Administración Enlaces Contacto Sobre Tortuga

El arzobispo castrense arenga a los guardias civiles: “¡Ánimo, no estáis solos!”

Jueves.12 de octubre de 2017 94 visitas Sin comentarios
Solo le faltó decir: ¡a por ellos, oé, oé! #TITRE

Por Laicismo.org

…el Obispo Castrense ha considerado que la devoción que profesan los guardias civiles por la Virgen del Pilar es “el mejor estímulo en el fiel cumplimiento del deber”.

El arzobispo castrense, Juan del Río, ha ensalzado este domingo el papel de la Guardia Civil ante el desafío del independentismo catalán y, sin citarlo, ha lanzado un mensaje directo al Gobierno de Puigdemont en vísperas de que el Parlament pueda declarar la independencia: “Siempre puede haber un camino de vuelta a la legalidad y la concordia dentro del marco Constitucional que nos hemos dado los españoles”.

Así se ha expresado monseñor Del Río durante la homilía que ha pronunciado en la celebración de la misa en honor de la Virgen del Pilar, patrona del Cuerpo. Sus conciliadoras palabras revisten un especial simbolismo al pronunciarlas en Toledo, escenario del Concilio en el que se selló la unidad espiritual y territorial del Reino Visigodo de España (año 589). También por las críticas que han recibido las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado desde posiciones nacionalistas por su actuación para impedir el referéndum ilegal el pasado domingo.

“Vosotros queridos guardias civiles, junto con la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, sois los llamados ‘centinelas de la paz’ en palabras de San Juan Pablo II. Como servidores del orden público estáis dando lo mejor de vosotros mismos. Sabed que, como Obispo de esta Iglesia particular castrense, contáis con todo mi apoyo y afecto, así como el de vuestros capellanes, los pater. Admiro y valoro vuestra vocación, profesionalidad, entereza y entrega de cada día. Tengo muy presentes los sacrificios y sufrimientos de vuestras familias y me solidarizo con ellas. Me siento orgulloso de lo que sois y de lo que hacéis en favor de toda la sociedad española, sin sectarismo alguno: ¡Ánimo, no estáis solos!”, ha destacado.

Estableciendo un cierto paralelismo con el salmo del día -“Dios de los ejércitos, restáuranos, que brille tu rostro y nos salve”-, Juan del Río ha calificado de ‘sabia’ la descripción que en su mensaje a la nación hizo el Rey Felipe VI acerca de los “momentos críticos por los que atraviesa España” por el órdago secesionista. “Este versículo del salmo responsorial refleja los anhelos de salvación del pueblo elegido, que se encontraba en una encrucijada vital y social. Algo parecido nos sucede a nosotros”, ha indicado el prelado, que ha pedido “la intercesión de la Madre de Jesús para que superemos las actuales adversidades”.

En su homilía, Del Río ha rescatado palabras de la instrucción pastoral de noviembre de 2006 -bajo el título Orientaciones morales ante la situación actual de España– en la que la Conferencia Episcopal reconoció la “legitimidad de las posiciones nacionalistas que, sin recurrir a la violencia y por métodos democráticos, pretendan modificar la unidad política de España”, siempre que esas propuestas estén justificadas “con referencia al bien común de toda la población directa o indirectamente afectada”. En este sentido, se ha preguntado retóricamente por las razones actuales que justifiquen la “ruptura de los vínculos” -familiares, profesionales, intelectuales, económicos…- que la coexistencia de Cataluña en el Estado español ha propiciado durante estos siglos.

De otro lado, el Obispo Castrense ha considerado que la devoción que profesan los guardias civiles por la Virgen del Pilar es “el mejor estímulo en el fiel cumplimiento del deber”. “Tampoco es algo pasado de moda, como nos quieren hacer ver los enemigos de la religión, sino que potencia los valores básicos en los que se funda la Benemérita y que se resumen en el lema de la Guardia Civil: ‘El honor es mi divisa”, ha defendido.

LAICISMO.ORG · FUENTE: EL INDEPENDIENTE ·

Tomado de http://kaosenlared.net/arzobispo-ca...

Nota: los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación.