitos regulares de Egipto, Jordania, Siria, Líbano e Irak, apoyadas por voluntarios libios, saudíes y yemeníes, comenzaron la invasión del recién proclamado Estado judío, forzando a Israel a defenderse. ¡Ningún país protestó por el ataque, al contrario, las protestas fueron contra la legítima defensa de Israel!.

(…) Los árabes que salieron de sus casas engañados con la promesa de sus "libertadores" invasores de que pronto no quedaría ni un solo judío en Palestina, aún hoy continúan exiliados y hacinados en sus campamentos de refugiados y sin recibir ayuda humanitaria (si para sus fines terroristas) de sus riquísimas y poderosas naciones hermanas: así nace el problema de los refugiados "palestinos".

(…) Las tierras del oeste del Jordán y Gaza se encontraban entre 1948 y 1967 bajo dominio árabe, es decir, jordano. Si hubiera existido una cuestión palestina en el sentido actual ¿por qué entonces no se les dio un estado mientras se encontraban bajo dominio árabe? Porque ellos nunca fueron reconocidos como pueblo independiente, sino que como árabes pertenecían a Jordania, a Siria o a otros países. El nombre ’palestinos’ surgió recién en el año 1964, cuando el comité mayor árabe pidió a la Liga Árabe a favor de Palestina se le otorgase la formación de una Organización de Liberación de Palestina (OLP). Acerca de esto escribió el semanario egipcio El Mussawar: “Un nación palestina es el resultado del avance de una planificación, ya que el mundo difícilmente aceptaría una guerra de cien millones de árabes contra una pequeña nación israelí”.

(…) Israel hace frente a un enemigo especial: El fundamentalismo islámico, que ha jurado literalmente (y en muchísimas ocasiones) "destruir Israel y echar a todos los judíos al mar". No estamos hablando de una guerra normal o de un conflicto como tantos otros que desgraciadamente se dan en otras zonas "calientes" del globo, aquí no se trata de otra cosa que de una guerra de supervivencia donde el pueblo de Israel se juega el desaparecer para siempre de la faz de la tierra en un holocausto que dejaría el de Hitler en una mera anécdota.

(…) El conflicto no se va a solucionar por dar más o menos tierra a ’los palestinos’, por crear un estado palestino o cualquier otra negociación con Israel. No es que Israel sea provocativo; el que Israel sea es provocativo (George Will, columnista del Washington Post.1).

(…) Los palestinos están divididos, ¿con quién negocia Israel la paz? Si los fundamentalistas islámicos de Hamás dan un golpe de estado a la Autoridad Nacional Palestina y asesinan a ’los moderados’ que están dispuestos a dialogar con Israel, ¿qué puede hacer Israel?. No estamos contra los árabes, estamos con los árabes contra la ideología criminal que ha secuestrado la religión islámica. Los desgraciados refugiados árabes (a los que ahora llamamos "palestinos") son usados por ese islamismo fundamentalista como carnaza contra Israel, que empuja a sus hijos a hacerse estallar con una carga de bombas matando indiscriminadamente al máximo número de víctimas inocentes posible.

(…) 13. El interesado mito de un estado árabe ’palestino’. Reseña histórica. Además de lo anterior, y ante la pretensión musulmana de reivindicar el concepto de ’pueblo palestino’, será útil hacer una pequeña reseña histórica del asunto para verificar que nunca hubo un estado árabe ’palestino’ en la tierra de Israel. Israel no le ha quitado la tierra impunemente a ningún país árabe, estado o nación llamada ’Palestina’.

(…) III. UN SEGUNDO ACERCAMIENTO BÍBLICO-HISTÓRICO AL CONFLICTO. EN ESTE CONFLICTO NADIE SENSATO DEBERÍA OBVIAR QUE DIOS TIENE UN ESPECIAL COMPROMISO DE FIDELIDAD CON ISRAEL.

“Por un momento, en un arrebato de enojo, escondí mi rostro de ti; pero con amor eterno te tendré compasión —dice el SEÑOR, tu Redentor—“ (Is 54:8).

(…) Para los cristianos genuinos y coherentes (no hablo de la cristiandad nominal, ni de los países supuestamente ’cristianos’, ni de la supuestamente ’cristiana’ civilización occidental), el ejercicio de la violencia no es una opción en ninguna de sus formas. Nuestro Maestro y Rey nos dejó enseñado que no debíamos resistir al malo, que debíamos amar incluso a nuestros enemigos, y devolverles bien por mal, como nuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos. Jesucristo mismo, siendo quien era, se dejó colgar en una cruz mientras perdonaba a sus verdugos. (,,,) ...en el ámbito donde se reconoce el gobierno de Dios y su Cristo, es decir: la Iglesia, la violencia no tiene lugar. Pero desgraciadamente las demás naciones del mundo todavía no reconocen a Jesucristo ni aceptan voluntariamente su gobierno, por lo que siguen haciendo su historia a base de violencia; igualmente Israel. (…) De todos modos, Dios gobierna igualmente en todo ese ámbito en el que es rechazado (sí, Dios interviene en la Historia), pero teniendo que contar con la violencia existente. Por eso, aunque como cristiano no participo de la violencia, soy consciente con temor y reverencia de que otro de los nombre de Dios es ’Yhaveh Sebaoth’: el Señor de los ejércitos...

...aunque la biblia habla de que Israel fue descartado transitoriamente por Dios debido a su incredulidad y rechazo de Jesús el Mesías, pero anuncia también que eso no iba a ser para siempre; que así como Dios había levantado su mano para herir, la levantaría para curar, que así como los había esparcido a los cuatro vientos, los reuniría de nuevo en su tierra sin que nadie los espantara, pero después del ’parto’(…) Israel está en parto en este momento: las profecías sobre Israel en los últimos tiempos han empezado a cumplirse, ya ha ocurrido su retorno y re-establecimiento en la tierra que le fue prometida por Dios (1.948), la recuperación de Jerusalén (1.967. Aunque devolvió la parte este a Jordania, que luego la cedió a Arafat), su conflicto con los países vecinos (cumpliéndose actualmente), y la creciente oposición de muchas otras naciones (también empezando a cumplirse); está profetizado que Israel como nación reconocerá a Jesús como su Mesías, que esto ocurrirá al experimentar su salvación frente a una formidable oposición de todas las naciones buscando su destrucción (será patente a todo ojo que Dios pelea por ellos), que su conversión a Jesucristo traerá mucha bendición al mundo, y que Dios hará la reconciliación de los países ahora en conflicto. Estas cosas han empezando a suceder delante de nuestros ojos, y son las ’señales de los tiempos’ que nos hablan de que estamos entrando en los últimos días, de que el también anunciado regreso del Mesías en poder para instaurar su Reino en la Tierra está ya muy cerca.

IV. Epílogo: entonces ¿cuál es mi posición en este conflicto?

Lamento de corazón el sufrimiento y la muerte ejercida y sufrida por ambas partes. Como seguidor de Jesús amo tanto a los israelitas y a los árabes palestinos, oro para que ambos pueblos reconozcan al Mesías de Dios, sean salvos y se reconcilien en el NUEVO HOMBRE, JESUCRISTO, que derribó en su carne la barrera de la división, es decir, la hostilidad... por medio de la cruz, dando muerte en ella a la enemistad. Y vino y anunció las buenas nuevas a los que están cerca y a los que están lejos; y en quien no hay árabe ni judío, sino que Cristo es todo y en todos (Ef 2; Col 3:9-11).

Lamento que el mundo desconozca y/o desoiga las razones de Dios, el derecho de Israel a poseer en paz la tierra que le fue dada por el Dios que creó los cielos y la tierra.

Denuncio que Satanás está engañando y utilizando la religión, la política, la economía, los mass media... para congregar todas las naciones contra Israel y contra el Cristo de Dios. No caiga el lector en esa trampa.

Y termino orando por la paz de Jerusalén como manda la Escritura:

“Orad por la paz de Jerusalén:
Que vivan en paz los que te aman.
Haya paz dentro de tus murallas,
y seguridad en tus palacios.
Por amor de mis hermanos y de mis amigos
diré ahora: Sea la paz en ti.
Por amor de la casa del SEÑOR nuestro Dios procuraré tu bien”.

(Salmo 122)


El conflicto árabe-israelí

Artículo crítico con esta visión de las cosas, también publicado en Tortuga:

El fundamentalismo cristiano y la redención de Medio Oriente

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.
  • ¿Hasta cuándo nos seguiremos creyendo el cuento del agresor agredido, que practica el terrorismo porque tiene derecho a defenderse del terrorismo?

    Eduardo Galeano, hablando de Israel

    Responde este comentario

  • Tras leer este artículo, creo que el autor debe tomarse algo que le haga digerir lo dicho, para ir lo antes posible al water. Alguien me comentó hace tiempo que "hay más fuera que dentro".

    Responde este comentario

  • Mis opiniones sobre el artículo:

    La descripción histórica

    - La enumeración de datos que se acomete sobre acontecimientos históricos sucedidos en los últimos 2.000 años en la región actualmente llamada Palestina me parece de juzgado de guardia. La Historia no se escribe acumulando fechas y nombres sino relacionando circunstancias. Es imposible hacerse la más mínima idea de lo que ha pasado en un lugar y momento histórico determinado si no se analizan solventemente datos económicos, sociales, demográficos, simbólicos etc. (incluso semióticos, como se dice en el artículo de más arriba). Hoy en día solo muy rancios autores de ideología muy conservadora y en general bastante descalificados como científicos por la historiografía, escriben del modo en que se ha hecho aquí.

    - En este caso la “revisión” histórica que se hace es de un tendencioso que me conmueve. Es la típica reescritura de la Historia que se hace interesadamente desde una idea preconcebida y persiguiendo el fin de cambiar el esquema mental de la gente con respecto a alguna realidad del presente. Como es bien conocido, todas las dictaduras –de unos y otros signos- han hecho precisamente eso.

    - Como –tengo toda la sensación- se está escribiendo Historia sin curiosidad científica ni afán de conocer sino con el único objetivo de apuntalar unos determinados argumentos, la investigación (más bien recopilación) está terriblemente viciada. Se van acumulando cronológicamente ordenados los datos que se piensa que van dando la razón obviando completamente aportar información alguna que contradiga el esquema que se va bosquejando o que simplemente trate de llenar algo las mil lagunas que van quedando. Por ejemplo los datos aportados sobre la evolución de la composición étnica en el territorio estudiado y en el periodo de 2.000 años abarcados son incompletísimos y en ocasiones muy incongruentes. Otras veces se resuelven en diez líneas periodos de cuatro siglos que al parecer no le interesan al argumento. (Solo son un par de ejemplos). Se llega incluso a ofrecer datos que son eminentemente falsos (me está viniendo a la cabeza, como botón de muestra, lo que se dice sobre los árabes que se quedaron en Israel y obtuvieron la ciudadanía, y que muy al contrario de lo afirmado, hoy son ciudadanos de tercerísima clase y sufren todo tipo de discriminaciones).

    Cosas que faltan

    - Aunque alguna se cita muy de pasada, no se analizan en absoluto cuestiones que tienen que ver con descolonización, con política hegemónica imperial de EEUU (del que el estado de Israel es poco menos que un portaviones nuclear varado en una zona de primerísimo papel estratégico), con temas de control del petróleo, las rutas, la demografía árabe, la banca mundial (con fuerte presencia judía y gran impulsora del estado de Israel)… La posición estratégica de Israel en la guerra fría, cerrando el flanco sur de la URSS y mil cosas más sin las que nada de este problema se entiende…

    - No se habla de las diferentes posiciones existentes dentro de la propia nación judía con respecto al estado de Israel.

    - Tampoco se analiza el momento y los precedentes de la fundación del estado de Israel para conocer cuáles fueron las claves causales de ese hecho y en ese momento.

    - El análisis realizado sobre la violencia que usan unos y otros es, a mi juicio, simplista, moralizante (de moralina), falto de rigor y absolutamente parcial.

    Las fuentes

    - Aparte de los datos concretos de sucesos y fechas, que se indican importados de una enciclopedia virtual, una parte significativa de las afirmaciones y datos colocados sobre la mesa acerca de hechos sucedidos hace menos de 50 años proceden de páginas web adscritas a la causa israelí o en su defecto a autores de iglesias cristianas políticamente ultraconservadoras (me he dado una vuelta por algunas de las webs citadas y he llegado a esa conclusión) simpatizantes con esa causa. Es decir, se está escribiendo historia contemporánea, y concretamente la de un cruentísimo conflicto que se está dando en estos momentos, utilizando como única fuente la versión de una de las dos partes implicadas. Sin comentarios.

    Las versiones

    - En la parte histórica, y concretamente en la que aborda las dos últimas operaciones militares del estado de Israel contra los refugiados palestinos, se están utilizando punto por punto todas las afirmaciones que ese mismo estado emplea para justificar su agresión genocida contra la población civil palestina. Se asume el discurso oficialista israelí bajo el que tales políticas se vienen implementando en la actualidad y seguramente en el futuro. Se dan por ciertos y se repiten algunos datos cuantitativos sobre los efectos de la lucha armada palestina que proceden directamente del gobierno de Israel. Datos que muchos de ellos están exagerados, deformados o simplemente inventados. Sobre ello hay abundante documentación de todo tipo de instituciones de derechos humanos. Muchas de ellas neutrales. Muchas internacionales. Muchas de ellas integradas por israelís y judíos convencidos a los que su honradez personal no les deja ser cómplices de las políticas genocidas (sí genocidas) de sus gobernantes. En este escrito sobre la historia de Israel brilla por su ausencia cualquier referencia mínimamente seria a estas otras versiones. Me llama la atención tan clamorosa falta de contraste en un escrito que pretende servir de base para un diálogo. Recomiendo complementar un poco la visión expuesta de los hechos leyendo algunos artículos de este amplio compendio: http://www.grupotortuga.com/+-Palestina-Israel-+

    Las conclusiones

    - Creo que en este conflicto el autor ha tomado partido, y por ello ha perdido la objetividad. Aunque al final hay una especie de apelación buenrrollista a “la paz y el entendimiento” –siempre dentro de una imprescindible conversión de palestinos e israelíes al tipo de cristianismo concreto que profesa el autor- subyace un deseo de culpar a unos y disculpar a otros, aunque sea de forma relativa. Ello le ha llevado a distorsionar completamente una investigación histórica y a asumir acríticamente un montón de dudosos datos que se ofrecen como base a la argumentación. Y que conste que yo no soy un ciego defensor ni de la causa palestina, ni mucho menos de la mayoría de sus métodos. Como tampoco creo que los judíos sean el diablo. Pero una gran parte de las afirmaciones del artículo me parecen de un sesgo digno de determinadas televisiones y radios a la derecha de la derecha.

    - Por cierto, que esa conclusión tan subrayada con mayúsculas y negrita de “Israel no hace nada que no haría cualquier estado en su situación” me parece muy poco solvente (mal de muchos…) amén de que implícitamente está reconociendo y dando carta de naturaleza a un status quo mundial bastante más que cuestionable. No pocas guerras se han justificado en su inicio con argumentos similares. Como alguien dice arriba citando a Galeano “¿Hasta cuándo nos seguiremos creyendo el cuento del agresor agredido, que practica el terrorismo porque tiene derecho a defenderse del terrorismo?”

    - Llego a la conclusión de que el objetivo principal de todo este esfuerzo historiográfico no es otro que el de llegar a la parte bíblica para poder hablar de lo que realmente debe de ser la cuestión clave para el autor: la elección por parte del Dios cristiano de Israel como su “pueblo elegido” y por ende su “derecho (también) histórico” a su territorio originario (consagrado como legítimamente suyo y de nadie más por la misma Biblia, la cual queda convertida por el autor en última palabra en esta conversación). No dejan de llamarme la atención determinadas citas de tipo milenarista que pretenden ver en el establecimiento del estado Israel y en el progresivo arrebato de suelo palestino, el cumplimiento de determinadas “profecías”. Cuando se conoce el documento íntegro se comprende mejor la parte histórica “profana” del mismo. Dado que la Biblia es el referente máximo para conocer las cosas (en ocasiones incluso se ha tirado de la Biblia como fuente de conocimiento histórico en este documento), la Historia por fuerza ha de cuadrar con ella. Y eso es lo que se hace. Al haber un cierto descuadre no se estira la Biblia para que en ella quepa bien la Historia, sino lo contrario. Es lo que hacía la iglesia medieval.

    - Por último decir que –al margen de las disquisiciones bíblicas “apocalípticas”, que serían tema para otra conversación- la asunción efectuada del discurso oficial del estado de Israel sobre el conflicto con la población palestina y especialmente de su argumentación para amparar sus actuales “respuestas” militares y sus “colonizaciones” (en realidad, bajo mi punto de vista, expolio organizado de la propiedad ancestral de la tierra y auténtica limpieza étnica), hacen que la argumentación sobre este tema merezca, a mi manera de entender, y sin exageraciones, la etiqueta de “fascista”. Hecho que me entristece y me preocupa notablemente.

    Responde este comentario

  • ¡No a las sectas destructivas!

    16 de mayo de 2010 15:31, por Inquisición

    El antiguo testamento es un claro ejemplo de fanatismo e intolerancia.
    En los Macabeos se ordena asesinar a todos aquellos que no sean de religión judía.
    En el deuteronomio encontramos una muestra de la intolerancia sexual institucionalidas en unas leyes que en nombre de Dios ordenan el asesinato a quienes tengan prácticas sexuales promiscuas.

    En realidad las religiones no unen sino que separan. Lo peor del caso musulmán-judío es que la población civil ha sufrido una expropiación masiva y una deportación. En fin, todavía hay quien en nombre de Dios justificará lo injustificable...

    Responde este comentario

    • ¡No a las sectas destructivas!

      20 de mayo de 2010 23:09

      ¿Todo esto es en serio o el que ha escrito esto toma cosas duras como peyote o mescalito? No me creo que este escrito sea algo real, o el tal Placido esta de guasa o esta bajo los efectos de potentes drogas alucinógenas.

      repondre message

  • Que vivan las Cruzadas

    21 de mayo de 2010 10:24, por italiana

    ¡Cómo son estos palestinos! Mira que no entender que les matan y les roban por amor...

    Espero que Júpiter no prometiera a los romanos el dominio del mundo, porque como se decidan a recuperar los territorios perdidos estamos listxs.

    Desde luego, las tesis de este tío no tienen desperdicio. Se ha tragado enterito el Antiguo Testamento, uno de los textos más bárbaros e instigadores de violencia que existen.

    Responde este comentario

  • ¿Se supone que Dios es Omnipotente y Omnipresente? ¿Y resulta que en los miles de años que lleva el ser humano sobre la Tierra el único pueblo elegido es el Judio? ¿Qué clase de Dios es este tan elitista y racista? Si Dios existe, que no lo se, se supone que todos somos iguales para el, tan hijo de Dios es el palestino, como el israeli como un afroamericano de Harlem. Yo le recomendaría al que ha hecho este escrito que lea el nuevo testamento y los escritos de Martin Luther King, de Meister Echarkt, de San Juan de la Cruz le podrian ayudar mucho en su empanada mental.

    Responde este comentario

  • Resumiré lo esencial:

    Aunque antes Dios pasó por alto los tiempos de la ignorancia, en este tiempo manda a todos los hombres, en todos los lugares, que cambien radicalmente su modo de pensar y de vivir, por cuanto ha establecido un día en el que ha de juzgar al mundo con justicia por medio del Hombre a quien ha designado, dando fe de ello a todos al resucitarle de entre los muertos.

    Un Nuevo Orden Mundial completamente diferente está llegando. Los poderes de muerte que ahora gobiernan el planeta: poderes económicos, políticos, ideológicos, religiosos y espirituales, van a ser derribados.

    ¡Jesús, el Mesías, ha empezado a gobernar!

    ¡Cambiad radicalmente vuestra manera de pensar y de vivir y creed esta Buena Noticia! Es necesario nacer de nuevo, lo antiguo no sirve. Reconciliaos con él mientras es tiempo, reconoced su autoridad y entregadle vuestra vida entera.

    http://tiemposcriticos.spaces.live.com/

    Responde este comentario

  • La verdad, no sé por qué nos estamos enfadando tanto todos y todas con este escrito, cuando reúne todas las cualidades para dejar contento a todo el mundo.

    Es verdad que los argumentos son penosillos -aunque el nivel no es muy inferior a ese al que nos tienen acostumbrados "Rebelión", "Kaos en la red" o "Tortuga", ni en palabras ni en imágenes (la imágen de la niña con cartuchos de dinamita que inserta Plácido dice tan poco como esas de niñas israelíes pintando dedicatorias en misiles, de tanto éxito en nuestras webs alternativas)-.

    Ahora bien, sin argumentos penosillos este escrito fracasaría por completo. Los argumentos son tan penosillos que no nos obligan a cambiar nuestro punto de vista; pero es que, si nos obligasen a cambiarlo e ideas como éstas tuviesen un gran éxito, sería un desastre para la perspectiva de sus partidarios, porque se incumplirían sus perspectivas. Si dejásemos de combatir a Israel, y esto ocurriese a gran escala debido al éxito de ideas como éstas, se estarían incumpliendo las profecías en que se basan - con lo cual las ideas tendrían un gran éxito entre la gente a costa de ser refutadas.

    Así pues, lo penosillo de los argumentos debería dejarnos felices a todos: a los que no los tragamos, porque así seguimos sobre nuestros raíles habituales; a los que los defienden -que son unos cuantos en éste y sobre todo en otros países, esto no es una pedrada aislada del amigo Plácido- porque encontrarán confirmación de sus ideas apocalípticas en nuestra inmadura persistencia en el error.

    Por lo demás, estas ideas de salvación sobre pirámides de cadáveres no dejan de recordarme lo que escribió Elias Canetti en "Masa y poder" sobre la idea del ’superviviente’ - o el cómic para adultos "From Hell" de Eddie Campbell y Alan Moore.

    Responde este comentario

  • La tragedia palestina, al marginar la historia, obtura sus vías de solución.

    Ver en línea : El alzheimer del pueblo palestino

    Responde este comentario

    • Perdón, parece que el enlace anterior no funciona, lo intento de nuevo, o cortar y pegar:

      http://espanaisrael.blogspot.com/20...

      Ver en línea : el alzheimer del pueblo palestino

      repondre message

      • Alucino con el blog sugerido. Se lee como divisa en su portada: "Los judíos tienen derecho a un territorio en el que vivir y, de una vez por todas, dejar de ser el único pueblo perseguido en todo el mundo sin que nadie haga nada por evitarlo."

        ¿El único pueblo perseguido en todo el mundo?

        ¿Nadie hace nada por evitarlo?

        Solo con dos mentiras tan evidentes colocadas como felpudo de bienvenida al blog queda claro el pelaje del sitio.

        Por cierto que también queda claro el pelaje fascista del tal plácido. No entiendo como en esta web se permite esta propaganda de algo tan violento, genocida e inmoral como es el sionismo radical. Entiendo este tipo de alegatos en Libertad Digital y en webs de españa 2000 y similares pero no sé que hacen en una página antimilitarista.

        repondre message

      • Me llama la atención el discurso original y las respuestas del autor del artículo. Parece que se cree más listo que nadie porque él antes pensaba una cosa y ahora piensa otra. Como si todos los que no hemos cambiado de opinión con él siguiéramos en el engaño y fuésemos poco menos que gilipollas. Como si nadie le hubiera dicho nada aquí. Él a su puto rollo pasando de cualquier cosa que digan los demás. Expresándose de una forma endogámica y sectaria. Erre que erre, con las orejeras puestas y palante sin entrar en diálogo con nadie y sin tener en cuenta nada de lo que se ha dicho antes. ¿Eso es lo que aprendió en sus años de antimilitarista?

        repondre message

        • Ay que ver! Cómo cambió el autor de, por ejemplo, ’Socialismo autogestionario noviolento’...

          La verdad es que no me anima mucho entrar en diálogo con interlocutores que, agazapados tras su valiente anonimato, se despachan un estudio de 60 páginas con chistes, etiquetas, estereotipos mal aplicados e insultos, y que claramente no han puesto el más mínimo interés en comprender, brutalmente atrapados por sus prejuicios y ’raíles habituales’ (Hago una excepción contigo porque creo que te conozco).
          El único que se tomó alguna molestia y dio la cara fue Pablo, al cual en privado respondí (otra cosa es que no le satisfaciera la respuesta); nuestras conversaciones vienen de lejos, sostenemos premisas de fondo diferentes, por lo que inevitablemente la lectura de la historia y las conclusiones también son diferentes, nos queda intentar convivir -e incluso apreciarnos- con cosmovisiones encontradas.

          ¡Eso es el pluralismo! ¿qué difícil, eeeh? El mundo está lleno de personas con cosmovisiones encontradas y/o irreconciliables, de múltiples signos y colores, que les llevan a opciones de vida y decisiones encontradas y/o irreconciliables... el conflicto y la confrontación es inevitable, siempre lo ha sido, y siempre lo será mientras dure esta historia, sólo podemos elegir cómo lo vamos afrontar. Por si a alguien no le quedó clara la complejidad de la visión que expongo en mi ensayo, mi opción en este punto como seguidor de Jesús es la novilencia evangélica, que no es no responder con violencia al adversario o enemigo, o responder con tácticas noviolentas, sino responder con el bien al mal. Desde luego ni Israel ni ningún otro país están por esa labor, lo cual no quiere decir que todas las violencias merezcan la misma valoración moral, eso pretende mostrar mi ensayo desde al menos dos instancias: no que legitime la violencia, sino que no valoro igual las diferentes violencias en conflicto... Y no se me escandalicen vuesas mercedes hipócritamente por esto que acabo de decir, ¿acaso en este foro se valora igual por ejemplo la violencia imperialista que la antiimperialista, la del nacionalismo español que la de otros nacionalismos, la de Chávez que la de Uribe...? Mi tesis iba precisamente a cuestionar el pensamiento común en este foro de que la violencia árabe-musulmana es menos mala, incluso buena, respecto a la de Israel.

          Por cierto, a pesar de estar en la antípodas de mi posición, a Tortuga le honra precisamente su respeto por la libertad de expresión, que a algunos veo molesta. ¿no es precisamente esa intolerancia con los que piensan distinto una de las notas que caracterizan el sectarismo? Estos foros también tienen sus dogmas incuestionables, su ortodoxia, su sagrado magisterio, sus prejuicios... Sólo hay que tocar ciertas teclas para que esto quede en evidencia. Es como el olor del sobaquillo, todos se dan cuenta menos el que lo lleva encima. Uno no sabe bien lo que es una secta hasta que no sale de ella. Y las hay no sólo religiosas, también ideológicas, de todos los signos... Yo no soy más listo que nadie, pero he conseguido salir ya de varias sectas, de muy distintos pelajes ideológicos y religiosos, y he aprendido algunas lecciones, y me siento un poco más libre siguiendo exclusivamente a aquel que dijo ’si vosotros permanecéis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos, y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres’. En este caso el orden de los factores es muy importante, sí altera el producto... Algunos quieren ser libres y llamarse cristianos desechando selectivamente las palabras de Jesús que no encajan con sus propios esquemas, en lugar de convertirse a Jesús pretenden convertir a Jesús a sí mismos.

          En fin, es obvio que tenemos un conflicto, cada uno va encontrando sus posiciones, un servidor quería sólo no dejar de aportar una información vital que está obligado a proclamar.
          Pero tranquilos, seguramente soy sólo un psicópata refugiado en la religión bajo los efectos de potentes drogas alucinógenas. Saludos a todos.

          repondre message

  • Creadores de pensamiento pro-israelí 1

    25 de mayo de 2010 21:09, por P

    Think-tank israelí llama a reprimir a críticos de Israel

    Pero admite que tienen razón

    James Marc Leas
    Counterpunch

    Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

    Mientras un informe de un think-tank israelí ha sido ampliamente condenado [1] por propugnar que el gobierno israelí utilice sus servicios de inteligencia para atacar y sabotear a defensores no violentos de los derechos humanos, vale la pena estudiar en detalle el informe ya que está repleto de admisiones de características ilegítimas del gobierno israelí que trata desesperadamente de proteger.

    El informe: “Creando un cortafuegos político contra la deslegitimación de Israel”, es el producto de un año de trabajo de un grupo de investigadores del Instituto Reut basado en Tel Aviv [2] e incluye contribuciones de más de 100 individuos en Israel, el Reino Unido, y EE.UU. Aunque el gobierno israelí no ordenó el informe, funcionarios de Reut hicieron una presentación en PowerPoint: “El desafío de deslegitimación para la seguridad nacional de Israel” al gabinete israelí en febrero de 2010 y a una amplia conferencia de funcionarios gubernamentales israelíes en marzo de 2010.

    El informe describe la “nueva amenaza estratégica” creada por la “deslegitimación fundamental” del gobierno israelí por los activistas por los derechos humanos.

    Pero el informe también:

    * Valida dos de las tres demandas de la campaña de BDS, Boicot, Desinversión y Sanciones: por la terminación de la ocupación y por la igualdad de derechos de todos los ciudadanos árabes palestinos de Israel.

    * Admite la preocupación de que Israel se convertirá en un Estado paria si no termina con la ocupación y asegura la igualdad de derechos

    * Afirma que “un compromiso serio y consistente para terminar la ocupación” y “con la igualdad y la integración de sus ciudadanos árabes” es esencial para combatir la deslegitimación.

    * A pesar de los puntos mencionados, afirma que la demanda de derechos iguales conlleva “la eliminación de Israel,” y por ello, la provisión real de derechos humanos es incompatible con la continuación de la existencia del gobierno israelí.

    * Admite que el gobierno israelí necesita la capacidad de seguir lanzando unilateralmente “duros” ataques militares.

    * Admite que la crisis de deslegitimación “inhabilita” la libertad del gobierno israelí de lanzar tales ataques militares.

    * Admite la importancia crucial de que el gobierno israelí supere esa crisis para restaurar su libertad desenfrenada de actuar con medios militares.

    * Admite que en el pasado el gobierno israelí tuvo éxito en el uso de acciones de paz para obtener la legitimidad que necesitaba para su próxima guerra.

    * Admite que las ampliamente publicitadas retiradas del Líbano en el año 2000 y de Gaza en 2005 no fueron efectivas para lograr la legitimidad para su ataque contra el Líbano en el año 2006 o su más reciente ataque masivo contra Gaza.

    * Admite que el fracaso de esas acciones de paz en el intento de lograr legitimidad para el ataque contra Gaza tuvo consecuencias que aceleraron la deslegitimación. Admite que “después de la Operación Plomo Fundido”, la intensa crítica al gobierno “fue expresada en el informe Goldstone y en acciones legales contra oficiales de IDF [ejército israelí] y políticos israelíes.” Admite que las acciones legales restringieron la libertad de viajar de militares y dirigentes políticos de Israel “debido a la aplicación de la jurisdicción legal universal”.

    * Admite que “el mundo judío se está distanciando más de Israel” y que “la crítica a Israel prevalece más dentro del mundo judío que en el pasado”.

    * Admite que “demasiados pocos en nuestro pueblo… son capaces de responder efectivamente a las afirmaciones palestinas o a campañas que buscan la deslegitimación de la base moral para Israel”.

    * Admite que los así llamados “deslegitimadores” son una red suelta de activistas no violentos que “tienen efecto por sobre su peso”.

    A pesar de la bien merecida condena que el informe ha recibido por su propuesta de atacar a defensores de los derechos humanos, las admisiones contenidas en el informe, tomadas en su conjunto, lo convierten en un valioso recurso: mediante esas admisiones el Instituto Reut presenta al gobierno israelí como esencialmente un Estado delincuente que tiene que “revisar” sus métodos para mantener su capacidad de seguir siéndolo. Pero los métodos desesperados que recomienda el Instituto Reut corren el riesgo de acelerar su decadencia en legitimidad, como sucedió cuando guardias fronterizos israelíes negaron a Noam Chomsky el ingreso a Cisjordania el 16 de mayo de 2010. [3]

    La creciente represión de los activistas y de las organizaciones por los derechos humanos

    Identificando a los activistas por los derechos humanos en ciertas ciudades como catalizadores que crean sus problemas de legitimidad, el informe Reut recomienda que el gobierno israelí utilice sus servicios de inteligencia para reprimir a los activistas por los derechos humanos en Londres, Toronto, Madrid, y en el Área de la Bahía de San Francisco. Si es implementada, esa política extendería la represión de grupos no violentos por los derechos humanos que el gobierno israelí realiza dentro de Israel y en los Territorios Palestinos Ocupados (TPO) a gente y grupos en países que están más allá del control nominal del gobierno israelí.

    En una reciente entrevista el corresponsal de Haaretz Gideon Levy describió los esfuerzos “sistemáticos” del gobierno israelí por reprimir las actividades de activistas por los derechos humanos en Israel y los TPO.

    “En el último año hemos visto verdaderas grietas en el sistema democrático de Israel. [Las autoridades han estado] tratando de impedir que los manifestantes lleguen a Bilín [una aldea de Cisjordania, escena de frecuentes protestas contra el muro de Israel]. Pero también existe un proceso de deslegitimación de todo tipo de grupos y [organizaciones no gubernamentales] y para silenciar realmente numerosas voces. Es sistemático –no es algo ocasional. Las cosas se vuelven mucho más difíciles. Lo hicieron con “Rompiendo el Silencio” [un grupo de soldados críticos de la Ocupación] de un modo muy feo pero muy efectivo. Actualmente “Rompiendo el Silencio” apenas puede elevar su voz. E hicieron lo mismo con muchas otras organizaciones, incluido el Movimiento Internacional de Solidaridad, que son descritas en Israel como enemigas.”

    El 5 de abril de 2010, el New York Times publicó un artículo de Isabel Kershner, “Grupos israelíes por los derechos se consideran como sitiados”, que confirmó el informe de Levy y demostró que las preocupaciones del Instituto Reut sobre la deslegitimación fueron bien recibidas al nivel más alto del gobierno israelí. En su artículo, Kershner describió el “entorno cada vez más hostil” en el que diversas destacadas organizaciones israelíes por los derechos humanos se ven obligadas a operar. Además, Kershner informó que el primer ministro Benjamin Netanyahu había identificado “la deslegitimación de Israel en el extranjero” como “una importante amenaza estratégica”. Refiriéndose a grupos internacionales por los derechos que han criticado a Israel, como ser Human Rights Watch, Kershner cita a un alto asistente de Netanyahu quien dijo que el gobierno israelí iba “a dedicar tiempo y personal al combate contra esos grupos”. En concordancia con esa declaración, una nueva propuesta de ley dentro de la Knéset [parlamento] israelí silenciaría el trabajo de las ONG por los derechos humanos basadas en Israel, involucradas en esfuerzos por procesar a responsables israelíes por “violaciones del Derecho Humanitario Internacional, o crímenes de guerra”.

    Por lo tanto, al nivel más alto, el gobierno israelí reconoció la amenaza estratégica planteada por la pérdida en la legitimidad del gobierno israelí y, en concordancia con el Informe Reut, declaró que ha comenzado la guerra por la legitimidad contra críticos de los derechos humanos en el interior y en el ámbito internacional.

    Identificación de los “deslegitimadores” de Israel

    En concordancia con la estrategia tradicional de dividir y gobernar, el informe Reut distingue entre aquellos que sólo “critican” las políticas israelíes y los que “deslegitiman” al Estado, invitando a la represión contra los “deslegitimadores” mientras propugna la relación con “críticos” menos severos. Según el informe, los deslegitimadores incluyen a los que: (1) señalan en particular al gobierno israelí por no cumplir con el derecho internacional y tratan de responsabilizar a sus dirigentes políticos y militares bajo la jurisdicción universal; (2) califican los recientes ataques militares israelíes contra palestinos y países vecinos de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad, o agresión; (3) describen los asentamientos israelíes en los territorios ocupados como “ilegales e inmorales”; (4) exigen el fin de la discriminación contra palestinos dentro de las fronteras de Israel de 1967; (5) critican el bloqueo israelí de Gaza como castigo colectivo ilegal; (6) califican al gobierno israelí de “Estado paria, de apartheid”; (7) se niegan a aceptar el “derecho a existir” de Israel” [4] o el derecho del pueblo judío a la autodeterminación; o (8) piden una solución de un solo Estado al conflicto israelí-palestino.

    Según el informe Reut, esos “deslegitimadores” también incluyen a los partidarios de la campaña de BDS. El movimiento BDS fue inspirado por el movimiento por los derechos civiles de EE.UU. el boicot de la uva de los Trabajadores Agrícolas Unidos, y las campañas de boicot, desinversión y sanciones contra el apartheid sudafricano. Se había estado reforzando fuera de Israel y los Territorios Ocupados durante varios años y fue revigorizado en 2005 cuando cientos de organizaciones no gubernamentales palestinas llamaron a los activistas a concentrar sus esfuerzos en tres objetivos concretos: (1) terminar con la ocupación y colonización por Israel de tierras adquiridas por la fuerza en 1967 y desmantelar el muro; (2) igualdad de derechos para todos los ciudadanos árabes palestinos de Israel; y (3) permitir el retorno de refugiados palestinos a sus casas y aldeas dentro de Israel y de los TPO. Esas demandas fueron elegidas, en parte, porque cada una de ellas se apoya íntegramente en instrumentos legales internacionales y en normas legales consuetudinarias vinculantes para el gobierno israelí.

    Mientras la división de la oposición es crucial para la estrategia propuesta por el Instituto Reut, la estrategia tendría un efecto contraproducente si los trabajadores por los derechos humanos bajo ataque son capaces de mantener la unidad y se rechazaran las tácticas ilegítimas con campañas de amplia base para defender a cualesquiera trabajadores por los derechos humanos que se encuentren bajo ataque.

    La pérdida de legitimidad de Israel: Costes estratégicos para Israel

    El informe deja en claro que el restablecimiento de la reputación global y de la legitimidad de Israel no es sólo un asunto de orgullo israelí, sino también una necesidad estratégica. El informe Reut declara:

    “En los últimos años, Israel ha sido objeto de críticas cada vez más duras en todo el mundo, lo que lleva a una erosión de su imagen internacional, y demanda un precio estratégico tangible. (pár. 1)”

    El informe detalla los amplios costes políticos y militares sufridos por el gobierno israelí como resultado del progreso que los “deslegitimadores” supuestamente hacen hacia la “identificación de Israel como Estado paria.” (pár. 106)

    1. Capacidad de hacer la guerra

    El informe señala que la crisis de deslegitimidad “inhabilita la opción unilateral de Israel al limitar el uso de la fuerza militar.” (pár. 106). Por lo tanto, el informe admite su preocupación de que por haber “llegado a representar violencia, agresión, desdeño por los derechos humanos, etc.” (pár. 120) la capacidad del gobierno israelí de actuar por su propia cuenta para lanzar más ataques contra países vecinos y más bombardeos de civiles que viven bajo la ocupación es limitada por la pérdida de legitimidad del gobierno israelí.

    Mientras esto constituye una fuente de profunda preocupación para el Instituto Reut, si es así, es ciertamente una fuente de cauteloso alivio para otros.

    2. Debilitamiento de la capacidad de utilizar acciones de paz a fin de buscar la legitimidad para futuras guerras.

    En conexión con su discusión del mantenimiento de la opción “unilateral” para ataques militares, el informe incluye sorprendentes admisiones sobre las decisiones de Israel de retirar sus fuerzas militares del Líbano y de Gaza. Según el informe, el gobierno israelí utilizó sus retiradas del Líbano y de Gaza para obtener legitimidad para futuras “reacciones militares duras.” El informe dice

    “Las retiradas unilaterales de Israel del Líbano (mayo de 2000) y de Gaza (agosto de 2005) reflejan una lógica de que, ante la ausencia de un socio para un proceso político, Israel podría retirarse unilateralmente a una frontera internacional reconocida, y asegurar así la legitimidad internacional para reacciones militares duras en caso de futuras provocaciones a través de la frontera. Se esperaba que la combinación de fuerza militar y de legitimidad internacional creara una disuasión efectiva.” (pár. 106)

    Como tal, el informe admite que el gobierno utilizó acciones de paz para “obtener [la] legitimidad internacional” necesaria para dar al gobierno mayor latitud para involucrarse en operaciones militares duras. Pero el informe señala que esta estrategia fue sólo “parcialmente exitosa” durante la Operación Plomo Fundido, cuando fuerzas militares israelíes atacaron duramente a la población civil en Gaza y provocaron una intensa crítica internacional.

    3. Discriminación y segregación dentro de Israel

    Según el informe, la crisis de legitimidad podría “contravenir la discreción soberana israelí e internacionalizar el tema de los ciudadanos árabes de Israel.” (pár. 106). Por lo tanto, el informe admite que la crisis permite la participación internacional en la discriminación sistemática por el gobierno contra las poblaciones no judías dentro de Israel.

    Organizaciones por los derechos humanos, dentro y fuera de Israel, han criticado la falta de igualdad de derechos en Israel, incluyendo la segregación y discriminación tanto de jure como de facto contra los ciudadanos árabes de Israel en el lugar de trabajo, en las escuelas, y en toda la sociedad israelí. En un documento sobre la legitimidad, es notable que el informe Reut no mencione los numerosos instrumentos legales internacionales que especifican que la provisión de igualdad de derechos es obligatoria para la legitimidad, incluyendo la Carta de la ONU, la Resolución 181 de la Asamblea General de la ONU, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

    El informe identifica como deslegitimadores a los que piden igualdad de derechos y a los que respetan el derecho de los refugiados palestinos a retornar a sus casas dentro de las fronteras de Israel de 1967. Según el informe, esas demandas conllevan “la eliminación de Israel”:

    “Los deslegitimadores presentan un conjunto de demandas a Israel que en su conjunto equivalen a la eliminación de Israel o al rechazo del derecho de los judíos a la autodeterminación. Por ejemplo, piden ‘el retorno de refugiados palestinos individuales a sus casas’ o ‘derechos plenos e iguales para la minoría árabe en Israel’. (pár. 102)”

    Junto a la igualdad de derechos, el derecho de los refugiados al retorno es uno de los artículos más fundamentales del derecho internacional, apoyado por la Cuarta Convención de Ginebra, las Regulaciones de La Haya de 1908, la Resolución 181 de la Asamblea General de la ONU, la Resolución 242 del Consejo de Seguridad de la ONU, y el Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos. [5]

    Al afirmar que el respeto a los derechos palestinos, sea como refugiados o como ciudadanos israelíes, llevaría a la “eliminación” del Estado israelí, el Instituto Reut da su sello de aprobación al punto de vista de que los apuntalamientos del gobierno israelí son incompatibles con derechos humanos universalmente aceptados, codificados en instrumentos básicos del derecho internacional. Por lo tanto, sin proponérselo, el Instituto Reut presta su voz autoritativa a los defensores de los derechos humanos que condenan la forma discriminatoria israelí de gobierno como fuera de la ley y por lo tanto ilegítima.

    4. La ocupación

    Al discutir la ocupación, el informe señala que el gobierno israelí enfrenta un “problema” que amenaza su seguridad nacional:

    “Todo territorio del que se retire Israel será utilizado como plataforma para actividades militares hostiles en su contra. Esta amenaza aumentará si el Estado palestino controla su propio espacio aéreo y fronteras. Según esta lógica, Israel debe retener el control en Cisjordania, y potencialmente renovar su control sobre Gaza.” (pár. 108)

    Sin embargo, el informe también reconoce la fuerza de ciertos argumentos prácticos a favor de la terminación de la ocupación:

    “La lógica política de Israel: Irse –Si Israel no termina su control sobre la población palestina en Cisjordania o vuelve a ocupar Gaza, las tendencias demográficas erosionarán la legitimidad fundamental de Israel, y terminarán por convertirlo en un Estado paria. Como tal, Israel debe terminar urgentemente su control de Cisjordania.” (pár. 108)

    No obstante, el informe menciona separadamente el “valor fundacional” del sionismo de “soberanía, propiedad, o control del País de Israel, que representa la cuna de la civilización hebrea”. (pár. 76). El objetivo fundacional sionista de obtener, mantener, y expandir el control sobre la tierra palestina puede servir mejor para explicar la renuencia a retirarse del territorio ocupado que el pretexto sobre a la seguridad nacional.

    También es notable que un informe que se concentra en la legitimidad omita la mención de los numerosos instrumentos legales y decisiones que hacen que la ocupación israelí de territorio palestino y sirio sea ilegal e ilegítima: la continua ocupación coloca al gobierno israelí en violación de la resolución 242 del Consejo de Seguridad de la ONU, de la resolución 2625 de la Asamblea General, del artículo 2, sección 4 de la Carta de la ONU, del Dictamen de 2004 de la Corte Internacional de Justicia, y del voto 157 contra 7 de la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2006 en apoyo a los derechos del pueblo palestino a la autodeterminación y a un Estado independiente, y que subrayó la necesidad de que el gobierno israelí se retire del territorio palestino que ha ocupado desde 1967. Además, la introducción y mantenimiento de colonos en territorio ocupado palestino y sirio coloca al gobierno israelí en violación de la Cuarta Convención de Ginebra y de la Resolución 465 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. También el “asesinato selectivo” de civiles, la tortura o tratamiento inhumano de prisioneros, el cautiverio ilegal de civiles, y la amplia destrucción y apropiación de propiedad no justificada por necesidad militar y realizada ilegal y desenfrenadamente en Gaza y Cisjordania, coloca al gobierno israelí en una grave violación de la Cuarta Convención de Ginebra.

    Pero incluso el argumento práctico contra la ocupación suministrado en el informe valida el punto de vista de que la continua ocupación, más que los esfuerzos de los “deslegitimadores”, es cada vez más responsable por la pérdida de legitimidad del gobierno israelí y de que se convierta en un Estado paria.

    Responde este comentario

    • Creadores de pensamiento pro-israelí 2

      25 de mayo de 2010 21:10, por P

      5. La Campaña de BDS

      El informe señala los efectos negativos que la campaña de BDS ha tenido sobre la imagen internacional de Israel: “Aunque las implicaciones económicas tangibles de la campaña de BDS han sido limitadas, la tendencia general de su daño ha sido la estigmatización de Israel como Estado paria”. (pár. 106) Al mismo tiempo y sorprendentemente, el informe admite que dos de las tres demandas de la campaña de BDS son legítimas. Los autores del informe merecen crédito, si no por reconocer la justicia de esas demandas, por lo menos por reconocer su importancia para la legitimidad:

      “El conflicto israelí-palestino suministra la fuerza principal para la deslegitimación fundamental de Israel. Obviamente, el compromiso serio y consecuente de Israel con la terminación de la ‘ocupación’ es crítico para combatir la deslegitimación y el que no se exhiba un compromiso semejante echa leña al fuego.” (pár. 48)

      “Evidentemente, también en este caso el compromiso creíble de Israel con la igualdad y la integración de sus ciudadanos árabes es vital para combatir la deslegitimación, mientras el que no se muestre un compromiso semejante creará un terreno fértil para su cultivo.” (pár. 48)

      Sin embargo, el Instituto Reut no propugna de lleno el cambio de políticas para lograr realmente la legitimidad en esas dos áreas. El propósito expreso es simplemente combatir la deslegitimación. Algo menos que un cambio real en la política israelí es indicado por la insistencia del informe en que derechos plenos e iguales para los palestinos conlleva “la eliminación de Israel”. El informe parece sugerir que el gobierno israelí puede resolver su crisis de legitimidad mediante la simple exhibición de un compromiso hacia la terminación de la ocupación y el suministro de igualdad de derechos, pero que puede detenerse antes de realizar realmente esos objetivos.

      A pesar de esas limitaciones, las admisiones en el informe de que el gobierno israelí no cumple con los estándares legales sobre la igualdad de derechos y el fin de la ocupación validan la posición de las organizaciones y defensores de los derechos humanos.

      Fuentes reales de la crisis de legitimidad: Operación Plomo Fundido

      Durante la Operación Plomo Fundido del 27 de diciembre de 2008 al 18 de enero de 2009, aviones barcos, artillería y soldados terrestres invasores israelíes atacaron a civiles, viviendas civiles, e infraestructura civil palestina, incluyendo hospitales, escuelas e instalaciones de la ONU. Medios noticiosos mostraron dramáticos bombardeos con fósforo blanco. Evidencia reunida por investigadores de organizaciones por los derechos humanos como Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Barra Nacional de Abogados, y Médicos por los Derechos Humanos de Israel, presentaron evidencia convincente de que las fuerzas israelíes atacaron intencionalmente a civiles.

      Como resultado de la crítica mundial, generalmente inesperada, del gobierno israelí durante y después de la operación, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas lanzó una misión independiente bajo el juez Richard Goldstone para investigar violaciones del derecho internacional cometidas por autoridades civiles y militares en Israel y Gaza. Evidencia sustancial reunida por su misión de la ONU demostró que los dirigentes políticos y militares de Israel no distinguieron intencionalmente entre objetivos militares y civiles, utilizaron una fuerza desproporcionada, y atacaron a civiles violando el derecho internacional. El informe resultante, conocido como Informe Goldstone concluyó que:

      “Mientras el gobierno israelí ha tratado de presentar sus operaciones como si fueran esencialmente una reacción ante ataques de cohetes en ejercicio de su derecho de autodefensa, [6] la Misión considera que el plan fue dirigido, por lo menos en parte, contra un objetivo diferente: el pueblo de Gaza en su conjunto.” (Goldstone, pár. 1883)

      En lugar de analizar si los actos del gobierno israelí podrían haber sido ilegales y por lo tanto podrían haber contribuido a su crisis de legitimidad, el Informe Reut recomienda soluciones para impedir, controlar, y limitar las críticas atacando a los activistas por los derechos humanos que las expresan. Al realizar una defensa semejante, el Informe Reut reconoce implícitamente la imposibilidad de refutar la acusación de que los dirigentes israelíes dirigieron sus fuerzas para actuar fuera de la ley. En su lugar, el Instituto Reut trata de conservar de manera escalofriante a los responsables del gobierno israelí la libertad de actuar en lo militar sin restricciones en los ataques contra poblaciones civiles.

      Comparación con el apartheid en Sudáfrica

      Para los autores del informe, los intentos de los activistas de presentar paralelos entre las acciones del gobierno israelí y Sudáfrica del apartheid son particularmente inquietantes. En este sentido, el informe discute “el fundamento ideológico de la comparación de Israel y Sudáfrica del apartheid”:

      “Los deslegitimadores de Israel afirman que ambos casos involucran a una minoría extranjera –en ambos casos blanca, rica y poderosa– que tomó el control de tierras que pertenecían a poblaciones indígenas locales, las desposeyeron de su propiedad, y las explotaron como mano de obra con el empleo de una fuerza brutal. En los últimos años, la Red de Deslegitimación ha tenido un éxito significativo en la estigmatización de Israel como un Estado de apartheid utilizando una terminología relacionada y medios similares para conducir una campaña global en su contra.” (pár. 96)

      Por lo tanto, el Instituto Reut articula claramente el caso para la comparación. Pero el informe no intenta distinguir la conducta del gobierno israelí de la del de Sudáfrica del apartheid. Al contrario, historiadores israelíes, –incluido Benny Morris, en Righteous Victims, e Ilan Pappe, en The Ethnic Cleansing of Palestine–, confirman la violenta limpieza étnica y desposeimiento de la población indígena.

      Al destacar la seriedad de la situación para el gobierno israelí, el informe apunta a Sudáfrica y la URSS, países con poderosas fuerzas militares convencionales e inconvencionales, que fueron “derribados por la deslegitimación,” (pár. 19, 82 y 120).

      Sin embargo, el informe Reut omite la mención del hecho irónico de que aunque el sistema de apartheid fue “derribado”, Sudáfrica siguió existiendo y que ha recuperado plenamente su legitimidad después del apartheid. Se podría concluir de ese hecho que los que participaron en el movimiento mundial para terminar con el apartheid sudafricano hicieron realmente mucho por legitimar a Sudáfrica mientras que los que apoyaron el régimen del apartheid racista fueron en realidad los verdaderos “deslegitimadores”.

      Pensando en el modelo sudafricano, se podría argumentar que son partidarios del gobierno israelí como el Instituto Reut los que son sus principales deslegitimadores, mientras que los activistas por los derechos humanos quienes responsabilizan a los dirigentes políticos y militares de Israel de asegurar que el gobierno israelí se ajuste sólidamente al derecho internacional son los verdaderos legitimadores.

      Recomendaciones que probablemente erosionarán aún más la legitimidad de Israel

      Las recomendaciones del informe contribuirán probablemente aún más a la erosión de la legitimidad de Israel. Es poco probable que los llamados a “atacar”, “sabotear”, “crear un ‘precio’ por atacar a Israel”, y montar “una contraofensiva” contra defensores no violentos de los derechos humanos (pár. 124) detengan efectivamente la crítica o que refuercen la legitimidad internacional de Israel, y exponen a más severas críticas al gobierno israelí y a aquellos de sus partidarios que acepten el llamado a implementar tácticas semejantes.

      Como lo demostraron los activistas por los derechos civiles y contra la guerra de EE.UU. en los años sesenta, es probable que la recomendación del Instituto Reut de “atacar” y “sabotear” a los que se pronuncian por los derechos humanos sea contraproducente. Aunque los gobiernos estatales y federales utilizaron tácticas similares en los años sesenta y comienzos de los setenta para contrarrestar a los movimientos por los derechos civiles y contra la Guerra de Vietnam, los activistas pudieron responder con movimientos ampliamente apoyados por la libertad de expresión y campañas masivas de defensa. Como después de los tiroteos por la Guardia Nacional en Kent State y en Jackson State en 1970, esas campañas de masas fueron frecuentemente efectivas, no sólo para contrarrestar tácticas gubernamentales antidemocráticas sino también para lograr aún más apoyo para las demandas subyacentes de los activistas.

      Sin embargo, como lo demostró el ejemplo sudafricano, hay una solución aún más directa para la crisis de legitimidad que la presentada por el informe. Es decir que el gobierno israelí gane legitimidad cumpliendo con los requerimientos de la ley. Siguiendo esta actitud, el gobierno israelí ganará en legitimidad yendo más allá de la recomendación del informe Reut, poniendo realmente fin a la ocupación y asegurando la igualdad de derechos para todos los que viven bajo el control del gobierno israelí, así como implementando el derecho de los refugiados palestinos a retornar a sus casas y aldeas y respetando las limitaciones del derecho internacional contra el lanzamiento de ataques militares.

      Mientras tanto, los trabajadores por los derechos humanos que han criticado enérgicamente al gobierno israelí podrán alegrarse de que el Instituto Reut haya dado su aprobación a muchas de sus críticas, incluso si también llama al gobierno israelí a emprender una acción ilícita en su contra.


      James Marc Leas es un abogado judío especialista en Parente que es copresidente del Subcomité Palestina Libre de la Barra Nacional de Abogados (NLG, por sus siglas en inglés). Participó en la delegación del NLG a Gaza en febrero de 2009.

      El autor desea agradecer a Noura Erakat por sus valiosas contribuciones editoriales, pero la responsabilidad por el contenido es exclusiva del autor.

      Notas.

      [1] Vea “Protecting Israel’s Lawlessness with Spying and Smear Campaign,” de Naomi Klein; “Reut Institute Maps Israel’s Intelligence War Against Enemies,” de Richard Silverstein; “Israel’s new strategy: ‘sabotage’ and ‘attack’ the global justice movement,” de Ali Abunimah y su publicación de la versión original no censurada del Informe Reut; “Israel’s losing battle against the new world power,” de Cecilie Surasky y “Think tank tells Israeli government to declare war on peace groups,” también de Cecilie Surasky.

      [2] “Reut es un equipo político no partidario sin fines de lucro que suministra sus servicios gratuitamente sólo al gobierno de Israel… Son descritos como ‘muy influyentes y altamente respetados’ por Ido Aharoni, portavoz de la ministra de exteriores israelí Tzipi Livni, quien señaló que virtualmente todo ministerio clave en el gobierno ha utilizado los servicios de Reut.” http://en.wikipedia.org/wiki/Reut_I...

      [3] Ilustrativo de los riesgos es el hecho de que más de 140 medios noticiosos publicaron la historia sobre la decisión del 16 de mayo de 2010 del gobierno israelí de negar el ingreso al país al profesor del MIT Noam Chomsky para una conferencia programa en la Universidad Bir Zeit en Ramala. Un editorial en el periódico israelí Haaretz señaló que “Israel parece un matón que ha sido insultado por un intelecto superior y que ahora trata de combatirlo, arrestarlo y expulsarlo.” Un artículo en New York Times, de Ethan Bronner el 17 de mayo de 2010 citó un artículo en el periódico israelí Yediot Aharonot por el comentarista legal

      Boaz Okun: “Si se juntan, [la exclusión de Chomsky y otros desatinos recientes] pueden marcar el fin de Israel como Estado respetuoso de la ley y amante de la libertad, o por lo menos colocar un gran signo de interrogación sobre esta noción”. Un artículo en Boston Globe describió un correo electrónico de Chomsky al Globe: “Chomsky dijo que cree que se le escogió por su crítica contra Israel, así como por sus planes de hablar en una universidad palestina. ‘Estaban realizando una acción de un tipo del que nunca he oído antes, excepto en Estados totalitarios’, dijo.” Como lo describió el grupo israelí por la paz

      Gush Shalom en su anuncio semanal en Haaretz del 21 de mayo de 2010, “Los que impidieron que Noam Chomsky entrara al país – ayudaron y alentaron la campaña mundial para boicotear las universidades israelíes”. Con los amplios informes sobre el propio boicot académico del gobierno israelí contra el más destacado intelectual público del mundo, el gobierno israelí y sus partidarios pueden tener problemas en su argumentación contra el boicot como una forma de resistencia no violenta contra la ocupación, la discriminación, la agresión, los ataques contra civiles, el sitio y el castigo colectivo de Gaza, y la falta de disposición para permitir que los refugiados retornen a sus casas debido a su etnia.

      [4] Los así llamados “deslegitimadores” tienen una base sólida: la idea de que Israel, o cualquier país, tiene un “derecho a existir” contradice antiguos valores democráticos. Por ejemplo, la Constitución de EE.UU. no reconoce ningún derecho para el gobierno, incluido el derecho a existir. Según la constitución las partes del gobierno son investidas sólo con poderes; los derechos son garantizados sólo al pueblo; y esos derechos restringen los poderes del gobierno. La constitución implementa la idea articulada por Jefferson en la Declaración de Independencia en 1776 de que el pueblo está investido con derechos inalienables, que los gobiernos son creados para garantizar esos derechos, y que “los gobiernos derivan sus poderes del consentimiento del gobernado”. En la promoción de este punto de vista, la declaración establece que “cuando una larga serie de abusos y usurpaciones, que persigue invariablemente el mismo objetivo, evidencia el designio de someterlos bajo un despotismo absoluto, es el derecho de ellos, es el deber de ellos, derrocar ese gobierno y proveer nuevas salvaguardas para su futura seguridad”.

      El Informe Reut, y gran parte de la propaganda israelí, pone patas arriba la democracia occidental, promoviendo el punto de vista contrario de que es el gobierno el que tiene un “derecho a existir” y que se puede exigir que millones de personas que viven bajo el régimen de un gobierno brutal acepten ese “derecho”.

      [5] Además, el artículo 6 de la Carta del Tribunal Militar Internacional establecido en 1945 por EE.UU., Francia, el Reino Unido y la URSS definió que los crímenes contra la humanidad incluyen “la deportación y cualesquiera otros actos inhumanos cometidos contra cualquier población civil, o persecuciones por motivos políticos, raciales o religiosos.” Por cierto, al pedir el derecho al retorno de los refugiados, los defensores de los derechos humanos suministran sólo un remedio parcial para la ilegal limpieza étnica de Palestina. Además, los responsables por, y los que participaron en, las ilegales operaciones de limpieza étnica debieran rendir cuentas.

      [6] El propio sitio en Internet del Ministerio de Asuntos Exteriores del gobierno israelí muestra que el gobierno israelí ya había detenido el disparo de cohetes de Hamás con un cese al fuego del 19 de junio de 2008. Ese cese al fuego continuó siendo exitoso hasta que Israel lo violó con un ataque letal contra miembros de Hamás en Gaza el 4 de noviembre, descrito en más detalle por este autor en “Israeli Government Contradicts its own Self-defense Claim”.

      http://www.counterpunch.org/leas052...

      repondre message

      • Creadores de pensamiento pro-israelí 2

        26 de mayo de 2010 23:08, por Plácido

        ¿Cuándo podremos encontrar un informe semejante en Hamás, en Hizbollá, en la ANP, en la Liga Árabe...? ¿será posible encontrar en el mundo árabe-musulmán algún tipo de disidencia o autocrítica mínimamente pareceda a esta? ¿hallará alguien un movimiento por la paz entre los llamados ’palestinos’, o entre los países árabes-musulmanes, mínimamente equiparable al existente al interior de Israel? ¿qué les pasa a los árabes o musulmanes que se permitan hacer alguna de estas cosas?

        ’Rebelión’= creadores de pensamiento anti-israelí.

        repondre message

          • Creadores de pensamiento pro-israelí 2

            27 de mayo de 2010 15:24

            Claro, los que cuestionan el discurso pro-’palestino’ y aportan datos para ver las cosas desde otra perspectiva es que o sólo leen del cristianismo conservador de EEUU, o son dudosamente científicos si son historiadores (aunque sean catedráticos universitarios) o están pagados por Israel o EEUU (aunque sean republicanos de izquierdas). El caso es que siempre hay una etiqueta lista para deslegitimar al que no traga con la narrativa islamista sobre el conflicto de Oriente Medio. Por cierto, está bien poner un título en google y copiar la lista de resultados, pero luego hay que analizar lo que se habla ahí...

            Y por cierto, muchas veces es el fanatismo lo que provoca la ignorancia, las muchas cosas que se quieren ignorar porque ya se ha tomado una decisión previa...

            repondre message

        • Creadores de pensamiento pro-israelí 2

          27 de mayo de 2010 01:13

          Además (soy el de los enlaces de antes), me parece muy cutre la respuesta. Si te parece que el "informe" está errado desmiéntelo y aporta tus argumentos. Si no tienes argumentos, pues lo más honesto es callarse. Desviar la atención hacia un tercer tema (el "pues tú más") es un truco de mal conversador.

          repondre message

          • Creadores de pensamiento pro-israelí 2

            27 de mayo de 2010 01:33

            Y una última cosa. No es lo mismo preconizar la autocrítica y el entendimiento pacífico cuando se pertenece a un todopoderoso estado militar-nuclear apoyado por EEUU que mantiene contra las cuerdas a millones de personas pertenecientes a un pueblo sin recursos, sin estado y sin ejército, masacrándolas de vez en cuando por miles, que preconizar lo mismo desde el otro lado. Los términos medios y la búsqueda de equivalencias a menudo conducen a los peores engaños y justificaciones. Aún así hay palestinos que hacen precisamente eso, en esas condiciones casi imposibles.

            repondre message

          • Creadores de pensamiento pro-israelí 2

            27 de mayo de 2010 15:45, por Plácido

            No desvío la atención hacia el ’y tú más’, me parece que en esta conversación soy de lejos el que más argumentos ha dado, y que a mi entender nadie me ha rebatido seriamente todavía; tampoco desmiento el informe (conozco muchos más en esa línea), lo que hago es orientar la atención hacia una perspectiva más amplia y equilibrada. Por supuesto que en Israel hay opiniones encontradas respecto a cómo actuar, hay hasta un partido árabe en el parlamento israelí, hay derecha e izquierda; de hecho en el 2.000 la izquierda gobernante ofreció a Arafat prácticamente todo lo que pedía,¡y no sólo rechazó la oferta, sino que lanzó otra intifada! (contra el parecer del mismo Abbás). Ceder a los reclamos de los dirigentes palestinos no ha demostrado ayudar a la paz, al contrario, porque el objetivo real no es el establecimiento de un Estado palestino... Claro que Israel tiene su imagen internacional muy desgastada, el terrorismo palestino, sostenido por petrodólares y ayudas de la misma Europa, trabaja sin cesar para desgastar esa imagen. Pero como dijo Simón Peres cuando le hablaron de esto en una entrevista, antes que la imagen exterior su responsabilidad es la seguridad de su pueblo, la cual, repito, está amenazada por la Liga Árabe, Irán, Hizbolláh, Hamás... que niegan el derecho de Israel a existir y tienen jurado echar al mar a todos los judíos. Ese es el verdadero obstáculo para la paz. No es Israel el que se ha venido oponiendo desde 1948 a la creación del Estado palestino, sino el islamismo.
            Y ya que veo que eres una persona sin prejuicios frente a las opiniones provenientes de israelitas, te invito a considerar el artículo que publica hoy El País (nada sospechoso de cristianismo conservador estadounidense): ’El día de la nakba y el engaño’, en: http://www.elpais.com/articulo/opin...

            repondre message

            • Creadores de pensamiento pro-israelí 2

              27 de mayo de 2010 15:54, por Plácido

              Dices: ’un todopoderoso estado militar-nuclear apoyado por EEUU que mantiene contra las cuerdas a millones de personas pertenecientes a un pueblo sin recursos, sin estado y sin ejército, masacrándolas de vez en cuando por miles’.
              Para responderte a esto debo remitirte de nuevo a la primera parte de mi ensayo, junto con mucha otra gente de todos los pelajes ideológicos y religiosos/ateos no comparto para nada tu diagnóstico, en opinión, amigo, te has tragado entera la maniquea y victimista narrativa islamista. No puedo ofrecerte más argumentos si sistemáticamente pasas de cualquier argumento que no refuerce los tuyos.

              repondre message

              • Creadores de pensamiento pro-israelí 2

                27 de mayo de 2010 18:14, por D.P.

                Pues yo creo lo contrario, que eres tú el que has orientado tu opinión de una forma sesgada y parcial y totalmente acrítica. Te tragas hasta el fondo los argumentos que te interesan sin el más mínimo interés de verificarlos y rechazas frontalmente como "propaganda del terrorismo islámico financiada con petrodólares y bla bla bla la" cualquier cosa que contradiga tu fe sionista.

                No sé en qué tipo de organización andas metido, pero desde luego debe ser un lugar terrible que hace mucho daño a la gente. Me das pena.

                No tengo nada más que hablar contigo. No pierdo el tiempo con fascistas ni con paredes.

                repondre message

            • Creadores de pensamiento pro-israelí 2

              27 de mayo de 2010 21:13, por Pablo

              Bueno, si nos ponemos así el Diario El País tampoco constituye una fuente nada solvente en este tema, como en otros. Es un diario claramente pro-israelí, sobre todo últimamente. Igual que es furibundamente antichavista, y publica cada dos por tres artículos sobre Venezuela en plan acoso y derribo a Chávez, en los que se aportan datos que yo que he estado allí he podido comprobar personalmente que son completamente inventados. El País tiene intereses económicos relacionados con la oposición venezolana (un tal Cisneros, gran magnate venezolano), como también al parecer los tiene con el potente lobbie israelí en España. En España ese lobbie tiene mucha fuerza y controla varios medios de comunicación además tener muy buena mano en el gobierno español desde la llegada de Zapatero. Fruto de esa influencia es el creciente comercio entre España e Israel, en el que el comercio de armas en las dos direcciones tiene un papel muy destacado, o la creación de nuevas leyes para impedir que la Audiencia Nacional pueda juzgar crímenes de lesa humanidad cometidos fuera de España. Esta última legislación se aprobó hace muy poco, a instancias de la embajada + lobbie de Israel ante algunas causas que se habían abierto en la Audiencia Nacional en relación a posibles crímenes contra la humanidad ordenados por altas personalidades de Israel. El gobierno del PSOE mostró su sumisión a estos intereses capando su propia legislación, cosa que ni siquiera se había hecho cuando Garzón trató de detener a Pinochet, y negando dar pie a que simplemente se pudieran investigar esos hechos ¿Por qué hizo tal cosa? Cada cual tenga su conclusión. Yo tengo la mía.

              Por cierto vaya pena de debate, parece un diálogo de besugos, me da vergüenza ajena. Yo con esta puntualización me borro de aportar nada más. Salut.

              repondre message

            • Creadores de pensamiento pro-israelí 2

              2 de junio de 2010 00:39

              Entonces digo yo que si nos atenemos a la explicación de la biblia esa tan irrefutablemente verdadera Isaac Rabin debía ser un enviado por el diablo para tratar de impedir elplan de Dios de dar la tierra prometidad en su integridad a su pueblo y aniquilar a sus enemigos palestinos. hay que creer entonces que yavé envió algún héroe o juez o angel para aniquilar al inicuo rabin que quería darle a los palestinos parte de la legitima herencia del pueblo de dios, y restablecer el orden necesario para el cumplimiento de las profecias.

              repondre message

              • Creadores de pensamiento pro-israelí 2

                5 de junio de 2010 01:03, por proderechoshumanos

                Parece que el dios de la biblia sigue al frente de los ejercitos de su pueblo elegido para que pueda masacrar sin piedad a los idolatras. Ayer por tierra, hoy por aguas internacionales- Lo mismo que hacia santiago con los moros. Siempre crei en el cristianismo y en la biblia pero leo estas cosas y veo que la biblia le sienta mal a la gente y me dan asco. ¿Donde hay que firmar la apostasia?

                repondre message

  • Dear All,

    Solamente unas letras para decir que el ejercito fascista del estado de Israel acaba de atacar EN AGUAS INTERNACIONALES a dos barcos que se dirigian a Gaza con ayuda humanitaria, MATANDO A 14 PERSONAS QUE NAVEGABAN EN ELLOS.

    Quiero recordar que FUNDAMENTALISMO NO ES TERRORISMO.

    Quiero recordar que FUNDAMENTALISMO ES LLEVAR LAS IDEAS RELIGIOSAS AL TERRENO POLITICO.

    Quiero recordar que hay católicos rusos, católicos argentinos, católicos canadienses , católicos ingleses, católicos españoles, católicos sudafricanos, católicos alemanes, católicos griegos y eso no les da derecho a los católicos de las numerosas nacionalidades a reclamar EL SUR DE ITALIA POR MUCHO QUE ESTE ALLI EL VATICANO PARA CONSTRUIR EN EL SUR DE ITALIA SU NACION porque el catolicismo es una religión NO ES UN PAIS.

    LO MISMO QUE EL JUDAISMO

    Quiero recordar que ISRAEL ES UNA TRIBU DE LA QUE FORMAMOS PARTE DOCE RAMAS DE LA QUE A SU VEZ JUDÁ NO ES MAS QUE UNA RAMA DEL PUEBLO, REPITO, DE ISRAEL POR LO TANTO JUDÁ NO TIENE DERECHO A CAPITALIZAR PARA SÍ MISMO EN EXCLUSIVA LA DENOMINACION ISRAEL, QUE NO ES SOLAMENTE DEL PUEBLO DE JUDÁ SINO DE DIVERSAS RELIGIONES Y CULTURAS PRACTICADAS POR MILLONES DE CIUDADANOS EN CIENTOS DE PAÍSES Y PUEBLOS.

    Y quiero recordar QUE LOS TRAUMAS DE UNA AGRESION NO SE RESUELVEN CON OTRA AGRESION.

    Quiero recordar QUE LAS HERIDAS DEL NAZISMO CON LAS QUE TODOS NOS HORRORIZAMOS NO SE RESOLVERÁN JAMAS RESUCITANDO LAS PRACTICAS NAZIS, POR MUCHO QUE LAS PRACTICAS NAZIS SEAN AHORA EMPLEADAS POR ESE MAL CONCEBIDO Y MAL LLAMADO ESTADO DE ISRAEL.

    No a Israel. No y mil veces no. Hoy es la agresión EN AGUAS INTERNACIONALES a barcos que transportan una misión de paz. Y aunque fuesen BARCOS DE GUERRA NADA LES DA DERECHO A ATACAR EN AGUAS INTERNACIONALES.

    No a Israel. Mañana podrán atacar a nuestros propios pueblos y paises.

    Podemos hacer algo?

    Ana A.

    Responde este comentario

  • Preparaos, he empezado a escribir un libro por inspiración divina al que aún no he puesto título (estoy esperando que me lo sople dios) en el que el altísimo dice que la actual provincia de Alicante es la tierra de los pelirrojos con ojos azules.
    Ya podéis ir dejando sitio... Es la voluntad de Dios, ¡qué le vamos a hacer!

    Responde este comentario

  • Despedida y cierre

    13 de junio de 2010 13:21, por Plácido

    A la vista no sólo de los comentarios a mi ensayo, sino también de la orientación general de este sitio respecto del tema en cuestión, no me queda decir mas que, si alguien quiere cuestionar o debatir desde un interés sincero por comprender la posición que represento, mi dirección es placidoobed@gmail.com

    En cuanto a los etiquetadores prejuiciados, los burlones y los despreciadores: aún los bits de vuestros comentarios que se hay pegado a mi ordenador, los sacudo contra vosotros. Pero de todos modos sabed esto:

    1) Aunque Israel como nación fue parcial y transitoriamente desgajada del Pueblo de Dios y permanece en rebeldía contra Dios y su Rey Jesús, Dios está comprometido en fidelidad con él, y está usando su misma rebeldía y las consecuencias de su rebeldí para guiarle a reconocer a su Rey. Israel como nación ha sido duramente disciplinado por Dios a lo largo de la historia, y todavía le queda lo más duro antes de su restauración, pero ¡ay de aquellos que se meten por en medio cuando un padre está corrigiendo a su hijo! ¡ay de aquellos que se atrevan a maldecir a su pueblo, y aún actuar contra él!

    2) el Dios vivo y verdadero ha entregado a su Hijo Jesús el gobierno del mundo, y viene muy pronto para establecerlo y juzgar TAMBIÉN a todas las demás naciones. Esto es lo que debería preocuparos y ocuparos, porque viendo disciplina recibida por el hijo predilecto, ¡cómo será la de los demás!

    Responde este comentario

    • Despedida y cierre

      13 de junio de 2010 18:25

      Este es uno de los peores y más soberbios comentaristas que he visto en mucho tiempo. Ni lee ni escucha nada de lo que le dicen. En su endiosamiento se cree tan en posesión de la verdad única que se la suda lo que le digan y repite contra viento y marea su discurso a todas luces fuera de contexto y de auditorio. Encima es tan perdonavidas de sugerir a los demás , todos nosotros pobres engañados tan lejos de la Verdad, que si tenemos algún tipo de honestidad vayamos a hablar personalmente con él para que nos lo explique más despacio y nos saque del error.

      Se arroga ser una especie de nuevo apóstol del cristianismo que se “sacude los bits que se le pegan a su ordenador”, refiriéndose a las críticas que recibe, e imitando el mandato de Jesús a sus discípulos de “donde no os recibieren sacudid polvo de vuestras sobre ellos sobre ellos al salir, que ya dios los castigará peor que a los de Sodoma y Gomorra”. Sin embargo Jesús envió a sus discípulos a predicar una Buena Noticia de paz, de justicia, de reparación para los pobres y presos, de perdón, de igualitarismo y de esperanza, tal como se explica bien en el sermón de la montaña (aquel de poner la otra mejilla). Este señor no anuncia en nombre de Jesús de Nazaret sino en nombre de un falso dios bárbaro “de los ejércitos” que exige holocaustos, dolor, sangre y genocidios para que se cumplan sus supuestas e inhumanas profecías escritas por nacionalistas de Israel hace miles de años en su libro fetiche y símbolo de su nacionalismo excluyente. Por cierto una religión y un discurso perfectamente maridado con la peor cara del capitalismo y con las ideologías políticas fascistas que actualmente más se empeñan en perpetuar y justificar las guerras y las injusticias.

      Digno de lo más rancio de las sectas “evangélicas” neocon, las que ayudaron a Bush a desarrollar sus guerras contra países pobres y las que lanzan cruzadas contra los herejes y disidentes de sus estrechas e inquisitoriales morales. Me alegro de la despedida y cierre, que Dios (el Dios del amor y no el de los ejércitos) quiera sea definitiva y a todos los efectos. Vaya con Dios señor Plácido y no se lleve ni polvo ni bits que le amarguen aún más de lo que está.

      repondre message

  • Cierre sin despedida

    14 de junio de 2010 17:23, por Crates

    Bueno, esta despedida y cierre nos deja a unos cuantos con perspectivas peores que la de morir de hambre en un guetto, ser gaseado en un campo de concentración o tener una imagen pública vinculada a una película tan mala como “La lista de Schindler” (’si lo que se le hizo’, etc.). Dado mi masoquismo, para mí no es mala perspectiva; y, por otro lado, lo dicho, alguien tendremos que dejar de convertirnos para que se cumpla la profecía del cerco sobre Israel y contar entre los muertos de la tribulación, etc.

    De todas formas, a mí también me gustaría dejar una cita como cierre. Un antiguo discípulo instó al filósofo Spinoza a que abandonase su confianza en la razón y siguiese, con él, el camino de la fe cristiana. La instancia fue larga y la respuesta de Spinoza recogida en su correspondencia no fue breve, pero después de que se haya utilizado como argumento de la ‘despedida y cierre’ la amenaza de castigos pavorosos, me parece adecuado traer a colación este fragmento de la respuesta -tomado de la edición de Alianza (LB) de la correspondencia de Spinoza-:

    Más suponga usted que todas las razones que usted aduce están únicamente a favor de su credo. ¿Cree usted que demuestra matemáticamente con ello la autoridad de dicho credo? Y como está lejos de ser así, ¿por qué pretende entonces que yo crea que mis demostraciones están inspiradas por el Príncipe de los espíritus malignos, y las suyas, en cambio, por Dios, especialmente cuando veo, y su carta lo pone de manifiesto, que usted se ha hecho esclavo de esta Iglesia, no tanto guiado por el amor de Dios, cuanto por el miedo del infierno, que es la única causa de superstición? ¿Consiste su humildad en no confiar nada en usted, sino en otros, que son condenados por muchísimos otros? ¿O acaso atribuye usted a arrogancia y soberbia el que yo use de la razón y descanse en esta verdadera palabra de Dios, que existe en la mente y que nunca puede ser depravada ni corrompida?

    Deseche esa mortífera superstición y reconozca la razón que Dios le ha concedido y cultívela, si no quiere ser contado entre los brutos. Deje de llamar misterios a los errores absurdos ni confunda torpemente las cosas que nos son desconocidas o que aún no hemos descubierto con aquellas que se demuestra que son absurdas, como lo son los horribles secretos de esa Iglesia que, cuanto más repugnan a la recta razón, más cree usted que transcienden al entendimiento.

    Responde este comentario

  • Hola a todos:

    Para quien no me conozca, soy Dios, y me he leido muy detalladamente el informe que escribe este hombre. Lo que me he podido reir, que sentido del humor tienes jodio. Espero que sigas escribiendo, tienes un gran talento para la comedia.

    Responde este comentario